AnálisisPS4

Slime Rancher – Análisis PS4

Una aventura ''Slimetástica''

La adicción es algo que solo algunos videojuegos pueden conseguir, quién no ha estado jugando a Minecraft durante horas y cuando ha mirado el reloj se ha quedado perplejo. Y es que los títulos en los que hay que trabajar cual granjero están triunfando actualmente, y entre ellos cabe destacar Slime Rancher.

Slime Rancher es un juego para mayores, medianos y pequeños. El objetivo es básico; mediante la captura de unos adorables bichitos llamados slimes ir construyendo una granja de ellos poco a poco, aplicando mejoras según vayamos avanzando en el título.

En el título de Monomi Park encarnaremos a Beatrix LeBeau, que junto con la ayuda del Vatpack -arma que absorbe slimes- será la encargada de recorrer un mundo colorido y más grande de lo que parece.

En esencia Slime Rancher es un título en primera persona que incluso se le puede considerar shooter por el ya mencionado Vatpack. El ciclo a seguir en el juego es sencillo: obtienes una relativa cantidad de slimes, los alimentas mediante frutas, vegetales o carne y dropean una serie de plots que pueden ser canjeables por la moneda del juego, mediante esa moneda ya puedes adquirir mejoras para tus granjas o tu Vatpack o abrir nuevas zonas del mapa.

En Slime Rancher podrás adimistrar las granjas tu gusto.

Así mismo el título también cuenta con 23 especies base de slimes de las cuales 16 pueden ser capturables, sin embargo estas pueden ser combinadas hasta alcanzar un máximo de 150 fusiones entre estas criaturas.

También dispondremos de ciertos espacios no solo destinados a granjas de slimes, si no al cultivo de frutas y vegetales, granjas de pollos, silos donde guardar distintos materiales o incluso una papelera.

Si Slime Rancher cuenta con un punto fuerte no es otro que la curva de aprendizaje, el juego en sí es sencillo, los primeros días jugando no tuve esa sensación característica que puedes tener en algunos títulos de: “No sé qué hacer, ¿y ahora qué?”.

Todo ello es gracias al que el juego no es complicado pero es profundo, me explico; el título poco a poco te va instaurando una necesidad de explorar cada vez más, pero sin antes haber inspeccionado el terreno que tienes en frente tuyo. Así cuando hayas explotado un determinado terreno y necesites mejorar ciertas granjas, por simple intuición te lanzarás a la aventura y aprenderás nuevos conceptos que desconocías a la par que encontrar sentido a distintas funciones de las granjas.

Los slimes se encuentran en total libertad y estarán repartidos por todo el mapa.

Aunque todo camino de rosas tiene sus espinas, y es que la rutina siempre se puede llegar a cargar una preciosa relación, una vez que te encuentras día tras día realizando el mismo recorrido para adquirir monedas, aunque hablemos de 45 minutos realizando el mismo camino, acabas cansándote y apartándolo un día para volver a coger fuerzas.

Hay algo que no se puede negar, el mundo slime es maravilloso. Tanto el arte como los colores y las animaciones presente en el juego provocan que tu aventura sea tranquila y en ningún momento tengas una sensación de agobio. La clave de este logro ha sido utilizar Cel Shading y es que mediante él dan un toque carismático a Slime Rancher lo que le otorga mucha personalidad e incluso llegas a coger cariño a estas criaturas -a veces- .

Aunque si hay algo que nos encante a los jugadores en este tipo de títulos es jugar a ser Dios, tener el control de todos los bichos en todo momento, manejar el entornos a nuestro gusto y la sensación de llegar a algún bioma donde decenas de slimes están esperando a ser capturados es muy reconfortante.

Respecto al apartado sonoro deja bastante que desear, muchísimo a mi parecer, una canción repetitiva que de primeras encaja con la situación de juego pero que tras unas horas te ves obligado a directamente pegar el mute a la música.

Tras echar un vistazo a otros análisis para comparar opiniones me he fijado en algo en lo que coincidimos bastante, todo los puntos positivos que presenta Slime Rancher esconde detrás unos negativos. Me refiero a que el juego desde el primer momento te deja en total libertad de exploración, punto positivo. Sin embargo no hace ninguna referencia a cuál es el objetivo global del juego, punto negativo.

En esta imagen podréis observar un ejemplo de las distintas razas de slimes que podremos encontrar.

El objetivo del juego no se encuentra claro en ningún momento, la historia del título es un trasfondo que en ningún momento llegas a tener en cuenta a lo largo de la partida hasta el punto que no tienes ni la más mínima curiosidad por el qué pasar al final del juego.

Otro ejemplo es que el juego mecánicamente no avanza -positivo en principio para adaptarse rápido al título- pero ello provoca que nuestras actividades sean siempre las mismas y caiga en la rutina fácilmente.

Sencillamente Slime Rancher es un título que a priori te brindará de una ingente cantidad de horas jugadas dependiendo del aguante que tengas a la rutina. Por mi parte tras aproximadamente 12 horas de juego las he aguantado bastante bien, sin embargo es comprensible que algunos puedan llegar a dejarlo antes.

Sin duda el título me ha proporcionado unas sensaciones positivas y sin ninguna duda en el caso de que introduzcan más contenido descargable puede llegar a ser un juego que va a dar mucho más que hablar.

Slime Rancher

Puntuación Final - 8

8

Recomendado

Slime Rancher es un título que te brindará de muchas horas de juego gracias a sus múltiples posibilidades y lo achuchables que son sus criaturas.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Javier Hurtado

Soy más friki de lo que parece. Trasteo con el ordenador y me vicio de vez en cuando. Bioshock. "No gods or kings. Only man" Madrid.

Actualidad

Close
X