AnálisisPS4

One Piece: Grand Cruise – Análisis PS4 VR

Somos muchos los que, a día de hoy, nos consideramos grandes fans del manga y anime de los piratas más famosos del mundo. Y es que la banda de los Sombrero de paja ha vuelto, pero esta vez en realidad virtual.

One Piece: Grand Cruise causó sensación entre los fans al ser anunciado (o al menos me causó sensación a mí, ya que, ¿quién no querría estar en el Thousand Sunny rodeado de Luffy y compañía?) y por fin hemos tenido la oportunidad de probarlo.

Un barco, dos minijuegos

El juego se resume en dos minijuegos: una batalla contra la marina y otra contra el Kraken (Surume para los amigos).

Empezaremos el juego en una playa con un Den den mushi, que nos irá dando instrucciones básicas y desde ahí podremos elegir el minijuego que prefiramos. Como ya he dicho, son solo dos opciones, pero dentro de estas pequeñas historias podremos visitar diferentes partes del barco.

En la batalla naval contra la marina tendremos la opción de visitar el cuarto de Nami o la cocina de Sanji, pudiendo ver y hablar con dichos personajes junto a un acompañante extra de la tripulación. La batalla será de lo más divertida, pues mientras los barcos enemigos te lanzan balas de cañón, carne o pesas, tú tendrás que disparar tu propio cañón para evitar ser alcanzado.

En Grand Cruise acompañaeros a los Sombrero de paja y lucharemos a su lado en un par de minijuegos.

En la batalla contra el Kraken tendremos más variedad de localizaciones que visitar, y es que podremos ver la cubierta superior y hablar con Zoro, la enfermería de Chopper, la cocina de Sanji y la habitación de Nami. Además, la batalla final será contra el ya mencionado Kraken (Surume), a quien tendremos que disparar a los tentáculos hasta que liberemos el Thousand Sunny de sus garras. Por último, y no menos importante, seremos testigos de una épica batalla entre nuestro capitán, Luffy, y… bueno, mejor lo dejamos aquí, no queremos hacer spoilers.

Otra cosa que me parece bastante lograda es que antes de iniciar cada aventura puedes elegir si ser chico o chica. Pues bien, dependiendo de tu elección algunos personajes cambiarán las conversaciones que tengan contigo.

Cada minijuego tendrá una duración aproximada de diez-quince minutos, por lo que en media hora te habrás ventilado lo básico del juego a falta de repetir la historia y visitar las distintas localizaciones del barco que se nos permite.

Si por el contrario eres un caza trofeos y quieres hacerte con todos, lo más probable es que tengas que dedicarle unas cuantas horas, en torno a tres o cuatro. Tal vez más si eres excesivamente malo con los cañones (dos trofeos consisten en conseguir 5000 puntos en cada batalla. Yo creo que nunca he superado los 1000).

El kraken será uno de los enemigos a los que tendremos que derrotar.

Controles básicos sin movimiento

Algo que me ha gustado y no al mismo tiempo es la falta de movimiento.

Los únicos controles que necesitaremos para avanzar en el juego son los siguientes: con el casco VR miraremos a nuestro alrededor y, al quedarnos mirando fijamente a ciertos objetos/personajes los seleccionarlos para interactuar con ellos. Con el Dualshock 4 apuntaremos con el cañón durante las batallas, moviendo el mando y dispararemos con la X. Y eso es todo.

Digo que me gusta porque me ha recordado enormemente a un capítulo del anime. Tú simplemente eres un espectador que está ahí, observando lo que ocurre entre los personajes y de vez en cuando interactuando. Y no me gusta el hecho de que, como buena fan de One Piece, me habría encantado poder subir al Thousand Sunny por mi propio pie y recorrerlo de arriba a abajo hasta conocer todos los rincones que esconde cada habitación.

Gráficos de anime

En cuanto al apartado gráfico, es una completa maravilla. Muchos juegos de realidad virtual buscan tener gráficos realistas y se terminan quedando en dientes de sierra que no tienen nada de nitidez. Este juego, por el contrario, busca unos gráficos más similares a los del anime y realmente consigue una experiencia que puedes llegar a disfrutar por completo. Te sientes como si de verdad estuvieras en un capítulo de la serie y formases parte de la tripulación de los Sombrero de paja.

Los gráficos están muy logrados al no buscar realismo, sino similitud con el anime.

En cuanto a la música, en muchas ocasiones parecía que pertenecía a la propia banda sonora del anime, por lo que hacía la experiencia todavía más inmersiva.

Por último, como siempre, en los juegos VR que analizo hablo de los mareos, pero ya he dicho que este juego no tiene ningún tipo de movimiento más que la cámara que controlamos con el casco VR, por lo que no marea absolutamente nada.

Conclusión

Una muy buena experiencia de One Piece para VR que te llega a hacer creer que realmente te encuentras dentro de uno de los capítulos de este extenso anime. Con la posibilidad de ver diferentes escenarios del Thousand Sunny e interactuar con la banda de los Sombrero de paja al completo, Grand Cruise nos proporciona una experiencia genial para los fans.

Tal vez el precio pueda ser algo elevado para un par de experiencias de media hora en total (9,99 €), aunque si eres un gran fan del manga o el anime y, como ya he dicho, un amante coleccionista de los trofeos, un juego que te da entre tres y cuatro horas de duración, por muy repetitivo que sea, puede valer la pena.

One Piece: Grand Cruise

Puntuación Final - 6.5

6.5

Interesante

Dos minijuegos de corta duración que gustarán sobre todo a los fans del manga y el anime de los Sombrero de paja.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Cristina Navarro

Estudiante de realización que se vicia en sus ratos libres. Amante de las buenas historias por encima de cualquier cosa. Naughty Dog como forma de vida.

Actualidad

Close
X