AnálisisPC

Mana Spark – Análisis PC

Un nuevo punto de vista al género Rogue-lite

La industria del videojuego es algo que siempre me ha fascinado. Crear lo que desees y ofrecer una experiencia única en cada título. Pero hay algo que me impresiona incluso más: coger un concepto y darle la vuelta para concebir algo nunca imaginado. Y esta vez le ha tocado a un género exclusivos de los indies, como son los Rogue-lite. Cuando pienso en ellos, se me vienen a la cabeza siempre el mismo título: The Binding Of Isaac. Muchas horas de juego, cientos de objetos y decenas de enemigos diferentes. Parecen características inamovibles en los Rogue-lite y presentes en todos sus sucesores.

Eso pensaba yo hasta que llegó a mis manos Mana Spark. Se trata de una obra creada por Douglas Oliveira y Ed Freitas, bajo la desarrolladora brasileña BEHEMUTT. Y, en pocas palabras, es un pequeño Rogue-lite. Pero espera. Estoy hablando literalmente: pequeño. Cogiendo todas las bases del género y simplificándolas hasta los límites para crear una joya en bruto. ¿Quién dijo que los Rogue-lite deberían durar miles de horas?

Vamos a ser claros. Mana Spark tiene una historia corta y sencilla. Únicamente para ponerte en contexto y definirte un objetivo. FIN. No pido más. La historia comienza en un mundo donde existen dos clases de personas. Por un lado las que han sido tocados por el Maná y usan magias. Y por otra parte, las que no. Si nos remontamos 200 años en nuestra historia, no nos sorprenderá lo que ocurre. Obviamente, los no bendecidos son usados como esclavos o asesinados. Pero nuestro protagonista genérico nº1, un arquero, consigue escapar de este cruel destino. Perdiéndose en las profundidades del bosque y encontrando unas ruinas. Nuestra misión es explorarlas y averiguar que hay en el fondo de ellas. ¿Por qué? La respuesta es sencilla: ¿por qué no?

En cuanto al apartado visual, nos encontramos con un vistoso pixel art en 8-bits muy inspirado en los videojuegos de los 80, con una estética muy parecida a títulos ya visto, como Crawl o el famoso Titan Souls. Es más, no solo tiene un aspecto muy parecido a Titan Souls, sino también algunas de sus mecánicas.

Pese a la estética retro de 8-bits, todos los enemigos son característicos y diferenciales.

Todo ello acompañado de una banda sonora que pasa sin pena ni gloria. Una melodía por cada una de las tres zonas, una para los bosses y otra para el campamento. Es decir, cuatro canciones muy tranquilas y relajantes para las etapas intermedias, y una canción para TODOS los bosses. Para un estudio tan pequeño, no pido un soundtrack a la altura de Martin O’Donnel. Pero, por lo menos, en el enfrentamiento final esperaba algo diferente. Algo que te llame la atención. Que te empuje para adelante. Que te haga creer que este es el último escalón de tu aventura.

Ahora muchos se estarán preguntando como es realmente Mana Spark. Y la mejor definición es que se trata de un Rogue-lite simplificado. Es decir, han cogido todas las características clásicas del género y las han comprimido. Los mapas son bastante pequeños, lo máximo que he visto son 9 habitaciones. La gestión de recursos se basa en coger monedas para la tienda y runas, las cuales no tendrán efecto en la run. Los controles también han sido minimizados, con el ratón para apuntar y disparar, la barra espaciadora para esquivar y la tecla Q para usar el activo equipado. Y por último, los tradicionales poderes que te mejoran, los cuales sumándolos todos no alcanzaran los 40. Cabe destacar que al resumir tanto, no ha habido espacio para las sinergias de poderes y los modificadores de disparo son mínimos.

Incluso el número de personajes ha disminuido: Mana Spark solo tiene tres. Pero estos tres personajes están muy bien diferenciados y cuentan con estilos de pelea totalmente distintos.

Arquero: Posee un daño normal y un salto para esquivar, pero tiene el problema de tener que estar quieto para tirar.
Ballestera: Destaca por una alta velocidad de disparo y poder moverse mientras ataca, pero carece de daño. Lo cual se suple con tres dashes que se recargan con el tiempo.
Guerrero: Mucho daño usando una espada pero con la desventaja de tener que acercarte al enemigo. Por ello nuestra habilidad de esquivar consiste en alzar un escudo para protegernos.

Aun así, lo que más me ha llamado la atención es la pool de poderes, la cual es la misma para todos pero, dependiendo del personaje que elijamos, se añadirán algunos poderes exclusivos. Además cada personaje tendrá una activa propia. Pasando por el ojo muerto del arquero, que te permite parar el tiempo y disparar al más puro estilo Red Dead Redemption, hasta el carcaj ampliado de la ballestera, con el que podrás disparar continuamente durante unos segundos. Sin duda una idea renovadora y que le aporta personalidad a cada personaje.

Las activas exclusivas de cada personaje son vitales para avanzar en las ruinas.

Y ahora que conocemos ciertos componentes de Mana Spark, tenemos que explicar el concepto más importante: La Mazmorra. El mapa está dividido en pisos y separados a su vez en salas. Estas salas pueden ser de tres tipos. Las más abundantes son en las que hay enemigos. Después tendremos bosses opcionales, los cuales podemos luchar contra ellos o no para conseguir un poder. Y finalmente los altares de sangre, en donde deberemos quitarnos corazones hasta quedarnos con únicamente uno. Y tras vencer a tres oleadas, podremos elegir un poder para que se vuelva permanente. No solo para esta run, sino para siempre.

Ya sé lo que estáis pensando. “Has dicho que recogías monedas, ¿Dónde está la tienda? Y la habitación del jefe te la has olvidado”. En primer lugar, las tiendas son zonas en sí. Es decir, se encuentran en unos pisos específicos, siempre los mismos. Allí podremos pagar para elegir entre tres poderes. Y conforme a la segunda cuestión, los bosses también están en pisos determinados con solo una sala. Y peor aún que eso, los bosses son siempre los mismos. ¿Qué problema hay con esto? Tal vez, si los has vencido 7 u 8 veces a cada uno, ya no son un reto, por lo que pasan de ser un examen a una molestia.

El primer Boss siempre es el mismo, siempre esta en la misma zona y siempre es igual de fácil.

Por último, he obviado una localización del juego. Cuando mueres tienes dos posibilidades: o volver a un campamento o volver a entrar en la mazmorra aleatoriamente. ¿Qué significa aleatoriamente? Pues que debes empezar con un personaje aleatorio, con una activa aleatoria y con una “mejora” aleatoria. La dualidad entre tener una ventaja para la run y jugar fuera de tu zona de confort. Perfecto.

Pero olvidándonos de  todo esto, nuestro jugador tiene un campamento. Allí podremos elegir a uno de los tres personajes. Pero no solo eso, ya que hay otras personas en el campamento que nos ayudarán en nuestro viaje. El cocinero nos preparará platos para mejorar nuestros atributos base. El mercader nos mejorará nuestros activos y podremos seleccionar uno para empezar con el siempre. Y la bestiaria nos permitirá investigar a enemigos para debilitarlos y que nos sea más fácil derrotarlos. Ten en cuenta algo, prepararse antes de la batalla es más importante de lo que crees.

El campamento te permite personalizar a tu personaje y adoptar diferentes formas de llevar una partida.

En este punto muchos se estarán preguntando si Mana Spark es realmente bueno. Sin embargo, en esta ocasión esa pregunta no tiene una respuesta clara. BEHEMUTT ha querido llevar un género tan complicado en la dirección opuesta a la habitual y esto acarrea que tenga que romper un par de huevos para que le salga la tortilla. Tal vez el apartado sonoro deja bastante que desear, los jefes son un estorbo y la falta de sinergias le quite diversión al título. Pero, pese a todo ello, Mana Spark es divertidísimo.

Cabe destacar que los Rogue-lite no son precisamente un género que me encanten. Me agobia tanto contenido y tener que invertir demasiadas horas. Y Mana Spark ha conseguido, no solo que le dedique una cantidad ingente de tiempo, sino que son muchas veces las que he parado de escribir este análisis para jugar un par de runs. Y cuando lo termine escribir le dedicare muchas más. Ha conseguido que alguien, al que no le gustan los Rogue-lite, se enganche a su juego. Solo por eso, Mana Spark se merece una gran oportunidad.

Mana Spark

Puntuación Final - 7.5

7.5

Mana Spark intenta darle una vuelta de 360º a los Rogue-lite minimizando todas las bases del género para crear una experiencia renovadora y relajante. Pero, sobre todo, un acercamiento perfecto para jugadores noveles al género sin sentirse intimidados.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Tasturo

Más cómodo frente a un ordenador que tirado en el sofá. La dificultad en un videojuego nunca ha sido un obstáculo, sino un medio

Actualidad

Cerrar
X