AnálisisSwitch

The Inner World – Análisis Switch

Un título que busca llevarnos a las aventuras gráficas de los noventa

Actualmente vivimos, sin ninguna duda, en la mejor época de los videojuegos. Hemos tenido la fortuna de coincidir en un momento de la industria en el cual existe una enorme cantidad de títulos disponibles cada semana. Esa avalancha de lanzamientos da lugar a que resurjan géneros que llegaron a estar muy olvidados. Poco a poco hemos sido testigos de cómo regresan sagas o géneros que vivieron su mayor apogeo hace ya muchos años. El más claro ejemplo de ello son las aventuras gráficas, títulos que reinaban en la década de los noventa pero que se fueron diluyendo. El mercado y la industria seguían avanzado y las compañías simplemente empezaron a apostar por otras cosas, principalmente por la moda de turno.

Sin embargo, desde hace unos pocos años y en gran medida gracias a las alternativas de publicación y distribución para proyectos independientes, es que estudios más pequeños han conseguido darle un nuevo impulso a ese género que tanto nos cautivó hace más de veinte años. Hoy tocamos uno de esos proyectos, The Inner World, juego desarrollado por Studio Fizbin que fue lanzado originalmente en 2013 en Steam. Poco tiempo después dio el salto a PlayStation 4 y Xbox One y ahora lo tenemos disponible en Nintendo Switch. Vamos a darle un vistazo para ver lo que esta aventura tiene para ofrecernos.

The Inner World es una aventura gráfica de estilo point and click que nos lleva al mundo de Asposia, un reino subterráneo que depende de tres fuentes de viento para existir. La historia nos sitúa en un punto en el cual dos de las fuentes de viento se han apagado y la única que mantiene al reino es la que tiene en su control un personaje llamado Conroy, quien ha sido el líder del pueblo en esta época de austeridad y se nos presenta como un personaje con tintes dictatoriales. En el mismo monasterio del cual Conroy es jefe vive un joven músico llamado Robert, el protagonista de nuestra historia. Una serie de eventos acaba con Robert emprendiendo la misión de descubrir la verdad tras las dos fuentes de viento apagadas. Durante nuestro trayecto nos topamos con Laura, una ladrona que anda en búsqueda de su padre, y se une a Robert en busca de la verdad. Todo esto a la vez que deben superar la amenaza de los Basylians, quienes básicamente se dedican a convertir a los habitantes en piedra.

La historia es medianamente interesante y tiene su gracia. Como era de esperar, nos encontramos con un juego en el cual los diálogos tienen una gran importancia y he de decir que los he encontrado muy bien construidos. No llegan a ser demasiado complejos, pero la forma en que se plantean y desarrollan es muy coherente para la propuesta del juego. En mi caso particular me gustan mucho los juegos que intentan hacer uso del humor durante la experiencia y ese es el caso de este título. Las conversaciones, y el mundo en general, tienen un toque humorístico que vuelve al juego en algo mucho más relajado y disfrutable.

The Inner World quiere recordarnos a las aventuras gráficas más clásicas. Durante nuestro camino nos topamos con ciertos puzles, algunos de ellos se resuelven de forma realmente muy fácil y otros habrá que darle vueltas a la cabeza para encontrar la solución; mientras que también nos vamos a topar con unos acertijos cuyo planteamiento y resolución son un tanto rebuscados, por no decir absurdos. Más de una vez nos vamos a topar con algún puzle en el cual la solución era algo que muy intuitivo no es o que mucha lógica no tiene. Sin embargo, la mayoría obedecen a un razonamiento lógico y solo habrá que estar atento y darle una pensada para que podamos avanzar en nuestro viaje. De la misma forma, el juego implementa un sistema de ayudas y pistas para los distintos puzles, con lo cual se busca evitar que nos lleguemos a quedar atascados. La mayor parte del tiempo controlamos a Robert, pero en ciertos momentos puntuales tomamos el papel de Laura. Realmente a nivel jugable no hay demasiadas diferencias, la más destacable es que determinados puzles solo podremos resolverlos controlando a Robert, mientras que en otros será necesario llevar el control de Laura.

En cuanto al esquema de controles, pues es un point and click; pero este análisis es de la versión de Switch y he de decir que han hecho un buen trabajo a la hora de trasladar dicho esquema de controles a la consola híbrida de Nintendo. Movemos el cursor por la pantalla y presionamos el botón ya sea para movernos o para interactuar con el entorno, objetos o demás personajes. Controlar a nuestro personaje y desenvolvernos en dicho mundo se siente muy fluido e intuitivo.

En cuanto al tema de la duración, nuestra historia acontece a lo largo de cinco capítulos y la duración depende de qué tanto nos hayamos atascado por el camino. Yo tuve unos cuantos atascos y demoré unas nueve o diez horas en terminarlo. Entiendo que aquellos con más bagaje en el género podrían terminarlo en siete u ocho horas, quizás menos; en ese sentido depende de cada uno. Yo personalmente puedo decir que, más allá del tiempo que haya demorado en completarlo, me quedé satisfecho con la experiencia. No siento que le sobre, o le falte, duración a la experiencia.

Asposia es un mundo colorido y que transmite cierto carisma y encanto, pese a estar bajo tierra y a encontrarse en una situación un tanto compleja. Nos topamos con un entorno y habitantes que resultan hasta simpáticos y contribuyen a la atmósfera que se intenta construir. El apartado gráfico es muy agradable de ver, se nota cierto mimo y cuidado en ese sentido. Las ilustraciones y diseños de los personajes son bastante idóneos para el tipo de experiencia que se busca. En cuanto a apartados técnicos, el juego funciona de forma correcta, no hay caídas en la tasa de imágenes por segundo o bugs molestos. Todo va perfectamente bien y no representa una barrera para disfrutar del título.

Por su parte, en el tema sonoro nos encontramos con un juego con un nivel aceptable en cuanto a las actuaciones de voz se refiere, la ambientación sonora está muy bien lograda. Consigue meternos de lleno en dicho mundo. La aventura transcurre prácticamente en total silencio, acompañada únicamente de los sonidos del ambiente y alguna melodía bastante sencilla, pero adecuada. En ese sentido, puedo decir que la música simplemente está para acompañar, de vez en cuando; y que, aunque sí se hace un uso importante del sonido en el juego, no ocurre lo mismo con las piezas musicales.

The Inner World apela al recuerdo de las viejas aventuras gráficas, pero al mismo tiempo apuesta por ofrecer algo que se sienta novedoso. Nos presenta un mundo bastante atractivo de conocer y nos plantea un argumento que puede llegar a ser interesante y que incluso se permite tomar el humor como un elemento importante dentro de su narrativa. El apartado visual se encuentra muy bien detallado y es bastante vistoso de ver gracias a su paleta de colores tan viva. No es un complejo guion compuesto por varios personajes con su respectivo desarrollo, pero sí es una historia con su gracia y los personajes en los que profundiza logran atraer nuestra atención.

De la misma forma, los puzles pondrán a trabajar nuestro ingenio. Se van a poner a prueba nuestras habilidades de deducción al plantearnos acertijos bastante variados y siempre que nos atasquemos podremos recurrir a las ayudas o pistas. Buena parte de lo corto o largo que sintamos el juego depende de nuestra capacidad para solucionar los puzles; pero el juego en todo momento a lo largo de la aventura hace lo necesario para que no nos quedemos con la sensación de qué algo falta o sobra. Nos encontramos frente a una interesante alternativa para los amantes del género y una buena opción para quienes quieran iniciar y adentrarse en el fantástico mundo de las aventuras gráficas.

The Inner World

Puntuación Final - 8

8

Recomendado

The Inner World es una divertida aventura point and click que nos lleva a recorrer el mundo de Asposia. Muy recomendada tanto para los amantes del género, como para aquellos que se quieran iniciar en él.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Keveen Argueta

Amante de los videojuegos buenos, muy crítico con los malos. Por ahora, músico de profesión, futbolero por pasión y jugón por convicción.

Actualidad

Close
X