AnálisisPS4

Black Clover: Quartet Knights- Análisis PS4

En el Reino del Trébol juegan mucho a Overwatch...pero no lo suficiente

Es importante empezar diciendo que amo el manga en general, y me encanta Black Clover en particular. Es uno de los mangas actuales que más éxito están teniendo en Japón y fuera de sus fronteras. Su excepcional dibujo y carismáticos personajes compensan la evidente falta de originalidad en su fórmula (el anime, en cambio, tiene un dibujo aberrante fuera de sus batallas más importantes). ¿Por qué digo ésto? Porque siempre me ha parecido que los juegos basados en licencias manganime tienen tres posibles valoraciones:

-No recomendado a nadie, ni siquiera a los fans más hardcore de la franquicia

-Recomendable solo para los fans de la franquicia, pero con fallos que impiden recomendarlo a alguien que no disfrute con los personajes o el argumento

-Es tan bueno que se puede recomendar sin problemas a fans y a neófitos dado su elevada calidad jugable

Black Clover: Quartet Knights entraría en el segundo grupo: es un juego que trata la licencia con mucho cariño, introduce una jugabilidad tipo MOBA muy poco común en este tipo de juegos y los fans de la serie encontrarán muchos detalles que mantendrán su interés en el producto…pero si eres ajeno a este mundo, quizás prefieras comenzar su manga y/o anime antes de lanzarte a por el juego.

Black Clover: Quartet Knights está claramente orientado a su vertiente multijugador, pero desde Bandai Namco y el estudio Ilinx han querido ofrecer una atractiva oferta para un solo jugador, aunque su intención se haya quedado algo corta en la práctica. Es un juego de combates cuatro contra cuatro en los que se deberán conseguir ciertos objetivos (más allá de eliminar a los rivales) si queremos conseguir la victoria. Hay tres tipos de contienda: lucha por el tesoro, control de zona y transporte de cristal; usar las habilidades diferenciadas de cada tipo de personaje y colaborar con los compañeros será crucial para obtener la victoria. Como veis son modos habituales en juegos tipo MOBA, y es que Black Clover: Quartet Knights (también conocido en ciertos círculos como Black Cloverwatch…vale, ya me despido yo solo) no esconde las inspiraciones utilizadas para elaborar su sistema de juego; más adelante en el análisis lo veremos en profundidad.

Black Clover cuenta la historia de Asta, un niño sin poder mágico nacido en los barrios pobres que sueña con llegar a convertirse en el Rey de los Magos, el mago más poderoso de todo el reino. Pero su rival y amigo de la infancia Yuno, que ha sido bendecido con un poder mágico fuera de lo normal, no se lo pondrá nada fácil. Una vez descubra que posee el poder de la espada de antimagia entrará en la orden de los Toros Negros, una de las principales órdenes de caballeros mágicos del reino del trébol, donde empezará a trabajar para cumplir su sueño.

El apartado gráfico del juego es modesto, pero cumplidor, sobre todo en cuanto a los diseños de los personajes: sus gestos, modelados y ataques están muy bien representados, pero los escenarios son bastante poco imaginativos y los efectos de luz y las magias no son especialmente impresionantes (entiendo que para evitar un excesivo baile de luces y episodios de epilepsia indeseados). La música está ahí, no me ha parecido un aspecto destacable; no estorbaba pero tampoco me sorprendía y me hacía querer parame a escuchar ninguna de las piezas. Los dobladores de los luchadores hacen un muy buen trabajo, y sorprende la cantidad de conversaciones que tienen antes y después de los combates (uno de los aspectos más simpáticos del juego: han captado por completo la personalidad de los personajes y sus pequeñas charlas son muy disfrutables para los fans de Black Clover). Por cierto, el juego cuenta con las voces en japonés de la serie y está perfectamente traducido al castellano.

El modo historia del título nos cuenta una aventura inédita con Yami, el capitán de los Toros Negros, como principal protagonista; lo considero un gran acierto, al ser no solo uno de los personajes más populares, sino también uno de los más carismáticos junto con el propio Asta. Sin desvelar detalles importantes de la trama, un día nuestros amigos de los Toros Negros descubrirán una versión de hace 14 años de su capitán Yami pululando por unas ruinas. Junto a él aparece una antigua amiga de su infancia, Karna, un personaje diseñado en exclusiva para el juego y que intentará destruir el Reino del Trébol.

Sinceramente el mayor atractivo y logro del modo historia es la gran cantidad de escenas de anime utilizadas para desarrollar su trama, además de las típicas pantallas estáticas a lo visual novel. No es habitual ver tal cantidad de partes de animación en estos juegos, además del número de diálogos y conversaciones doblados entre sus protagonistas, no usando simple texto con pantallas estáticas. El problema es que la calidad de las mismas es bastante regulera, como pasa en la serie de anime. Además el modo historia, a pesar de reflejar con acierto algunas de las contiendas que viviremos en el online, es bastante poco inspirado, ofreciendo combates contra jefes que no se sienten como tal, emboscadas de grupos de enemigos poco estimulantes y con una duración escasa (unas dos o tres horas).

En principio deberemos jugar todo el tiempo con Asta hasta que completemos el argumento por primera vez, momento en el que se desbloquearán una serie de objetivos secundarios en cada pantalla que nos permitirá repetirlas con diferentes personajes…aunque no creo que sea algo a lo que quieras jugar más de una vez, ya que no aporta mucho a la experiencia.

Para aprender el manejo de los diferentes personajes funcionan mucho mejor los modos entrenamiento y desafío. El modo desafío sobre todo supone un fantástico campo de pruebas a superar con cada luchador. Realizando los sencillos retos que nos proponen aprenderemos rápidamente a controlar a casi cualquier mago del juego, por lo que es la opción más recomendable antes de meternos en el online, el principal atractivo de Black Clover: Quartet Knights.

Como hemos dicho antes, las contiendas son de cuatro contra cuatro en escenarios con objetivos de control de zonas a cumplir. Hay 17 personajes disponibles divididos en cuatro clases: cuerpo a cuerpo, a distancia, de apoyo y sanadores. Todos tienen un ataque básico, varias habilidades complementarias con tiempo de enfriamiento (es decir, que hay que esperar varios segundos antes de poder usarlas, así que es clave elegir bien el momento para lanzarlas), diferentes tipos de salto y la posibilidad de defenderse y esquivar. Black Clover: Quartet Knights se maneja como un shooter en tercera persona a efectos prácticos, pero teniendo en cuenta el trabajo en equipo y el tiempo de uso de las habilidades de cada jugador para controlar los objetivos.

Para los personajes a distancia no hay tanto problema (a pesar de que el propio juego es consciente de lo caótico de sus partidas asignándote un autoapuntado bastante salvaje; si lo desconectas estarás en clara desventaja), pero para los personajes cuerpo a cuerpo es excesivamente tosco: nunca sabes demasiado bien donde estás apuntando tu ataque o tu estocada.

La cámara es otro problema, ya que la pantalla se llenará de efectos y magias de todas clases. Este tipo de jugabilidad está pensado para juegos en primera persona porque te permiten ver una mayor parte del escenario. Muchas veces morirás sin saber quién te ha matado, ya que el juego tampoco te ofrece una repetición de la muerte, tan solo te muestra como sigue la partida.

Por supuesto es fundamental formar los equipos teniendo en cuenta todas estas clases para así estar equilibrados de cara a la contienda: una mala elección inicial os sentenciarán a ti y a tu equipo por muy habilidoso que seas. Este problema se hace aún más patente cuando no sabes contra qué rival te enfrentas o si te tocan compañeros poco solidarios que elijan sin tener en cuenta al resto del equipo. Uno de los mayores fallos que tiene Black Clover: Quartet Knights es no ofrecer cambio de personaje durante la partida, por lo que no puedes adaptarte ni al equipo rival ni a los diferentes momentos que atraviese la partida. Las contiendas siempre son muy divertidas, pero si quieres jugar a un nivel más competitivo puede llegar a frustrarte mucho lo caótico que resulta su sistema de combate. Pocas veces se tiene la sensación de que has ganado por pura habilidad, no llegas a sentir que controlas por completo lo que ocurre en pantalla; pero repito, eso no evita que jugar con los personajes de la serie en este tipo de propuesta jugable resulte muy entretenido.

La solución que el juego ofrece a este problema es la introducción de un sistema de personalización de habilidades. Cada personaje cuenta con tres posibles barajas de cartas de grimorio a elegir que definirán su estilo de juego: normalmente uno estándar, uno ofensivo/de presión y otro defensivo/de control de zona que tienen diferentes aspectos a potenciar. Desde mejoras pasivas como la salud o la velocidad de recuperación de ciertos ataques hasta cambios en algunos movimientos de los protagonistas (sin duda lo más interesante, pero también lo menos explotado). Tienes bastante opciones disponibles y se adquieren bastante rápido con la moneda del juego, pero en la realidad no suponen tanta diferencia en los combates como los propios luchadores., aunque es un añadido que se agradece.

Black Clover: Quartet Knights_20180916012010

El apartado de personalización también ofrece comprar diversos skins de colores a los personajes (y bikinis para las chicas), además de frases y líneas de diálogo para los personajes.

Por último debo hablar del estado del online del título a día de hoy: sinceramente, está bastante muerto. Cuesta encontrar partidas que tengan ocho jugadores humanos, siempre se tardan entre tres y cinco minutos para el matchmaking. Si el juego ve que no hay suficientes jugadores humanos en la sala, completará el resto con bots automáticamente para que empiece la partida. Esta medida, que podría haber saldo muy mal, es la mejor solución a la escasez de gente dado el buen funcionamiento de la IA. Sorprende lo bien que desempeñan sus roles dentro del equipo, ninguna queja al respecto. Tampoco he notado lag en ninguna partida, ni me ha echado en mitad del juego. Es una lástima que un online en tan buena forma tenga tan poca gente, pero tampoco es raro teniendo en cuenta que nos encontramos ante un título de precio completo.

Quiero dejar claro que, a pesar de todos los fallos descritos anteriormente, Black Clover: Quartet Knights es un título muy divertido de jugar y una opción muy recomendable para los fans de la serie. Si hay algo que no se le puede echar en cara a este juego es el cariño por la licencia: los modelados, los diálogos, los movimientos e incluso el insuficiente modo historia reflejan un buen conocimiento del material que tienen entre manos.

Sin embargo, a pesar de que elogio la apuesta tan arriesgada que ha hecho Bandai Namco con la jugabilidad de este título, hay muchos aspectos que resultan fallidos: este tipo de mecánicas reducen la espectacularidad de los combates muchísimo para que sean lo más funcionales posibles (nada que ver con los combates que vemos en la serie, como podéis apreciar en el opening de arriba: la magnitud de las contiendas y la movilidad a gran velocidad se echan de menos), es un título que tiene muy poca gente online en estos momentos y con un sistema de combate que, aunque divertido, debería pulir muchos pequeños aspectos para atraer a una mayor base de jugadores. En su estado actual no recomendaría este juego a alguien que no fuera un fan de la serie, o que tuviera mucho interés en introducirse en su mundo, aunque su manga y/o anime serían mejores opciones.

Quizás si se hubiera prescindido del modo historia y de los extras, y se hubiera lanzado este producto como un juego free to play, se podrían pasar por alto algunos de estos detalles. Pero este juego coge una jugabilidad que cuenta con unos exponentes excelentes y muy populares, lo que hace que sus carencias sean más dolorosamente evidentes.

Sin embargo, como diría Asta: «¡Mi magia es no rendirme nunca!». Bandai Namco tiene un buen producto entre manos que podría pulir un poco más vía parches. Pequeños detalles como los arreglos de la cámara de muerte o la posibilidad de cambiar personajes en mitad de la partida mejoraría mucho el ritmo y el funcionamiento de Black Clover: Quartet Knights. Esperemos que escuchen el feedback de los usuarios para que Asta y sus amigos puedan llegar a una mayor cantidad de jugadores.

Black Clover: Quartet Knights

Puntuación Final - 6.5

6.5

Interesante

Un título muy orientado al online, pero con opciones de juego en solitario, que satisfará al fan de la serie por el cariño con el que trata a los personajes de la obra de Yuki Tabata. Sin embargo su interesante jugabilidad tiene aún bastantes detalles por pulir, a pesar de resultar un producto divertido y curioso en su estado actual.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Alejandro Morillas Tellez

Fisioterapeuta/osteópata de día, hipnoterapeuta cuando es necesario y apasionado jugador de videojuegos por la noche. Los primeros juegos que relaciono como favoritos son Catherine, Vanquish, Overwatch y Kingdom Hearts. Pero siempre estoy disponible para un Tekken, un Vermintide o una maratón de Metal Gear.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X