AnálisisSwitch

ClusterPuck 99 – Análisis Switch

El Air-hockey híbrido

Cada vez se ve menos, pero antiguamente en las zonas de ocio de los centros comerciales o en los salones recreativos existía una mesa de un juego ‘deportivo’ llamado Air-hockey. En él, dos jugadores o más se enfrentarán en una mesa de aire, utilizando unos ‘mazos de hockey’ para impulsar un disco con la finalidad de marcar en la portería contraria y así anotar puntos. Algo que Coatsink Software PHL Collective tomaron de inspiración para crear su título.

Después de su paso por PC y consolas, ClusterPuck 99 llega a Nintendo Switch; una consola que está brindando una segunda vida a una gran cantidad de videojuegos indie y que, además, su manera tan peculiar de poder jugarla hace que sintamos curiosidad de cómo funcionará este alocado deporte en compañía de los Joy-cons.

Fácil y sencillo

El título tiene un solo objetivo con el que la mayoría ya estaremos familiarizados a simple vista: debemos de marcar un gol encasillando el disco en la portería del equipo rival y a su vez defender la nuestra, impidiendo que sean los adversarios los que sumen puntos. El control del juego se basa en los doble stick -el movimiento y el apuntado de la ficha se manejan de manera independiente con cada uno de los joystick-, y responde a la perfección y es muy preciso. El abanico de posibilidades que se nos ofrece es bastante corto, contando solo con la función del desplazamiento, disparo/pase y con un impulso que nos permitirá llegar antes a la ficha o empujar a nuestro rivales. Todas estas características forman una jugabilidad muy simple y agradable que cumple con su cometido, y nos permite comprender y dominar el título para empezar el pique lo antes posible.

Deslízate hacia la diversión

ClusterPuck 99 no destaca por ofrecer una gran cantidad de modos de juego, pero cuenta con lo necesario para ofrecernos horas y horas de diversión. El título cuenta con un modo principal que nos permite enfrentamientos de hasta ocho fichas, que se tendrán que ver las caras en partidos con límite de tiempo o por quiénes consigan llegar hasta una cierta puntuación. El modo dispone de más de 30 de escenarios de lo más variados que se dividirán en diferentes categorías: Competitivo, Clásico, Casa del terror y Creados. Podremos jugar contra la CPU, pero su diferentes niveles de dificultad están algo descompensados, los partidos en fácil pueden llegar a ser aburridos por la manera en la que arrollaremos a nuestro rivales, pero si decidimos aumentar la dificultad hacia el siguiente escalón, el salto es bastante grande y nos ofrecerá un encuentro bastante exigente. Aún así, el modo cumple y nos entretendrá en esas horas muertas donde el tiempo parece que se detiene. Si queremos dominar un poco más las mecánicas del título disponemos de un modo desafío, donde nos podrán con varias pruebas que nos pueden servir de tutorial, me hubiese gustado que hubiese más niveles y que tuviesen más variedad entre sí para ofrecer más rejugabilidad al título fuera de los partidos.

Pero llegamos al apartado donde el título llega a su máximo esplendor y todas su cualidades se potencian, el juego nos da la posibilidad de jugar hasta siete [email protected] más con su modo multijugador local, donde podremos jugar partidos de 4 contra 4. ClusterPuck 99 se complementa a la perfección con la filosofía de Nintendo Switch, ya que la posibilidad de estar en una consola híbrida y poder jugar con un solo Joy-con nos permitirá llevar la diversión donde queramos y además compartirlo con [email protected] [email protected] Como falta y es algo bastante común en los juegos indie, es que muchas veces se nos ofrece un modo online, pero el título carece de modo local y en ClusterPuck 99 pasa el otro caso, podemos jugar con la gente que tengamos a nuestro alrededor pero no hay manera de poder echar una partidas si estamos cada uno en nuestras casas.

Cien estadios

Por último hablaremos del Creador de arena, donde podremos crear nuestros propios escenarios con una barra de herramientas que se comprende rápidamente. En ella tendremos la opción de poner paredes, suelos, obstáculos, poner fondos o elegir colores. Todo esto nos servirá para formar mil y una ideas, lástima que se nos limite la imaginación por su escasa variedad de objetos, pero aún así es una gran función que alargar la vida del título.

ClusterPuck 99 tiene un apartado visual simple que permite ver con claridad los diferentes elementos que hay dentro del escenario. La banda sonora ambienta cada partido con melodías cañeras pero echamos en falta un poco más de variedad. El título funciona en Nintendo Switch de manera bastante fluida tanto en el dock como en su modo portátil y todos los textos están perfectamente traducidos al castellano.

Conclusión

La propuesta de Coatsink Software PHL Collective nos trae un título que nos ofrece echarnos unos pique contra nuestras amistades con un deporte simple y adictivo. Una idea que encaja a la perfección con las cualidades de Nintendo Switch. Lamentamos que en muchos de sus apartados el juego llegue a los justo y no haya sido más ambicioso, con más niveles en su modo desafío o añadiendo más objetos para crear nuestros terrenos de juegos. Aún así, ClusterPuck 99 con su bajo precio y su intención nos conseguirá salvar de más de una tarde de aburrimiento cuando estemos en compañía.

ClusterPuck 99

Puntuación Final - 7

7

Interesante

ClusterPuck 99 llega a Nintendo Switch para fusionarse con su filosofía. Dándonos diversión y locura a esas tardes en compañía.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Kevin Lupión Jerónimo

Amante de la música, adicto al deporte y próximo héroe de Marvel

Actualidad

Close
X