AnálisisPS4

Slime-San Superslime Edition – Análisis PS4

Las aventuras de un pequeño gran moco y su fiel pájaro

Hará un año más o menos que recibimos por primera vez este Slime-San de la mano del estudio estadounidense de Fabraz, y desde entonces han cuidado y creado nuevo contenido para una de sus obras con más éxito. Dos son las campañas adicionales que fueron lanzadas durante este tiempo y vienen incluidas en esta Superslime Edition, además de unos cuantos desafíos extra totalmente nuevos.

Slime-San es un juego de plataformas que sigue la estela dejada por Super Meat Boy en lo que a dificultad y exigencia se refiere, y parte de un esquema de control parecido, aunque tiene su propia marca personal. La historia de la campaña principal comienza cuando nuestro pequeño slime está dando un paseo con su amigo pájaro y es devorado por un gusano gigante, a partir de ahí comenzará nuestro viaje a través del interior del gusano para poder volver a casa con nuestra familia de moquetes.

La odisea de un slime y su pájaro

Cada nivel estará divido en cuatro subpantallas por las que avanzar de una señal a otra y en cada una habrá una manzana, moneda cuya utilidad explicaremos más adelante. Cada uno de los cinco mundos tiene 20 niveles, acabando este último con una pelea contra un boss. En cada una de estas subpantallas nos encontraremos distintos desafíos de plataformas aprovechando las mecánicas que nuestro propio slime posee, tanto como las que nos esperan en los distintos niveles. Nuestro pequeño amigo tiene la capacidad de, además de saltar por las paredes y pegarse a ellas, realizar una embestida hacia ambos lados y hacia arriba, aunque esta última será mucho menos potente. La gran diferencia con su gran referente cárnico es la capacidad del slime de volverse intangible (llamada morph) y ralentizar el tiempo, pudiendo atravesar ciertos obstáculos marcados por un color verde así como un doble salto cuando nuestro amigo alado está sobre nuestra cabeza.

Arriba a la izquierda podéis ver el contador de tiempo de los jugos gástricos así como la dirección que seguirán.

Por si no fuera poco la combinación de todas las habilidades de la masa verde, durante los mundos se nos presentan nuevas mecánicas de manera constante. Nos encontraremos con rocas que podremos mover con nuestra embestida, bloques destructibles, una especie de virus rojos que matan al contacto, otros bichos que el gusano se ha tragado, camas elásticas, zonas de cambio de gravedad y muchas más que merece la pena que descubráis por vosotros mismos. La exploración de la mecánica de morph da pie a niveles muy locos donde nuestros reflejos para esquivar zonas rojas y activar y desactivar esta forma según sea necesario se pondrán a prueba tanto o más que nuestra tolerancia a la repetición.

Y por si la dificultad de los niveles por si solos os supiese a poco, no os preocupéis, porque en cada uno de los niveles tendremos un tiempo límite para resolverlos, ya que una gran masa de jugos gástricos avanzará tras un tiempo inundando toda la pantalla y cuyo contacto nos matará. Estos jugos no aparecerán en las batallas contra jefes, batallas de lo más ingeniosas contra partes del cuerpo del gusano que resolveremos utilizando todas nuestra habilidades.

Una ciudad dentro de un gusano, créetelo

Los saltos y embestidas no es lo único que nos encontraremos dentro del gusano, pues su apetito es voraz y se ha comido a multitud de bichos y personajes. Son tantos que han creado su propia ciudad dentro del gusano y podemos visitarla y descubrir nuevos establecimientos y personajes según avanzamos en los niveles. En esta ciudad utilizaremos las manzanas que recojamos así como una moneda especial que esconden los niveles con una letra P en su diseño. Podremos cambiar el atuendo del slime y del pájaro, cambiar el fondo de pantalla o incluso comprar nuevos slimes con características distintas; como no poder parar de moverse o poder saltar más alto, entre muchas otras. Hay muchos personajes con los que hablar, cosas que comprar e incluso minijuegos que probar dentro de la ciudad.

Oye, ¿te has preguntado si el pequeño slime tiene familia? Pues lo cierto es que sí, y puedes ver qué es lo que ocurre mientras estás ocupado escapando tomando el control del hijo de Slime-San e investigar su hogar y hablar con el resto de familiares, terriblemente preocupados porque nuestro protagonista está desaparecido. Una cosa bastante loca si me preguntáis a mí.

Una vez terminada la aventura principal podemos disfrutar de un modo New Game +, un modo contrarreloj, otro modo speedrun y uno de boss rush. Desde luego que opciones no faltan si has sido capaz de terminar la aventura con todos los coleccionables. Pero apretaros los cinturones, que vienen más curvas.

Eso no es todo, amigos

Porque, amigos y amigas, esto solo es el contenido de la aventura original de Slime-San. Esta Superslime Edition cuenta con tres contenidos adicionales: Blackbird’s Kraken, Sheeple’s Sequel y los niveles adicionales Superslime Edition.

En Blackbird’s Kraken esta vez nos comerá un kraken y tendremos que escapar durante 25 nuevos niveles (también cuenta con NG+) con mecánicas basadas en agua y burbujas en la que podemos sumergirnos. Aunque la gran estrella de esta aventura es el submarino que podremos pilotar y abrirnos paso a torpedazo limpio. Además contamos con una casa que podremos decorar a nuestro gusto comprando muebles con los plátanos, nueva moneda de esta campaña que encontraremos solo en estos niveles. Nuevos minijuegos, personajes y disfraces también están disponibles para añadir más leña al fuego.

En Sheeple’s Quest se van las cosas de madre con gran intensidad pues Sheeple, uno de los personajes del juego, se da cuenta que está en un videojuego y que encima solo es un personaje secundario, por lo que decide reprogramar todo el juego a su gusto. Durante 20 niveles nuevos con su NG+ correspondiente nos encontramos con multitud de referencias y guiños a otros videojuegos, la completa destrucción de la cuarta pared y nuevas mecánicas y personajes. De este contenido sí que no me gustaría revelaros más de lo necesario porque es hilarante ver todas las ideas y locuras que han ideado con el pretexto de la “reprogramación” del juego.

Y por último tenemos los niveles extra de la Superslime Edition, diez nuevos desafíos que ponen la guinda encima del pastel de esta genial obra.

Este juego no es moco de pavo

La música es machacona por momentos y puede llegar a cansar, aunque no representa un gran problema llegado a cierto punto. El apartado gráfico es sencillo y se centra altamente en el contraste de verde y rojo para las plataformas que podemos y no podemos tocar. Esto podría ser un problema para los daltónicos, pero desde el equipo de desarrollo han procurado poner varias paletas de colores distintas para ayudar a gente con esta dolencia.

Una de las muchas tiendas y edificios de la ciudad.

Slime-San Superslime Edition es un indispensable para los amantes del género de plataformas con una dificultad exigente. Tiene una cantidad de contenido absurdamente grande, lo que hará que dure unas cuantas horas sin tener que conseguir todos los coleccionables. El equipo de Fabraz ha parido un título que en ocasiones puede llegar a frustrar ligeramente pero acabas rindiendote al “una más, que este juego no va a poder conmigo” para lograr terminar ese nivel en el que llevas atascado media hora.

Slime-San Superslime Edition

Puntuación Final - 8.5

8.5

Recomendado

Un plataformas exigente con una cantidad absurda de contenido que debería estar en el radar de todos los amantes del género.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Daniel González Camaño

Tal vez os interese mi vida de filólogo, o tal vez no. En todo caso resulta que me gustan los jueguicos y a veces escribo sobre ellos. Beyond Good & Evil es lo mejor que ha dado este mundo.

Actualidad

Close
X