AnálisisPC

Murderous Pursuits – Análisis PC

Ni Jessica Fletcher daría a basto con tanto asesinato

Aunque intento llevarlo en un completo secreto, he de admitirlo, fui un fan del modo online de Assassin’s Creed: La Hermandad. Ese juego al más puro estilo «el gato y el ratón» donde todos éramos cazadores y presas a la vez. Ese fue el principal motivo de que me decantase por analizar Murderous Pursuits, donde los chicos de Blazing Griffin cogen dicho modo y lo convierten en su piedra angular.

Con un estilo más desenfadado, los creadores del divertido – y absurdo- The Ship nos presentan esta mascarada donde correrá la sangre en mitad de una fiesta que nos hará sentir unos paranoicos, ya que en cada esquina puede rondar nuestro asesino.

Disculpe, ¿es usted mi asesino?

Nos encontramos en plena era victoriana, donde Mr. X, una enigmática figura, nos ha invitado a un juego mortal en las entrañas de un dirigible. Allí, ocho villanos deberán asistir a la gran fiesta que se celebra, donde tendrán que asesinar a las presas marcadas por Mr. X, pero cuidado, porque no solo seremos el depredador, otros estarán esperándonos entre la multitud para acabar con nuestra vida.

Esta premisa sencilla, que recuerda al gato y el ratón, es la que rodea a Murderous Pursuits, que toma el testigo del multijugador de Assassin’s Creed: La Hermandad y nos propone pasar una agradable velada en una competición por ver quién consigue más puntos asesinando mientras evita a sus persecutores.

En Murderous Pursuit deberemos camuflarnos en nuestro entorno mientras buscamos a nuestra presa, para lo cual deberemos hacer uso de intuición y buen ojo.

El juego nos recibirá con un tutorial que nos enseñará las bases de sus mecánicas, unas muy fáciles de dominar que premiarán a los pacientes y perjudicarán a los impulsivos. Estamos en una obra donde el sigilo y el camuflaje son primordiales para permanecer ocultos ante la vista de nuestra presa y cazadores, por lo que debemos evitar en la medida de lo posible comportamientos extraños.

Para ello, todo el mapa, que es de un tamaño más bien reducido, estará poblada de modelos idénticos a los ocho villanos que podremos manejar, cuya única diferencia radicará en el aspecto. En la sala encontraremos zonas marcadas con líneas discontinuas donde nuestro personaje realizará acciones cotidianas como conversar con los NPC, comer, o ver una obra de arte que reducirá nuestro índice de exposición, y por lo cual nos dará una mayor bonificación en nuestro asesinato al estar perfectamente camuflado con nuestro entorno.

Estar en completa armonía con nuestro entorno nos dará una bonificación de Favor, la puntuación del juego, de hasta cinco puntos, que se sumará a otros aspectos del asesinato como el arma, la racha de asesinatos…

Para la búsqueda de nuestra presa por la zona tendremos una brújula que nos indicará en que dirección y piso se encuentra, iluminándose cuando lo tenemos a la vista. Por supuesto, esto no será tan fácil, ya que puede ser cualquiera de nuestro alrededor, por lo que tendremos hacer uso de nuestra intuición, o de una de las dos habilidades que tendremos que equiparnos antes de la sesión de juego.

Dada esa situación, deberemos comprobar que no hay ningún guardia por la zona, los cuales en ocasiones echarán siestecillas o podremos cegar con una bomba de conmoción si tenemos la habilidad equipada. Si somos descuidados el guardia nos atrapará con las manos en la masa y nos hará perder nuestra pesa y los puntos que íbamos a ganar con ella.

En cuanto a la puntuación dependerá de algunos factores. Como hemos comentado, permanecer en sigilo no solo hará que no se nos marque en el mapa, ya que si somos descuidados quedaremos expuestos y eso significa una muerte segura, también dependerá del arma que usemos. Al botón «F» consultaremos la Tabla de Favores, una pequeña guía de qué armas nos da mayor bonificador en ese momento de la partida. No son numerosas, y su uso es idéntico más allá de la animación, pero ayuda a que investiguemos entre las habitaciones para encontrar los cofres donde está depositadas, pudiendo hacer uso de trabucos, sables, o incluso una pata de piano. Cabe destacar que una vez usada su valor se reducirá al mínimo, por lo que es aconsejable buscar otro arma antes de nuestra próxima presa.

La jugabilidad invita a que el jugador se sienta rápidamente cómodo en su entorno de juego, pero también acaba desenmascarando un sistema de juego monótono que no invita demasiado a largas sesiones de juego. Básicamente haremos lo mismo una y otra vez, sin mayores posibilidades. Ni siquiera hay grandes recompensas más allá de desbloquear colores para los trajes de nuestro personaje, o poses para nuestra foto de victoria. Esa es, única y llanamente, la recompensa por nuestro esfuerzo.

¿Hay alguien ahí?

Durante el análisis pocas veces han sido las que me he podido cruzar contra otros jugadores. En alguna ocasión éramos dos personas humanas rodeados de bots, otras tres… Y esto era en excepciones, ya que lo más común es encontrarnos completamente solos y rodeados de bots, a pesar de que busquemos una partida online con otros jugadores.

La comunidad está completamente desértica, y aunque eso no es directamente culpa del estudio, sí que afecta a un juego que tiene un claro enfoque al multijugador. Siempre podemos optar por jugar una partida privada con nuestros amigos, lo cual hará ganar enteros a este título, pero no siempre podremos tirar de agenda, por lo cual nos encontraremos en partidas monótonas contra una IA que no da ningún tipo de juego.

A pesar de su divertida propuesta, el título tiene un público casi inexistente. Algo preocupante, ya que apenas lleva unos meses a la venta.

El título, que salió a la venta el 26 de abril de 2018, muestra una preocupante falta de contenido que no ha podido sustentar una base de jugadores con los que disfrutar de esta sangría. Y es que este es el gran «pero» de Murderous Pursuit, que no hay ningún motivo por el que permanecer en él, más allá de echarnos unas risas en un momento dado.

No hay diferentes modos de juego, tampoco recompensas que saquen nuestro lado más coleccionista, y sus mecánicas resultan monótonas, como ya os hemos explicado, a la larga.

Jugada una sola hora sentirás que ya no te queda nada por hacer, incluso aunque saques un rato divertido jugando con bots. Por lo que ni siquiera aguanta el tipo a largo plazo.

Maleantes rodeados de lujo

No todo es desastroso en Murderous Pursuit, un ejemplo de ello es su apartado gráfico, que a pesar de no ser puntero, ni mucho menos, cuenta con un diseño artístico simpaticón y caricaturesco, donde tenemos variedad entre los ocho villanos controlables y en los diferentes mapeados en los que nos tocará asesinar a nuestras presas.

De hecho, cuento como algo positivo su apartado gráfico porque esto le permite funcionar a la perfección en casi cualquier PC, con una tasa de frames estables, aunque sus opciones gráficas sean las básicas.

Su ambientación victoriana, llena de lujo en contraposición con la peor calaña de criminales posibles está muy bien conseguida.

Todo tiene ese toque victoriano, donde el lujo envuelve a todo el dirigible, con salones llenos de bebida y comida, salas de máquinas, o grandes salas llenas de obras que admirar. Es un caso similar al del apartado sonoro, que consigue agradar sin despuntar, permitiéndose acompañar la acción sin muchas más pretensiones.

Sí que es digno de mencionar el narrador que comentará la partida, con un acento británico exagerado que resulta bastante cómico. En definitiva, nos encontramos con un apartado artístico que, sin brillar, consigue llamar la atención entre tanta monotonía.

Conclusiones

Murderous Pursuit es uno de esos juegos que, como mínimo, esperas que te regale unos momentos divertidos. Pero la realidad es que cuando descubres que la comunidad ha abandonado el título, te es imposible encontrar esa premisa en partidas monótonas donde el único ser humano eres tú.

Su falta de ambición le ha llevado a un conformismo donde no hay ninguna recompensa que agarre al jugador y le mantenga en esta incursión en dirigible. Ni siquiera diferentes modos que ofrezcan cierta variedad y que potencien esa posible viralidad que, muy probablemente, le llevase a ser uno de los juegos de YouTube del momento. Es por esto que nos apena decir que, en su estado actual, no es una gran inversión los 19,99 € que vale actualmente.

Murderous Pursuits

Puntuación Final - 5

5

Correcto

Un título divertido, pero que enseguida se ve dominado por la monotonía y falta de recompensa para el jugador. Su comunidad online está prácticamente extinta.

User Rating: 5 ( 1 votes)
Etiquetas

Enrique Gil

Amante de las buenas historias, de aquellas que te despiertan sentimientos que solo un buen videojuego consigue. Un eterno fan de juegos como Dark Souls, la saga The Witcher y de los juegos de TEAM ICO, en especial, Shadow Of The Colossus.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X