Artículos

Tres juegos de Nintendo que se merecen un remastered

Cuando hace unos días Capcom anunció la remasterización del primer Onimusha hubo mucha confusión en los primeros instantes. ¿Era un remake o un remastered? ¿Y qué diferencia hay entre uno y otro?

Un remake es volver a hacer el juego de nuevo. Hay diferentes grados, pero normalmente consiste en publicar el mismo juego en una consola (o PC) claramente superior adaptándose a la tecnología actual. El juego tendrá un nuevo motor gráfico, puede que retoques en la jugabilidad, algún cambio menor en la historia… Por lo general es un juego “nuevo”, ya que aunque el esqueleto del original sigue ahí, todo lo que vemos y oímos es nuevo. El ejemplo más famoso y que probablemente popularizó el término en el mundillo de los videojuegos fue el Resident Evil de Gamecube, conocido popularmente como REmake. Sí, era la misma historia y jugabilidad, pero incluso estas tenían sus cambios menores, aunque lo destacable era el motor gráfico que se hizo totalmente de cero.

El nuevo Resident Evil 2 también es un remake.

Un remastered es algo más sencillo, al menos en teoría. Se trata de publicar un juego en una plataforma más actual aplicando los cambios necesarios para que el juego no desentone con el resto del catálogo, principalmente adaptándolo a la alta definición de los televisores y monitores actuales, aunque a veces puede incluir pequeños cambios en la jugabilidad. Un ejemplo sencillo sería el REmake del que os he hablado antes cuando se publicó en PlayStation 4 y Xbox One; el juego era exactamente el mismo que en Gamecube, solo que ahora en alta definición.

Dicho esto, ahora todos tenemos claro que el Onimusha es un remastered. El juego es el mismo que en PS2, pero se ha actualizado el motor gráfico lo suficiente para que cause buena impresión en las consolas actuales, sin tener que hacerlo todo de nuevo.

Y queremos más. Yo, personalmente, quiero mucho más. Podríamos discutir sobre si se trata de una mala práctica por parte de las compañías para volver a vendernos el mismo juego, y sin duda en algunos casos lo es… pero hoy no. Hoy hablaré de esos juegos, llamémosles antiguos, a los que tenemos ganas de volver a echarle el guante pero que al ponerlos en un televisor actual dan lástima y no están a la altura de nuestros recuerdos, o que directamente ya no tenemos acceso al hardware adecuado para jugar.

Si sabes qué es esto probablemente nacieses antes de 1995.

Hoy hablaremos de juegos de los que necesitamos un remastered desesperadamente. Pero antes de empezar un pequeño aclaratorio: veréis que únicamente hay juegos de Nintendo en esta lista, no por ser o dejar de ser fan de esa compañía, si no que fue la última en sumarse a la alta definición con lo que muchos de sus juegos necesitan un lavado de cara, mientras que Sony y Microsoft ya llevan un tiempo actualizando su catálogo. Hay juegos de la primera Xbox que me encantaría jugar ya que es una consola que no tuve, como por ejemplo los Star Wars KOTOR, el Jade Empire, el Conker… Pero no puedo opinar mucho sobre ellos ya que precisamente la necesidad de quererlos (pero que mucho, ¿eh?) reside en eso, en poder jugarlos por primera vez.

Dicho esto, ahora sí que sí, empecemos:

Considerado como uno de los mejores juegos de la historia, la saga galáctica del fontanero de Nintendo se publicó en su día para la consola Nintendo Wii. Desde entonces hemos podido disfrutar de Super Mario Odyssey en su sucesora, la Switch, pero creo no haber sido el único que al recorrer sus mundos echaba de menos la grandiosidad con la que los Galaxy intentaban compensar su falta de alta definición. Ambos juegos contaban con un apartado artístico maravilloso que muchas veces conseguían hacerte olvidar que estabas jugando a una consola tecnológicamente inferior a sus competidoras. Sí hay unos juegos que se merecen una remasterización sin duda son los dos Galaxy, pues sería una gozada recorrer sus escenarios en alta definición. ¡Y no nos olvidemos de su brutal banda sonora!

Tres juegos en uno ya es un buen aliciente para hacerse con él. Pero ojo, que no estamos hablando de unos juegos cualquiera, no. Cada una de sus entregas está considerada como un gran exponente del género y, a riesgo de repetirme dos veces en lo que llevamos de articulo pero es que es verdad, uno de los mejores juegos de la historia. Había muchas dudas de cómo trasladar a las tres dimensiones una jugabilidad como la que caracterizaba a los Metroid de la NES y la Super Nintendo y tuvo que venir Retro Studios, una compañía por la que casi nadie apostaba, para enseñar al mundo como tenía que hacerse. Un shooter que no es un shooter, un plataformas que no es un plataformas, y al mismo tiempo abraza varios géneros para convertirse en una obra de arte. Y pienso en explorar sus planetas allá donde vaya con la Switch y me dan ganas de ir a la tienda de videojuegos más cercana y tirarle mi dinero en la cara al/la vendedor/a.

Samus también quiere una remasterización.

Soy fan de la saga Zelda de toda la vida y no me gustó el Wind Waker. No, no fue por su aspecto infantil, sencillamente sentía que me habían vendido el motor gráfico conforme que serviría para crear un apartado artístico único, y luego al jugarlo no estaba a la altura de mis expectativas.

Hasta que lo jugué en WiiU. Ahí, el que era el Zelda que menos me gustaba de toda la saga pasó a convertirse en mi segundo favorito (por detrás de Majora’s Mask, por si alguien tiene curiosidad). Wind Waker necesitaba la alta definición, recuerdo pasar más tiempo del necesario en la primera isla sencillamente admirando el color de la hierba y el agua.

Skyward Sword cuenta con el dudoso honor de ser el único de la saga que no he terminado. El juego me gustaba, pero fue la primera vez que realmente lamenté que la consola no tuviese soporte para la alta definición. Al final sencillamente llegó un momento en el que nunca más volví a encender la Wii, y el juego pasaría cinco años en mi estantería, cuatro años después de vender la consola, convencido que algún día volvería a comprar una o aprovecharía el emulador de la WiiU… pero cada vez que lo intentaba y volvía a esa resolución me desanimaba. Venía de navegar por los hermosos mares del Wind Waker y me encontraba con una imagen borrosa y un Link que quería transmitirme emoción pero cuya resolución más bien me daba lástima.

Sería esto mismo pero en bonito.

Por eso necesito este remastered. Es más, Nintendo, te voy a dar una idea millonaria: Legend of Zelda HD Collection. Wind Waker, Twilight Princess y Skyward Sword para Switch. Pásame tu número de cuenta y te ingreso directamente el dinero del juego.

De nada.

Me dejo muchos juegos, lo sé… Los Rogue Squadron (no ha salido un juego bueno de Star Wars desde entonces), Fire Emblem (la saga nunca ha sido tan popular como lo es ahora), etc… Lo bonito de estas cosas es que solo he compartido con vosotros mi opinión, y ahora es vuestro turno. Aprovechad los comentarios o las redes sociales para decir qué juegos os gustaría poder volver a disfrutar en consolas o PC’s actuales. Quién sabe, lo mismo me animo y conseguís que escriba una segunda parte de este artículo.

Etiquetas

Adrián Laguna

Crecí viendo jugar a mi padre al Mario 64 y a mi madre al Banjo Kazooie... era obvio que esto de los videojuegos acabaría tirando de mi.

Actualidad

Cerrar
X