AnálisisPC

ADOM (Ancient Domains of Mystery) – Análisis PC

Es hora de sacar los dados

La genialidad y la originalidad están alcanzando cuotas insospechadas en el mundo de los videojuegos. Nunca podemos llegar a imaginar con qué nos sorprenderán los desarrolladores, y a veces podemos ver propuestas que nos hacen levantar una ceja con extrañeza. Muchas veces son cosas muy locas, pero esto no significa que sean malas, nada más lejos. En mi caso, la mayoría de las veces esa cosa rara que me hace dudar acaba siendo una experiencia que merece la pena.

Y esta vez volvemos estar en la misma situación, nos encontramos ante ADOM (Ancient Domains of Mystery) una propuesta de lo más peculiar, un RPG por casillas al más puro estilo Dragones y Mazmorras. Un juego muy peculiar que dentro de una imagen sencilla y algo tosca nos ofrece una experiencia de rol mucho más compleja de lo que podríamos imaginar.

El estilo narrativo lo dice todo sobre su época.

Toca hacer la ficha

Empezamos con un entorno muy de juego de los 90, ya que este ADOM, podría perfectamente haber sido parte de la colección de todo jugón de aquella época. Unos menús y unos gráficos que destacan por estar desfasados desde una visión actual, pero que de alguna manera se acaban haciendo con nosotros y nos muestran una especie de realidad distinta en la cual los videojuegos nunca dejaron de ser así. Puede que cueste acostumbrarse al principio, pero creedme, tiene un extraño efecto de atracción, como un amor-odio que acaba por hacerte caer en su “juego”.

Tenemos varias opciones a la hora de empezar, como jugar solo, en compañía, modo exploración, y algún modo más que no tiene mucha relevancia. Ancient Domains of Mystery es un juego que dentro de ofrecernos siempre el mismo mapa con la misma historia se vale de los elementos aleatorios de toda partida de rol para crear experiencias distintas y que juegues varias partidas. Cada una de ellas puede ser muy diferente de la anterior, sobre todo si tenemos en cuenta que pese a conocer lo esencial del mapa no podemos saber del todo a qué nos enfrentaremos.

La gente va a la suya en los pueblos, pero a veces querrán conversar.

Una vez superado y aceptado, lo que nos ofrece el juego, toca crearse un personaje. En este sentido, podemos disfrutar de una gran variedad de razas y oficios, muy clásicos en los juegos de rol en general. Podemos ser un Elfo Guerrero o un Hombre Lagarto Mago, pero esto es solo un ejemplo de lo que podéis encontrar, creo sinceramente que merece la pena que lo descubráis por vosotros mismos, y sobretodo que probeis y probeis. Una vez seleccionado el personaje y su clase, toca repartir los puntos de habilidad y de características, tales como la fuerza o la velocidad. Todo fan del rol de mesa, sentirá que está como en casa con este juego, y poco a poco, de alguna manera, sabrá en qué consiste el juego sin haberlo empezado aun.

Comienza tu aventura

Crearte un avatar dentro de este mundo es en parte una labor compleja, pero para nada todo lo que ofrece el juego. La clásica historia en la que el mal corrompe el mundo acaba de comenzar. Tú eres el héroe o heroína que va a salvar al mundo, o al menos a intentarlo; ya que este título nos ofrece cierta libertad que es peligrosa. Nos puede llevar a adelantarnos más de la cuenta, y que al saltarnos cosas caigamos en enfrentamientos para los que no estamos preparados.

Ante nosotros se abre un mapa que está por explorar y un movimiento por casillas nos dará la mecánica para desplazarnos por este mundo. Nuestro personaje no se mueve como tal, o más bien este no está acompañado de ninguna animación. Es una mecánica tosca que sin embargo tiene mucho sentido y con la que según vayamos jugando nos familiarizaremos y comprenderemos mejor. Estamos ante un movimiento que recuerda a clásicos juegos como “HeroQuest” o “Warhammer”, en los que movemos a nuestras figuras por un tablero para simular una épica batalla o aventura que nos transporta a estos mundos de magia y combates con espada.

Repartir los puntos al crear el personaje, algo muy clásico.

Puede que decidamos entrar en alguna mazmorra o acercarnos antes al siguiente pueblo, donde sus habitantes nos darán información o venderán objetos, aunque puede que simplemente estén ahí y los veamos moverse. El caso es que nada nos impedirá tomar nuestras propias decisiones, por estúpidas que sean, sin ningún tipo de red de seguridad ni de guía para hacer las cosas sin riesgo.

Los enemigos a los que nos enfrentaremos son muy variados, con muchos clásicos del género como el típico minotauro. La mayoría de las veces no sabremos realmente a qué nos estamos enfrentando ya que no tenemos ninguna referencia al principio sobre cómo de fuertes son los enemigos, es algo que tendremos que aprender sobre la marcha. Morir es una opción más que frecuente, por diferentes situaciones, ya que por ejemplo nos podemos encontrar con un grupo de ladrones al cual podremos vencer con facilidad, pero ojo, por pocos integrantes de los ladrones que queden y por débiles que sean si nos rodean nos pueden poner las cosas realmente difíciles, por lo que no solo el combate si no el movimiento será fundamental para un desarrollo adecuado de los encuentros con enemigos.

Jugar, disfrutar, tomar decisiones

El desarrollo del juego es largo y con momentos de meditación que, aunque no son obligatorios, son bastante aconsejables. Según superemos a los enemigos y detectemos las trampas que el propio juego nos pone, podremos ir conociendo un poco mejor cómo actuar ante las mismas y preverlas. Tenemos que pensarnos mucho por dónde avanzar, aunque también tenemos la opción de ir a la loco, pero tendremos que asumir la consecuencias de esto.

Los minotauros tienen muy malas pulgas.

El desarrollo del personaje es muy importante y nos permite crear muchas variantes de la propia clase. Y no solo con lo evidente como el combate o los atributos, también tendremos una serie de capacidades como nadar, primeros auxilios, trepar y muchas más que tendremos que desarrollar para poder superar con facilidad los obstáculos que nos vayamos encontrando. Evidentemente no se puede desarrollar todo, al igual que en un juego de rol, pero esto mismo es lo que le da valor a esta clase de juegos, no todos somos buenos en todo y muchas veces tenemos flaquezas, esto es una forma de representarlas.

Otro punto esencial en este juego y en todos los juegos de rol son los objetos. Disponemos de gran cantidad de armas, armaduras, y demás objetos que nos permitirán personalizar a nuestro personaje. Como bien sabemos los roleros, la exploración tiene como principal meta obtener mejores objetos y tesoros, por lo que se convierte en una mecánica esencial para nuestro desarrollo además de subir niveles, lógicamente. Por lo que comprar, vender y en general acumular objetos será clave para nosotros y nuestra supervivencia.

Cuidadito con los bandidos.

El placer de lo inesperado

Ancient Domains of Mystery es una propuesta muy interesante y muy a tener en cuenta para los amantes de rol. Puede que sea un poco extraño al principio, pero acaba convenciendo. Su variedad a la hora de crear personajes, su propuesta a la hora de crear varias partidas para probar diferentes cosas, toda la información que hay que manejar a nivel de ficha de rol, crean un conjunto realmente fantástico. Puede que como videojuego tenga un público más reducido y el jugador de a pie muy posiblemente no disfrute de un titulo así, pero somos muchos los roleros que podemos gozar de este juego, con una propuesta original en su presentación, sencilla y clásica de alguna manera.

La clave de todo este juego es que estamos ante un Remake/Revival de un juego de 1994, una resurrección de un clásico que por desgracia no trascendió el tiempo tan bien como otros títulos de la época, pero que en su día fue todo un boom. Además podríamos considerar que allanó el camino para títulos posteriores como pudiera ser Baldur´s Gate. Es una gran alegría poder recuperar juegos como este, que fueron los ladrillos de lo que es hoy la industria del RPG y que en lo personal a mí me retrotraen a mi yo más joven que descubrió en el rol de mes, todo un mundo de aventuras sin fin, en el que podía ser lo que quisiera.

Ancient Domains of Mystery

Puntuación Final - 8

8

Recomendado

ADOM es un juego con un espíritu clásico que nos trae una aventura de rol diferente.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Francisco Jose Moreno

Gran Fan del Zelda, Final Fantasy, Metal Gear y largo numero de Etc. Lo mío son los juegos que me divierten simplemente o los que me llegan a la patata. No creo que nadie pueda sentar cátedra en opinar sobre videojuegos.

Actualidad

Cerrar
X