AnálisisPS4

Red Faction: Guerrilla Re-Mars-tered – Análisis PS4

¿Afán por destruir cosas? Eres bienvenido

En 2009, a pesar de exceder el millón de copias vendidas, Red Faction Guerrilla of Volition no consiguió el impacto esperado. Quizás el motivo haya sido la proliferación de juegos con la misma temática de mundo abierto tales como Assassins Creed, y la razón que nos impulsa a afirmar que habría merecido un mayor éxito es el alfa y el omega de la experiencia misma: la destructibilidad de los entornos.

Muchas compañías han demostrado repetidamente que la física y la interacción son dos elementos clave para garantizar la participación de los jugadores, pero no muchos parecen haber confiscado esta filosofía. Por el contrario, THQ y Volition se movieron en esta dirección con Red Faction: Guerrilla, proporcionando un motor fuerte capaz de organizar la “destrucción” como nunca antes.

El THQ Nordic de hoy quería tomar las riendas de la serie, que terminó mal con el cuestionable Armageddon, dando una segunda oportunidad a Red Faction Guerrilla. Como resultado, aquí está el anuncio de la versión Re-Mars-tered del juego, que debería haber resaltado sus méritos de nuevo. Después de sostener el martillo, regresamos a Marte y ayudamos a los rebeldes a liberar a los colonos del opresivo yugo de la EDF. ¿Habrá logrado el trabajo de los chicos de Kaiko Games estar a la altura de la situación? Abastecerse de cargas explosivas y descubrirlo con nosotros.

Red Faction: Guerrilla Re-Mars-tered vuelve haciendo gala de todos sus virtudes.

Historia que no sorprende pero que invita a jugar

Han pasado cincuenta años desde la conclusión de Red Faction y, mientras tanto, Marte ha caído en manos de la Fuerza de Defensa de la Tierra, una corporación inescrupulosa que tiraniza a los colonos pobres. A través del proceso de terraformación el aire en el planeta rojo se ha vuelto respirable, pero la condición de los habitantes no ha mejorado: entre los escuadrones de la muerte y los campos de prisioneros la población ha elegido dar la vuelta “del otro lado” y someterse a la impuesta sumisión para dar paso a la organización rebelde, representado por un grupo de guerrillas que intenta derrocar al régimen.

Mientras tanto, Alec Mason llega a Marte y vuelve a abrazar, después de muchos años, a su hermano Dan. Pronto descubre que es miembro de la Facción Roja, comprometido a contrarrestar la tiranía de los déspotas que gobiernan el planeta. Sin entrar en detalles, Alec finalmente decide unirse a la resistencia bajo la atenta mirada de Hugo Davies, jefe de operaciones, y su brazo derecho: el misterioso Samanya.

Lo decimos de inmediato para evitar las expectativas de sobrealimentación: la trama de Guerrilla no sorprendió en 2009 y la cosa ciertamente no ha cambiado en esta segunda fecha. El doblaje en nuestro idioma local, gracias a la excelente calidad de la versión en inglés, cumple con su deber, pero frente a lo plano del guión y la narración de historias, hay muy poco que hacer. Por otro lado esta nueva versión preserva la estructura lúdica original tan bien establecida, inalterada y simple pero extremadamente efectiva.

El título ofrece multitud de opciones jugables que harán las delicias de todos aquellos jugadores que busquen acción y espectacularidad.

Dejando de lado las tediosas misiones de conducción, Red Faction Guerrilla siempre encuentra nuevas excusas para motivar al jugador, permitiéndole derrumbar cientos de edificios al suelo por cualquier medio posible. En este sentido, incluso los desafíos secundarios pueden sorprender, especialmente cuando es necesario jugar con astucia. Por ejemplo, ¿cómo demoler un edificio con una carga remota y algunas minas? Bastará colocar estas últimas en los puntos clave de la construcción y luego comenzar un efecto dominó coreográfico con el explosivo de acción remota.

Los métodos clásicos, que no desprecian el uso del martillo de trabajo, están lejos de ser las únicas soluciones cuando se trata de dañar EDF. Completando las “Acciones de la Guerrilla”, de hecho, puedes desbloquear una gran cantidad de armas en la frontera entre lo extravagante y lo convencional: un puñado de cohetes termobarici es capaz de destruir todo un complejo de edificios, sin mencionar el potente cañón de Naniti. Lo antedicho es un instrumento de muerte relacionado con el satanismo, capaz de descomponer cualquier tipo de materia orgánica. La desintegración de los soldados de EDF o los pilares de soporte de una base enemiga son acciones gustosas a la vista y que proporcionan un agradable sentimiento de realización personal, sobre todo al ver que todo se escenifica a la perfección.

Motor gráfico que aguanta el tipo e IA aceptable

El GEO MOD 2.0, el motor gráfico que mueve Red Faction Guerrilla, continua garantizando resultados de “primera clase” en términos de destructibilidad haciendo alarde de poca competencia en la actualidad: prepárate para presenciar el colapso gradual de las estructuras que sostienen los edificios, a tiempo real y con detalles sorprendentes. No hace falta enfatizar cómo una simulación tan precisa puede abrirse a diferentes soluciones de juego quizás solo pensables en otros exponentes del género.

Aprovechando el entorno que rodea al título y a su propia curva de dificultad, se convierte en obligatorio pensar en cómo abordar cada misión, ya que muchas veces no te bastará con ir de frente a pecho descubierto, incluso más si se piensa en el hecho de que la IA de los aliados se acerca peligrosamente a la demencia provocando situaciones que pueden alterar tus planes iniciales. En cualquier caso, aunque pasó casi una década desde el primer debut en el mercado, podemos decir que Red Faction Guerrilla se ha mantenido fresco y divertido, perfecto para el entretenimiento y que la IA propone un reto que se ajusta bien a lo que propone la aventura.

Su potente motor gráfico sigue sacando músculo para deleitarnos con imágenes tan potentes como esta.

Para completar nos gustaría hablar de los modos adicionales que se incluyen en el título, donde se podrá disfrutar de desafíos multijugador tanto para jugar manera local como para hacerlo de forma online, componiendo en sí mismo una expansión para la historia principal. En Los demonios de los Badlands, nombre dado a este apartado, tendremos que ocupar el papel de Samanya, que se dedica a la reconquista del valle de Mariner, la tierra que acogió la población Marauder desde la época crepúsculo Ultor.

Pinta todo genial, pero…

Sin embargo, y a pesar de haber estando alabando el trabajo de Volition, lamentablemente estamos obligados a poner ciertas pegas a la gente de Kaiko Games. Los gráficos de la edición remasterizada aparecen indudablemente mejorados, con una imagen más definida y diferentes mejoras con respecto a la iluminación y la calidad de las sombras. Pero dicho esto, incluso en PS4 Pro, el juego sufre fuertes caídas de velocidad de fotogramas, que bajan hasta límites a veces injugables cuando el título necesita de más carga bruta para ir fino.

Durante nuestra prueba nos encontramos con varios problemas de framerate y no solo en el apartado de destrucción, sino que hemos llegado a presenciar un bloqueo total del juego durante varios segundos para luego volver a la acción de forma abrupta. La experiencia sigue siendo agradable en su conjunto, pero es imposible no tener en cuenta estos factores al evaluar, especialmente cuando hablamos sobre la remasterización de un título 2009, fecha que se antoja lejana y donde la tecnología ha tenido margen de sobra para evitar estos problemas a día de hoy.

Conclusiones

Con todo, Red Faction Guerrilla Re-Mars-tered sigue siendo un excelente escape de lo ordinario, con poderes para hacerle cosquillas a la imaginación destructiva de cualquier persona que quiera darle una posibilidad. El GEO MOD 2.0 ya no será un maestro de presentación visual, es cierto, pero sigue siendo uno de los pocos motores gráficos capaces de organizar la destructibilidad de los ambientes de una manera realista y gratificante.

Red Faction: Guerrilla Re-Mars-tered

Puntuación Final - 7

7

Interesante

A pesar de que ha llovido mucho desde 2009, Red Faction: Guerrilla puede permitirse el lujo de haber sobrevivido bien al paso de los años gracias a un motor gráfico que sigue sentando bases en términos de destrucción. Sumado a las mejoras visuales que proporciona la remasterización estamos ante un título que ofrece diversión sin altas pretensiones.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

YleniaDoM

Friki en potencia desde que llegó a casa una Atari. Hoy, afincada en la madurez, sigo buscando pasaje para la Normandía, o en su defecto esperando la tan ansiada carta de Hogwarts. Mientras espero me dedico a devorar videojuegos, disfrutando cada día más de las cosquillas que supone sumergirse en un mundo diferente cada vez que coges el mando.

Actualidad

Cerrar
X