AnálisisPC

Death´s Gambit – Análisis PC

¿La muerte llama? Di que llego con retraso...

Desconocía la existencia de este juego hasta que me saltó un anuncio en Twitter desde la cuenta de los creadores de la aclamada serie Rick y Morty, Adult Swim. Este anuncio, siendo un mero tráiler del juego, mostraba un producto bastante interesante. Un metroidvania en 2D con un estilo gráfico PixelArt que recogía muchas influencias de la mítica saga de Hayao MiyazakiDark Souls.

Estuve buscando más información sobre su desarrolladora, White Rabbit, ya que tampoco me resultaba familiar. Tras un tecleo rápido en Google descubrí que Death´s Gambit era su primera obra. Tras esto, decidí darle una oportunidad y me aventuré, sin darme cuenta, en una lucha contrarreloj para frenar la inmortalidad.

Lo primero que nos encontramos en Death´s Gambit es muerte. Nuestro protagonista, Sorun, está siendo arrastrado hacía una pila de cadáveres en llamas que parece ser un batallón caído en combate por uno de los personajes principales de esta aventura, Vrael, un guerrero de raza reptiliana que porta un gran hacha y una armadura pesada roja. Antes de ser arrojado a la montaña de cadáveres incinerándose, Sorun despierta con una tez verde. Tras una conversación con este personaje, quien nos manda regresar a Vados, aparece La muerte, siendo esta un ángel de alas negras esquelético que porta una gran guadaña con toques dorados en la hoja. Tras conversar con La muerte, y sin recibir apenas explicaciones, nos obliga a firmar un contrato por el que seguiremos vivos a cambio de convertirnos en su lacayo.

Y así comienza nuestro viaje, al principio sin motivaciones, más que cumplir con las directrices recibidas que en un principio nos son desconocidas. A lo largo del juego iremos descubriendo los motivos por los que Sorun decidió adentrarse, junto a su ejercito caído en combate, en estas tierras anegadas por una enfermedad, la inmortalidad.

Sorun hablando con Vrael tras resucitar.

Para cumplir con las ordenes de La muerte, y tratar de alcanzar los objetivos de Sorun, deberemos hacer frente a 14 inmortales que nos impedirán continuar nuestro camino hacia Caer Siorai, donde encontraremos la clave para cumplir nuestro pacto con la muerte.

El juego presenta una historia cargada de metáforas sobre la vida y la muerte, y de reflexiones metafísicas sobre la banalidad de la vida y la importancia de la muerte como fin, que insta a las personas a vivir su vida al máximo. Al igual que en Dark Souls, se usa la narrativa emergente para que el jugador deje correr su imaginación y complete los huecos vacíos de la historia (sobre todo de los personajes). Esto unido a un par de giros de guión algo predecibles, hacen que nuestra estancia en estas tierras inmortales sea entretenida.

El juego es muy similar a Dark Souls. Comenzamos eligiendo nuestra clase; una decisión que no será apenas relevante ya que la diferencia entre estas es, básicamente, nula. Al emprender nuestro viaje somos un personaje minúsculo en un terreno amplio y desconocido plagado de amenazas, que tendremos que investigar sin la ayuda de mapas o puntos de referencia. Las míticas hogueras, en este caso, son sustituidas por estatuas de la muerte en las que podremos descansar, subir nuestro nivel y modificar nuestras habilidades.

En Death´s Gambit se incluyen varias mecánicas nuevas con respecto a la saga de Hayao MiyazakiDisponemos de una rama de talentos que podremos desbloquear al acabar con los jefes finales, los inmortales. Además, podremos comprar con la moneda del juego, los fragmentos, habilidades especiales para nuestras armas que podremos activar gastando una barra morada de energía, que se recargará al golpear a los enemigos. Si bien esta característica es lo que le otorga el nombre de metroidvania, este le queda demasiado grande: los talentos son bastante genéricos y no modifican apenas nuestro gameplay, y la variedad de habilidades para cada arma es bastante escasa (como ocurre con las de la guadaña, solo habiendo tres en todo el juego).

La flecha roja en la vida indica tu progreso con el jefe final.

Por otra parte, el juego te da a elegir entre dos maneras de jugar: la primera, siendo muy similar a la saga SoulsBorne, en la que disponemos de plumas curativas (sustitutas de los frascos de estus) para poder regenerar vida. La otra consiste en sacrificar todas tus plumas para multiplicar tu daño un 10% por pluma invertida. Si decidimos jugar de la primera manera nuestro daño se verá reducido y tendremos que jugar algo más pasivos y cautelosos. De la otra forma nuestra forma de actuar contra los jefes finales será aprendiéndonos sus patrones de ataque, evitando así ser golpeado. Esta nueva manera de jugar es el punto fuerte de Death´s Gambit, debido a la gran variedad en sus enemigos y ataques, disfrutando así de una experiencia exigente, que nos retará cada vez que fracasemos mostrándonos nuestro progreso con el jefe final tras morir. como pasaba en Cuphead.

La jugabilidad del juego se ve, por desgracia, afectada por unas animaciones toscas al atacar o esquivar, que muchas veces nos harán morir injustamente, bugs visuales que mancharán nuestra experiencia de juego y unas hitboxes algo extrañas en algunas batallas. Además, la variedad de armas de cada tipo es nula, habiendo solo, por ejemplo, un tipo de espada larga, de espadón y de guadaña. Tendremos la posibilidad de mejorar estas armas a lo largo del juego, pero sí que he echado en falta un rico elenco de armas entre las que elegir, cada una con sus diferencias y efectos especiales.

Gráficamente el juego es maravilloso. Su mimada estética PixelArt atrapará al jugador en un mundo diverso con una gran variedad de escenarios que explorar. Los efectos visuales, ataques y animaciones de los enemigos están muy cuidadas, otorgándonos una experiencia visual más que sobresaliente.

En cuanto a su banda sonora es magistral. Su compositor, Kyle Hnedak, nos deleitará con algunas piezas que complementarán la experiencia de juego a la perfección, atribuyendo epicidad y personalidad a las batallas finales, y sentimentalismo e intimidad en los momentos más emotivos. A criterio personal, esta banda sonora está al nivel de las composiciones de Nobuo Uematsu, en la saga Final Fantasy.

Death´s Gambit es una muy buena opción si eres un amante de los retos. Por 15 €,tienes unas 12 horas de contenido de calidad, y más sabiendo que todos los fallos, bugs, y falta de armas las arreglarán en parches posteriores. Sin duda, Death´s Gambit es un juego que no puede faltar en tu biblioteca de Steam.

Death´s Gambit

Puntuación Final - 8.5

8.5

Recomendado

Si eres un amante de las obras de Hayao Miyazaki, de los metroidvanias o de los juegos que suponen todo un reto, Death´s Gambit te enamorará.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Álvaro Novillo Correas

18 años con un mando en la mano. Amante de los JRPGs clásicos. Final Fantasy y Kingdom Hearts me han definido como la persona que soy a día de hoy. Actualmente, estudio Física (en ingles) en la Universidad Complutense de Madrid.

Actualidad

Close
X