AvancesPC

Primeras Impresiones de P.A.M.E.L.A

Terror y Cyborgs

Mezclar cosas a veces funciona y a veces no. Desde que se nos ocurrió ponerle palos a unas ruedas para hacer carros, pasando por ponerle un palo a un caramelo para hacer chupachups y terminando en ponerle palos a móviles para hacerse selfies; la técnica de mezclar por lo general nos ha dado más alegrías que disgustos. Pero como se suele decir: ya está todo inventado, o bueno no, pero lo parece. De todas formas la mezcla suele ser genial a nivel de reproducción, siempre es mejor que las especies se mezclen con congéneres de diferentes características para ser más adaptables y para no caer en la endogamia. Y como una especie de mezcla fantástica llega P.A.M.E.L.A, un título que aspira a mucho pese a tener ciertos detalles excesivamente modestos.

Cyber Terror

En P.A.M.E.L.A  nos despertamos en medio de un laboratorio sin casi información pero con una cosa clara: algo no va bien con ese lugar. Rápidamente nos dedicamos a investigar, recoger materiales y recursos. Tenemos hambre y sed, la barra baja, la tensión sube, pero el silencio continúa. Poco a poco vamos entrando a diferentes habitaciones, resolvemos cerraduras puzle que nos dan acceso al contenido de la caja que custodian; si nos equivocamos una alarma suena, pero no ocurre nada; al menos no por el momento. Vamos viendo a lo que parecen cyborgs en posturas muy perturbadoras, no se mueven, vamos con cuidado, el silencio solo se ve interrumpido por los zumbidos de las luces, y de repente una voz nos reclama por sorpresa. Solo es la recepcionista cibernética que parece no funcionar bien y estar atrapada en medio de un bucle. ¿Dónde están los peligros? Solo tenemos unas figuras que no se mueven y unas luces que convierten todo en una imagen corrompida de lo que debió ser anteriormente un edificio lleno de movimiento. ¿Porque esos cuerpos cibernéticos que vemos están en esas posturas tan forzadas y extrañas como protegiéndose de algo? Y al final, cuando parecemos perdidos, algo nos llama y nos guía, unos gritos y unas voces robóticas que indican que es allí dónde tenemos que ir. Esta la respuesta a todo esto, una respuesta que posiblemente no querremos saber.

El despertar es muy desconcertante teniendo en cuenta que debes empezar a moverte casi sin información.

En este juego la historia está dispersa por todo Edén, que es el complejo donde nos encontramos. Un sitio que se había alejado de la humanidad y que vivía en unas condiciones de ensueño, fuera de todo problema. Hasta que algo ocurre, algo que tendremos que descubrir si queremos, ya que salvo las básicas explicaciones del principio P.A.M.E.L.A no nos obliga absolutamente a nada, la idea es sobrevivir lo máximo posible, no parar de moverse y conseguir recursos para craftear el propio equipo. No hay dos partidas iguales, es más, empezando el juego varias veces he podido detectar patrones distintos en cuanto a equipo y enemigos, lo cual cambia mucho la experiencia del mismo. Ademas cuando muramos ganaremos unos puntos de genoma que nos ayudarán a mejorar nuestro personaje y nos tocará renacer mejores pero sin objetos, y tendremos como punto de partida la zona inicial u otras zonas que iremos desbloqueando según avancemos.

Desbloquear las zonas de respawn será esencial para movernos por Eden si no queremos volver al principio todo el tiempo.

Argumentalmente el juego es intrigante e interesante, aunque está en inglés y eso puede suponer problemas a la hora de entender la historia para algunos jugadores; sin duda este el tipo de juego que necesitas en tu idioma natal a no ser que tengas un buen nivel de inglés. La sensaciones a la hora de jugar son de intriga y cierta angustia, ya no por el miedo, porque es algo que superas con la primera hora de juego, sino porque el ambiente es opresivo, sobre todo al principio cuando no entiendes nada. Las primeras sensaciones que yo he tenido han sido de no entender qué hacía allí, cómo crear cosas, cómo usar armas, a dónde tengo que ir. Entiendo que el juego pretende generar un aura de oscuridad e incertidumbre, y aunque es posible combatirlo ya que puedes reparar ciertas zonas del edificio y conseguir energía para tener más luz, no es fácil ni rápido conseguirlo. Una vez nos vamos adaptando al juego se le ven las costuras, como el propio movimiento de los enemigos o el tuyo propio, desde pelear a puño como si de una pelea de barrio se tratara hasta el hecho de que los ítems se recogen con una pistola y no con una animación de cogerlos. Esto no es malo per sé, sobre todo teniendo en cuenta que P.A.M.E.L.A está hecho por 8 personas, las cuales me consta que trabajan en él constantemente. Una forma de verlo es que simplemente son mecánicas, en este caso para gustos colores.

Los puntos genoma ayudan mucho y son una buena forma de no sentirte mal por morir.

Cómo sobrevivir

Aguantar es la clave de este juego, sea como sea, intentar mejorar nuestro entorno para dotarnos de recursos y luz es la mejor manera de hacerlo. Pero morir es en parte inevitable, el juego lo contempla como una mecánica más y de ahí vienen los puntos genoma, que nos permite aprovechar la muerte para crear un individuo más preparado; es como si el propio sistema operativo del lugar, P.A.M.E.L.A, quisiera que descubriéramos sus secretos. Secretos que no siempre son fáciles de descubrir, el juego nos pide tiempo, paciencia, tranquilidad, pensar bien y en calma, pero también hacerlo rápid, porque además de los enemigos el hambre y la sed no perdonan y eso nos puede llevar a perder gran cantidad de nuestro equipo si no vamos con cuidado.

Todo en este juego es explorable, o más bien la mayoría de las cosas, desde papeleras, maletas, todo tipo de cajas… Tenemos que mirar insistentemente para conseguir recursos, que van desde comida hasta elementos para reparar el edificio, siendo los primeros los más básicos, ya que comer y beber sigue siendo esencial, por muy cyborgs que seamos. La decepción también es parte del pan de cada día, porque es muy habitual mirar y mirar en sitios y no encontrar absolutamente nada, o tener elementos repetidos que habrá que reciclar para sacarles provecho.

Esta señora no parece muy feliz.

El combate es esencial para aguantar contra esa especie de zombis que corretean por ahí, además de los centinelas que pueden venir a por nosotros si fallamos con algún puzle y salta la alarma. De normal tendremos que defendernos a puñetazo limpio, lo cual hace un juego un poco basto para ser de cyborgs, pero más adelante desarrollamos armas y sobretodo láseres, además de diferentes tipos de protecciones para no sucumbir a los golpes.

Aún queda mucho por hacer

P.A.M.E.L.A es un título que promete pero que se ve sujeto a los fallos normales por una ambición grande en un equipo pequeño. Puede que en cierto punto esa libertad que tenemos sea algo que lastra el juego, porque de alguna manera genera un poco de angustia y a veces hasta de hastío. Por otro lado el juego pretende eso mismo, que te agobies, que notes la atmósfera opresiva y luches por sobrevivir, pero creo que aún necesita trabajo y confío en que según puedan ir puliendo este juego al final acabemos con una versión definitiva muy digna. Porque a parte de cualquier mecánica que se le pueda ocurrir a un desarrollador, la base de un juego es lo pulido que está en lo que hace y lo centrado en las técnicas básicas del mismo. Aquí podemos ver que eso se busca, en muchos detalles, como la calidad de texturas, la historia que nos intenta transmitir, esas pequeñas cosas que hacen que el juego tenga chicha, pero por otro lado se nota mucho que hay que trabajar en él, sin ir más lejos al iniciar el juego la carga es excesiva y de hecho da problemas con el antivirus Kaspersky, algo que no sé si es culpa de ellos, pero muy normal no es.

Por lo tanto yo creo que este juego merece una oportunidad, si no de comprarlo, que también, al menos de estar pendientes de él. Porque puede llegar a ser algo magnífico, pero para ello tiene que pasar unas etapas de adaptación que pueden hacer del juego algo incluso molesto; con la programación nunca se sabe. Sin duda desde Navi Games estaremos atentos al avance de este título y cuando salga la versión 1.0 estaremos en primera línea para hacer un análisis, que confío será muy positivo y lleno de alegrías.

Etiquetas

Francisco Jose Moreno

Gran Fan del Zelda, Final Fantasy, Metal Gear y largo numero de Etc. Lo mío son los juegos que me divierten simplemente o los que me llegan a la patata. No creo que nadie pueda sentar cátedra en opinar sobre videojuegos.

Actualidad

Cerrar
X