AnálisisPS4

Super Bomberman R – Análisis PS4

El gozo de infancia que vuelve para explotarte en la cara

Empezaré siendo claro, Super Bomberman R a términos generales y actuales es un juego que puede estar desfasado y que tiene un precio elevado para lo que ofrece, además de poder generar una incomprensión por parte de aquella gente más joven que no pudiera jugar al clásico de Super Nintendo y piense que es un juego anticuado y sin gracia. Pero desde mi punto de vista nada de eso importa, ya que Super Bomberman R va a lo que va, a que los más viejunos volvamos a vivir la experiencia Bomberman, y en mi humilde opinión creo que lo consigue y que nos aporta unos toques que, aunque tontos y sencillos, hacen que este niño de los 90 se enamore perdidamente de un juego que sin ser espectacular tiene muy claro de qué va y qué quiere aportarte.

Esto va de petarlo

Bomberman ha sido una saga que no ha evolucionado mucho en el término más amplio de la palabra, o al menos eso es lo que podría parecer viendo este título, pero la historia nos dice que han habido muchísimos Bomberman, incluso Spin Offs como los Atomic Punk o series de anime y manga. De todo el contenido que ha tenido Bomberman para mi el más destacable es su aparición en Nintendo 64. Bomberman 64 era un título que nos ofrecía una experiencia muy distinta a lo que habíamos visto y lo conseguía de forma sublime a diferencia de otros títulos que intentan cambiar pero se quedan a medio camino. A nivel de música, de gameplay, de sensaciones, a día de hoy me seria difícil de explicar, pero aunque no era un Bomberman al uso era algo por sí mismo que aportaba cosas nuevas.

Los años pasaron y Bomberman intentó revitalizarse con algunos títulos para Xbox 360, PSP y DS (desconozco su repercusión en Japón, pero está claro que en occidente pasaron muy desapercibidos), e incluso me atrevería a pensar que todos nos olvidamos un poquito de Bomberman y fue algo que se quedó en la memoria. Y entonces llegamos a hoy en día con la aparición de este Super Bomberman R que hiciera su debut el año pasado en Nintendo Switch, un juego que volvía a los orígenes y básicamente te exponía lo que había sido Bomberman al principio. Un título que a su salida fue un poco vapuleado por la crítica, por la cantidad de contenido en relación al precio y algunos bugs. Y puede que hoy en día siga siendo el mismo juego, pero funciona a las mil maravillas y tiene más contenido que hace la clásica experiencia Bomberman algo más divertida y amena, que es de lo que al final va el juego.

El modo historia es muy entretenido y las animaciones bastante graciosas.

La esencia del juego, para los que no lo conozcáis, es un tablero con bloques en el que nos encontramos contra nuestros enemigos, si son parte de la aventura serán diferentes tipos de monstruos, que solo se mueven o saltan, etc; pero básicamente si nos tocan perdemos una vida. En cuanto a enfrentarnos a otro Bombers es una batalla de ingenio donde la posición es lo más importante, vamos explotando bloques para conseguir mejoras de poder y vamos acorralando al enemigo para vencerlo, haciéndolo caer en nuestras bombas. En esencia eso es lo que ha sido el juego siempre, una competición de ingenio donde te lo pasas bien poniendo bombas. Un añadido muy interesante es el tema de los poderes de cada skin de Bomberman, que podemos elegir desde el Látigo de Belmont hasta la capacidad de hacernos invisibles de Solid Snake. Estos toques con personajes nuevos pertenecientes a Konami son lo que le da a este juego un mayor empaque, es muy divertido jugar con el Bomber Drácula o el Bomber Jehuty. Pero nada más impactante que usar como avatar al Bomber Pirámide Cabeza, o quién no recuerda el clásico Mystical NInja Starring Goemon. Parece que toda Konami está metida aquí dentro y no es para menos, como movimiento de publicidad es bastante inteligente, ya que un título como este Super Bomberman R necesita de estas cosas para poder estar al pie del cañón. Es un hecho que un título de estas características está en parte desfasado, sobre todo si lo comparamos con todo lo que hay hoy en día, pero al fin y al cabo es lo que es el juego y esta forma de intentar sustentarlo y defenderlo a toda costa me parece de justicia.

Un apunte extra es la aparición estelar como guerrero Bomber de Xavier Woods, el famoso luchador de la WWE que forma parte del equipo New Day, unos pedazo de frikis de los que más nos gustan, que nos han dado míticas imágenes como la de ellos saliendo de un paquete de cereales gigante con ropas que recuerdan al mítico traje de Saiyan de Vegeta; todo esto aderezado con cuernos de unicornio, arcoiris y un trombón. Esta clase de cosas son donde vemos una Konami atenta que intenta atraer jugadores de manera sabia, ya que por si no conocéis a este magnífico luchador es un enamorado del manga como podréis adivinar y de los videojuegos, siendo su juego favorito Final Fantasy VII del que tiene una réplica de la clásica espada mortal de Cloud.

Xavier Woods con su trombón puede crear un Ring y protegerse de las explosiones.

Diferentes formas de petarlo

Super Bomberman R está englobado en dos modos de juego: el Estándar (así se llama), y el modo Gran Premio. En el primer modo o modo Estándar tenemos, como no podía faltar, el modo historia, el cual hoy en día creo que es bastante necesario para crear una experiencia de un jugador interesante. En este caso pueden jugarlo hasta dos jugadores y nos plantea una aventura con los hermanos Bomber para proteger su sistema del malvado Buggler, que quiere dominarlo todo. Muy típico, y más si tenemos en cuenta las personalidades cliché de los hermanos Bomber, que nos ofrecen unas animaciones algo estáticas, pero con acting muy divertido y que le dan color al juego. Podemos entender este modo como un mega tutorial en el cual iremos por una serie de planetas, que son fases al más puro estilo retro con su correspondiente Jefe final. No es que sea la gran historia de nuestra tiempo, pero está muy entretenido y sirve para cogerle práctica a un juego, que a nivel competitivo es muy complicado. Además permite usar desde el primer momento a los personajes conseguidos en la tienda, como pueden ser Big Boss Bomber o Rayden Bomber, esto hace que el interés pueda ser mayor aunque sea por el mero hecho de usar a nuestro Bomber favorito o escuchar la magnífica voz de David Hayter en el caso de los Snake.

Si sabes quienes son estos personajes esta imagen es puro Fanservice.

El modo Estándar también nos ofrece el Bomberman de toda la vida para disfrutar con 4 amigos o contra bots. Con diferentes tipos de juego, pero de cara a partidas sueltas donde simplemente conseguir monedas para usar en la tienda y conseguir más skins, diferentes tipos de antena o diferentes mapas donde seguir combatiendo. Este modo no tiene ningún misterio, pero se puede jugar tanto en línea como 4 personas en la misma consola. Aquí podremos elegir diferentes ajustes para nuestras partidas de manera bastante libre y en esencia pasarlo bien sin mayor intención.

El otro modo que nos acompaña en este juego es el modo Gran Premio, una suerte de modo competitivo con su propio argumento donde nos presentan una competición que mediante la deportividad. Los diferentes guerreros Bomber de diferentes planetas luchan entre sí por ver quién es el mejor. Un planteamiento que no merecería una animación de entrada si no fuera porque de repente hacen su aparición en ella Bomber Drácula, Pirámide Cabeza y Anubis amenazando a los hermanos Bomber sobre el propio torneo y como este es en realidad es una prueba a muerte que no piensan perder. Pero las fuerzas oscuras no son las únicas que compiten, ya que también hacen su aparición Bomber Belmont, Vic Viper y Jehuty. Animándonos a participar y mostrándonos que los hermanos Bomber tienen el poder de asimilar la habilidad de otros Bomber, así se presenta una competición con equipos de tres y con todo el espíritu competitivo de los juegos de esta época. En este caso podremos luchar en la misma consola hasta seis personas en dos equipos de tres para practicar.

Y como no, tendremos el modo online donde además de practicar contra gente de todo el mundo podremos participar en la Liga del Gran Premio, donde subiremos posiciones y lucharemos contra gente de todo el globo. Este tipo de juego resulta muy interesante a la luz de la cantidad de skins que tenemos y hace de este título algo más complejo que pretende llegar más allá, aunque por desgracia siga teniendo el lastre de estar algo desfasado y no triunfe tanto como podría haberlo hecho en otra época.

Solid Snake debería estar en todos los juegos del mundo.

Si todas las chuletas fueran perfectas no tendríamos perritos calientes

Este juego no es un Goty, ni es un juego de sobresaliente, ni siquiera de notable alto. Pero creo que nada de eso importa porque este juego es lo que es, un buen juego, divertido y con un estilo propio, que te ofrece la experiencia más pura de lo que es sin más. Sin mayor aspaviento que las skins que tiene, que vienen con actualizaciones gratuitas, que le dan mucho color y ese punto de empuje para ser un poco destacable, aunque sea mínimamente.

Un juego que puede tener un precio alto, pero que es carne de ofertas y el cual creo que todos deberíamos tener en algún momento ya que es el típico juego que sin crecerse mucho es totalmente disfrutable. Una prenda más para nuestro armario de videojuegos, que puede que no nos vista de gala, pero nos da ese toque divertido como un mensaje gracioso como la típica camiseta con un estampado, que sin ser de todos los días siempre es graciosa de llevar.

Super Bomberman R

Puntuación Final - 7.5

7.5

Recomendado

Una oda a los Bomberman clásicos que nos permite tener el aspecto de personajes míticos de Konami.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Francisco Jose Moreno

Gran Fan del Zelda, Final Fantasy, Metal Gear y largo numero de Etc. Lo mío son los juegos que me divierten simplemente o los que me llegan a la patata. No creo que nadie pueda sentar cátedra en opinar sobre videojuegos.

Actualidad

Close
X