AnálisisPS4

Punchline – Análisis PS4

El humor absurdo que necesitas en tu vida

No me considero un analista tremendamente serio, a veces no me considero ni un analista siquiera, solo un chaval que dice lo que ha visto en un juego. Por eso que Punchline haya caído en mis manos para ser analizado ha sido cosa del destino, una señal divina con un mensaje claro, analiza este juego de anime y braguitas, vive tu vida y sé feliz. O algo así, quizás las horas jugando a este título me han afectado más de lo que creía.

O quizás solo me estoy quedando con vosotros porque, a pesar de las apariencias, Punchline es un juego con mucho más de lo que parece, una Visual Novel llena de humor y con ganas de satirizar sobre el fanservice que (por desgracia) abunda en el mundo del anime. Así que abrochaos los cinturones, que vamos a desgranar qué nos ofrece este título.

Punchline es un juego feo, y cuando digo feo quiero decir que tiene unos modelos en 3D poco agradables a la vista. Posiblemente la estética de anime 2D tradicional lo habría hecho más atractivo visualmente, sin embargo nos encontramos con un modelado feúcho, como de bloque, muy basto. Y cuando crees que el juego irá de ver braguitas, si tenías algún fetiche extraño por ser un voyeur de ropa interior femenina, se te van a quitar las ganas, créeme, no quieres verlas. Pero la cosa no se queda en unos modelados de personajes mediocres. Los escenarios que nos encontramos están siempre muy abarrotados, pero sin nada de interés en ellos, son diminutos y nada te invita a quedarte en ellos o admirarlos, sencillamente existen porque debes estar en un lugar. Y es una lástima, ya que esto arrastra un poco de todo lo demás que tiene bueno Punchline. Mi única queja con respecto a este título es su apartado artístico mientras juegas.

Personalmente, no soy muy fan de estos modelos en 3D, sobre todo cuando ves sus contrapartes en 2D.

Esa es básicamente la premisa de esta novela visual. Nuestro protagonista será expulsado de su cuerpo por un espíritu y nuestra misión será conseguir volver a nuestro querido cascarón de carne, para esto pasaremos unos puzles (que ya hablaré de ellos más adelante) y convencer a nuestras vecinas (porque sí, solo tenemos vecinas) de que nos ayuden a volver. Como no nos podemos comunicar con ellas de ninguna manera, deberemos ir interactuando con el entorno.

Aquí es donde entran los puzles. Punchline es una visual novel, por lo tanto su gameplay no debería ser muy extenso o no debería existir siquiera, pero este título es de esos que decide darte algo para jugar, y esto son los trucos fantasmales. Dichos trucos son una serie de acciones, como tirar objetos, pulsar botones, etc, que harán a nuestro objetivo (una de las vecinas) comportarse de alguna manera y lograr nuestra meta, volver a nuestro cuerpo.

Si bien los puzles no son nada del otro mundo, te genera esa sensación de que has participado y no de estar leyendo y nada más, por lo que la experiencia se vuelve más entretenida y agradable.

En esto se basarán los puzles, en hacer una serie de acciones para que la muchacha objetivo haga lo que queremos.

Pero luego está la otra parte de este juego, somos un fantasma, por lo tanto invisibles al ojo humano y podemos atravesar paredes, permitiéndonos rondar por todo el bloque de vecinos sin que nadie sepa nada. Si sois fans del anime, suponéis cómo se comportaría un protagonista de alguna serie con estos poderes, normalmente los usaría para complacer para sus viciosos deseos de ver ropa interior femenina. Y si pensáis que el prota de Punchline es una excepción, bueno estaríais en lo correcto en parte. La cosa está en que si ves alguna de estas prendas íntimas, nuestro personaje sufrirá uno de los síndromes más extendidos a lo ancho y largo del mundo anime: empezará a sangrar por la nariz a chorros. Esto lo llevará a un coma de tres días y al fin del mundo, un game over en toda regla. Así que no, este título no va de ver braguitas, si no de todo lo contrario, ver eso significa el fin del mundo, y nadie sacrificaría el mundo entero por esa visión… o quiero pensar que nadie lo haría.

Pero donde brilla realmente Punchline es en su historia, con sus personajes y las toneladas de humor que desprende en cada escena. Adoro cómo subvierte muchos de los tropos existentes en un anime de humor y ecchi, con cosas como por ejemplo mandarte a un coma apocalíptico si ves unas braguitas, convirtiendo ese acto en lo peor que puedes hacer, mientras que en algunos animes parece la meta a lograr, la recompensa final para el personaje. Aquí se da la vuelta de una manera magistral con mucho humor y es algo que he valorado mucho.

Pero no queda la cosa ahí, el nivel de absurdez sigue, y no se detiene nunca. Conforme vayamos conociendo a las vecinas veremos que tienen problemas y podremos ayudarlas, conociéndolas así mejor y pillándoles hasta cariño. Por ejemplo, una de ellas es una idol, que se transforma en chica mágica, como si de Sailor Moon se tratase, dando paso a un clip de ella perdiendo la ropa de manera mágica, pero de repente salta un cuadrado pequeño en una esquina de la pantalla que te muestra a esa misma chica dando vueltas en su cuarto esperando a ponerse la ropa como una persona normal. Este tipo de momentos plagan todo el juego y logran sacarte una sonrisa como mínimo, sobre todo cuando caes en la cuenta de lo que está parodiando.

La historia va escalando hasta llegar a estos niveles de no saber que está pasando.

No esperaba absolutamente nada de Punchline, no había visto el anime en el que se basa y llegaba totalmente inocente a esto, pensando que sería otro juego de vicio y perversión con estética de anime, pero he encontrado oro humorístico y he pasado unas cuantas horas muy buenas con este título. Si sois fans del humor absurdo y de la sátira, sin duda alguna una compra recomendada.

En resumen, Punchline es una de esas gratas sorpresas que te da la vida, que engaña a simple vista cuando ves el tráiler o algunas capturas. Obtienes uno de esos títulos que de vez en cuando volverá a tu memoria para recordarte uno de los chistes y te verás con una sonrisilla en los labios. Fans del anime y del humor absurdo estarán totalmente satisfechos con cada minuto de juego.

Punchline

Puntuación Final - 7

7

Interesante

Una novela visual que, irónicamente, visualmente no atrae, pero que contiene una cantidad enorme de humor y de sátira que es imposible no cogerle cariño y disfrutar del título.

User Rating: 4.65 ( 1 votes)
Etiquetas

Daniel Jiménez

Me gusta dar la opinión que nadie me ha pedido sobre videojuegos.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X