AnálisisSwitch

Overcooked! 2 – Análisis Switch

El juego que emocionó a Alberto Chicote

Hay cierto sentimiento de masoquismo en mi persona, lo admito. Ser camarero y pasar el tiempo «libre» analizando juegos sobre hostelería es tan buena idea como dispararse en un pie, pero con la obra de Team17 y Ghost Town Games, el más que conocido Overcooked 2, tenía una cita pendiente.

Los chicos de Ghost Town Games nos traen la secuela de uno de los títulos más locos de corte cooperativa que hemos jugado, y aunque no hay grandes cambios sustanciales, amplía en todo a su predecesor, aunque también arrastra ciertos fallos. Aún así, y de la mano de Nintendo Switch que es, quizás, la que mejor cumple el propósito del juego, nos encontramos con uno de esos juegos que deberían protagonizar todas las fiestas que montemos.

Dicho esto, y con el aviso de que será un análisis plagado de referencias a mi placer culpable, Pesadilla en la Cocina, va siendo hora de encender los fogones, que llegan las primeras comandas.

El Reino Cebolla es un lugar precioso, donde la buena comida abunda, y su rey, acompañado de su fiel perro Kevin, llevan un reinado calmado… Sin contar con que han levantado la ira de un ejército de panes no-muertos, claro.

Dichos panes, con un hambre voraz, solo pueden ser combatidos por los chefs más expertos -o nefastos- del reíno. Y ahí entramos nosotros. Vale, quizás la historia no tiene giros de guión espectaculares, desarrollo de personajes y hasta decisiones morales que repercutan en el final del juego, ¿pero sinceramente alguien buscaba eso en Overcooked! 2?

Estamos ante un título que expande en todos los sentidos a la primera entrega, con escenarios más locos en los que deberemos lanzarnos ingredientes en globos aerostáticos, correr en cocinas de castillos encantados, o hacer burritos en volcanes. Todo esto, además, con la inclusión de un modo online que facilitará el juego cooperativo, que es el gran aliciente de este título.

Overcooked! 2 es un juego que saca todo su potencial en cooperativo, con situaciones muy locas y que estarán llenas de gritos y carcajadas.

Tenemos a nuestra disposición tres modos a los que acceder, el primero el ya nombrado Modo Historia donde recorreremos seis mundos y más de treinta misiones, con la posibilidad de desbloquear misiones ocultas. Antes de cada misión se nos mostrará en un panel muy didáctico sobre cómo realizar los platos a los que tendremos que enfrentarnos, que no requerirán, en su inmensa mayoría, más de tres pasos. Aunque esto no significa que sea fácil.

En dicho modo podremos jugar tanto solos, como acompañados. Aunque la primera opción le resta gran parte de la diversión. En este modo controlaremos a dos cocineros, los cuales podremos intercambiar con un solo botón para repartir las tareas.

Y es que el título de Ghost Town Games es, bajo esa apariencia desenfadada, un auténtico ejercicio de estrategia constante. En cada partida es esencial repartirse las tareas con los compañeros, dejando que algunos miembros se dediquen a cortar carne y vegetales, mientras otros se dedican del cocinado y cocción, y otro del emplatado, pudiendo sumar hasta 4 jugadores en una misma partida.

Saber estar en tu lugar es primordial para que todo salga adelante. La línea entre el trabajo ordenado y el caos absoluto es muy fina.

Como ya os contamos, la gran inclusión de este título es la posibilidad de jugar online con otros jugadores en sesiones privadas o abiertas, donde además del Modo Historia podremos jugar un Modo Arcade, donde votaremos mapas para enfrentarnos a los retos que nos propongan, o el Modo Duelo, en el que competiremos con nuestros rivales por la máxima puntuación.

En cuanto a añadidos, no debemos esperar encontrar grandes alicientes de rejugabilidad, más allá de conseguir todas las estrellas de cada misión con la que acceder a los niveles ocultos, los únicos desbloqueables junto a las skins de los cocineros que iremos consiguiendo en el Modo Historia. Esto puede saber a poco para aquellos jugadores que busquen algo más, pero sus desarrolladores han decidido centrarse en este target de jugadores, y lo cumplen con creces.

En el plano jugable seguimos encontrándonos con prácticamente todas las características de su predecesor. La jugabilidad sigue siendo la misma, implicando a todos los miembros del juego para la realización de platos, lavarlos en caso de que estén sucios para poder emplatar, un pequeño acelerón para tardar el menor tiempo posible en llegar a nuestro objetivo, y como añadido, podremos lanzar por los aires los alimentos sin emplatar, algo muy necesario para los momentos en los que los jugadores nos encontremos en diferentes plataformas.

Los escenarios son dinámicos, donde la anarquía siempre reina… Los gritos de desesperación y risas están asegurados.

Donde radica la magia es en las situaciones que se crean, ya sea acompañados de amigos, donde mejor se disfruta, u online. En lo personal, me he encontrado con mi compañera discutiendo quién haría qué, repartiéndonos el trabajo como si fuese una cocina de verdad… Luego llegaron las llamas y las carreras a por el extintor mientras descuidábamos un pollo frito.

Todo esto es Overcooked! 2, el caos en estado puro, la búsqueda de un trabajo perfecto en la que cualquier descuido puede llevar al caos. Donde un compañero cae al vacío, y durante esos 5 segundos de respawn todo comienza a arder; mientras uno intenta sacar las comandas adelante y ganar la máxima racha posible para que las propinas sean más numerosas.

Por desgracia, este caos suele ser bastante común por la imprecisión de sus controles, en los que intentaremos coger algo y nos será imposible, o acceder a alimentos que han quedado almacenados en una esquina al lanzarlos, lo cual imposibilita cogerlo, y por lo tanto, deberemos buscar otros en las cajas marcadas con el dibujo. Esto entorpece enormemente el gameplay, y aunque no resta diversión, si suma una cantidad de frustración innecesaria.

No son pocas las situaciones en las que hemos intentado sacar la comida del horno y hemos sido incapaces por las prisas, quemándose finalmente y teniendo que realizar el alimento desde cero. Además, hay que nombrar que la lista de comidas no es excesivamente grande, aunque debe entenderse que se trata de un juego arcade, y una excesiva cantidad de alimentos entorpece el ritmo que propone, siempre a contrarreloj y exprimiendo hasta el último segundo.

Nintendo Switch es, quizás, la que mejor entiende el espíritu de la obra de Ghost Town Games, con su capacidad para jugar en cualquier lugar y con la comodidad que ofrecen los Joy-Con para iniciar una partida multijugador. Además, la simpleza de sus controles hace que no requiera de gran habilidad y cualquiera pueda jugar.

En cuanto al título, nos encontramos con un apartado gráfico colorido y simpaticón, sin grandes alardes, pero que imprime un buen carisma que, por desgracia, el apartado musical no consigue. El sonido es fácilmente olvidable, dedicándose a acompañar para no destacar ni bien ni mal.

Gráficamente estamos ante un juego simpaticón, más pulido que su antecesor, pero sin despuntar.

Además, contamos con varios modelos de chefs que iremos consiguiendo, desde diferentes chefs humanos, hasta unicornios con gafas de sol, cocodrilos, gatos… todo un festival de rarezas para que seamos los mejores cocineros del reino.

Overcooked! 2 no es un título exento de fallos, y aunque los añadidos son pocos y hay pequeños errores, es uno de los títulos cooperativos más divertidos que he podido jugar, tanto, que ha sacado al «viciado» que había en mí. Si bien es cierto que está pensado para situaciones muy claras, como son fiestas o juego en equipo, es la mejor opción para juntarse la familia o amigos y soltar tantas carcajadas, o gritos de desesperación, como sean posibles.

En Nintendo Switch ha encontrado su compañero más fiel para el viaje, permitiéndonos jugar allá donde vayamos a un título que, en esta ocasión, nos permite jugar online contra otros jugadores, o formar equipo con ellos para poner la cocina patas arriba. Sea como fuere, desde Navi Games os recomendamos tener bien afilados vuestros cuchillos, practicar bien el corte y echarle un ojo a la freidora, porque esta cocina puede convertirse en un infierno.

Overcooked! 2

Puntuación Final - 7.5

7.5

Recomendado

Un título que debe protagonizar todas las fiestas. Las carcajadas, los gritos de desesperación y las cocinas en llamas están aseguradas.

User Rating: 3.55 ( 1 votes)
Etiquetas

Enrique Gil

Amante de las buenas historias, de aquellas que te despiertan sentimientos que solo un buen videojuego consigue. Un eterno fan de juegos como Dark Souls, la saga The Witcher y de los juegos de TEAM ICO, en especial, Shadow Of The Colossus.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X