AnálisisPS4

Conan Exiles – Análisis PS4

Ha llegado la hora de sobrevivir en la Era Hiboria

Los videojuegos son arte, cultura, magia, historias, aventuras o un pasatiempo; pero también es una evidencia que son un negocio y una industria. Una cosa no está peleada con la otra, perfectamente se puede lanzar un videojuego con un alto valor artístico, pero que a la vez tenga importantes expectativas comerciales. No obstante, al igual que en todas las industrias, las tendencias es algo que resulta determinante para el tipo de proyecto por el cual las compañías suelen apostar. En los años 90 los juegos de plataformas y los JRPG tenían una importante cuota de mercado y partiendo de ahí muchos juegos fueron lanzados queriendo aprovechar ese boom. Sucedió lo mismo hace no muchos años cuando los shooter en primera persona parecían conquistar todo el mercado y actualmente vivimos algo parecido con el fenómeno de los Battle Royale, que ahora mismo parece ser la nueva tendencia para los próximos años.

Sin embargo, previo a esto fuimos testigos de como los juegos de supervivencia fueron tomando cada vez más y más fuerza. Los Minecraft, Project Zomboid y demás fueron sentando las bases para que muchos estudios dieran el paso a apostar por proyectos de esa clase. De ahí surgieron cosas como The Forrest, 7 Days to Die y un largo etcétera. En medio de esa vorágine de juegos de crafting, construcción y supervivencia los chicos de Funcom anunciaron un proyecto de dichas características ambientado en el universo de una de las obras más populares dentro de la ficción: Conan El Bárbaro. El estudio es conocido por ser un especialista en MMO y en el pasado ya ha trabajo con ese universo al desarrollar los títulos de Age of Conan. En esta ocasión el equipo de Funcom nos trae Conan Exiles y a continuación vamos a darle un vistazo a lo que el título tiene para ofrecernos.

La lucha del exiliado

Conan Exiles llevaba un tiempo en acceso anticipado y tras mucho trabajo del equipo, feedback de los usuarios y varias actualizaciones de por medio, ahora ya tenemos la versión final del juego y la cosa ha salido bastante bien. Tal como antes mencionaba, nos encontramos ante un título de supervivencia, aunque por momentos tiene un aire a RPG. El juego nos sitúa en el vasto mundo de Conan El Bárbaro. Tomamos el papel de un personaje que ha sido castigado y exiliado por sus crímenes. A nuestro protagonista lo crearemos en un sencillo, pero completo, editor de personaje que nos permite seleccionar cosas como el corte y color de cabello, demás rasgos físicos o incluso el culto religioso al que pertenecemos. Ese último aspecto es clave, puesto que tenemos a disposición seis cultos diferentes y según el que seleccionemos, nos toparemos con una serie de ventajas o desventajas durante nuestra aventura en ese mundo, incluso algunos cultos pueden realizar una invocación divina que resulta especialmente útil cuando estamos intentando conquistar fortalezas enemigas.

La ayuda Divina siempre viene bien para conquistar fortalezas enemigas.

Una vez terminemos de crear a nuestro exiliado y tras una breve secuencia de vídeo, en donde por cierto se ve al mismísimo Conan, arranca nuestra odisea. La propuesta jugable queda clara desde el principio, puesto que arrancamos el camino literalmente con nada encima. Nada de equipo y nada de armas. Tendremos que ir buscándonos la vida con lo que vayamos encontrando por ahí. El objetivo del juego es muy claro: hay que sobrevivir. Eventualmente tendremos la posibilidad de construir un refugio o una fortaleza en cualquier sitio que queramos. De la misma manera, la mecánica de construcción también se traslada a los objetos del inventario. Habrá que recolectar determinados recursos dispersos en el mundo para crear tal o cual objeto. Nuestro recorrido en ese mundo nos va a ir dando experiencia y distintos puntos de experiencia para gastarlos en atributos como fuerza, peso, vitalidad y demás; pero también habrá puntos de conocimiento que nos va a permitir desbloquear las fórmulas para construir mejores objetos. Dicho sea de paso, y como era de esperar, la construcción toma un papel determinante en el desarrollo del juego. Mientras más avanzamos en la aventura será más necesario construir mejores objetos, pero también será importante construir una fortaleza resistente y potente. Tanto los objetos del inventario como la mencionada fortaleza se construyen en un menú de creación bastante intuitivo y sencillo de utilizar.

Forjando nuestro camino

Conan Exiles no cuenta con un modo historia, digamos, convencional. El juego más bien va dejando hueco a qué nosotros vivamos nuestra propia aventura y toparnos con las pequeñas historias que se encuentran en ese mundo. El título tiene clara su apuesta, se centra de lleno en el tema de la supervivencia y que partiendo de ahí seamos nosotros los que escribamos nuestra propia historia mientras sobrevivimos en aquel mundo. En el trayecto, nos vamos a encontrar con otros exiliados, tribus y demás personajes que podremos “reclutar” para nuestra fortaleza. El reclutamiento es, por decir lo menos, un poco brusco, puesto que habrá que capturarlos, torturarlos y esclavizarlos para posteriormente asignarles roles dentro de nuestra guarida y así añadirlos a nuestro ejército.

Será importante tener dicha fortaleza bien reforzada y mantenerla sólida para poder resistir los intentos de conquista que seguramente enfrentaremos. De la misma forma, también nosotros podemos ir por ahí invadiendo los cuarteles enemigos. Hay muchas cosas por hacer mientras nos desplazamos por ese enorme mapa, como, por ejemplo, estar pendientes del hambre y sed de nuestro personaje. El juego añade dichas mecánicas al igual que muchos otros títulos de supervivencia, pero a diferencia de otras propuestas en dónde tanto la sed como el hambre se hacen presentes a una velocidad y frecuencia un tanto excesiva, lo cual da lugar a estar más pendiente de eso que de disfrutar de la experiencia en sí. En Conan Exiles esto no ocurre de esa forma. Sí, hay que estar pendiente de ello. Habrá que cazar, buscar algo de comer y encontrar una fuente de agua que podamos tomar; pero debido a que hay un buen equilibrio en ese aspecto y la frecuencia con la que se hace presente, no hay que estar excesivamente pendiente de esos indicadores.

Habrá muchas batallas que librar en el camino del exiliado.

Por otra parte, el combate está muy bien logrado. Tanto en estilo como en esquema de controles recuerda mucho al que usan los juegos de From Software, que como bien sabemos han logrado crear escuela en ese sentido. Luchar contra enemigos o pegarnos con algún animal que queramos cazar produce buenas sensaciones en cuanto al control se refiere. Por otra parte, el mundo que debemos recorrer es bastante amplio y variado. Arrancamos en una especie de desierto, pero por el camino encontramos poblados, bosques, ríos, montañas y varios entornos muy bien diferenciados. De la misma forma, se hace un notable uso del aspecto climatológico y del ciclo día-noche debido a que su presencia, y sus cambios no son únicamente estéticos, sino que también tienen impacto directo en la jugabilidad. Por ejemplo, las tormentas de arena dificultan las cosas no solo por la limitada visibilidad, sino también por la cantidad de enemigos que nos encontramos en ellas.

Los chicos de Funcom son especialistas en MMORPG y, como era de esperar, Conan Exiles tiene un fuerte componente online para disfrutar de la experiencia en compañía. Por una parte, tenemos el modo PvP, en dónde nos enfrentamos y nos pegamos contra otros jugadores a nivel competitivo para poner a prueba nuestras habilidades. También tenemos por ahí el modo PvE, pero aquí la cosa va más por la cooperación, donde haremos equipo con otros usuarios para hacerle frente a los peligros de ese mundo. Además de esto, también está la opción de jugar solo en modo offline. Todos los modos son muy interesantes y divertidos. Ofrecen por sí mismos una sólida experiencia y ya es gusto de cada uno por cual optar.

La belleza de la Era Hiboria

La aventura de Conan Exiles tiene lugar durante la Era Hiboria y destaca por lo vasto que es ese mundo, pero especialmente resalta lo rico en detalles y lo variado que es el universo representado. Centrándonos directamente en aspectos técnicos, el juego no es el techo gráfico de la industria; pero es impresionante de ver. Estamos frente a un mapa abierto de tamaño considerable que es visualmente imponente. El juego pasó por una fase de acceso anticipado y así se entiende que no haya bugs demasiado graves o caídas alarmantes en los fps.

Nos enfrentamos a un rico y variado mundo en el que hay que sobrevivir como sea.

La dirección de arte también es muy acertada y da en la tecla justa para resultar atractiva de ver. El tema sonoro se encuentra también muy bien pulido. La ambientación sonora tiene los sonidos ideales, están bien logrados y nos ponen en el contexto del juego. Sucede lo mismo con la banda sonora. Los temas encajan a la perfección con lo visto en pantalla y nos logra transmitir la sensación de estar en ese mundo. Todo en aspectos técnicos parecería funcionar de forma idónea; no obstante, hay dos detalles que, aunque no llegan a afectar de sobremanera la experiencia, sí que se hacen presentes y resultan un tanto problemáticos especialmente en el combate. Por una parte, tenemos la inteligencia artificial que no es demasiado profunda, de la misma forma el tema de las físicas y coaliciones llega a dar algún problema puntual.

Conclusiones

Conan Exiles es un juego de supervivencia muy interesante. Particularmente no es que sea muy fan del género, pero me he topado con una entretenida experiencia. El mundo plasmado en el título es un deleite de ver y recorrer. El combate se siente muy bien, pese a un par de detalles puntuales. Los temas de la banda sonora son espectaculares. Los distintos modos de juego aportan riqueza a la experiencia. Elementos como la construcción, la importancia que tiene la religión y los toques de juego de rol dan como resultado una aventura muy llevadera.

No soy un conocedor del universo de Conan, pero me da la sensación de que el título nos transporta a ese mundo de forma memorable, seguro que alguna referencia a la saga de libros o películas no fui capaz de notar; con lo cual los amantes de dicha obra seguro estarán fascinados con el título. De la misma manera, los aficionados a los juegos de supervivencia encuentran aquí una sólida alternativa y que es mejor que muchos otros proyectos de ese tipo que hay en el mercado. Aquellos que no sean seguidores ni de Conan, ni de los juegos de supervivencia, les recomiendo darle una oportunidad. Seguro acaba mereciendo la pena. Nos encontramos ante un título ambicioso, con las ideas claras, una propuesta sólida y muchas horas de diversión.

Conan Exiles

Puntuación Final - 8

8

Recomendado

Conan Exiles es un juego de supervivencia muy interesante. Nos encontramos ante un título ambicioso, con las ideas claras, una propuesta sólida y muchas horas de diversión

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Keveen Argueta

Amante de los videojuegos buenos, muy crítico con los malos. Por ahora, músico de profesión, futbolero por pasión y jugón por convicción.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X