AnálisisPS4

Shadows Awakening – Análisis PS4

Hazte uno con el devorador

En los últimos años los juegos multijugador han copado la mayor parte de la importancia en la industria del videojuego, y aunque siguen existiendo los juegos para un único jugador, ya no son algo tan habitual como se puede pensar. Lo normal es que cualquier juego tenga un modo cooperativo o incluso que su modo para un jugador sea poco más que un mero tutorial. Pese a esto los buenos juegos para un jugador siguen existiendo en este océano social, las historias para una persona no desaparecen y en muchos casos siguen teniendo un gran nivel. Aunque muchas veces pasamos de obras maestras a juegos mediocres o más bien malos, de vez en cuando podemos tener títulos para un solo jugador muy competentes que a lo mejor no son sobresalientes, pero que sin duda merece la pena jugar, como ya lo hiciéramos antaño con tantos otros títulos. En este caso tenemos Shadows Awakening, un juego que recuerda mucho a títulos como Baldur’s Gate Dark Alliance o Champions of Norrath, pero que a diferencia de estos apuesta por ser una experiencia personal sin ningún tipo de multijugador, ni online ni local.

Tendremos bastantes conversaciones durante el juego, las cuales nos aportarán la información de la trama.

La historia comienza en los Reinos Heréticos, donde un misterioso mago encapuchado nos narra una historia que no acabamos de comprender y de unos problemas que nos son ajenos. Al momento nos vemos encarnando la piel de un demonio Devorador de Almas. Aparentemente tendremos un pacto con ese misterioso mago que no parece de fiar. Avanzaremos luchando con nuestras garras y consumiendo almas, adaptándonos al mundo oscuro que se nos presenta, hasta llegar al momento de poseer el alma de un difunto para tener presencia física en el mundo de los mortales. A continuación resumiré el tipo de personajes iniciales que podemos elegir.

  • Kalig: Guerrero estándar pero muy fuerte, una gran opción para empezar la aventura de una manera bastante sencilla, puede usar diferentes tipos de armas cuerpo a cuerpo y su técnica es básicamente atacar y apabullar al enemigo y la cosa se pone fea incrementar su fuerza. Sin duda una opción muy interesante si queremos tener un juego bastante ágil y con una piedra angular desde el principio que nos permita tanto defensa como capacidad de combate.

El llamado Rey Bandido, un guerrero y un mercenario que dirigió el Gremio del Acero en Thole. Tristemente para Kalig confió a su propio hijo más de lo que podía permitirse. Algunos lo llamaban bárbaro ¡pero pocos vivían para contarlo! Elige a Kalig si deseas el poder y la fortaleza de un gran guerrero.

  • Jasker: Un arquero muy peculiar, ya que no solo nos permite usar las típicas habilidades de daño a distancia o de ralentización del enemigo, también nos aporta ciertas dotes de nigromante con las que invocar cadáveres que nos darán apoyo en la batalla, muy útil para cualquier arquero. Esta opción puede ser un poco más complicada al principio, ya que la mayoría del tiempo tendremos que huir mientras combatimos.

Jasker el Jabalí Salvaje, un gran héroe en nuestra tierra natal Corwenth. Cayó en combate hace más de una década, en las guerras de adhesión contra las tribus-lobas de Taymuria. Un cazador, un solitario, un arquero sin par, también hizo sus pinitos con ciertas habilidades de traficante de esclavos no-muertos. Elige a Jasker si deseas la movilidad y la puntería mortal de uno de los más grandes arqueros que jamás he conocido.

  • Evia: Este personaje es sin duda el más potente de los tres iniciales, pero como todo mago es débil ante los golpes cuerpo a cuerpo y tiene poca vitalidad, por lo que será muy importante estar pendiente de combinar su uso con otros personajes y con el Devorador, para poder aprovecharla mejor. En este caso tenemos un personaje al igual que el arquero dificulta un poco el inicio, pero a diferencia de este su potencia de cara a niveles altos es muy diferente al principio, llegando a incluso olvidar a veces la vida que pueda tener.

Evia, la hija del fuego. Princesa del Imperio Garuliano, habría sido la Diosa-Emperatriz si no se hubiera rebelado. Murió en la cruzada del relicario, hace tres siglos … no sé cómo. Una maga con un potencial increíble, ella no solo aprovechó la magia del fuego, también aprendió los misteriosos caminos de la magia de la arena. Elige a Evia si deseas aprovechar los poderes arcanos de un mago.

Además de la propia trama del juego, la cual al principio está un poco desdibujada, tenemos la trama de cada de uno de los protagonistas iniciales. De manera que nos metemos en el mundo de los Reinos Heréticos con un pequeño arco argumental secundario, que nos acompañará a través del principal, para darle más contenido al asunto. Sin duda esto es un gran acierto, ya que de alguna manera hace que la experiencia cambie un poco según elijamos a uno u otro y también ciertos apartados de diálogo, sin afectar excesivamente al juego, pero dando cierto detalle de variedad.

Argumentalmente el juego es bastante interesante, durante la aventura nos da información poco a poco y nos crea un mundo con su complejidad, a medida que hablamos con los habitantes de este mundo y avanzamos en la trama. Además de tener información extra gracias a las misiones opcionales, las cuales nos pueden obsequiar con ítems o incluso personajes extra, porque uno de los puntos fuertes y centrales de este juego es el hecho de que el Devorador puede asimilar diferentes tipos de almas, las cuales se engloban en tres tipos: guerreros, arqueros y magos.

Los enemigos son menos numerosos que en otros juegos pero más fuertes.

Hay almas que conseguiremos sí o sí según avancemos en la historia, pero hay otras que son opcionales y combinarlas en el combate es la mejor manera de ser lo más efectivo posible en este juego. Es muy importante seguir la clásica lógica del rol de tener un tanque y personajes de daño, pero eso es solo el principio. Pese a haber tres clases, cada alma es distinta y tiene unas habilidades que difieren de las demás almas de su misma clase, por lo que puedes hacer infinidad de combinaciones incluso repitiendo clase. Combinaciones que aumentarán según avance el propio juego. Sin duda es algo muy original que hace que este juego destaque entre otros, porque este sistema es realmente divertido y te anima a pensar cómo combatir y qué habilidades usar, muy lejos de simplemente usar repetidamente la habilidad más fuerte que tengamos, ya que este juego tiene un detalle que lo diferencia de otros de su estilo y es que no es fácil. Shadows Awakening sabe crear situaciones realmente complicadas, en las cuales los enemigos te sobrepasen por muy fuerte que seas, pero sin caer en una dificultad artificial, si conoces tanto tus mecánicas como la de tus adversarios, puedes salir airoso. A este juego cambios tenemos que sumarle el hecho de que el Devorador está en el plano oscuro, donde aparecen enemigos distintos e incluso partes del mapa que cambian, lo cual será muy útil para abordar ciertos combates o descubrir pasadizos, aunque algunos enemigos pueden estar en los dos planos y muchas veces su forma demoníaca será de todo menos amigable.

Dentro de la personalización de cada personaje hay que destacar que el hecho de tener que elegir solo tres habilidades de todas las que tiene te anima a tener que pensar cómo quieres combatir, ya que afecta mucho a los patrones de ataque que harás. Pese a esto cada personaje tiene una serie de habilidades activas un poco escueta, si lo comparamos con otros títulos similares, pero este queda totalmente olvidado si tenemos en cuenta el hecho de que los personajes son seleccionables en todo momento desde que los conseguimos y hay bastante variedad. Además no solo de habilidades activas vive la personalización, también tenemos habilidades pasivas, los puntos de las diferentes características y la infinidad de objetos que podemos encontrar y comprar en este juego.

Hay bastantes jefes y minijefes, pero como no podía faltar tendremos entre ellos a arañas gigantes.

El núcleo del juego que es el combate es la pieza más sólida del mismo, como concepto global consigue crear unas dinámicas muy activas, que están muy por encima del simple clickar y matar monstruos. Además la versión que analizo es la de PlayStation 4, la cual pese a jugarse con mando es completamente fluida e intuitiva. En este sentido me ha traído a la mente grandes joyas de hace años como Baldur´s Gate 2 Dark Alliance o Champions of Norrath, como ya comentaba en el principio, títulos que destacaron por permitirnos una experiencia en consola que sin pretender imitar lo que se siente con un ratón, crean prácticamente un género propio y una forma de jugar a este tipo de RPG que hoy en día está consolidado como una mecánica propia, más que como una mecánica que intenta portar un juego de PC.

Como bien me gusta destacar los videojuegos no son solo técnica y mecánicas, también son arte y música, aunque esta faceta no siempre está ensalzada en todos, pero al fin y al cabo los diseños 3D tienen que dibujarse y la música componerse. En el caso de Shadows Awakening nos encontramos ante un juego que nos promete un experiencia con un dibujo bastante bueno y unas texturas bastante pulidas, sin llegar a ser un juego sobresaliente en este aspecto, pero que cumple bastante a todos los niveles y esto es visible en la variedad de armas y sobre todo armaduras del juego, y cómo se suelen adaptar a cada personaje y sus características físicas.

El mundo de las sombras confluye con el reino de los vivos.

La banda sonora sorprende porque ya con el tema del menú podemos reconocer una épica muy destacada, con algunas notas que recuerdan al leitmotiv de Vengadores de Marvel, algo meramente casual pero que me parece llamativo y curioso. Por lo demás aunque no estamos ante algo tan característico como otros juegos en general es bastante ambiental y acompaña muy bien a la acción, puede que a veces de manera demasiado sutil y por eso no se recuerda, pero encaja a la perfección.

Estéticamente estamos ante un juego muy sólido, con un conjunto trabajado y vistoso, pero que adolece de un un par de defectos que he preferido dejar para el final. El primero referente a lo visual es la propia traducción del juego, con fallos de gramática que no son demasiado sangrantes, pero que si te fijas pueden estropear bastante el conjunto del juego. El segundo no es un error como tal, pero es un detalle y es que Shadows Awakening no tiene modo online, ni siquiera cooperativo en la misma consola. Este último detalle no lo podemos considerar del todo un fallo, ya que la ausencia de online es premeditado por los propios desarrolladores y realmente no tienen obligación ninguna de incluirlo, pero es una oportunidad desaprovechada, ya que el juego es muy divertido y adictivo.

A veces la fuerza bruta es la mejor opción.

Shadows Awakening es un gran juego, divertido y diferente en cierto punto. Una aventura con trama y trasfondo que nos permite seguir diferentes líneas argumentales según el héroe inicial, aunque siempre ligado a la trama principal. Con un sistema de combate que supera por mucho a su propio género, haciéndonos combinar las almas de los guerreros que conseguiremos, para ser lo mal letales posible. En definitiva un muy buen juego que nos puede dar muchas horas de diversión y que apuesta por una experiencia individual, lo cual hoy en día supone algo digno de admiración aunque sea solo por ir contra corriente.

Shadows Awakening

Puntuación Final - 8

8

Recomendado

Estamos ante un RPG de estilo isométrico que sabe aportar novedades manteniéndose fiel al espíritu del género.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Francisco Jose Moreno

Gran Fan del Zelda, Final Fantasy, Metal Gear y largo numero de Etc. Lo mío son los juegos que me divierten simplemente o los que me llegan a la patata. No creo que nadie pueda sentar cátedra en opinar sobre videojuegos.

Actualidad

Cerrar
X