AnálisisPC

Life is Strange 2 – Episodio 1: Roads – Análisis PC

La esencia de Life is Strange se mantiene en esta nueva entrega que comienza pisando fuerte

Life is Strange se escudaba en los poderes sobrenaturales de su protagonista para contar una historia que abordaba multitud de problemas reales sin solución correcta. Años después, y con Before the Storm y The Awesome Adventures of Captain Spirit engrosando y añadiendo detalles al universo de esta saga, Dontnod Entertaintment ha retomado esta fórmula en su nueva entrega, Life is Strange 2.

Sin embargo, lo que hemos podido encontrar en este primer episodio, denominado Roads, dista mucho de ser el prólogo de una segunda parte completamente ligada a la primera y ha resultado ser lo que al menos yo deseaba con todas mis fuerzas: una nueva historia que rivalizara en presencia y profundidad con la contada en Arcadia Bay.

El tono inicial del episodio recuerda al inicio de la historia de Max Caufield: nuestro protagonista, Sean Díaz, es un joven de diecisiete años envuelto por completo en los problemas y quebraderos de cabeza propios de un adolescente, donde la amistad, las relaciones sentimentales primerizas y los roces con la familia (en especial con su hermano pequeño de nueve años, Daniel) destacan por encima de todo. Esta introducción supone un punto de confluencia respecto a la primera entrega, para acto seguido, romper con esta idea, cambiando por completo el tono de la obra.

Este acto no es solamente un cambio de ritmo perfecto entre la introducción y el resto del capítulo, es también toda una declaración de intenciones al distanciarse, y para bien, de la tan querida y venerada primera entrega. De esta forma, el juego gana dinamismo, se vuelve más fresco, más ágil y sobre todo, le otorga valor propio. En este punto, el fantasma de Arcadia Bay deja de tener tanta presencia para dar espacio a los dos hermanos lobos de esta historia. Sin embargo, no todo es ruptura en este episodio, puesto que las referencias, sutiles pero acertadas, de la primera entrega están más que presentes en él.

Existen referencias y paralelismos con la primera entrega de la saga.

A nivel más técnico, el sistema de decisiones se mantiene prácticamente igual, si bien es cierto que ahora todo resulta mucho más fluido e integrado en el resto del juego. El apartado gráfico, que también ha mejorado mucho respecto a Life is Strange y a Before de Storm, también ayuda a ello, así como la banda sonora, que se mantiene a la altura de las expectativas al contar con un tema perfecto para cada momento de la trama.
Los diálogos son una vez más, sumamente buenos, transmitiendo esa sensación de frescura y viveza que evocan conversaciones perfectamente reales. Y una vez más estamos en un juego que recompensa al jugador al explorar e interactuar con el entorno lo máximo posible, dando profundidad al juego y al trasfondo sobre el que se cimenta.

Life is Strange 2 premia a los jugadores que exploran e interaccionan con el medio con nueva información con la que profundizar en el trasfondo de la historia.

La mecánica de salto en el tiempo propia de Life is Strange es sustituida. Su reemplazo será la capacidad de interacción entre los dos hermanos, que proporcionarán una alternativa en muchas ocasiones a las interacciones directas, realizadas únicamente por Sean. Gracias a esto podemos explorar la relación entre Sean y Daniel, así como la personalidad de Sean al observar escenas en las que por un lado vemos la entereza y calma que trata de transmitir a su hermano, mientras confiesa sus dudas y miedos más personales al jugador.

Aunque el personaje que controlamos es Sean, nuestros ojos siempre estarán pendiente de su hermano pequeño, por lo que durante toda la totalidad del episodio estaremos pendientes de ambos. Tal vez sea pronto para decirlo, pero el pequeño Daniel parecer tener mucho potencial por desarrollar a lo largo del juego. En este primer episodio lo demuestra a la perfección, evolucionando desde la figura de molesto hermano pequeño para Sean, hasta ser aceptado como pilar indispensable en esta historia. Además, Sean da los primeros pasos en la dirección correcta para dejar de proteger a Daniel en exceso y dejar que forme parte del equipo en igualdad de condiciones.

Sean y Daniel aprenderán a confiar el uno en el otro a lo largo del primer episodio.

En definitiva, el primer episodio de Life is Strange 2 toca infinidad de temas, como el duelo tras una pérdida, la injusticia, la culpa, la familia, la responsabilidad de tener a alguien a tu cargo… Y como ya sucedía en las aventuras de Max y Chloe, los hechos paranormales que se dan no enturbian la sensación de estar viviendo una historia real y acorde a nuestro tiempo. Marca así un inicio muy prometedor para esta nueva entrega.

La historia de Max y Chloe sentó las bases, pero las aventuras de Sean y Daniel son las que marcan el rumbo a seguir de ahora en adelante. Si Life is Strange fue el primer paso y The Awesome Adventures of Captain Spirit fue una declaración de intenciones, Life is Strange 2 mejora los conceptos de su primera entrega y explota al máximo lo mostrado por Captain Spirit, otorgando al resultado un toque propio y diferenciador. Aún es pronto para hacer un veredicto final, pero las sensaciones que transmite este primer episodio son muy buenas. Y no cabe duda de que los dos lobos de Seattle han demostrado que están a la altura del legado dejado por las viajeras en el tiempo de Arcadia Bay.

Etiquetas

Simone Solitaire

A veces cuento historias cuando todos los demás duermen. Escribo sobre videojuegos cuando me dejan.

Actualidad

Cerrar
X