AnálisisPS4

Boundless – Análisis PS4

Minecraft lo empezó y Boundless lo mejoró

Minecraft supuso un antes y un después en la historia de los sandbox, un título que a partir de unos recursos mínimos llegó a alcanzar altos números de ventas convirtiéndose en una referencia para los juegos indie. Han sido muchos los que han querido ponerse a la altura del proyecto de Mojang, sin embargo muy pocos han llegado a quedarse cerca, y entre estos afortunados me atrevo a añadir a Boundless.

Al comienzo de Boundless deberás elegir un mundo para forjar tu ciudad de cero

Boundless trata de darle una vuelta de tuerca a nuestra percepción de los sandbox, incluyendo ciertos aspectos que no estamos acostumbrados a encontrar y que analizaremos más adelante. Aunque antes de ello me gustaría dar un par de pinceladas por encima que no me han parecido bien.

La primera es básicamente que los primeros compases de juego son poco intuitivos y los tutoriales no son de gran ayuda, por lo que la curva de aprendizaje asciende bastante más de lo que debería. Y la segunda es de nuevo las microtransacciones, las cuales aparecen en el título desde el primer momento otorgando a los jugadores ciertas ventajas, como la de construir en ciertos lugares o comprar recursos.

Uno de los puntos que convierte a Boundless en un juego que sale de los estándares de los sandbox son las múltiples posibilidades a la hora de creación de personajes. Podremos elegir entre diferentes clases; un cazador, un explorador, un maestro constructor, un comerciante o un luchador. Dependiendo de la qué elijamos se nos asignará un rol en nuestra comunidad.

Mundos infinitos llenos de distintos biomas, flora y especies.

Asimismo, a medida que avance la partida nuestro personaje evolucionará en distintos aspectos; las características de nuestro personaje mejorarán dependiendo del rol elegido, por ejemplo habilidades de combate. Físicamente sufrirá cambios también, los cuales le ayudaran a adaptarse a entornos en los que en un principio no podría subsistir.

Al comienzo de vuestra aventura deberéis estar muy atentos para coger rápidamente las mecánicas del juego. En un principio se ofrecen multitud de ventajas que podréis aprovechar, sin embargo, se recibe mucha información al comienzo que puede resultar difícil de asimilar.

Como ya señalamos en el anterior apartado, un punto fuerte de Boundless es la selección de rol para ser útil en tu comunidad. Se podría decir que la característica principal del juego y su mayor virtud es la capacidad social que desempeña; todo gira en torno a la relación con las personas.

Disponiendo primeramente con herramientas básicas, poco a poco iremos adquiriendo terreno el cual podrá ser visitado por distintos jugadores online, siendo imposible ser modificado por ellos a no ser que se les otorgue algún tipo de permiso. Mediante la moneda de intercambio (oro), los llamados “codos” -espacios de construcción- y la posibilidad de aunar recursos con otros jugadores podremos forjar gremios y comunidades, eso si, solo en PvE.

Un punto del título que he de señalar es la manera en que algunas sociedades están jerarquizadas, con un exhaustivo orden y tareas asignadas desde el primer momento en el que se entra, pudiendo ir escalando en la pirámide, por supuesto. En algunas de estas comunidades el presidente de ellas podrá ejercer un control total de hasta un mundo entero, a que mola eh. Pero claro invirtiendo un tiempo del que los mundanos no solemos disponer.

En Boundless los límites te los pones tú.

Sin salirme del tema de la conectividad entre los jugadores voy a aprovechar para tratar el tema de los portales entre los mundos. Mediante ellos se introduce el término infinito, tendremos posibilidad de viajar entre mundos en los cuales predominará algún material o tipo de vegetación con el objetivo de vernos obligados a viajar entre ellos. La progresión tiene una función importante en este ámbito, ya que habrá mundos a los que no podremos transportarnos en primera instancia debido a nuestro escaso nivel.

En cuanto a la jugabilidad lamentablemente hay poco que decir, ya que no introduce unas mecánicas que no difieran mucho de títulos que estamos acostumbrados en este tipo de género, aunque bien es cierto que es entendible que a cierto público esta idea le parezca interesante, siendo la sencillez lo óptimo.

Lo que no me gustaría pasar por alto es que con el elenco de arsenal disponible en Boundless el sistema de combate sea tan básico. Pudiendo llegar en algunos momentos a ser aburrido y prefiriendo realizar otras tareas y dejándolo para última hora.

Boundless no es un juego de unos espectaculares gráficos y quizás no haya envejecido muy bien. Sin embargo hay algo que es innegable: tiene mucha personalidad. Las criaturas, los mundos, sus biomas, portales y sobre todo el agua – que maravilla-, disponen de una paleta de colores ideal. Difiriendo de otros análisis que he podido leer no tengo nada que achacar a este apartado.

Respecto al sonido cabe señalar simplemente que no desentona con la temática del juego, pero no desempeña un papel fundamental, se puede decir que básicamente pasa desapercibido.

Boundless es un título que te hará disfrutar de muchísimas horas de juego si dispones de tiempo, lo hace casi todo bien. Lamentablemente hay algunos puntos en los que con un par de retoques se le daría una vuelta de tuerca al título mejorando así aspectos básicos como el sistema de combate.

¿Recomendaría Boundless a alguien? Por supuesto que si, pienso que es un título que merece la pena probar ya que posee un potencial increíble y apunta muy alto, una lástima que aparezca mermado por micropagos. En definitiva: un buen juego donde los límites te los pones tú.

Boundless

Puntuación Final - 6.5

6.5

Interesante

Si eres amante de los sandbox es una compra segura y con mucho potencial.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Javier Hurtado

Soy más friki de lo que parece. Trasteo con el ordenador y me vicio de vez en cuando. Bioshock. "No gods or kings. Only man" Madrid.

Actualidad

Cerrar
X