AnálisisPS4

Brawlout – Análisis PS4

Pim, pam, pum, bocadillo de atún

Las comparaciones son odiosas. Hoy tengo delante la edición de PlayStation 4 de Brawlout, el reciente título de Angry Mob Games. No hace falta ser espabilado para denotar el gran parecido que tiene con la saga Super Smash Bros. Es evidente que hacer un análisis de este título es complicado, y más cuando eres un purista del género, como es mi caso. Sin embargo, asumo mi responsabilidad y enciendo la videoconsola. En una mano tengo el móvil para llamar a mis amigos, con quienes competiré en breve, y a un lado mi libreta para anotar todo lo que vea. La pelea está a punto de comenzar.

En primer lugar, Brawlout es un brawler. Para quienes no conozcan este género, se trata de un videojuego de lucha y plataformas. Lo que les diferencia de la lucha convencional es que a los contrincantes no se les debe bajar una barra de vida, sino que se les ha de expulsar del escenario. Esto se consigue provocando una caída del contrincante o acumulándole daño mediante golpes para que vuele más lejos y acabe saliendo de los límites del escenario por inercia.

Una vez entendido, destaco que Brawlout cumple estas reglas a la perfección. Es un título centrado en el competitivo, por lo que sus reglas están adaptadas a este modo de juego: el que caiga o sea expulsado tres veces pierde la partida.

Junto a todo esto, el título añade una nueva mecánica: la furia. Se trata de una barra debajo de la figura de nuestro personaje que, a medida que recibamos daño o golpeemos al oponente, se llenará. Una vez esta se encuentre a la mitad, podremos contrarrestar un ataque que nos llegue. Si conseguimos que la barra se complete, desataremos nuestra furia, haremos más daño a los oponentes y recibiremos menos al ser golpeados.

Por otro lado, no hay objetos ni mejoras que podamos coger durante la batalla, por lo que solo haremos uso de nuestra habilidad a los mandos.

Vaya porrazo se ha llevado el pollo.

El juego cuenta con unos controles sencillos, intuitivos, accesibles y por lo general responden bien a las instrucciones del mando. En la plataforma de PlayStation 4 funciona de maravilla. En resumen, los desarrolladores no quieren que te compliques la vida realizando combinaciones extrañas, quieren que vayas a dar mamporros de la forma más sencilla y efectiva para disfrutar al máximo los combates.

Como podemos observar, Brawlout es un título exigente que premia la agresividad y el riesgo. Los combates son rápidos y dinámicos. Además, la mecánica que he comentado añade una capa de estrategia y planificación que, pese a no haberme convencido al principio, funciona bien para darle más vida a las disputas. Sin embargo, los combates a veces pueden ser demasiado rápidos y es frecuente que en las primeras horas estemos golpeando más al aire que a nuestros oponentes.

Brawlout presenta un total de seis personajes propios para combatir y tres invitados de títulos indie conocidos: Drifter (Hyper Light Drifter), Juan (Guacamelee) y Yooka con Laylee (Yooka-Laylee).

El menú de selección de luchadores.

En primer lugar, me han gustado los guiños que hacen algunos personajes a otros luchadores de sagas emblemáticas como Street Fighter o Mortal Kombat, tanto en el diseño como en los movimientos. A pesar de la escasa cantidad del plantel, todos los componentes poseen un estilo de lucha único para sobrevivir en la contienda. Yo, por ejemplo, me he acostumbrado a jugar con el palomo, que tiene buenos movimientos para combatir en el aire, es veloz en el desplazamiento y cuenta con un ataque a distancia que, a pesar de su complejidad, ayuda mucho para defender la posición. No he necesitado más para disfrutar.

Por otro lado, existen personajes desbloqueables en la tienda. Solo añado que estos desbloqueables son ligeras variaciones de los luchadores que ya están disponibles. Pese a aportar algo de variedad en el juego, siento que es una decisión de diseño metida con calzador para añadir más contenido al título.

Un detalle que se valora en estos géneros es el contenido propuesto para jugar solo. En el caso de Brawlout dispondremos de cuatro modos de juego. El primero es el modo arcade, el cual me ha sorprendido gratamente al tratarse de un homenaje a las torres de Mortal Kombat X. En él, ascenderemos en una pila de combates que deberemos superar. Una vez ganemos todos, finalizará la partida, conseguiremos nuestra recompensa por superarlos, aumentaremos la maestría de nuestro personaje y se nos contará el final de la “historia” del mismo, lo cual me ha parecido un detalle fabuloso. Según la dificultad que escojamos, la pila será más extensa y habrá un mayor número de oponentes por contienda.

Los efectos de Drifter son dignos de mención.

Después está la partida rápida contra la inteligencia artificial. Es un combate normal y corriente. Sin embargo, viene bien para practicar movimientos y entrenar contra una máquina que nos pondrá a prueba y no dejará que ganemos de forma tranquila. Considero que es un buen componente para que los jugadores aprendan a dominar el juego. Además, están el tutorial para aprender lo básico y la práctica para conocer los movimientos de los luchadores. A pesar de disponer de contenido interesante para un jugador, es normal acabar aburrido tras varias horas de juego.

Ahora hablaré de la verdadera esencia de Brawlout: el multijugador. En la faceta local, he notado un gran salto cualitativo cuando jugaba con mis amigos. Los desafíos se iban sucediendo y los combates parecían no tener fin. Desde luego que pasamos una tarde entretenida. Brawlout alcanza su máximo disfrute si se juega en compañía de amigos.

De esta se ha librado…

Por desgracia, no todo es tan bonito como parece. El juego en línea es defectuoso. En las partidas normales las esperas para encontrar oponentes se eternizan y jugando en el competitivo he sufrido sucesivos problemas. Es triste que esto suceda cuando el título te prepara para disfrutar al máximo este modo de juego, aunque supongo que se arreglará con el tiempo. Sin embargo, en aquellos momentos en los que sí he podido pelear, me lo he pasado francamente bien. A pesar de ello, recomiendo buscar a algunos amigos con ganas de pique, porque la diversión en esos momentos es inigualable.

Hago un breve inciso para hablar del arte y la banda sonora del videojuego. En este caso, el diseño y la composición de los escenarios son simples y acertados. Estos se muestran de una forma viva y alegre, de manera que se denota el desenfado que posee el título. Por otra parte, la banda sonora responde bien a los efectos sonoros, aunque me habría gustado algo más de variedad musical en los escenarios, pues solo hay un tema por cada uno. A pesar de ello, también es acertada para el diseño de los mismos.

Mi escenario favorito.

Antes de cerrar este análisis me gustaría hablar de un último aspecto: la tienda. A medida que combatamos, obtendremos monedas. Estas tienen el propósito de desbloquear elementos estéticos de los personajes. Sin embargo, no es tan sencillo. Por lo que he podido observar, estas monedas nos las gastaremos en piñatas, unas cajas de botín que nos proporcionarán los elementos que he mencionado previamente. Al no contener pagos adicionales ni nada por el estilo, no lo considero grave. Sin embargo, no me convence esta decisión de diseño para añadir más contenido y forzar al jugador a dedicar más horas para desbloquear algo que se le proporcione de forma aleatoria.

Como decía al principio, las comparaciones son odiosas. Brawlout, a pesar de tener buenas ideas y una jugabilidad exquisita, carece de la fuerza y la personalidad que tienen títulos como Super Smash Bros.

A pesar de esta circunstancia, no obviaremos sus virtudes. Es rápido, frenético y, pese a su falta de variedad, permite diversos estilos de combate. Por otro lado, reconozco el cariño mostrado mediante sus referencias a las grandes sagas de juegos de lucha. En definitiva, es un título divertido.

Brawlout consigue situarse como la mejor opción para aquellos que deseen disfrutar de los mamporros sobre plataformas y no dispongan de la consola de Nintendo. Eso sí, no os olvidéis de invitar a vuestros amigos. ¡Que comience el combate!

Brawlout

Puntuación Final - 7

7

Interesante

Brawlout es, pese a su escasa variedad de contenido y un multijugador en línea poco estable, la mejor opción que se puede encontrar hoy en día para aquellos que deseen disfrutar del género brawler si no disponen de la consola de Nintendo.

User Rating: 4.1 ( 2 votes)
Etiquetas

Antonio Ríos

Ingeniero Multimedia en proceso. Amante del cine palomitero de nacimiento y fotógrafo a medias. También me interesa todo lo relacionado con la música y bandas sonoras. Con que un videojuego tenga una historia interesante y sea divertido de jugar, a mi ya me tiene ganado.

Actualidad

Cerrar
X