AnálisisPS4

Narcosis – Análisis PS4

El océano es aterrador. Esa sensación de peligro, mística y separación hace que las profundidades oceánicas sean el escenario ideal para un juego de terror que pocos parecen aprovechar. Narcosis, título desarrollado por Honor Code, es un simulador “andante-horror” que tiene lugar en el lecho marino y que intenta potenciar esta idea pero termina ahogado por sus sustos endebles, controles deficientes y efectos visuales muy precarios.

A pesar de esos defectos, Narcosis está mucho más centrado en su historia de lo que inicialmente parece. Juegas como un miembro de la tripulación de una operación minera de aguas profundas que tras un maremoto se ha visto a la deriva, lo que hace que vayas de un lado a otro con la esperanza de encontrar una lanzadera de escape que funcione. La historia se desarrolla en una serie de monólogos que se van revelando conforme avanzas en las profundidades en un intento de darle un enfoque de tensión mezclado con reflexión.

La historia está bien planteada y se construye notablemente basada en la soledad que uno encuentra en el océano

La excelente interpretación de voz y un sólido guion profundizan en temas tales como la culpa del sobreviviente, el aislamiento, el miedo y otros temas desgarradores, y hacen que avanzar en la historia sea satisfactorio. Sus mejores elementos aparecen cuando esos temas se yuxtaponen contra los oscuros recovecos del mar, reforzando las palabras pronunciadas a través del agua fría y misteriosa que te rodea. Escuchar a uno de los mineros describir sus sentimientos más profundos de soledad mientras camina solitario alrededor de una instalación inundada es una de las partes más brillantes del título.

Estos ritmos narrativos son el único punto de iluminación que cuelga sobre un monstruo oscuro y feo. Literalmente. Narcosis parece un título tardío de la PS2 con todos los modelos de personajes planos, la animación rígida y la iluminación obsoleta que venían de serie en los juegos más mediocres de esa generación.

La mayoría de sus pecados visuales probablemente se pueden atribuir a que aparentemente se construye alrededor de la realidad virtual, donde las imágenes nítidas se suman a una tasa de fotogramas suave y sin complicaciones. Pero la versión de PS4 sorprendentemente no tiene soporte PSVR, lo que significa que no puede prosperar en las cualidades de inmersión de VR ni en los magníficos efectos visuales de una experiencia nativa de juegos de pantalla plana. Sufre de lo peor de ambos mundos sin realidad virtual y esa es tristemente la única forma de jugar en la PS4 y Xbox One.

Los sustos, totalmente predecibles, pierden impacto debido a las deficiencias técnicas del título

Los pobres efectos visuales también afectan negativamente la jugabilidad. Mientras que su narrativa se extrae de largos paseos por el fondo marino, su modo de juego trata de emular otros juegos populares de terror en primera persona. Pero la mayoría de sus intentos de asustar al jugador son involuntariamente graciosos debido a las deficiencias técnicas ya mencionadas del juego. Los modelos de personajes que están destinados a asustarte se ven ridículamente horribles, convirtiendo los supuestos brincos del susto en pura bufonada cómica. El pequeño puñado de momentos genuinamente tensos se ve eclipsado por su abrumadora cantidad de tácticas predecibles de miedo que se inclinan más hacia el humor que hacia el terror.

Los sistemas de juego de Narcosis son rígidos y frustrantes. Como es el caso de la mayoría de los juegos de terror, tu personaje es increíblemente vulnerable, armado únicamente con un cuchillo de mantequilla insignificante y un suministro de oxígeno ridículamente poco profundo. Los insuficientes ataques ofensivos y la incapacidad de transportar múltiples tanques de oxígeno serían problemas mayores si todo lo demás no fuera tan activamente destructivo para el flujo y la estructura del juego.

Como debes sentirte débil, la mayor parte del juego se reduce a un juego de sigilo en el que lanzar bengalas y maniobras rápidas te mantendrán alejado del peligro, pero el diseño de niveles confuso y los controles poco convencionales hacen que sea una tarea difícil. Los caminos oscuros y poco claros a menudo confunden exactamente dónde se supone que debes ir y, dado que tu nivel de oxígeno disminuye a un ritmo alarmante, te animamos a no pensar y simplemente caminar hacia adelante. Avanzar con frecuencia te obliga a leer mal el diseño del nivel, que a menudo te castiga con una muerte lenta y sofocante o una muerte rápida y sangrienta.

Al final Narcosis no deja de ser un simulador de paseos con intento de terror mal efectuados.

Las bengalas no siempre parecen ser efectivas y, antes de que te des cuenta, machacarás molestamente el botón de ataque para repeler a los peces más pequeños. O peor, tropezarás con uno de los cangrejos enemigos gigantes que patean un enorme agujero en tu casco para causar daños masivos. No importa cómo falles, te verás obligado a sentarte a través de un tiempo de carga insoportablemente largo antes de tratar de descubrir qué salió mal.

Hay una idea increíble escondida en las profundidades de Narcosis. Un juego de terror psicológico submarino suena como una receta perfecta para otro clásico, pero desafortunadamente, una receta solo es tan buena como sus ingredientes. La actuación y la escritura de la voz de Narcosis podrían contener el agua, pero las imágenes obsoletas, el horror irrisorio y el juego deficiente pesan y hacen que se hunda más rápido que un cadáver con zapatos de cemento.

Narcosis

Puntuación Final - 5

5

Correcto

La oscura inmensidad del océano parecer ser el escenario perfecto para un juego de terror a la altura, pero Narcosis bracea torpemente lo que le impide salir a la superficie y no morir en el intento.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

YleniaDoM

Friki en potencia desde que llegó a casa una Atari. Hoy, afincada en la madurez, sigo buscando pasaje para la Normandía, o en su defecto esperando la tan ansiada carta de Hogwarts. Mientras espero me dedico a devorar videojuegos, disfrutando cada día más de las cosquillas que supone sumergirse en un mundo diferente cada vez que coges el mando.

Actualidad

Cerrar
X