AnálisisPS4

Omensight – Análisis PS4

Una investigación a través del espacio y el tiempo

Antes de que Omensight llegase a mis manos, desconocía por completo de qué trataba. En cuanto ojeé su tráiler y vi su impactante diseño artístico y que trataba de una investigación a través del tiempo, he de decir que me interesó, pero todo esto creció cuando descubrí que era de Spearhead Games, creadores del mágico Stories: The Path of Destinies, juego que comparte mundo con el que hoy analizamos.

Con estos alicientes uno se prepara para una aventura única y mágica, una de esas que solo el género indie sabe regalarnos. Así que toca ponerse a los mandos y tomar el control del heraldo del fin de Urralia, la Harbinger, una guerrera que aparecerá cuando el mundo esté en su cénit y la única capaz de hacer frente al mal que está por venir.

El día de la marmota

En las lejanas tierras de Urralia ha estallado la guerra. Los rodentianos, liderados por la roedora Ratika se han revelado contra la opresión de los Pygarianos y su emperador Indrik quien es apoyado por su comandante, la leal Draga.

Más allá de este conflicto, el oso Ludomir, un borracho fortachón que busca venganza contra el emperador Indrik prepara un ataque contra este, una misión suicida de la que probablemente no salga con vida, si es que aún le queda algo por lo que vivir. Es entonces cuando tomamos el control de la Harbinger, una guerrera legendaria y heraldo del fin de Urralia, que aparecerá como contramedida del mal que acecha aquella tierras. Y mientras recorremos el conflicto, la tierra tiembla, y es entonces cuando el cataclismo estalla, dejando la guerra en un segundo plano.

Ante la muerte de la Sacerdotisa Pagana, Voden es liberado del abismo para poner fin a toda vida en Urralia. Nuestra misión será la de volver atrás en el tiempo hasta la mañana antes del cataclismo para investigar quién la asesinó.

Voden, el mismísimo abismo, ha venido para arrasar con todo y la única persona que podía frenarlo, Vera, la sacerdotisa pagana, ha muerto a manos de alguien. Como última medida, la hechicera que habita en el último bastión de luz, un árbol luminoso, hará un llamamiento a la Harbinger para iniciar la investigación.

Es así como comienza una aventura al más puto estilo El Día de la Marmota, donde nuestra silenciosa heroína deberá enlazar su alma con la de Indrik, Draga, Ludomir y Ratika para volver a la mañana antes del cataclismo y encontrar quién asesinó y aprisionó el alma de la sacerdotisa pagana, un pilar fundamental para liberar a Urralia del yugo de Voden.

Cada día elegiremos con quién queremos vivir los hechos desde la mañana, hasta el cataclismo. Cada personaje tiene su propia senda y todos ellos nos descubrirán nuevas pistas.

A pesar de que Omensight pueda parecer un hack and slash al uso, es más un juego de investigación en el que debemos conocer las pruebas que nos guiarán a qué paso dar. Según nos encontremos con los personajes de la historia, desbloquearemos la capacidad de vivir junto a ellos la mañana anterior al cataclismo, recorriendo su senda, ganándonos su confianza y añadiendo nuevas pruebas contra el crimen que se ha cometido.

Todos ellos tienen algún tipo de relación con la asesinada, motivos, y alegatos. Además, nada es lo que parece, e incluso es más terrible a veces puede ser el más leal, y viceversa.

Para ayudarnos tenemos una tabla de investigación en la que se dibujará una línea temporal sobre lo ocurrido con Vera, como también pruebas fundamentales que obtengamos con los diálogos de los personajes. Esto puede desactivarse con los niveles de dificultad, donde podemos optar por uno que nos niega toda pista y nos invita a que nosotros mismos como jugador tomemos las notas que creamos oportunas, modo que recomiendo para dar más vida a la investigación.

En la aventura no tenemos ningún aliado ni enemigo, en ocasiones habrá que apoyar a un tirano asesinando a una buena persona para ganarnos su confianza, porque como bien nos dice La Hechicera, la voz que nos ayudará en nuestra aventura: «Ninguno de tus actos será recordado, pero el conocimiento siempre perdurará». Es por eso que debemos permanecer neutrales, sin juzgar las hazañas de los personajes, buscando solo información para poner fin a la investigación.

Cada personaje tiene algo que mostrarnos, pero debemos elegir bien a quién acudir en qué momento. Por ejemplo, mostrar un Omensight a un personaje equivocado no nos otorgará grandes pistas.

En diversos momentos encontraremos un omensight, una visión del pasado que será una pista fundamental que podremos mostrar a nuestros aliados y enemigos en ese momento para intentar sacarles información. Esta visión cambiará la senda de nuestro aliado para ayudarnos en busca del asesino de la Sacerdotisa Pagana, lo cual nos abrirá nuevas vías de investigación. Incluso podremos compartir este recuerdo con nuestro enemigo, que quizás tenga algo que contarnos, aunque esta no será siempre la solución, a veces, deberemos combatir para saber más de nuestro aliado.

Resulta curioso cómo un juego tan colorido y con una apariencia infantil, hace tal esfuerzo por mostrarnos personajes y situaciones de tonalidades grises. No hay buenas o malas personas, solo bandos, creencias y decisiones.

Hay algunas pegas en su propuesta, que puede recordar al fantástico The Sexy Brutale de Tequila Works, y es que resulta bastante evidente qué paso debemos dar a continuación. Tampoco hay diferentes desenlaces, por lo que esta tabla con pruebas solo se limita a darnos una pista sobre con quién debemos comenzar el día, y no a quién deberemos señalar al final como culpable. No me entendáis mal, el guión del equipo de Spearhead Games es muy bueno, con pocos protagonistas que se van desgranando a medida de los acontecimientos, y que, además, se ven complementados con pequeñas historias que encontramos en habitaciones desbloqueables o en caminos optativos, pero he echado en falta una mayor importancia de la investigación.

Aún así, la propuesta ayuda al backtraking, es decir, a que tras conseguir diversas habilidades podamos abrir nuevas puertas que nos den nuevos conocimientos sobre los personajes, o la posibilidad de encontrar más puntos de habilidad.

Harbinger, la espada contra el vacío

Más allá de su propuesta detectivesca, Omensight nos pode en la piel de la Harbinger, una guerrera legendaria que aparecerá cuando Urralia esté en grave peligro. Como tal, disponemos de unas habilidades de combate que irán en aumento según consigamos experiencia, que podremos canjear en una estatua ubicada en el árbol de luz y ámbar, ofreceremos como ofrenda en el mismo lugar para aumentar nuestro daño, defensa, vitalidad, como también poder de nuestras habilidades.

Con cada nivel que obtengamos, desbloquearemos nuevas habilidades de combate. El estilo de combate de Omensight es frenético y sorprendentemente dinámico.

El combate es, probablemente, uno de los puntos más fuertes del título independiente. Es dinámico, lleno de posibilidades con las habilidades que vamos desbloqueando, que van desde lanzar bolas de energía, ralentizar el tiempo o atraer objetos y enemigos para lanzarlos. También contaremos con la habilidad de nuestro compañero que con el botón R2 lanzará un ataque, o en el caso de Ratika, subirá enormemente nuestra velocidad de movimiento y ataque.

Por supuesto, cada habilidad tendrá un tiempo de refresco antes de volver a usarse, para no facilitar más, si cabe, el combate. Y es que la dificultad de Omensight es más bien discreta, incluso en los enfrentamientos contra sus jefes, por lo que es recomendable que aquellos que tengan una cierta habilidad se decantes por el modo más exigente de batalla.

Harbinger es una guerrera sin paragón, y las habilidades de combate y poderes de los que dispone son excepcionales. Este, por ejemplo, ralentizará a nuestros enemigos en un enorme radio para permitirnos ejecutar combos.

Aún así, resulta terriblemente divertido combatir, a pesar de la poca variedad de enemigos y una fórmula de juego que puede resultar repetitiva, pero que debido a su duración no excesivamente larga, consigue mantener el tipo y convertirse en un producto fantástico para vivir una buena historia.

En momentos la cosa puede complicarse cuando hay bastantes enemigos en pantalla, por lo que requerirá que dominemos las esquivas, los ataques y el uso de habilidades para acabar con los enemigos. Para algunas habilidades deberemos rellenar una barra de energía que hará aparecer una serie de esferas luminosas junto a nuestro personaje. Cada habilidad tiene un coste de esferas, por lo que no debemos dejar de atacar para que esta no se vacíe y poder desencadenar habilidades espectaculares, como eliminar automáticamente hasta tres enemigos al más puro estilo anime.

Cada compañero tiene su propio ataque. Ludomir, el oso, realiza un poderoso golpe en el suelo que hace gran cantidad de daño.

Los controles son bastante intuitivos, reservándose los botones traseros para las habilidades como un dash para largas distancias, ralentizar el tiempo o lanzar objetos con telequinesis. En los botones frontales contamos con un ataque rápido y pesado en el botón cuadrado y triángulo respectivamente, el círculo para realizar esquivas y la equis para saltar. Control que suelen compartir la gran mayoría de juegos del mismo género y que harán que el jugador no se sienta desubicado.

Como un cuento de hadas

Donde más brilla este Omensight es, sin duda, en la belleza que posee en todos sus apartados artísticos. Estamos ante una obra colorida, con aspecto desenfadado y que hace uso del Unreal Engine para traernos una aventura con un estilo muy cartoon donde los personajes son animales humanoides.

Cada estampa de sus lugares demuestra un gusto que ya pudimos ver en Stories: The Path of Destinies, y que aquí va un paso más allá. Hay algunos peros que tienen que ver con su rendimiento, por ejemplo las comunes caídas de frames cuando cambiamos de zona o en diversos momentos, incluso en una ocasión el juego crasheó y fue necesario reiniciar la partida, aunque solo ha ocurrido en una ocasión como hecho aislado, pero debe mencionarse.

Cada lugar es precioso, con un uso de las sombras y el color lleno de gusto. Casi parece que estemos jugando aun auténtico cuento de hadas.

A pesar de esta pequeña mancha, el juego puede jugarse con tranquilidad y aunque molestos, nunca llegan a destrozar la experiencia, que resulta preciosa, incluso con la elección de voces de los protagonistas. Todas en inglés con subtítulos en castellano, que por desgracia arrastra algunos errores leves de traducción, que si bien no impide que se entienda el texto, resultan llamativos. No son excesivamente numerosos, pero parece como si se hubiese traducido a toda prisa y durante el tecléo les hubiese bailado alguna letra, curioso, cuanto menos.

En cuanto a la Banda Sonora, la industria independiente vuelve a demostrar que prestan mucha más atención a las melodías que los Triple A. Toda la composición es fantástica, desde la melodía de introducción del menú hasta la más emblemática, entonada por Ratika cuando comenzamos el día con ella, siendo la única que posee una voz.

Conclusiones

Spearhead Games ha conseguido superarse con este Omensight, yendo un paso más allá desde su anterior aventura, que ya conquistó a aquellos que vivieron la historia de Reynardo. Esta investigación a través del tiempo resulta interesante, se siente original y fresca, además de resulta divertida.

Un título que a pesar de su aspecto desenfadado y caricaturesco, se mueve en una historia gris, para sorpresa de aquellos que pueden menospreciar sus intenciones por su aspecto. Todos y cada uno de los personajes, incluso la Harbinger tienen sus propios intereses, y no todos los desenlaces deben ser dulces. Nos codearemos con lo peor, lucharemos contra buenas personas para sacar confesiones de otras terribles, todo por el reino. Una historia que aquellos que decidan probarla encontrarán fantástica.

Omensight

Puntuación Final - 8

8

Recomendado

Su propuesta que mezcla la investigación con el hack and slash resulta divertida y fresca. Destaca sobretodo su apartado artístico, lleno de color y una Banda Sonora memorable.

User Rating: 3.85 ( 4 votes)
Etiquetas

Enrique Gil

Amante de las buenas historias, de aquellas que te despiertan sentimientos que solo un buen videojuego consigue. Un eterno fan de juegos como Dark Souls, la saga The Witcher y de los juegos de TEAM ICO, en especial, Shadow Of The Colossus.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X