AnálisisSwitch

Sushi Striker: The Way of Sushido – Análisis Switch

Un juego donde el más tragón puede ser el campeón

En un mundo sin pescado, el sushi se ha convertido en una comida prohibida tan codiciada que causó una gran guerra. En ella dos frentes con diferentes convicciones se enfrentaron en una dura batalla por el control del sushi, unos con el objetivo de compartirlo con el resto del mundo y los otros para controlarlo completamente. El Imperio fue el vencedor de esta batalla y ahora controla completamente el sushi, pero el Frente de Liberación del Sushi no se ha rendido y ha encontrado a un nuevo guerrero dispuesto a ayudarles: Musashi.

La trama de Sushi Striker: The Way of Sushido es bastante seria para ser un juego sobre sushi, pero así es como Nintendo ha decidido presentarnos su nueva IP, un juego de combate con puzles en el que el más tragón puede ser el mayor campeón.

En Sushi Striker, encarnaremos a Musashi, un chico o chica huérfano/a (el género puede escogerse) que, aunque al principio odia el sushi a muerte porque le quitó a sus padres en la guerra, cede ante su delicioso sabor cuando Franklin, un miembro del Frente de Liberación del Sushi, se lo da a probar. Poco después Franklin será capturado por el Imperio y Musashi, junto a un genio del sushi legendario que reconoce su valor, Jinrai, decidirá enfrentarse al Imperio para poder liberar el sushi y compartirlo con todos los niños del mundo.

El arma definitiva: Sushi

Para poder enfrentarnos al Imperio, primero tendremos que convertirnos en un gran lanzaplatos. Los combates en Sushi Striker se libran en un campo de batalla lleno de cintas correderas en las que irán pasando tantos platos de sushi que nos dará hambre solo de verlo. La base de los combates es simple, los platos de sushi se rigen por colores, cada color tiene un multiplicador de ataque distinto, y al combinar los platos de sushi con otros del mismo color conseguiremos pilas de platos que luego podremos lanzar al enemigo para causarle daño. Cuantos más platos tenga la pila mayor será el daño que recibirá el enemigo, eso sí, el juego pone un máximo de 20 al multiplicador de daño, si haces una pila de más de 20 platos los platos que sobren no causarán ningún tipo de daño. Todo eso hemos tenemos que conseguirlo en los siete segundos que tenemos para enlazar los platos, si nos pasamos la pila desaparecerá.

En el combate tendremos tres cintas de sushi propias y una cuarta que se comparte con el rival, así que tendrás que ser rápido para llegar al sushi de la cinta compartida sin que el enemigo lo coja antes. Hay que tener en cuenta que para poder enlazar los platos no podremos ir saltando fácilmente entre cintas, sino que los platos tienen que estar al lado del otro para poder enlazarlos, las diagonales también valen, y como las cintas se mueven para lados distintos, esperar a que salga el plato adecuado en una cinta es una estrategia aceptable.

Hasta aquí todo suena bastante simplón, pero solo es la base, ahora toca añadirle el resto de mecánicas. Empezando por nuestros Pokém… quiero decir, Yoka… vale no, genios del sushi.

Los genios del sushi, unos seres adorablemente poderosos

Los genios del sushi son nuestra principal fuente de ataque, sin estos seres no podríamos lanzar ataque alguno, pues ellos son los que crean el sushi a través de los místicos portales de sushi. En cada combate podremos llevar un máximo de tres genios del sushi a la vez, con lo que es importante escogerlos sabiamente. Los genios del sushi nos proporciones tres elementos esenciales en batalla: vida extra, habilidades especiales y, lo más importante, sushi.

Cada genio cuenta con una habilidad completamente distinta que se irá cargando durante la batalla, por ejemplo, Jinrai tiene la habilidad Atracón, esta habilidad te permite convertir todos los platos que haya en las cintas al momento de activar la habilidad en platos del mismo color permitiendo crear una pila grande rápidamente. Otros genios cuentan con habilidades para curarnos, fastidiar al rival o mejorar nuestras posibilidades de apilación de platos, entre otras, lo que aporta un amplio rango de posibilidades a escoger. A su vez, cada genio aporta una lista diferente de platos al combate y escoger un equipo que tenga buena sinergia en sus platos nos ayudara a apilar con más efectividad.

Estos seres también subirán de nivel tras las batallas mejorando la vida extra y sus platos según vayan subiendo e incluso podrán llegar a evolucionar a una forma más avanzada imitando a Pokémon, también podremos potenciarlos con ciertos objetos que iremos encontrando durante nuestra aventura. Es importante escoger los genios con inteligencia antes de cada combate para asegurarte de tener los más útiles para la ocasión. El juego cuenta con más de cien genios con lo que tendremos bastantes para elegir.

Ir bien equipado siempre es importante, incluso para comer sushi

Los genios no son lo único que podrá utilizar Musashi en combate, también contaremos con tres tipos diferentes de equipo: Los piñones, nuestro sushi favorito y un objeto.

Los piñones son unos objetos que nos ayudaran a controlar la velocidad de las cintas, cada piñón nos aportará una variable jugable distinta con lo que es mejor que los probemos al conseguirlos y equipar el que mejor se adapte a nuestro juego.

El sushi favorito es más complejo, este tipo de sushi se desbloquea cuando has comido mucho de la misma variedad de sushi. Una vez desbloqueado, podremos equiparlo para obtener distintas bonificaciones en combate, como recuperar vida al recibir un ataque que nos quite un porcentaje x de vida, un aumento de x% de daño al comer una cantidad x de platos, etc. Escoger el sushi favorito adecuado puede ser un factor decisivo en combate.

Finalmente tenemos los objetos equipables, en Sushi Striker podremos equiparnos con habitas que actuarán como si fuera un hada de link y nos curará para seguir combatiendo si el enemigo nos vence. Estas habitas son muy escasas, con lo que tenemos la opción de guardarlas para los enemigos difíciles o llevarla siempre. También existe un cinturón que te resta la mitad de la vida y nunca se gasta a cambio de algo de lo que hablaré ahora.

Vence el combate con estilo para conseguir secretos

En cada combate podremos conseguir tres estrellas si cumplimos los requisitos especificados. Estos van variando en cada combate, pero las estrellas no son solo decorativas, sino que conseguir las estrellas suficientes nos permitirá desbloquear zonas secretas en las que tras algunos combates podremos conseguir un nuevo genio.

También obtendremos rangos distintos según lo que bien que luchemos y conseguir el rango máximo en muchas pantallas también nos bonificará. Esta tarea no es tan fácil de realizar, pero aquí es donde entra el cinturón del que hable antes, puesto que si conseguimos ganar con el cinturón equipado la puntuación final se multiplicara por 1,5, facilitando la obtención de un rango alto, incluso se marcará la pantalla con un bonito icono del cinturón para poder fardar más de habilidad.

Ahora que tenemos los datos, volvamos rápidamente al combate.

La verdadera locura de los combates de sushi: objetos, wasabi y el festival del sushi

Ahora que tenemos todo en cuenta, podemos hablar de lo que es un verdadero duelo entre lanzaplatos. En el juego las mecánicas se irán añadiendo gradualmente a los combates según vayamos superando nuevas zonas y avanzando en la historia, un poco a cuenta gotas, pero cada vez se van sumando.

El festival del sushi es una de las mecánicas más importantes de los combates de lanzaplatos, el festival se irá cargando cuando enlacemos platos y cuando la barra esté llena se iniciará el festival. El festival es un momento de locura en el que los platos que generarán nuestros genios aumentarán su categoría y podremos reunir una gran pila de platos poderosos rápidamente y además nuestros ataques serán más poderosos durante el festival, con lo que es el momento perfecto para lanzarle una avalancha al enemigo. También existe otra forma de cargar la barra de festival, con un objeto.

Los objetos aparecerán en algunos combates de forma aleatoria encima de un plato con candado que requerirá un numero x de platos acumulados para poder cogerlo. Los objetos podrán ser desde recargas para la barra del festival, recargas para la barra de energía de las técnicas de los genios, bombas, rayos… Una locura de herramientas que tener en cuenta durante el combate porque como el enemigo se haga con ellas puede girar la tortilla al duelo.

Luego también encontramos la más molesta de todas ellas, el wasabi. El wasabi por si no lo sabéi, es un condimento verde picante japonés muy popular que se utiliza principalmente para potenciar el sabor del pescado utilizado en el sushi. En Sushi Striker no podían no ponerlo, y durante algunos combates aparecerán platos llenos de wasabi que se mezclarán entre los nuestros, y si los cogemos sin darnos cuenta al apilar nos dejará paralizados unos segundos sin poder hacer nada.

Aun con una base simple, los combates de Sushi Striker acaban siendo algo complejos cuando todo se tiene en cuenta, pero eso sí, son adictivos. Tendremos que pensar y actuar rápido para poder vencer al Imperio y a su ejército de lanzaplatos.

Una historia aparentemente seria que acaba siendo absurdamente divertida

Como mencioné al principio, Sushi Striker tiene un planteamiento que a primera vista parece serio, pero cuando añadimos el sushi a la formula se vuelve… digamos que difícil de seguir sin reírse a carcajadas de lo absurdo que resulta todo. Además, Nintendo lo sabe, y todos los enemigos secundarios cuentan con nombres estúpidos que no facilitarán la tarea, encontramos a enemigos como el Capitán Alamesa o Pecholóbez, entre una gran variedad de nombres que nos harán soltar alguna que otra carcajada.

Incluso los elementos más serios de la historia tienen algún toque absurdo que nos saca un poco del argumento, pero nos mantiene enganchados para saber qué sorpresas nos esperan más adelante, y no decepcionan.

Un mapa sorprendentemente grande

Una de las partes que más me ha sorprendido de Sushi Striker es el gran mapa que se gasta. El juego se divide por zonas en las que suele haber unas 20 batallas aproximadamente en las más pequeñas, aunque hay de más extensas. Hay contenido para hartarse, y al añadirle los rangos y las estrellas se vuelve muy rejugable. Si eres alguien a quien le gusta tenerlo todo bien completadito y bonico, Sushi Striker te dará muchas horas de entretenimiento.

Toda organización necesita una base y el Frente de Liberación del Sushi la tiene

Cuando estemos a punto de completar el primer capítulo de la historia conseguiremos una base donde encontraremos otros modos de juego y mejorar el rango de lanzaplatos de Musashi, además de más extras.

En el Templo de los genios podremos mejorar el rango de lanzaplatos de Musashi y obtener regalos gracias a códigos. El rango de lanzaplatos de Musashi sirve para atraer genios más avanzados, y para aumentarlo tendremos que cumplir ciertos requisitos que podremos ver en cualquier momento en el papiro secreto del menú.

En el Coliseo será donde encontraremos el modo multijugador, que, aunque al principio será solo local, al poco de avanzar la historia el edificio mejorará y también podremos enfrentarnos en combates online. Para los combates online los desarrolladores han decidido utilizar un sistema parecido al de Pokémon, manteniendo tanto a Musashi como a sus genios al nivel 30.

En la Cabaña de desafios encontraremos un modo en el que nos retarán a resolver cinco pilas con solo 10 segundos. Cuantas más rondas completemos mejores premios podremos obtener. Pero la tarea resulta mucho más complicada de lo que parece en un principio, este modo es para jugadores avanzados de Sushi Striker.

Conclusiones

Sushi Striker: The Way of Sushido es un juego que ha sido diseñado para jugar cómodamente con la pantalla táctil, tanto el diseño del mapa y menús como el estilo de juego gritan que juegues con el dedo, pero el juego con mando también es fluido, aunque peca de ser algo errático al enlazar platos. El estilo gráfico utilizado le aporta bastante carisma aun cuando tiene algunos dibujos que deberían haber estado mejor trabajados. La jugabilidad es el punto más fuerte y pulido del juego, táctico a la par que frenético, las batallas resultan muy satisfactorias y divertidas de jugar.

Es probable que esta nueva IP de Nintendo pueda llamar poco la atención, pero es un título muy divertido lleno de contenido que te aportará muchas horas de juego. Definitivamente, es la definición exacta de lo que acaba siendo una joya oculta.

Sushi Striker: The Way of Sushido

Puntuación Final - 8.5

8.5

Recomendado

Sushi Striker: The Way of Sushido es un título muy divertido lleno de contenido que te aportará muchas horas de juego. Probablemente, una joya oculta de Nintendo Switch.

User Rating: 4.38 ( 2 votes)
Etiquetas

Guillermo Nicolau

Los videojuegos son mi pasión. Desde muy pequeño siempre he estado rodeado del mundillo gracias a mis hermanos mayores que me dieron acceso a todo, desde lo retro a lo moderno. Espero poder diseñar mis propios juegos en el futuro.

Actualidad

Close
X