AnálisisSwitch

Flat Heroes – Análisis Switch

El minimalismo en su máximo esplendor

Había oído el nombre de Flat Heroes alguna que otra vez, pero no fue hasta el día 20 de julio, durante el evento de Gamepolis en Málaga, donde lo descubrí. Lo hice directamente junto a uno de sus creadores, un tipo silencioso, pero que nos miraba, tanto a mi compañera como a mí, analizando qué impresiones nos llevábamos del título funcionando en una Nintendo Switch.

Gracias a él, que amablemente nos cedió este análisis, y a esa sonrisilla discreta de orgullo por nuestras continuas risas, piques y glorias -con bastantes derrotas de por medio- descubrí una genialidad minimalista. Y yo, que soy de la firme opinión de que menos es más, no pude si no sentirme terriblemente atraído por su desafío y simpleza.

Menos es más

El videojuego ha tenido una tendencia natural hacia la narrativa, en busca de nuevas historias, de apelar a los sentimientos. Su nacimiento, sin embargo, tenía como único objetivo entretener, retar y abstraerse.

Flat Heroes es una vuelta a la raíces del medio, un enfoque clásico pero con la evolución de unas mecánicas pulidas en exceso. El título de Parallel Circles es pura mecánica con una carta de presentación tan simple como un cuadrado, un recuadro y plataformas verticales y horizontales para que nos desplacemos por ella sobreviviendo a todas las amenazas que nos tiene preparados.

La primera parada obligada es el Modo Campaña, que se divide entre la modalidad Normal, con 10 mundos, cada uno con un total de 15 pantallas, incluida el enfrentamiento con el boss, y el Modo Heroico, que desbloquearemos ya avanzada la aventura.

Se apuestan por misiones cortas, que pueden alargarse en función de las peripecias del jugador, pero encuentran el balance de dificultad justo. De hecho, cómo preparan al jugador para los retos de los niveles más altos es digno de elogio, añadiendo nuevos cambios en las reglas de forma paulatina, dosificando la dificultad hasta que culmina en una auténtica lucha por sobrevivir.

Flat Heroes es, descrito por sus propios creadores, una fusión de clásicos como Super Meat Boy y N++. Un sencillo juego de supervivencia y habilidad que parece haber nacido para su lanzamiento en Nintendo Switch.

Sus controles, tan básicos como movernos con el stick izquierdo -o cruceta-, saltar y hacer una pequeña explosión de energía a nuestro alrededor, son suficientes para hacer frente a todas las amenazas que nos esperan en su propuesta minimalista.

Es el jugador, con su capacidad de reacción, quien debe sortear cada uno de los mundos hasta que cese el ataque. Para ello dispondremos de un doble salto que nos impulsa en la dirección deseada, o la capacidad para pegarnos a las paredes y plataformas para usarlas de cobertura o ascender hasta un lugar seguro. Deberemos escapar de proyectiles, esferas que nos persiguen, explosivos o rayos que giran en el sentido de las agujas del reloj. Cualquier contacto con ellos supone la muerte, por lo que un simple fallo de cálculo se traduce en volver a empezar la pantalla.

Sus controles son excepcionales. La sensación que produce el movimiento es certera, ágil y dinámica. Esto hace que los fallos que tengamos no resulten frustrantes, si no que inviten a pulir nuestras habilidades.

Su control es exquisito, terriblemente certero y ágil. Nunca se crea la sensación que hemos fallado por culpa del propio juego, si no que no hemos reaccionado lo suficientemente rápido a la amenaza.

Además, Flat Heroes nos posiciona rápidamente en la pantalla una vez morimos, sin tiempos de espera que creen cierta desgana debido al fracaso. Es un constante pique contra nosotros mismos en el que buscamos superarnos.

Esta pura diversión llega a su punto más álgido cuando decidimos jugar con amigos, pudiendo sumar hasta 4 jugadores a la experiencia. Aquí todo son risas por su jugabilidad frenética y el inevitable estorbo de unos a otros, intentando ser el último en sobrevivir para completar la pantalla.

Por supuesto, también facilita la tarea, ya que al ser un grupo mayor también crecen las posibilidades de supervivencia, aunque no por ello significa que el título se convierta en un paseo. Además, siempre podremos optar por jugar al Modo Heroico, una modalidad reservada para aquellos con la mente y los dedos más rápidos.

Los jefazos son el broche dorado de cada mundo, con claras referencias al mundo más clásico de los videojuegos, como el juego de la serpiente del mítico Nokia.

Los enfrentamientos contra jefes son, sin lugar a dudas, los mejores momentos del título. Algunos son terriblemente desafiantes y requieren de concentración a cada uno de sus patrones, sintiéndose como un plataformas clásico.

Las referencias a otros videojuegos, como Donkey Kong o al mítico juego de la serpiente de Nokia añaden esa mezcla de genialidad a modo de tributo que hace los enfrentamientos más divertidos. En estos casos, además la jugabilidad nos pide que seamos más agresivos, atacando al jefe con la onda expansiva cuando este ha acabado su patrón de ataque, o provocando que se dañe a sí mismo.

De piques vive el jugón

Más allá del Modo Campaña, Flat Heroes nos ofrece una buena cantidad de contenido mucho más arcade que sirva para amenizar esos momentos en los que busquemos pura y simple diversión. Si estamos acompañados siempre podemos acudir al modo Versus, con sus diferentes modalidades -Zonas, batalla, persecución y captura- donde competiremos con nuestros amigos por diferentes objetivos. Por ejemplo, en la modalidad “Zonas” tendremos que luchar por permanecer el máximo tiempo dentro de una zona marcada con un círculo, por supuesto, nuestro compañero puede eliminarnos para sacarnos durante unos instantes de la competición.

Todo el contenido puede ser disfrutado en compañía, convirtiéndose gracias a la portabilidad de Switch en un juego perfecto para disfrutar con amigos en cualquier parte.

También tenemos el Modo Supervivencia con sus respectivos modos en el que deberemos sobrevivir el mayor tiempo posible a un sinfín de torturas diseñadas por Parallel Circles que irán en aumento, comparando nuestro resultado con el de otros jugadores en un ranking mundial. Una buena parada para los más competitivos, y también para aquellos que quieran afinar sus habilidades.

Además, en el Modo Supervivencia también encontraremos retos diarios que los desarrolladores nos propondrán, alargando la vida útil del título. Estos, por supuesto, serán exigentes y nos pedirán el mayor de nuestros esfuerzos, es por ello que esta modalidad no estará disponible al empezar la aventura, si no que requerirá que la desbloqueemos.

El atractivo del minimalismo

A nivel estético, como ya habéis comprobado, Flat Heroes luce un diseño minimalista en el que contamos con pocos elementos, pero tremendamente coloridos. De hecho, la recompensa de superar sus mundos no es otra que añadir nuevas paletas al juego.

Este diseño juega también su papel fundamental al no distraernos de la acción, para que la vista esté atenta a aquellos elementos en movimiento que tienen el loable objetivo de jodernos la vida. Además, estos colores tienen su propio código, como el rojo para indicar peligro, o en el caso de los jefes, en los cuales el color negro indica que son vulnerables al daño.

Su paleta de color no solo es pura elegancia, si no un lenguaje que nos indica a que tipo de peligros nos enfrentamos.

En cuanto al sonido, a pesar de no poseer melodías realmente destacables sí que hay un un trabajo cuidado y de buena calidad. La música ayuda al movimiento, es animada, y no resulta repetitiva, algo muy importante dado que a veces entraremos en un bucle de muerte sin fin.

En cuanto al rendimiento, no hemos observado ningún tipo de problema tanto en modo portátil como en modo sobremesa. De hecho, Flat Heroes y Nintendo Switch parecer haber nacido para estar juntos. Una versión terriblemente disfrutable que invita a jugar tanto tirado en el sofá, como en la tele. Incluso la comodidad que ofrece a desacoplar los Joy-Con y jugar con un amigo lo hace aún más disfrutable.

Conclusiones

Flat Heroes es una genialidad y uno de los títulos que más he disfrutado de este año. Es divertido, simple y terriblemente adictivo, ya sea en solitario o acompañado. Hace del minimalismo su seña de identidad, con un excepcional trabajo de pulido en sus mecánicas.

Un título que por 9,99 € es una auténtica ganga y que dará muy buenos momentos a los jugadores. Su contenido es fantástico, y a pesar de que algún modo nunca vendría de más, hace un encomiable trabajo por mantenerte siempre pegado a la pantalla, queriendo volver siempre para superar, o símplemente, sentirte como un cuadradito-ninja sorteando todas las amenazas que le tienen preparadas.

Un ejemplo más de que la genialidad no es cuestión de grandes presupuestos, solo de pasión, y trabajo duro.

Flat Heroes

Puntuación Final - 8.5

8.5

Recomendado

Con el minimalismo por bandera, Flat Heroes logra resultados enormes. Divertido, frenético y una genialidad independiente a un precio de oro. Un título obligatorio para Switch.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Enrique Gil

Amante de las buenas historias, de aquellas que te despiertan sentimientos que solo un buen videojuego consigue. Un eterno fan de juegos como Dark Souls, la saga The Witcher y de los juegos de TEAM ICO, en especial, Shadow Of The Colossus.

Actualidad

Cerrar
X