AnálisisPS4

Khara The Game- Análisis PS4

Resacón en la Atlántida

Khara The Game constituye el primer videojuego realizado por el estudio español DNA Softworks, un pequeño y joven estudio que, impulsado por la iniciativa Playstation Talents, ha podido trabajar en este ambicioso proyecto; si observamos las primeras imágenes del título podemos ver la gran evolución que ha sufrido en este tiempo. Sin embargo sus prometedores concept arts y su romántica propuesta que evoca a las aventuras clásicas de la generación de la primera Playstation no han llegado a buen puerto; Khara es una aventura sencilla con buenas ideas, pero con muchos y evidentes fallos de diseño y pulido.

Los restos de una civilización perdida

Khara es una aventura de entre dos y cuatro horas de duración (sin coleccionables o alicientes para rejugarlo) dependiendo de cuanto tardemos en avanzar por unos escenarios lineales combatiendo y resolviendo sencillos puzles a la vez que desentrañamos el misterio del origen de nuestra joven protagonista. Para ello recorreremos la mítica Atlántida; es un destino poco explorado en los videojuegos, por lo que a priori su ambientación parece un acierto. Lamentablemente la visión de dicho reino de DNA, a pesar de presentar bellas estampas en ciertos puntos, peca de poco imaginativa (siendo una percepción totalmente personal).

Los escenarios son preciosos, pero les ha faltado un plus de imaginación.

Los enemigos son cúmulos de piedras y estatuas de soldados espartanos, los jefes finales están extraídos directamente de la mitología griega y los edificios atlantes parecen muy similares a los que encontraríamos en culturas que nos resultan muy familiares; le falta magia y personalidad. Una lástima, ya que hubiera sido un punto diferenciador de la obra que hubiera hecho la breve travesía mucho más llevadera.

La vertiente plataformera del título presenta cierta variedad durante todo el juego. Khara puede saltar (no hay salto doble) y con el botón círculo hacer un teletransporte hacia adelante. Mientras que dependiendo de la fuerza con la que presionamos el botón de salto, así varía la distancia, no ocurre lo mismo con el teletransporte, siendo siempre de la misma longitud y dificultando de forma innecesaria todas las secciones de plataformas. Además se suma otro inconveniente, y es el tiempo que tarda Khara en ponerse de pie tras engancharse a un bordillo.

Muchas de las secciones de Khara consisten en ir de una forma más o menos rápida de un punto a otro por haber accionado una palanca o mecanismo que vuelve a cerrar la puerta transcurrido unos segundos. No deberían ser secciones muy complejas debido al limitado número de herramientas de Khara para desplazarse. Sin embargo, el no ser capaz de medir la longitud del teletransporte de forma correcta y los dos segundos que tarda nuestra protagonista en, por ejemplo, salir del agua por un bordillo o en alzarse desde un precipicio al suelo de nuevo nos hacen perder una cantidad de tiempo frustrante en este tipo de retos.

Sin embargo, DNA Software ha dado con una mecánica muy divertida y disfrutable en los pocos tramos que puede usarse: hay ciertos escenarios que presentan unas piedras azules a las que podemos disparar con nuestro arco; si acertamos, saldremos disparados directamente hacia ellas, teniendo que disparar a más piedras que veamos (a cámara lenta) para cambiar nuestra trayectoria y seguir avanzando. Son sin duda las partes del juego que más he disfrutado, pero el juego tiene cierto ritmo clásico que encorseta la experiencia: una vez presenta una nueva mecánica, automáticamente te presenta un escenario totalmente ideado para explotarla. Los momentos que permiten disfrutarla son escasos, muchos menos que, por ejemplo, los clones, que tienen un uso en la resolución de puzles y en el combate.

El combate presenta una gran cantidad de posibilidades, pero el juego no invita a explotarlas del todo debido a su escasa dificultad. La vida de Khara se regenera automáticamente y a gran velocidad a los dos segundos de ser herida (no así la barra de magia, que tarda un tiempo a todas luces excesivo en recargarse). Hay combates contra pequeños grupos de enemigos en los que contamos con combos de ataque ligero y pesado (combinando golpes y ataques acuáticos) y con los poderes de la protagonista: hielo para congelar a cierto tipo de enemigos, clones que podemos detonar como bombas (o distraer a los rivales con ellos), recubrir nuestro cuerpo con un manto protector… pero el combate es demasiado fácil como para necesitar hacer algo aparte de aporrear botones, salvo con los enemigos de agua que hay que congelar previamente. Es un combate que parece ideado para que lo disfruten los más pequeños de la casa.

La narración de la historia por su parte no parece la ideal para el público infantil: en ocasiones encontramos personajes que nos hablan soltando grandes parrafadas de historia y contexto, y en otras tenemos que desentrañarla mediante murales con dibujos que se transforman al tocarlos. Son muy bonitos, la idea es buena y el efecto conseguido. Aún así, y aunque la historia sea simple, no parece bien explicada tan solo con los dibujos, ya que muchas veces cuesta mucho ver qué hay representado en ellos, y el juego no te da opción de volver a mirarlos una vez has interactuado con ellos.

Los puzles presentan gran variedad de situaciones en las que podemos usar nuestros poderes y lógica: mover cajas sobre interruptores, palancas que abren puerta contrarreloj, congelar chorros de agua para usarlos de plataformas… planteamientos vistos ya múltiples veces en otros juegos, pero bien ejecutados. Sin duda el apartado más exitoso y agradable del título.

En cuanto a su apartado técnico la banda sonora simplemente cumple; salvo en contadas excepciones en las que el escenario se abre a una hermosa vista y suenan melodías más potentes, el resto del tiempo no destaca mucho. El apartado gráfico es un tema complejo: presenta escenarios muy bellos con unos efectos de iluminación realmente buenos; no en vano el juego usa Unreal Engine 4, pero esos efectos se mezclan con unas caras muy mejorables, incluida la de la protagonista. Va más allá de las (inexistentes) expresiones faciales, no parecen estar bien rematadas. Además las animaciones son muy simples y, en ocasiones, extrañas (parece flotar cuando corre o trepa). La tasa de imágenes por segundo no se mantiene estable en muchos puntos del juego, pero no resulta molesto para la experiencia.

En esta fase yo debería estar nadando en la capa de agua de arriba, pero varias veces traspasé el escenario, obligándome a cargar la partida.

Por último, Khara The Game presenta una gran cantidad de bugs si tenemos en cuenta su corta duración. Muchos de ellos incluso te obligan a cargar el último checkpoint para poder continuar jugando; lo bueno es que su sistema de checkpoints es muy bueno y nunca supone una pérdida tremenda de progreso. También faltan muchos efectos de sonido (no hay sonidos para las pisadas ni los golpes que recibe Khara, por ejemplo) y hay bastantes fallos en la detección de golpes en los combates. No rompen la experiencia, pero son muchos, y dejan la sensación de estar jugando a un producto en Early Access más que a un juego completo.

Conclusiones

Khara The Game es el primer juego hecho por el estudio español DNA Softworks, apoyado por la iniciativa Playstation Talents. Es un producto que se ha tardado diez meses en desarrollar y dos en portear a PS4, pero quizás ha faltado tiempo de testeo o de desarrollo para acabar de rematar el juego final. Es una pena porque me da la impresión por sus concept arts de que era un proyecto ambicioso, lo cual también evidencia el esmero puesto en su uso de la iluminación, sus escenarios o el diseño de sus puzles. Pero quizás sus esfuerzos estaban mal enfocados: con un apartado gráfico más simple, pero con más personalidad, quizás se hubiera ahorrado tiempo y dinero para invertir en aumentar su número de puzles, mejorar sus combates o pulir sus bugs; de presentar un acabado más redondo limando esas asperezas habría obtenido una mejor calificación, pero el lado bueno es que muchos de estos errores se pueden corregir fácilmente vía parche.

DNA Sotworks parece un equipo capaz viendo la evolución de su título desde sus primeros pasos y su arte conceptual; además Khara es un juego que tiene buenas ideas, como el uso de los cuadros en su narración o la variedad de poderes de la protagonista. En un futuro serán capaces de hacer juegos muy interesantes, no me cabe duda. En estos casos siempre me gusta recordar las palabras del crítico de Ratatouille: todos los productos que analizamos cuentan con un valor y un esfuerzo detrás incomparable al de nuestros textos, y por supuesto que su labor ha de ser tenida en cuenta; por ello me entristeció cuando, en su menú principal, accedí a su apartado de extras, ya que solo contenían los créditos del juego. Hubiera sido una gran oportunidad para introducir como coleccionables elementos relacionados con su desarrollo.

Si aún así queréis darle una oportunidad, su precio de venta es muy bajo; no es que no haya disfrutado con el viaje, pero tiene demasiados problemas que empañan la experiencia.

Khara The Game está disponible en exclusiva para PS4 a un precio de 9,99 €.

Khara The Game

Puntuación Final - 4

4

Lo que podría haber sido una agradable aventura de plataformas y puzles con sabor añejo queda empañado por un gran número de cuestionables decisiones de diseño y bugs. Aún así presenta algunas buenas ideas y su bajo precio puede hacerlo interesante para ser disfrutado por los más pequeños de la casa en compañía de sus padres.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Alejandro Morillas Tellez

Fisioterapeuta/osteópata de día, hipnoterapeuta cuando es necesario y apasionado jugador de videojuegos por la noche. Los primeros juegos que relaciono como favoritos son Catherine, Vanquish, Overwatch y Kingdom Hearts. Pero siempre estoy disponible para un Tekken, un Vermintide o una maratón de Metal Gear.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X