AnálisisPS4

Dark Eclipse – Análisis PS4 VR

¡Un MOBA en realidad virtual!

Recuerdo cuando al principio, la realidad virtual parecía pensada para juegos de terror en primera persona. Un poco más tarde llegaron los shooter, cosa bastante comprensible, y para desconcierto de muchos lo virtual pasó de la primera a la tercera persona. Muchos se llevaban las manos a la cabeza y es cierto que algunos juegos parecían no encajar, pero lo que también es cierto es que juego tras juego parece que se van superando. Aún recuerdo Moss, analizado por nuestro compañero Alejandro y que fue el motivo decisivo por el que me compré las VR. Eras un ser que estaba ahí, viviendo una aventura increíble donde podías manejar a la pequeña Quinn y también a tu entorno.

Pues bien, queridos lectores, os vengo a decir que el universo de los MOBA también ha llegado a la realidad virtual… ¡y cómo ha llegado!

Sunsoft nos trae el primer MOBA para PlayStation VR, es decir, un Multiplayer Online Battle Arena o, más bien, un lugar donde darse de ostias con diferentes héroes. Lo primero que tengo que decir es que es free to play, por lo que no necesitaremos de ningún tipo de suscripción para jugar online, pero sí que tiene ciertos micropagos, obviamente totalmente opcionales.

En el juego hay dos tipos de monedas, las que te dan por experiencia y el oro que puedes comprar con dinero real. Ahora bien, con ese oro lo que compraremos serán skins para nuestros héroes, así como diferentes tipos de aspectos para nuestras manos o iconos para nuestro perfil. También podremos comprar campeones nuevos, pero estos también los podemos conseguir con puntos de experiencia, así que no os asustéis. De todas formas, mientras vais subiendo niveles y consiguiendo puntos de experiencia con vuestras partidas tendremos una rotación de héroes de forma gratuita y aleatoria para tener una base con la que empezar.

Selección de campeones.

Tenemos las partidas clasificatorias, aunque aún estamos en la Temporada 0, por lo que la arena no está abierta todavía. Pero eso no quiere decir que no podamos jugar, porque tenemos las partidas contra la IA, partidas con un amigo o partidas rápidas.

Una vez encontremos partida iremos a la selección de héroes. Podemos llevar tan solo tres en el equipo y tenemos desde personajes que atacan a melé, como a distancia, magia o tanque. Cada uno tiene diferentes habilidades, por lo que escoger una buena composición puede ser la mejor forma de comenzar la estrategia. Además, cada héroe llevará consigo un soldado, pudiendo ampliarse a tres y aumentar también su nivel.

Una vez con nuestros héroes listos llegaremos a la arena de batalla. Tendremos varios escenarios distintos que aparecerán de manera aleatoria, desde áridos desiertos con poca vegetación hasta frondosos bosques. ¿Por qué menciono el entorno? Porque será clave para nuestra defensa. En Dark Eclipse tenemos una misión importante: derrotar la base del rival, aunque en las partidas rápidas estas se deciden por tiempo, así que una vez se termine, quien lleve más muertes y experiencia, gana; si es que ninguna de las bases se ha destruido antes, claro.

Al comienzo tendremos que recoger recursos y construir nuestra defensa.

Para llegar a la base del rival necesitaremos una buena defensa, y esta se consigue construyendo torres. ¿Con qué materiales? Con los árboles que vayamos encontrando por el mapa. Pero ¡ojo!, que estos árboles también sirven para esconderte si te colocas bajo ellos, así que puedes elegir entre hacer una emboscada o talarlos para construir torres más deprisa.

Según vayamos avanzando podremos construir diferentes tipos de torres, que darán más protección o harán ataques más potentes a los enemigos que entren en su radio.

Así que tenemos a nuestros héroes, sus soldados, las torres… pero por el mapa hay mucho más. Encontraremos caníbales, tanto de pequeño tamaño y fáciles de derrotar, como mayores, donde necesitaremos a dos o tres de nuestros héroes para hacerles frente. Pero a veces, tras un aviso de una dulce voz, aparecerá un animal legendario, un dragón en un punto estratégico del mapa por el que tendremos que luchar y podemos ganar más experiencia. Normalmente está en un punto medio del mapa, lo justo para que los dos bandos se peleen por él.

Al final de nuestra partida podemos ver las estadísticas completas.

Pero no todo es bonito, porque podremos morir, aunque no de forma permanente, sino que nuestro héroe aparecerá al cabo de unos segundos en la base. Además (esto lo aprendí casi al final) podemos transportarnos desde cualquiera de nuestras torres hasta base sin tener que hacer todo el camino, para una buena retirada.

¿Por qué digo que es una buena retirada? Porque solo en base podremos curarnos la vida al completo, además de que allí podemos gastar nuestros «cuarks», la experiencia ganada con las torres, en mejorar a nuestros soldados.

Ahora bien, ¿cómo se juega en PlayStation VR? A decir verdad, de maravilla. Lo primero de todo es que podemos escoger jugar con los mandos move, con los que podremos manejarnos a dos manos, o con el dualshock. Elegiremos también si somos diestros o zurdos, ya que tan solo necesitamos usar ciertos botones.

Los más básicos son dos, con los que haremos todas las acciones. Uno para movernos por el mapa, tan solo apretando el botón y moviendo nuestra mano para arrastrar el escenario; y otro para coger el icono del personaje para dirigirlo a donde queramos. También tendremos otro botón (por ejemplo yo que soy diestra el botón triángulo) para talar árboles, escoger torres o hacer las habilidades de nuestros personajes.

En definitiva, el control es muy sencillo, y aunque al principio nos liemos un poco y no sepamos muy bien qué hacer o cómo dirigir a nuestros héroes, una vez le coges el truco es un auténtico vicio. Puedes mandar un equipo a que busque materiales mientras envías a otro de exploración en las sombras, y un tercero que busque torres enemigas para trazar un camino mejor.

Los combates puedes ser caóticos, pero el movimiento del casco y del mapa lo hace todo más accesible.

En cuanto a gráficos me ha sorprendido gratamente. Los héroes están genialmente detallados y puedes acercarte para verlos mejor, aunque los soldados sean un poco masilla y pasan más desapercibidos; pero cuando estás tan tranquilo construyendo una torre y aparece tras la niebla de guerra un héroe enemigo es para temer. La banda sonora acompaña y ayuda en los momentos de tensión, aunque obviamente no es lo más importante del título.

Si eres fan de los MOBA y tienes unas VR tiene que ser una compra segura. El ser free to play es un gran aliciente, ya que no necesitas soltar un céntimo para ponerte manos a la obra, nunca mejor dicho.

No soy muy de este tipo de juegos, aunque confieso ser jugadora asidua a League of Legends, y me ha recordado mucho a lo que podría ser una versión en realidad virtual. Eso, unido a la creación de torres y la estrategia, hace que el hecho de que te vean por el salón de casa con los cascos puestos manejando los mandos move como si fueras un títere merezca la pena.

Aún no ha comenzado la primera temporada, pero espero veros por allí para echar una cuantas partidas, ¡mi Shulaia os espera!

Dark Eclipse

Puntuación Final - 8.5

8.5

Recomendado

Es un auténtico MOBA, adictivo, con estrategia y encima totalmente gratuito. Aunque tiene un comienzo que puede despistar un poco, una vez le coges el truco es un auténtico enganche. Si tienes unas VR es una compra asegurada.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Cristina J. Lerena

Filóloga a ratos libres y jugadora casi a tiempo completo. Me gustan los juegos de rol, las aventuras gráficas, los mundos abiertos y las alitas fritas.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X