AnálisisPC

Solo – Análisis PC

Cuando Solo comienza te dice que respondas honestamente cada una de sus preguntas. Si bien hay trayectorias técnicamente ramificadas, la idea principal detrás de la historia de Solo es hacerte entender mejor lo que estás buscando en el amor. Y Team Gotham, estudio responsable de este título, lo consigue a la perfección. Con esta premisa, y tras sentarnos delante del ordenador totalmente a la expectativa y sin esperar nada, Solo da comienzo a un viaje que se intuye incluso terapéutico para el jugador. Después de ese breve mensaje, el juego te permite seleccionar tu sexo y edad, junto con el sexo que te atrae. No está limitado a hombre/mujer, ya que también puedes seleccionar una respuesta no binaria.

Si queremos ser reductivos, podríamos decir que Solo es un simulador de paseos, pero hay sencillos rompecabezas esparcidos por el terreno que te dan un tiempo de actividad entre las diversas preguntas que te presentará el juego. Algunas de ellas incluyen: “¿De qué manera el amor envuelve tu existencia?” o “¿Has odiado alguna vez a tu pareja?”. Algo bueno que ofrece Solo es que nada se presenta como una respuesta incorrecta, solo un medio para atraparte y tratar de entender cómo ves la construcción social del amor. Algunas personas creerán que el amor es una emoción intrínseca, mientras que otros creen que es un comportamiento que la sociedad enseña; en cualquier caso, decidas lo que decidas sentirás en todo momento que el juego no hace “trampas” contigo, ni trata de guiarte hacia una respuesta concreta, lo que te otorga un cierto grado de incertidumbre a medida que avanzas en la historia.

Solo se aleja de los patrones rimbombantes y de efectos gráficos que nos muestran los juegos modernos, en su lugar apuesta por la sencillez y la calidez.

En cuanto a cómo vas a encontrar estas preguntas, Solo toma la forma de un juego de aventuras bastante básico. Te moverás por bloques y explorarás varias islas para llegar a unos tótems que te permitirán desbloquear más partes del archipiélago que recorres. Estos tótems se activarán una vez que toques un faro y después de responder a cada pregunta planteada aparecerá una nueva isla. Una vez concluyas el proceso, este se repetirá hasta explorar tres archipiélagos antes de llegar a la conclusión final.

Puzles como terapia

El modo en el que podemos llegar a los distintos faros y tótems será de pequeños rompecabezas construidos alrededor de cajas y diferentes desniveles. Nuestra tarea es apilar esas cajas de manera que nos permitan llegar al lugar deseado, y aunque la curva de dificultad no es que sea muy pronunciada, más bien todo lo contrario, ya que Solo no busca que te atasques en ningún puzle y que eso conlleve a “desactivar” tu mente del propósito real del juego. Si que nos encontraremos con algunos acertijos más complejos donde necesitaremos la ayuda de un varita mágica que nos permitirá girar las cajas y teletransportarlas de una base a otra. Más allá de eso, el juego sigue siendo ese remanso de paz y tranquilidad que tan bien concuerda con el sentido mismo del título.

Los puzles, aunque sencillos, sirven de guía de escape ante tal cantidad de pensamientos profundos que nos traslada el juego.

Parte importante del juego de Team Gotham son los momentos de “terapia personal” que te ofrece el título. La introspección que se logra entre puzle y puzle es brutal, ya que aunque tú no quieras el darle vueltas a la cabeza después de cada pregunta planteada por el tótem de la zona es irremediable. Para ayudarnos a encontrar esa tranquilidad que nos permita poner en orden nuestras ideas, el juego ofrece pequeñas mini misiones que van totalmente en consonancia con el ambiente terapéutico del juego. Actividades como tocar la guitarra, darle de comer a pequeños animales y hacerte selfies con ellos no son más que puntos a favor que Team Gotham ofrece al jugador.

Jugabilidad lineal

A pesar de todas estas cosas positivas debemos decir que Solo no es perfecto. Algunas veces los controles pueden ser quisquillosos, especialmente cuando se usa la varita mágica. Como no puedes mover un bloque con la varita al mismo tiempo que controlas la cámara algunos ángulos no te permitirán colocar un bloque donde lo desees. Eso conlleva a tener que liberar el bloque o presionar cancelar, los cuales requieren que detengas tu examen cuidadoso del mundo del juego. Otro punto en contra es que aunque los puzles están perfectamente diseñados y la estética y musicalidad del juego te acompaña en todo momento y consigue que te sumerjas totalmente, al final no podrás dejar de notar que estás haciendo siempre lo mismo, por lo que el componente lineal está muy presente a lo largo de la aventura.

La estética del juego nos traslada a un archipiélago donde se respira paz y tranquilidad.

De todas maneras, como comenté anteriormente, todos los detalles ambientales parecen sonreír al jugador y consiguen que dejes atrás todos esos pequeños problemas. Es simplemente encantador recoger comida y dársela a cada animal, viéndolos sonreír con alegría cuando los acaricias. Esos detalles son los que hacen muy grande a este Solo, título que se aleja del estereotipo rimbombante y lleno de efectos gráficos de los juegos modernos y que simplemente es una navegación tranquila y llena de reflexiones personales que te harán replantearte ciertas cuestiones que tú considerabas totalmente cristalinas, y que tras las preguntas que se te revelan te das cuenta de que no son tan transparentes como podías intuir desde un principio.

Conclusión

Incluso si los juegos tan relajados no son tu fuerte, recomendaría visitar y atreverse con Solo. Todos tenemos problemas en nuestras vidas y puede ser catártico explorar nuestros pensamientos de una manera más interactiva. Porque aunque al final no todos los aspectos del juego son perfectos, incluso eso va en consonancia con el sentido de la historia que se nos plantea, y es que… ¿acaso es perfecto el amor?

Solo

Puntuación Final - 7

7

Interesante

Solo es un viaje por nuestros pensamientos en relación al amor. Un aventura prácticamente catártica en donde se nos plantean cuestiones muy personales envueltas en un ambiente que invita a la meditación.

User Rating: 5 ( 1 votes)
Etiquetas
Ver más

YleniaDoM

Friki en potencia desde que llegó a casa una Atari. Hoy, afincada en la madurez, sigo buscando pasaje para la Normandía, o en su defecto esperando la tan ansiada carta de Hogwarts. Mientras espero me dedico a devorar videojuegos, disfrutando cada día más de las cosquillas que supone sumergirse en un mundo diferente cada vez que coges el mando.

Actualidad

Close
X

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar