AnálisisSwitch

Jotun Valhalla Edition – Análisis Switch

La eternidad es para los héroes

Jotun, el primer proyecto del estudio canadiense Thunder Lotus Games, se presentó mediante una campaña de Kickstarterque mostraba un título con dibujos hechos a mano donde el universo es dominado por mitología nórdica, y que recibiría gran inspiración de la conocida aventura del Team ICO: Shadow of the Colossus. La idea obtuvo un gran apoyo, haciendo que el proyecto siguiese adelante. Cuando tuvo su estreno en PC en el 2015, fue recibido de manera muy positiva por parte de los jugadores y con muy buenas criticas de la presa especializada. Al año siguiente, viendo como fue el resultado, decidió dar el salto a las consolas con una nueva versión, Jotun Valhalla Edition, saliendo para las plataformas de Xbox One, PlayStation 4 y WiiU, pero su paso por ellas fue algo más discreto que el que generó en el pasado. Ahora, al igual que en la historia del juego, tiene una nueva oportunidad para entrar en el Valhalla -el cielo de los guerreros vikingos- llegando a Nintendo Switch, una consola que está haciendo muy buenas migas con los títulos indie, reforzándose mutuamente y consiguiendo más ventas para ambos.

Alza tu hacha al cielo

La trama nos pone en el piel de Thora, una implacable guerrea vikinga curtida en cientos de batallas donde ella y su feroz hacha se ganaron el orgullo de su poblado; con una trayectoria envidiable para cualquier luchador y que tendría como final las puertas del cielo vikingo abiertas de par en par. Pero el destino tenía planificado un cruel final para Thora, dándole una injusta muerte en un naufragio. Cerrándole así su entrada en el Valhalla, una terrible despedida a la vida que hace agachar la cabeza a cualquiera que tenga su honor bélico en lo más alto. Los dioses nórdicos son totalmente conscientes del potencial que tiene Thora y deciden concederle una segunda y última oportunidad de la única forma que ellos saben hacer, luchando. Nuestra protagonista deberá enfrentarse a varias pruebas bastante duras con la misión principal de derrotar a los Jotun en combate, una raza de gigantes con una fuerza sobrehumana. Solo así se ganará el derecho de compartir asiento en el salón dorado presidido por el dios supremo de la mitología nórdica, Odín.

Todo esto muestra una premisa eficaz para la intención del título, poniéndonos rápidamente a nosotros como jugadores en la piel del personaje y emprender el camino hacia la meta deseada. Con un argumento bastante sencillo pero eficaz, la aventura se irá desenvolviendo por dos vertientes que se irán entrelazando, la primera cuenta pequeñas pinceladas del pasado de Thora, y la segunda nos guiará por cada paso que demos, explicándonos cómo es el mundo según las historias nórdicas y óomo son las bestias a las que nos enfrentamos.

Sin valkirias que nos guíen

El título dispone de una campaña principal dividida en varios niveles, con una historia bastante corta que tiene entre 5-6 horas de duración aproximadamente. Normalmente los textos que salten en nuestra pantalla se usan para la narrativa, rara vez se nos explicará alguno para un comando en concreto que controle las acciones del personaje, esto es un detalle que nos ha gustado bastante haciendo que Jotun Valhalla Edition sea un título donde nos guiemos más por nuestras acciones que por un orientador. Esta regla también se aplica cuando nos desplacemos por el Ginnungagapun, un mundo con un diseño abierto -que nos recuerda a la premisa del primer The Legend of Zelda-, donde nosotros partiremos desde ese punto central y tendremos la libertad de elegir el orden de niveles o zonas que deseemos para avanzar en nuestra aventura. Estas fases pueden ser diferenciadas en dos grupos y profundizaremos de ellos más adelante. Los primeros, que a partir de ahora llamaremos niveles de exploración, son fases donde la investigación del escenario tiene uno de los papeles principales, donde ademas nos fortaleceremos y se nos mostrará cómo está formado el universo nórdico, y en el otro grupo, nos encontraremos la verdadera guinda del pastel, los enfrentamientos contra los enormes Jotun.

No podemos ir a darnos palos contra los gigantes directamente, para ello deberemos reunir antes unos símbolos que se encuentra ocultos en los niveles de exploración. Estas fases se ubican en diferentes escenarios que se ambientan en historias de la mitología nórdica, y aquí hay que destacar el impresionante trabajo de documentación sobre el tema que ha realizado Thunder Lotus Games. En ellos dispondremos de un mapa que nos servirá para guiarnos por el escenario -si conseguimos estudiar y aprendernos la representación geométrica del lugar-, el problema es que el título no consigue que los jugadores diferenciemos la perspectiva entre las diferentes alturas del escenario, haciendo que nos desplacemos desorientados y confundidos más de una vez. La fases se encuentran casi vacías, donde casi no existen enemigos y el entorno da la impresión de estar acartonado; con un planteamiento laberíntico que no supone mucho reto y deja una sensación de no estar bien implementado.

Llegamos al objetivo principal de nuestra misión, el motivo por el cuál seguimos teniendo esperanza en conseguir nuestro sueño, la barrera que nos separa de la gloria… los Jotun. Estas criaturas gigantescas tienen el poder de controlar y manipular diferentes elementos como el hielo, el fuego o las plantas. Su proporción es tan superior a la de Thora que la pantalla deberá alejarse bastante para que ambos salgan encuadrados en nuestra. Una vez nos encontremos frente a ellos, no dispondremos de un enorme ejército para derrotarlos, sino de nuestra fiel hacha en mano y nuestra habilidad para plantarles cara en unos combates que se libran a ras del suelo. Nos dejan en clara

Épicas batallas nos esperan ante los enormes Jotun que requerirán toda nuestra habilidad.

desigualdad, y por eso enganchan tanto. Los Jotun no sorprenden por una inteligencia artificial brillante, tienen un comportamiento más guiado por lo arcade, con unos patrones de movimientos y ataques que están bastante bien definidos. Sus movimientos ofensivos tienen un gran rango de alcance, y si aciertan se llevarán una gran cantidad de nuestra barra de vida, dejándonos en varias ocasiones donde la situación entre la vida y la muerte se lleva al límite. Para que no defraudemos a Odín, nos tocará estudiar a nuestro rival y plantear una estrategia para que salgamos victoriosos, aunque para llegar a ese momento de “plan perfecto” antes deberemos de gastar más de un intento.

Por último, hablaremos del modo Valhala, que se desbloqueará tras completar la campaña principal. Aquí el juego se convierte en un boss rush -como la idea inicial de lo que iba ser Cuphead-, donde tendremos que derrotar a los diferentes Jotun uno tras otro. El juego consigue incrementar su potencial y darle algo rejugabilidad, utilizando su mejor carta y añadiéndole un toque de desafio, poniendo un cronometro cuando entremos en el nivel y subiendo la dificultad de los jefes.

Mi hacha muestra el camino

Thora es una vikinga bastante corpulenta que maneja una hacha pesada; su control es simple, fluido y con una precisión casi perfecta; aunque existe un elemento que no llega a convencer debido a que frena el enorme potencial que podría tener el título en su jugabilidad. Hablamos de la poca variedad de ataques que puede realizar Thora con su arma, teniendo solo un ataque normal y otro fuerte, sin opción a que experimentemos entre ellos ni realicemos “combos”. Además, este último no está del todo bien equilibrado, ya que el tiempo de carga que necesita no justifica al potencial que desprende, y nos hará que los utilicemos solo en los momentos que sean obligatoriamente necesarios para avanzar en nuestra aventura o cuando el momento de riesgo al que nos enfrentemos no sea muy alto. También disponemos de un botón de esquive que nos servirá para evitar los ataques de los enemigos y que se complementa muy bien con el ataque normal. Por último, iremos obteniendo a lo largo de nuestra aventura unos poderes divinos que influirán bastante en la dificultad del juego y servirán para que recuperemos vitalidad, nos defiendan enormes escudos o nuestros ataques hagan más daño. Aunque todos estos poderes tienen un número de usos bastante escasos, así que deberemos saber reservarlos para que den lo mejor de sí en lo momentos exactos.

El sistema de combate, al igual que los controles del titulo, es sencillo, enganchando a los jugadores desde el primer minuto. Lástima que este solo brille contra los Jotun, porque contra el resto de enemigos es puro trámite. Los enemigos comunes son muy escasos y bastante repetitivos, con una gama de ataques corta, haciendo que les cojamos la medida muy pronto. Una mayor cantidad de enemigos y con una profundidad algo mayor hubiesen dado muchísima vida a unos mundos vacíos que tienen mucho que contar.

Belleza en la batalla

Llegamos al apartado más atractivo del juego, donde seguro que para la mayoría ha sido el foco que atrajo nuestras miradas hacia el título. Jotun tiene unos gráficos bastante notables que brillan por su espectacular diseño artístico, todo dibujado a mano. Con él se nos muestra un universo feroz, bastante colorido y que nos hará sentir pequeños ante un mundo enorme y salvaje. La banda sonora, con un papel secundario, sabe adaptarse y complementar a la perfección los momentos y escenarios que se brinda durante nuestra aventura. Desgraciadamente, no todos los apartados llegan a la altura visual y sonora, pero debemos de recordar que Jotun Valhalla Edition es el culmen final al primer título de Thunder Lotus Games, un estudio pequeño que necesitó ayuda con una campaña Kickstarter para traernos un producto de bastante calidad; una pena que aún así no tenga los medios suficientes para poner en su sitio a una idea que muestra tanta ambición, que llega a ser muy recomendable pero deja con ganas de mucho más. El título va a la perfección tanto en el dock como en el modo portátil, mantenido una fluidez que nos haces disfrutar con cada hachazo que demos. Además, los textos del título están totalmente traducidos al castellano.

Conclusión

Jotun Valhalla Edition cuenta con una aventura épica que no solo impresionará a Odín, con duras batallas ante temibles gigantes e impactantes escenarios que nacen de la mitología nórdica. Un proyecto que nació de una manera modesta, pero que cuenta con una gran ambición por parte de Thunder Lotus Games. Por desgracia, el título se frena con ciertas limitaciones técnicas, un sistema de combate demasiado simple y una duración corta y con pocas opciones de rejugabilidad. Aún así, su precio y lo bien que encaja con la filosofía de Nintendo Switch se convierte en un título bastante recomendable.

Jotun Valhalla Edition

Puntuación Final - 8

8

Recomendado

Jotun Valhalla Edition enganchará ante el enorme desafío que se nos impone, mostrando una gran aventura vikinga con un enorme potencial que, por desgracia, se frena con un sistema de combate simple y una escasa rejugabilidad.

User Rating: 3.75 ( 1 votes)
Etiquetas
Ver más

Kevin Lupión Jerónimo

Amante de la música, adicto al deporte y próximo héroe de Marvel

Actualidad

Close
X

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar