AnálisisNintendo 3DS

Wario Ware Gold – Análisis Nintendo 3DS

Todo por el oro

Wario llegó hace ya más de 20 años con la idea de ser el archienemigo del poderoso y carismático Mario. A costa de parecer obvio, la W es como una M del revés (insertar aplausos). Desde el momento de su primera aparición en Super Mario Land 2: Golden Coins el protagonista bigotudo se ha caracterizado por ser un macarra con una ambición desmedida, siempre a la búsqueda del tesoro. El fandom de este ya clásico personaje sigue un poco el estilo golfo y sus acérrimos seguidores (estáis leyendo a uno) no hacen más que disfrutar con cada nuevo título.

Protagonista de varias sagas, las más destacadas son los Wario Land y Wario Ware, en cuyo último título nos centraremos en este análisis.

Para los nuevos, si éste es vuestro primer juego, no podéis haber acertado más. Como comentaba hace un par de líneas, la saga de los Wario Ware nos lleva atrás hacía el 2003. Cansado del plataformeo (más característico de su compañero Mario), Wario se decide por abrir su primera empresa de videojuegos con el fin de estafarnos a todos. Para ello cuenta con una gran serie de microjuegos marcados por un ritmo muy rápido.

Pues bien, 2018 ya va casi por la mitad y la premisa es la misma, Wario sigue queriendo hacerse con nuestra pasta, esta vez en Nintendo 3DS con Wario Ware Gold.

No hace falta más para atraer a nuestro tacaño preferido. Hogar y residencia de Wario, Luxeville cuenta con todo tipo de establecimientos y personajes dignos de las mejores tiras cómicas. El argumento es sencillo, al abrir la nevera, el gran bigotes se dará cuenta de que está vacía por lo que decide montar su propio campeonato para recaudar fondos. Una misteriosa chica hará de antagonista del antagonista y se supone que es la que controlamos al jugar.

La jugabilidad principal se basa en una serie de microjuegos (ya que no llegan ni a ser mini) uno tras otro en rápida sucesión. El tiempo se muestra como una bomba a punto de explotar y contamos con cuatro intentos para superar las diferentes pantallas.

Luxeville es el hogar para los distintos personajes, algunos debutantes.
Luxeville es el hogar para los distintos personajes, algunos debutantes.

¿Cuál es la dificultad entonces? Tiempo, precisión y capacidad de superación. Cada vez que superamos un microjuego se nos presenta otro distinto sin aviso. Solamente unas milésismas de segundo para interiorizar una simple palabra y adivinar qué hacer. Aunque parezca abrumador, es terriblemente divertido y pone a prueba nuestra capacidad de reacción. Los tipos de juegos en los que participamos, dependiendo del personaje elegido, llegarán a repetirse, pero nunca serán iguales. Pequeños cambios en el tiempo disponible o ligeros retoques harán todo un reto de incluso los más fáciles. La diversión reside precisamente ahí, superarse a sí mismo y conseguir el máximo número posible. Cada vez que superamos nuestro récord, somos recompensados a cambio. Y es que el oro …

También la excusa para que os presente los distintos modos de los que disponemos en Wario Ware Gold.

La Historia solamente es una de las montones de cosas por completar. El juego en sí parece sencillo en un principio, pero a medida que vamos jugando, desbloqueamos los distintos modos que añaden valor jugable y amplían el tiempo de juego al infinito.

Podréis completar el modo Historia en unas 3 horas si repetís o jugáis para superar vuestra marca. Está divido en una serie de ligas que tienen como principal elemento diferenciador un tipo de control. Otro de los puntazos de Wario Ware Gold es el aprovechamiento absoluto de las capacidades de Nintendo 3DS, como sí el juego hubiese sido adaptado a cada pequeña función de la consola y lo pusiese en manos del jugador.

Inspira, inspira, inspira.
Inspira, inspira, inspira.

Contaremos con la Liga Botones, de la que solo dirá que utilizaremos dos, y creedme cuando os digo que hay infinitos usos para solamente un par de botones. También tenemos la Liga Giro y Liga Táctil, de las que supongo que deduciréis sus sistemas de juego. Existen unos secretillos al final de la historia si llegáis a completarlas todas que no voy a desvelaros hoy aquí. Una pista: Wario es un tocanarices de cuidado, suerte.

Los microjuegos en sí son desternillantes y cuentan con un aspecto único e irreverente. Los tenemos dentro de distintos personajes y caracterizados por un tema en concreto, por ejemplo: Vida Cotidiana, Fantasía, Deportes y agarraos bien … Nintendo. Sin duda mi gran favorito. Para que os hagáis una idea en Vida Cotidiana sacaréis mocos o correréis al baño por un apretón.

Si tenéis experiencia en la saga Wario Ware muchos de ellos os sonarán ya que han sido heredados de anteriores ediciones, pero hay muchísimos debutando en el título. En total suman más de 300 locas e hilarantes actividades.

He querido separar los microjuegos dedicados a Nintendo en un apartado distinto debido a que brillan con luz propia. La manera de adaptar clásicos como The Legend of Zelda: The Wind Waker o Super Mario Sunshine es indescriptible. Como los pequeños detalles jugables se trasladan en forma de microjuegos y van ganando dificultad con el tiempo. La lista de juegos que nos trae Wario es casi infinita: Metroid, Donkey Kong Jr., Nintendogs e incluso alguna sorpresa relacionada con Switch.

Super Mario Kart y la pista arcoiris
Super Mario Kart y la pista arcoiris

Otra de las características Nintenderas está en los coleccionables, dentro del modo Dispensabolas. Tendremos a nuestra disposición los más variados gadgets, minijuegos y hasta despertadores que podremos conseguir depositando monedas en la máquina. Con el simple hecho de jugar ya ganamos monedas que se incrementan si completamos alguna liga. También sirve para reintentarlo si perecemos arrancando con pinzas un pelo de una cebolla.

Los minijuegos, estos sí pueden llamarse mini, se desbloquean como parte de la recompensa en el dispensabolas y los tenemos tan divertidos como el Miautroid, un gatete con pistola a lo Samus que va eliminando mosquitos con cara humana mientras lo controlamos girando la consola (WTF Wario!). En resumen, Wario Ware Gold no deja ni un segundo al aburrimiento.

El Índice es exactamente eso, como su nombre indica, un catálogo de los juegos (micro) que vamos desbloqueando según jugamos. Tenemos la opción de rejugarlos y mejorar en la lucha robótica contra Bowser, por ejemplo. Algo muy chulo es que, debido a la gran cantidad de juegos, podemos ordenarlos por personaje, tipo de control o tema, haciéndolo mucho más sencillo.

Una función a destacar, a mi parecer heredada de juegos para móviles, serán las misiones. Retos que vamos desbloqueando con el tiempo y la dedicación al juego. Nos piden conseguir un número alto de microjuegos sin perder o desbloquear todos los de un personaje en concreto. La recompensa: oro, por supuesto.

La diversión no tiene límites en Wario Ware Gold y justo cuando terminéis el modo Historia es cuando más cosas querréis completar. El último modo lo dejo a modo de reto como sorpresa para los jugones más aguerridos. Pasemos a charlar sobre los personajes y escenarios, aunque entre todos ellos siempre destaca Wario, por supuesto.

Kat y Ana regresan en la Liga Táctil con microjuegos de corte.
Kat y Ana regresan en la Liga Táctil con microjuegos de corte.

Cada una de las pantallitas están adaptadas fielmente al tema a tratar y personaje. Si jugamos la liga de 5-Volt, una súper mamá, las vidas están representadas por pesas ya que su entretenimiento es entrenar enfrente de la tele. Dentro de cada microjuego la locura e irreverencia brillan, haciendo al jugador soltar alguna que otra risita nerviosa con el sonido del tiempo acabándose de fondo.

Hablando de brillar, no puedo dejar pasar la oportunidad de comentar el apartado sonoro. Espectacularmente sencillo define bastante bien todo el torbellino de sonidos, melodías y doblaje en Wario Ware Gold.

Las canciones del juego se pueden dividir en dos tipos, melodías y microjuegos. Mientras que las primeras son más largas y pausadas, con las segundas experimentamos ritmos frenéticos ya que la velocidad incrementa según completamos pantallas.

Lo divertido llega con el doblaje al perfecto castellano, algo sorprendente. Cada línea de texto aparece también en la pantalla inferior de la consola para no perdernos nada. Algo realmente molón es que podemos doblar nosotros mismos a todos los personajes si antes conseguimos la escena en el Dispensabolas, un gran y muy divertido acierto por parte de la gran N.

Adictivo, frenético y estrepitosamente divertido. Wario vuelve por la puerta grande con Wario Ware Gold a Nintendo 3DS. Una serie de más de 300 minijuegos que cuentan con la inconfundible marca del gamberro de la gorra W. Como recién sacado del congelador en una calurosa noche de verano, todos y cada uno de los juegos resultan totalmente innovadores. Sumadle unas pegadizas cancioncillas, textos y audio totalmente en castellano y tendréis el mejor Wario Ware hasta la fecha. Wario Ware Gold es, sin duda, de lo mejor del catálogo de Nintendo 3DS.

Wario Ware Gold

Puntuación Final - 8.5

8.5

Recomendado

Wario Ware Gold es lo que todos esperábamos para pasar los ratos de juego con los adictivos microjuegos de la serie más macarra.

User Rating: 4.5 ( 1 votes)
Etiquetas

Jose Donaire

Mi hogar es el reino de los píxeles, en el país de las piruletas. No hay palabras para describir lo que siento por The Legend of Zelda: Majora's Mask. La H es mi letra favorita.

Actualidad

Close
X