AnálisisSwitch

Hyper Light Drifter Special Edition – Análisis Switch

Uno de los indies más galardonado de los últimos años llega a Nintendo Switch

Hyper Light Drifter  fue lanzado en marzo de 2016 por Heart Machine, desde entonces ha ganado una gran cantidad de premios y se ha convertido en uno de los juegos más queridos por la comunidad de jugadores. Ahora gracias a Abylight Studios nos llega esta nueva versión para Nintendo Switch. Además, esta nueva versión trae algunas novedades interesantes como una nueva zona llamada Tower Climb, que nos dará acceso a una nueva zona donde podremos encontrar interesante equipo, como un nuevo traje que nos ayudará a descubrir objetos ocultos, una nueva espada llamada Blade Caster y un arma a distancia con la que congelar los enemigos, la Crystal Shot.

Hyper Light Drifter es un título que me ha llamado la atención desde que salió, su peculiar estilo artístico pixel-art siempre me había parecido muy bonito con esa paleta de colores y esta nueva edición en Nintendo Switch ha sido la escusa perfecta para jugarlo de principio a fin.

Para empezar, se trata de un ARPG (action-role playing games), ya sabéis, un RPG de acción en tiempo real del estilo de los clásicos Secret of Mana o The legend of Zelda. Me encantaría poder hablaros de su historia, de aquello que nos intenta contar, pero es que no puedo. No puedo básicamente por que toda la historia que nos transmite este título es tan solo una hipótesis, algo que cada jugador interpretará de una forma distinta, pues no hay ningún diálogo, ni una mínima línea de conversación en el transcurso de esta aventura. Y es algo que impacta mucho sobre cualquiera que lo juegue, pues estamos acostumbrados a que las grandes historias siempre se nos transmiten a través de diálogos; estamos acostumbrados al bombardeo de información a través de personajes, diarios o notas que vamos encontrando en el mundo que se nos ofrece, o de forma más innovadora a través de los objetos, como nos enseñó Dark Souls.

La escena de introducción del título es cuanto menos impactante.

Las palabras sobran, y es que su creador, Alex Preston, ha seguido esta indicación al pie de la letra. Claro que podemos interactuar con los demás personajes, claro que nos pueden contar algo, pero lo hacen a través de imágenes. La esencia de este título no son las frases memorables, pues absolutamente todo lo que se nos cuenta es haciendo uso de los escenarios, usando los diferentes parajes que visitamos como el contexto que envuelve el mundo que nos enseñan. Han sido varios momentos en el transcurso del juego en los que me he parado al ver un paisaje y me he dicho a mi mismo: “joder, que bonito”, o incluso pensar “¿qué pasó aquí?” No podemos saberlo, pero sí que podemos intuirlo. Ahí está la magia.

Por eso os decía al principio que era algo enigmático, pues la ausencia de una referencia concreta a la que ceñirte para tener completamente clara la historia que se nos está contando, no existe. Es cierto que hay de dos o tres cinemáticas con las que podemos guiarnos, pero solamente podemos crear especulaciones. El desconocimiento de lo que se nos está contando estimula la forma de contextualizar todo el juego.

Este detalle, entre otros, alejan a Hyper Light Drifter de lo convencional, de lo que estamos acostumbrados a ver. Muchas veces, cuando se nos presenta un RPG, nos convertimos en esclavos. Nos convertimos en autómatas que siguen los objetivos que nos marcan a través de mapas y misiones. Los personajes van evolucionando, se van obteniendo logros, pero lo único que está haciendo el jugador es seguir estrictamente lo que la historia tiene pensado para él.

Una vez empezamos nuestro viaje en Hyper Light Drifter podemos ir donde queramos. Se nos ofrece la libertad de acudir a cualquier zona de las 4 mazmorras sin ninguna restricción más que algún que otro camino bloqueado. Nuestro objetivo es completar mazmorra tras mazmorra, desbloqueando unos pilares con una función que conoceremos una vez acabemos el juego. Ahora bien, la distribución del mapa y cómo entenderlo ya es algo más complicado, pues uno de los fallos que más he notado en el juego es que el mapa te ubica de manera muy poco precisa. Sabes en qué zona estás, pero no llegas a tener muy clara la forma de acceder a diferentes puntos. Incluso puede llegar a frustrar que todo sea tan críptico.

Y aquí es donde viene el premio de Hyper Light Drifter, premia lo curiosos que seamos. Hay una gran variedad de rutas alternativas donde encontraremos piezas para mejorar nuestro equipamiento y posiblemente algo más.

El mapeado tiene una gran cantidad de rutas alternativas que premiaran la exploración.

En cuanto a su jugabilidad, el sistema de batalla se basa en nuestra propia habilidad y cómo de bien conozcamos los controles y el escenario en el que estemos peleando. Las armas que disponemos para abatir a los enemigos son un sable de luz y diferentes armas de fuego que iremos obteniendo durante el transcurso de nuestro viaje, además de disponer de un dash con el que podremos desplazarnos más rápido entre los enemigos. La paciencia y la medición de tus movimientos son la clave para avanzar. Un paso en falso, o usar la espada en el momento inadecuado te costaran vida, y es algo que hace que, indirectamente, entremos en sintonía con el personaje, y en segundo plano, con el mundo.

Tenemos que saber y entender qué cosas podemos hacer y qué cosas no somos capaces de hacer. El patrón que los enemigos usan es algo que tenemos que saber antes de lanzarnos al ataque, hay que tener claro que movimientos hace el enemigo y en que orden. Aquí no vale lanzarse a lo loco y pulsar el botón de ataque repetidas veces, esto solo nos llevará a la muerte con su correspondiente frustración. Tenemos que aprovechar cada segundo para atacar y esquivar. Los que tengáis un poco de experiencia con juegos de este tipo sabréis a que me refiero.

En definitiva, Hyper Light Drifter es un viaje de soledad. No sabemos muy bien qué estamos haciendo, cuál es nuestro objetivo ni qué es lo que nos impulsa a seguir adelante, pero lo hacemos. Una lograda atmósfera y una magistral banda sonora serán nuestros mejores compañeros en este viaje.

Hyper Light Drifter es un viaje sobre la soledad.

Me gustaría hablaros sobre un detalle que me resultó bastante curioso mientras pasaba entre zona y zona. Drifter, nuestro protagonista, cada vez que consigue un objetivo, empieza a toser. Por cada prueba superada, se nos muestra una pequeña cinemática donde ocurre esto, ¿pero qué significa esto?

Me resultaba muy extraño que tantas veces el personaje no parase de toser escupiendo dos o tres gotas de sangre. Intentaba caminar, tosía, y se desplomaba dando paso a una escena dónde una figura negra acababa con él. Y es que acaba el juego, y sigues sin entender nada, ningún detalle ni referencia que me indicase qué era lo que realmente le estaba ocurriendo al personaje pese a la constante repetición de esta escena. Y es que esto tiene más importancia de la que pensáis.

El autor real de este juego, Alex Preston, padece una enfermedad cardíaca desde nacimiento. Ahora sí que podemos entender el juego. El autor quería reflejar ese sufrimiento a través de su obra. Y es que no solo eso.

El nombre del estudio de desarrollo es Hearth machine. En otros casos, podemos considerar la vida personal del autor algo irrelevante, pero en Hyper Light Drifter supone también una referencia directa para que el juego fuese creado, y desde luego un dato bien curioso. No solo hace que conectemos con el juego, sino también con el autor, cosa que en muy pocos casos se deja ver. Es algo que los títulos independientes nos ofrecen con mayor fuerza que en otros títulos convencionales.

Hyper Light Drifter nos invita a sumergirnos, nos invita a emocionarnos con una historia sin palabras, a disfrutar de su magnífica banda sonora. Hace que le demos la vuelta a la tortilla desde su narrativa y que cada escenario nos llene de esa insaciable curiosidad. Estamos ante un gran título que se ha ganado por derecho propio todos los premios que ha obtenido y ser uno de los juegos de referencia del panorama independiente. Una delicia jugable para los fans de las aventuras que buscan algo diferente.

Hyper Light Drifter: Edición Especial  ya se encuentra disponible en la eShop de Nintendo Switch  a un precio de 19,99€ y un tamaño de descarga de 839,91 MB.

Hyper Light Drifter: Special Edition

Puntuación Final - 9

9

Imprescindible

Hyper Light Drifter nos invita a sumergirnos, nos invita a emocionarnos con una historia sin palabras, a disfrutar de su banda sonora. Todo un imprescindible en Nintendo Switch.

User Rating: 5 ( 1 votes)
Etiquetas

Colaborador

Si quieres publicar tu artículo o análisis a Navi Games, mándanos un email a [email protected] con el texto y una pequeña descripción sobre ti.

Actualidad

Cerrar
X