AnálisisSwitch

Shift Quantum – Análisis Switch

Los videojuegos de puzles y estrategia siempre han sido mis favoritos, aun recuerdo cuando hace ya al menos 7 años cayó en mis manos Shift Extended. Por aquel entonces yo no estaba metido en el mundillo de los videojuegos y como un jugador no experimentado que era cometí el gran error de juzgar un juego por su apariencia. Se trataba de un título muy minimalista y que no llamaba mucho la atención. Aun así lo compré y quizás no pueda garantizar que fuese de una gran calidad, pero lo que estaba claro es que a mí me había encantado. A la mañana siguiente de comprar el juego comencé a jugarlo, cuando me di cuenta estaba anocheciendo y yo llevaba al menos una hora atascado en el mismo nivel. Su mecánica quizás ya existía, pero era la primera vez que yo la probaba y realmente me fascinó; era como si hubiese descubierto una especie nueva de rompecabezas, como si de un tipo de cubo de rubik más fuese. Y realmente es que se trata de eso, de la misma forma que Shift ExtendedShift Quantum (secuela de esta saga) es un tipo de rompecabezas diferente al que estamos acostumbrados, que nos obliga a desarrollar un tipo de visión espacial que no habíamos contemplado hasta el momento, aunque de eso hablaremos más adelante.

Una posible historia desaprovechada

La historia que Shift Quantum nos plantea es la siguiente. Nos encontramos en una ambientación futurística y distópica en la en la que nada más iniciar el videojuego una entidad aparentemente robótica y que se hace llamar Axon Vertigo nos propone formar parte de su programa, Shift Quantum, el cual tiene como único objetivo mejorar la calidad de vida y felicidad de todos los integrantes de su programa ¿Cómo realiza nuestro robótico amigo esto? Mediante una sucesión de puzles que nos obligará a ir superando, los cuales aumentarán su dificultad de forma progresiva, de modo que cada vez que superemos uno de estos puzles, al saber que el anterior era más complicado nos invadirá la felicidad. La historia no tiene un mayor desarrollo a lo largo del videojuego más allá de esta presentación. Si bien es cierto que a veces aparece una niña pequeña que nos ayuda mostrándonos el camino moviendo bloques, pulsando botones y activando diferentes mecanismos. Algo que resulta decepcionante, pues nos lleva a pensar que el juego esconde algún tipo de trasfondo más allá de la busca de la felicidad en el programa y que resulta ser falso, pues el videojuego deja este elemento muy en el aire. De esta forma, se desaprovecha lo que, a pesar de no ser lo más importante en este tipo de videojuegos, podría haber sido una trama mucho más elaborada.

Una gran mejora gráfica

Fishing Cactus era muy consciente de que, a pesar de que sus anteriores entregas con esta misma mecánica eran muy interesantes, echaban a mucho público para atrás por culpa de su estética descuidada y en Shift Quantum se han asegurado de que eso no pase. Han creado un ambiente realmente agradable de jugar, con una paleta de colores muy básica pero que le da un toque cybernoir al videojuego que le queda como un guante. Los colores que usa son negro y blanco para las estructuras principales y gris para las estructuras más secundarias y la ciudad que utiliza el videojuego como fondo, que en adición he de decir que es realmente vistosa y llamativa, consiguiendo eliminar la monotonía de la que habían sido dotadas sus anteriores entregas. El único color vistoso que veremos en toda la aventura será el amarillo de la bufanda que porta nuestro protagonista, la cual encuentra durante uno de los niveles y parece pertenecer a la niña que nos guía y ayuda de vez en cuando durante la aventura. Respecta a la música, realmente no es algo que destaque, aunque casa bastante bien con esa estética detectivesca que envuelve al videojuego.

Viejas mecánicas muy bien utilizadas y con nuevas ideas

Una vez comentados todos los demás temas vamos con el grueso del videojuego: sus mecánicas y diseño de niveles. Shift Quantum tiene una mecánicas muy sencillas y que siguen siendo las que tenían sus predecesores. Ya que se trata de una pantalla unidireccional, solo podemos avanzar hacia delante, hacia atrás, dar un salto bastante más pequeño de lo que a los jugadores nos gustaría (ya que es algo que nos generará problemas a lo largo del videojuego) y la mecánica principal de inversión. El videojuego consta de dos dimensiones, una principal, que es la negra (en el que se encuentran tanto el punto de partida como de salida) y otra secundaria, que es la blanca. Esta última no es más que una versión de la dimensión negra al revés, que coloca bloques sólidos donde en el mundo original hay aire y viceversa.

Además, algunos de los bloques solo existen en una de las dimensiones, algo que provoca distintos tipos de reacciones en la dimensión contraria, como podrían ser huecos vacíos que podemos intercambiar de lugar. Esta mecánica replantea la forma de mapear del videojuego por completo, y es la que genera el efecto rompecabezas del que hablábamos al principio del análisis; obligándonos a intercambiar constantemente entre una dimensión y otra para poder así hallar la solución al problema. Sin embargo, esta vez Fishing Cactus no se ha limitado a su premisa principal como hizo en sus anteriores entregas. La compañía ha introducido distintos mecanismos como interruptores, puentes activables, ventiladores que nos arrastran, modificadores de gravedad y, en definitiva, una considerable cantidad de cacharros que tan solo están ahí para molestarnos (o ayudarnos, dependiendo de la situación). Haciéndonos así no echar en falta ningún tipo de enemigo en el videojuego, ya que realmente no es necesario con todos los elementos que este va incluyendo y acumulando hasta formar un auténtico caos de mecanismos ubicados entre las distintas dimensiones con los que tendremos que jugar.

Por no mencionar el editor de niveles y las pantallas creadas por la comunidad online. Este editor funciona sorprendentemente bien y es muy fácil de utilizar, mientras los niveles de la comunidad pueden ofrecernos experiencias bastante complejas y bizarras que seguro que nos divertirán.

Conclusiones

Shift Quantum es sin lugar a dudas el mejor título de su saga que ha sacado Fishing Cactus hasta la fecha. Con mejoras tanto a nivel visual, el cual ha sido una de sus mayores cambios, como con unas mecánicas, no renovadas, pero si mejoradas. Se ha incluido bastante contenido nuevo que ameniza la experiencia evitando caer en la monotonía y creando una curva de dificultad bastante proporcionada, quizás un poco más desnivelada en la segunda mitad del juego. A pesar de ser un juego de puzles realmente no tiene una dificultad muy alta hasta que llegamos a esa última mitad, aunque de seguro te atascarás en algún que otro nivel del videojuego, para varias horas después descubrir la sencilla solución que tenía.

Sin duda, si os gustan los juegos de puzles, es uno de los más completos que hay actualmente en el mercado, de modo que sería algo que recomendaría a cualquier fan del género con la seguridad de que como mínimo no lo decepcionará.

Shift Quantum

Puntuación Final - 7.5

7.5

Interesante

Un juego que nos hará pensar, bastante completo y mejorado respecto a sus entregas anteriores y con un nuevo y bonito apartado gráfico. Recomendado para cualquier fan de los juegos de puzzles.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Alberto Plaza

Me muevo entre cómics, videojuegos y partituras. Adoro la estrategia sobre cualquier otro tipo, aunque también me doy vueltas con Dante de vez en cuando.

Actualidad

Cerrar
X