AnálisisPC

My Memory of Us – Análisis PC

La belleza dentro de la tragedia

Aún hay muchos que ven el medio de videojuego como un simple método de entretenimiento, y aunque esa es su función, a veces algunos desarrolladores intentan transmitir sentimientos o realidades que no hemos vivido. Juggler Games es uno de esos estudios, ubicado en Varsovia, un lugar que, por desgracia, conoció la dureza de la guerra hace algún tiempo.

Es ahí donde entra My Memory of Us, un título de aventuras y puzles que nos ubica en una invasión de robots al más puro estilo Steampunk, pero en toda fantasía se esconde una dura realidad, y a pesar de que en ningún momento se mencione, es más que evidente que esas criaturas metálica fueron, en realidad, los causantes de uno de los eventos más sangrientos y oscuros de nuestra historia, aunque a veces hay luz en los momentos más lúgubres, como la amistad de dos amigos que lucharon contra vienta y marea.

Una niña viaja en tren hacia la librería, observando el bullicio de la ciudad, la tranquilidad que reina en la actualidad. Como todo crío, no aprecia ese estado de paz que muchos no vivieron, solo pensando en qué próxima historia elegirá en la vieja biblioteca. Allí, el anciano que la regenta, le indica un viejo libro que guarda algunos recuerdos que había aparcado en su memoria, pero que despiertan al ver la foto de una niña.

La voz profunda del anciano, la única que escucharemos y que servirá como narrador, comenzará a contarnos una historia de su infancia, sobre cómo una niña, un niño y un holocausto cambiaron todo. Sobre cómo el Rey Robot llegó, sembró el terror, y unos pocos decidieron luchar juntos para intentar cambiar las cosas.

My Memory of Us es una historia sobre la amistad en tiempos de violencia, miedo y desesperanza. Una visión dulcificada de cómo fue la vida de los polacos durante el holocausto.

Hay una clara inspiración en el precioso Valiant Hearts: The Great War de Ubisoft en la historia de Juggler Games. La apariencia monocromática, solo interrumpida por el color rojo, casi como una reminiscencia a La Lista de Schindler y el nefasto destino de la chica de rojo.

A pesar de que My Memory of Us muestra a los invasores como robots sin escrúpulos ni sentimientos, además de evitar cualquier simbología nazi, es fácil reconocer que esa visión del anciano es claramente la del holocausto que vivió Polonia en 1939 ante la invasión de Hitler que usó la guerra relámpago para evitar que los polacos pudiesen hacer frente a la invasión.

Fue entonces cuando todo cambió. Uno podría pensar que Juggler Games endulza esta tragedia con una historia de amistad divertida, emotiva y en ocasiones trágica, pero huyendo de toda realidad. En realidad, uno puede verse reflejado en la niña, recordándome a conversaciones que tuve con mi propia abuela sobre su infancia. En todas ellas quedaba implícito el decadente estado que vivió, pero siempre lo recordaba con felicidad, hablando de cómo jugaba con sus hermanos o tíos, y los esfuerzos de estos por mantenerles sonrientes en años en los que muchas sonrisas se apagaron.

La historia, aunque a veces pierde el rumbo, tiene corazón y un mensaje de esperanza que culmina en un final precioso.

De hecho, esta es la gran cualidad del estudio polaco, ser capaz de contar una historia tan trágica y aún así sacarte una sonrisa, creando héroes que combatieron fuera del campo de batalla, con el objetivo de sobrevivir y estar siempre juntos antes las adversidades, que son muchas. A pesar de que su historia a veces trastabilla y se pierde, su mensaje sigue intacto al final de la historia, y ese, es un objetivo realmente loable.

Juggler Games quiere que sintamos la profunda amistad de los dos niños, dos personajes distintos con unas habilidades que, complementadas, serán las herramientas necesarias para avanzar entre las tropas robóticas que han hostigado al pueblo y marcado para separarlos.

El niño, pequeño y escurridizo, es un ladronzuelo de las calles con una sobrada habilidad para el sigilo y la picardía que le ha dado la calle para cegar a los guardias con un espejito, mientras que la niña, fuerte y rápida, es capaz de correr a mayor velocidad y tensar su tirachinas para activar mecanismos a distancia.

Los niños siempre deben avanzar juntos de zona, aunque pueden separarse. Con un botón iremos de la mano de nuestro amigo o amiga, siendo el personaje activo el que podrá usar sus habilidades.

Cada zona debe ser superada con los dos niños juntos, aunque a veces será necesario separarse para que ambos cumplan diferentes objetivos según sus habilidades. Para ello solo tendremos que pulsar un botón para cambiar de personaje.

Deberemos estar atentos a nuestro alrededor, ya que encontraremos coleccionables donde se nos dará información tanto de los eventos ocurridos en la invasión a Polonia, como personajes ilustres que vivieron aquellos terribles hechos, una bonita manera de saber más de lo ocurrido en 1939.

En caso de avanzar juntos debemos acercarnos a nuestro compañero y pulsar un botón para cogernos de la mano, siendo el que encabeza la fila el que puede usar sus habilidades. Por ejemplo, si el niño avanza primero, podremos ir en sigilo con ambos personajes, y si es la niña, podremos correr para avanzar a mayor velocidad.

Con estos simples controles deberemos afrontar una gran cantidad de puzles, persecuciones y fases de sigilo para avanzar. Su dificultad, aunque no es excesivamente difícil, sí que requerirá que en ocasiones nos lo pensemos bien antes de dar un paso en falso. Por desgracia, en la versión de PC se muestran ciertas irregularidades y bugs que nos han estropeado en ocasiones la experiencia. Desde el botón de acción que deja de poder usarse y requiere reiniciar la partida, hasta una tosquedad que hace mayor presencia en las fases de conducción o combates.

Tampoco podemos obviar su incoherencia en algunos puzles, que aunque algunos resultan muy originales, a veces da la sensación de que están puestos sin ningún sentido solo para ofrecernos un reto, resultando poco orgánico con la historia del juego.

Los puzles resultan divertidos en su gran mayoría, algunos incluso originales, pero da la sensación de que están puestos sin ningún sentido en la historia.

Es una auténtica pena que la versión de PC, la que hemos analizado, arrastre estos fallos y, por consecuente, lastre una historia tan emotiva y tanto corazón, llegando a frustrar sobre todo en su combate final, donde esa tosquedad de la que hablamos llega a su culmen, complicado la batalla.

Es imposible no acudir a La Lista de Schindler cuando hablamos de My Memory of Us. Si bien Spielberg solo destacaba a la niña con el abrigo rojo como único elemento de color, My Memory of Us destaca no solo a los “marcados de rojo” -una referencia a los judíos que fueron arrastrados a los guetos- si no a todos los elementos de interés en el mapa, permaneciendo constantemente un color monocromático.

La Lista de Schindler (1994) de Steven Spielberg en una película basada en la historia real de Oskar Schindler, quien salvó a innumerables judíos de la muerte y que fue grabada en blanco y negro para mantener un aspecto de documental. El único elemento a color era la niña de la imagen.

Presenta también, y siento de nuevo la referencia, un estilo gráfico muy similar a Valiant Hearts: The Great War, donde predomina un estilo caricaturesco que resulta muy carismático y atractivo, casi como si fuese un cómic, donde los personajes se expresan a través de bocadillos y emoticonos, realizando rudos ininteligibles.

Todo queda orquestado con una banda sonora preciosa, donde predominan los instrumentos de cuerdo para sonidos agudos y los metales para dotarle de un aspecto aventurero y divertido, huyendo de nuevo de la tragedia. Solo en ocasiones se permite mostrarnos la crueldad o tristeza, primando siempre el sentimiento de amistad y valor de los niños.

Por desgracia, de nuevo asoman los problemas técnicos, produciéndose cortes en la música durante la partida de manera abrupta y dejándonos sin pieza musical alguna, solo acompañando la acción las pisadas de los niños o los efectos de sonido sin ninguna gracia.

Por último, pero no menos importante, tenemos al magnífico Patrick Stewart, que vuelve a tomar el micrófono después de su excelente narración en Castlevania: Lords of Shadows, para dejarnos una voz que enseguida nos llega al corazón, con ese tono grave y melancólico. Él es la única voz de la que dispondremos en el juego,

El legendario actor Patrick Stewart pone su imponente voz a este relato, siendo el narrador de las peripecias de los niños y dejándonos una actuación soberbia.

nuestro narrador, el encargado de contarnos todas las peripecias que los niños.

En conjunto, hablamos de un juego precioso que logra recalcar la belleza detrás de la tragedia, con colores apagados y rojos predominantes, con imágenes hermosas y a la vez tristes. Jugger Games puede estar orgulloso de haber creado una obra que sabe sacar la mejor cara a un evento atroz.

Ahí reside la magia de My Memory of Us, precísamente. En sacar luz de la oscuridad.

My Memory of Us es uno de los juegos que más me ha costado analizar. Existe en mí una batalla interna que se debate entre qué pesa más, si sus fallos, o su belleza. Es innegable y triste ver cómo un juego con tan buenas intenciones se ve lastrado por un apartado técnico que cojea y una idea que no acaba de encajar para contar la historia que desean, y aún así, cuando he llegado a su final me he emocionado.

Juggler Games ha creado un juego con demasiadas sombras sobre uno de los eventos más oscuros de nuestra historia, y aún así, una luz brilla con intensidad. El estudio polaco hace hincapié en varias ocasiones en la fuerza del pueblo polaco, incluso se permite un precioso mensaje al que pone voz el legendario actor, y es algo que consiguen transmitir a pesar de la dulzura con la que relatan las atrocidades cometidas.

A pesar de sus fallos, My Memory of Us lo ha conseguido. Me ha llegado al corazón a pesar de sus fallos, y si le dais una oportunidad y le perdonáis sus problemas, quizás llegue a los vuestros también.

My Memory of Us

Puntuación Final - 6

6

Interesante

Una preciosa obra sobre el holocausto, vestida de una temática Steampunk y llena de puzles que, a pesar de sus fallos, consigue llegar al corazón.

User Rating: 5 ( 3 votes)
Etiquetas

Enrique Gil

Amante de las buenas historias, de aquellas que te despiertan sentimientos que solo un buen videojuego consigue. Un eterno fan de juegos como Dark Souls, la saga The Witcher y de los juegos de TEAM ICO, en especial, Shadow Of The Colossus.

Actualidad

Cerrar
X