AnálisisSwitch

Bastion – Análisis Switch

Un chico y su martillo caminaban por un mundo en ruinas...

Permitidme empezar por el final que no sorprenderá a nadie pues ya os hemos hablado de ello: Bastion es uno de los mejores juegos indie que se han hecho nunca. No creo que a estas alturas de la película sorprenda a nadie: se trata de un juego publicado originalmente en 2011 para Xbox 360 y PC, y desde entonces que ha ido saliendo en más plataformas como Iphone o Playstation 4.

La cosa se complica a la hora de plantearnos la compra de su nueva versión, esta vez para Nintendo Switch. Pero para poder ayudaros con esa decisión primero tenemos que contestar a unas preguntas muy básicas: ¿Ya he jugado antes al juego? ¿Es su jugabilidad lo que estoy buscando? A continuación lo veremos.

La historia es sencilla: en lo que parece un claro homenaje a The Legend of Zelda un chico sin nombre despierta en un mundo en ruinas. Toca ir al bastión, el refugio acordado en caso de catástrofe, y ahí averiguar que ha ocurrido y ver si hay más supervivientes. Hay dos naciones en guerra, un giro, una historia romántica… Nada nuevo, pero no es lo que nos quiere contar si no el cómo lo hace.

Lo primero que llama la atención es el narrador, esa voz en off que nos va contando lo que ocurre en todo momento. Y esto podría haber salido mal de muchas maneras: escoge al actor equivocado y su voz no será interesante para el jugador, intenta que cuente mucho y al final le prestarán más atención que al juego. Sin embargo nada de eso ocurre y ese narrador nos acompaña explicando cosas del mundo donde nos encontramos, los enemigos que se cruzan en nuestro camino o a veces haciendo observaciones de nuestras acciones o las armas que tenemos equipadas, siempre mediante frases breves y espaciadas entre ellas.

El argumento del juego se nos presenta mediante pequeños objetos que vamos encontrando en los diferentes mundos. A veces nos explicarán pequeños detalles del día a día de los habitantes de ese mundo, otras veces cosas más importantes para la trama. En ningún caso en exceso, eso sí.

Ambas características, el narrador y la historia mediante los objetos, se convierten en uno de los mayores aciertos del juego, aunque no sin problemas. Por un lado parte de la historia es fácil obviarla y dejarse llevar por la jugabilidad, y debo confesar de que llegué al final del juego sin haber entendido parte del argumento, pues por el otro lado los jugadores no angloparlantes tenemos el inconveniente de que al estar la voz del narrador en inglés debemos ir tirando de unos subtítulos que a veces aparecen en momentos de mucha acción y que es imposible detenerse a leer, haciendo que al final optes por ignorar lo que te están contando y dejarte llevar por la acción.

Y ese problema sería uno grave si la jugabilidad no estuviese a la altura, pero por suerte no es el caso y se trata de un juego muy divertido y con grandes aciertos. Nos moveremos por unos mapas con una vista isométrica, es decir, situada encima del jugador en todo momento. Podemos llevar dos armas con nosotros así como equipar una habilidad especial en un tercer botón, lo que le da un toque de personalización muy divertido y variado. No hay dos armas iguales, desde la clásica escopeta a un martillo, pasando por un mortero y una lanza, por poner unos ejemplos… todas tienen sus pros y sus contras, y al final tenemos que adaptarnos a la situación o a aquellas con las que nos desenvolvamos mejor en la batalla.

El juego tiene la dificultad y durabilidad justas, pero por suerte cuenta con mecánicas totalmente opcionales que complicarán las cosas a aquellos más exigentes, así como un modo de juego plus que nos permitirá volver a jugar la historia manteniendo el nivel de nuestro personaje y los objetos obtenidos.

Sin embargo donde más ha destacado el juego para un servidor es en su apartado artístico. Gráficamente podría escribir muchas palabras sobre lo precioso que son algunos decorados del juego, pero prefiero ser breve centrándome en unos detalles que me han llamado mucho la atención. Los creadores del juego tenían claro que no querían que tuviese un mapa para no distraer al jugador ni ocupar parte de la pantalla con él, por lo que optaron por el recurso de que el camino se fuese creando ante nuestros pies, sabiendo así por dónde hemos pasado y por donde no. Es un método que le da personalidad al juego pero lo más importante, que funciona.

Otra cosa que me ha impactado es algo que entraría en la categoría de los spoilers, por lo que tan solo me limitaré a decir que a pesar de la aparente sencillez del motor gráfico del juego este permite que uno de sus finales sea una de las escenas más emocionantes de la historia reciente del videojuego, y hacerme sentir lo que ni grandes producciones como Metal Gear Solid V o Final Fantasy XV han conseguido. Ahí lo dejo.

Y dentro de su apartado artístico aquel que más resalta por encima de cualquier otra característica del juego es su banda sonora compuesta por Darren Corb. Conmovedora, preciosa, un perfecto acompañamiento que se adapta a lo que vemos en pantalla y que sin duda hará que busquemos algunos de sus temas para incluirlos en nuestra colección de mp3. Si os gusta y disponéis de un tocadiscos podéis comprar un vinilo con una recopilación de sus mejores temas en la web de Supergiant Games.

¿Incluye alguna novedad la versión de Switch respecto a las otras ya publicadas? La verdad es que no, por lo que si ya disponéis del juego en otra plataforma quizá no os interese esta versión, aunque como siempre con la consola híbrida de Nintendo ofrece una característica única y es la posibilidad de jugarlo en modo portátil allá donde os llevéis la Switch, además que el juego hace un muy buen uso de la vibración HD de los joy-con.

Resumiendo: si no habéis jugado antes a Bastion estáis perdiendo la oportunidad de jugar a uno de los mejores juegos indies que se han hecho nunca. Si lo que os ha estado tirando para atrás todo este tiempo es su jugabilidad confiad en mí y dadle una oportunidad, pues hasta ahora nunca había jugado a un juego parecido (se me ocurre la saga Diablo de Blizzard, por ejemplo), y como ha quedado claro por este análisis el juego me ha encantado. Sin embargo si ya en su día jugasteis en PC o en consola quizá queráis esperar a alguna oferta para haceros con él y rejugarlo.

Bastion

Puntuación Final - 9

9

Imprescindible

A pesar de los años que tiene Bastion sigue siendo uno de los mejores juegos indies del mercado, y ahora un imprescindible de Switch.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Adrián Laguna

Crecí viendo jugar a mi padre al Mario 64 y a mi madre al Banjo Kazooie... era obvio que esto de los videojuegos acabaría tirando de mi.

Actualidad

Cerrar
X