AnálisisPS4

Runbow – Análisis PS4

Vas a flipar en colores con este análisis de Runbow

A veces echamos de menos esos juegos simples y directos, esos que nos llevan directos a la acción, sin preámbulos. Runbow nos devuelve de lleno a esa sensación; coger el mando y en apenas unos segundos estar machacando botones para saltar y golpear. Si te apetece una ración de plataformeo échale un vistazo a este análisis de Runbow,desarrollado por 13AM Games, y prepárate para flipar en colores.

Runbow, como su nombre indica, se basa en correr y en jugar con los colores. La gama cromática es el elemento clave del juego, en torno al que gira la acción. Mientras recorremos los escenarios en 2D a toda velocidad el fondo cambia de color constantemente. En cada nivel el orden de los colores obedece a una paleta cromática distinta y será clave comprenderla para superar los escenarios.

Gran parte del escenario y sus elementos principales, como plataformas o pasarelas, son de los mismos colores que componen la paleta de cada nivel. Cada vez que el fondo cambia de tonalidad, las plataformas y superficies que comparten color con el fondo desaparecen, así que tendremos que calcular nuestros movimientos para no caer. De esta forma tenemos que memorizar el orden en el que cambia la paleta para poder superar los niveles en el mejor tiempo posible.

Runbow, como os decía hace un momento, va de correr, así que el tiempo es otro elemento clave. Cada nivel se puede completar con una, dos o tres medallas en función de nuestro tiempo. Algunos niveles son sencillos y podemos conseguir sus tres medallas con facilidad, pero la mayor parte de ellos requieren ensayo y error para llegar a dominarlos.

Runbow no se complica demasiado y tampoco le hace falta. Sus controles se resumen correr, saltar y golpear. A medida que avanzamos por los niveles nos podemos encontrar distintos obstáculos, ya sean de carácter arquitectónico o enemigos que pululan de aquí para allá. Ambos los podemos destrozar a base de puñetazos o saltos bomba. Algunos de los enemigos se valen del cambio de color del fondo para defenderse; poseen auras protectoras de un color determinado y solo podemos hacerles daño cuando el tono del fondo coincide con el del escudo y este desaparece.

Cuanto más avanzamos más peligros nos encontramos en los niveles, y más frenéticos se vuelven. Desde rocas rodantes hasta paredes repletas de púas. Cada vez nos enfrentaremos a niveles más rápidos y exigentes, no solo con la cantidad de peligros, sino con la complicación de las paletas cromáticas. Estas pasan de alternar entre colores perfectamente diferenciados a jugar con distintas tonalidades de un mismo color. Estos cambios más sutiles nos obligan a afinar nuestro control del ritmo y la percepción de los colores.

Por si fuera poco, Runbow nos permite jugar a todos sus modos en multijugador local hasta con tres amigos más, u online con grupos aún mayores. Podemos enfrentarnos al modo aventura en cooperativo o enfrentarnos a otros jugadores en los distintos y variados modos de juego.

El modo aventura de Runbow se estructura en cuatro mundos diferenciados por su ambientación y estética. Cada uno de estos mundos contiene treinta y seis niveles organizados por dificultad. Esta dificultad se organiza en una escala de colores. Verde, amarillo y rojo, que equivalen a fácil, intermedio y difícil, respectivamente. De cada seis niveles tres son verdes, dos amarillos y uno rojo.

Por si esto fuera poco, Runbow nos ofrece cuatro modalidades más de juego: El Rey de la Colina, La Arena, Prepárate para correr y Derrota al Bowhemoth. Todas estas modalidades de juego pueden jugarse en solitario o en multijugador y añaden algunos potenciadores y poderes que enriquecen la experiencia jugable.

El Rey de la Colina es el clásico modo en el que tenemos que permanecer en un punto del escenario durante más tiempo que el resto de los jugadores; con la diferencia de que dicho punto desaparece cada vez que los colores cambian. En La Arena tendremos que darnos de guantazos con nuestros rivales para echarlos del mapa y así ganar puntos.

En Prepárate para correr tendremos que recorrer un escenario a toda velocidad, como en el modo aventura, con la diferencia de que competiremos contra el resto de los jugadores por hacerlo primero. Por último, en Derrota al Bowhemoth, nos enfrentaremos al modo de juego más exigente. Tendremos que recorrer un extenso y exigente mapa en el que no se guardarán nuestros avances, hasta llegar a una enorme criatura: el Bowhemoth, al que nos tendremos que enfrentar para completar el reto.

A medida que conseguimos progresos en los distintos modos de juego iremos desbloqueando distintos elementos coleccionables, como una galería de arte o un elenco de personajes. Muchos de los personajes que desbloqueamos son los protagonistas de otros títulos indie, como Shovel Knight o Rusty, de Steamworld Dig.

Además, también podemos desbloquear trajes y atuendos para los personajes básicos. Podemos elegir entre dos personajes, un chico y una chica, llamados Hue y Val, respectivamente. Podemos personalizar su vestimenta y su color, para seguir jugueteando con la escala cromática.

Runbow

Puntuación Final - 7

7

Recomendado

Runbow es un perfecto compañero de juegos para esas tardes con amigos. Modos de juego variados y muy divertidos para echar unas risas en compañía. Su sistema de juego basado en las paletas de colores resulta muy fresco y original. Sin embargo, flojea en el juego individual, que puede hacerse monótono y frustrante.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

JaviMGarcia

Made in 1992 y pegado al mando de una consola desde del 97. Aspirante a alcalde de Raccoon City, a cazador de Yharnam y a periodista de videojuegos. Si me quieres encontrar busca la consola más cercana.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X