AnálisisPS4

Ark Park – Análisis PS4 VR

Los dinosaurios llegan a la realidad virtual

Todos hemos sido niños alguna vez y, entre los miles de sueños que tuvimos durante nuestra adorable infancia, seguro que en la tuya también estaba la de ir a un Zoo lleno de dinosaurios y poder ver a estos imponentes animales a un palmo de distancia. Este sueño se materializó en forma de película gracias a Jurassic Park en el año 1993 y parecía que, con el paso del tiempo, iba a estar prácticamente al alcance de nuestra mano gracias a la realidad virtual y el anuncio del tan esperado Ark Park.

Hoy, después de mucho esperar, por fin he tenido la oportunidad de probarlo, así que aquí os dejo mis impresiones.

Bienvenidos a Jur… Ark Park

Ark Park nos ofrecerá tres modos de juego a seleccionar desde el menú principal: modo individual, multijugador y el tutorial. Te aconsejo empezar por el tutorial, ya que te ayudará a hacerte mejor con todos los controles y se te explicará bastante a fondo y detalladamente las actividades que podrás realizar dentro del juego.

Este tutorial, además, se podría considerar como la campaña del juego, ya que tanto el modo individual como el multijugador serán más de juego libre en los que nos dejarán ir a nuestro aire desbloqueando escenarios, diferentes especies de dinosaurios y demás por nuestra propia cuenta. En el tutorial, por el contrario, contaremos con una serie de misiones que tendremos que seguir hasta completarlo.

Empezaremos nuestro viaje entrando por un tren hasta Ark Park. Una vez en el parque, nos encontraremos directamente en una sala en la que tendremos mapas de las zonas y hologramas de los distintos dinosaurios que podremos encontrar a lo largo del juego. Con estos podremos interactuar, viendo su forma de atacar, gritos e incluso alimentándoles. Una sensación realmente increíble ver como un enorme dinosaurio come directamente de la palma de tu mano.

Puedes tanto criar dinosaurios como acabar con ellos en las zonas de combate.

Una vez a techo descubierto, en la zona exterior, tendremos nuestra propia zona de trabajo en la que se nos enseñarán dos de las tareas básicas de Ark Park: la crianza de dinosaurios y el crafteo. Nos encontraremos dos tiendas en las que podremos, en una, cambiar nuestro aspecto (al iniciar la partida podemos crear a nuestro personaje seleccionando el sexo, color de piel, pelo y ropa) y en la otra, básicamente, craftear. Utilizando todos los materiales que vayamos consiguiendo en las distintas zonas que tendremos para explorar podremos craftear diferentes cosas, como por ejemplo armas. Y es que estas serán bastante importantes en una parte del juego que detallaré más adelante.

Por otro lado, está la cría de dinosaurios. Durante la parte de exploración, en ocasiones podremos hacernos con algún que otro huevo de dinosaurio, el cual tendremos que llevar a nuestro campamento base, colocarlo en una máquina y esta hará que eclosione pasados unos segundos. Y así es como la naturaleza nos ha regalado un dinosaurio. Hay varios tipos diferentes y estos irán creciendo (únicamente aumentan de tamaño). Este proceso se puede acelerar si les das de comer y, una vez dejan de ser crías, puedes hacer algo que realmente te gustará: cabalgar sobre ellos.

A primera vista puede parecer algo increíble y maravilloso, pero lo cierto es que es algo que te encantará la primera vez y poco más. Los paseos en dinosaurio se basan en ver como este sigue una ruta lineal mientras tú puedes ir sacando fotos a tu alrededor, viendo otros dinosaurios o simplemente disfrutando del paisaje.

Tres áreas de juego

Como ya he dicho anteriormente, el juego se dividirá en tres zonas principales: la zona de investigación (ya detalladas anteriormente), la zona de exploración y la de combate.

Empezando por la zona de exploración, se tratarán de escenarios bastante pequeños para nuestra desilusión, en los que tendremos que explorar toda la zona para recoger distintos materiales, recoger ADN de los diversos dinosaurios o animales que encontremos por la zona gracias a una pistola que escanea a los animales y almacena sus respectivos ADN, o incluso para encontrar algún que otro huevo que posteriormente podremos llevar a nuestro campamento base para hacerlo eclosionar y añadir un dinosaurio más a nuestra colección. Todos los elementos que vayamos recolectando luego podremos utilizarlos para craftear objetos como pueden ser armas, tanto de fuego como armas de combate cuerpo a cuerpo, o incluso un arco.

La exploración será esencial para conseguir materiales con los que craftear diferentes objetos.

El tercer tipo de escenario que nos encontramos son zonas de combate. Estas zonas son escenarios en los que básicamente nos aparecerán oleadas de enemigos a los que tendremos que derribar hasta que no quede ninguno. Para esto nos serán útiles las armas, pues a medida que vayamos haciendo otras pantallas la dificultad será mayor y necesitaremos armas mejores.

Y ya está. Esto es Ark Park.

Apartado técnico algo tosco

En cuanto a los aspectos técnicos del juego, en ciertos puntos tiene sobresaliente y en otros un suspenso terrible.

A destacar están los gráficos. Como ya he dicho, todos de pequeños hemos soñado con ver un dinosaurio a escasos metros de distancia, y Ark Park nos ayuda a hacer este sueño realidad. Poder ver semejante espectáculo al alcance de tu mano… Lástima alzar la mano y no poder tocarlos de verdad, porque sería lo único que le faltaría.

Otra cosa que me ha gustado enormemente ha sido la banda sonora. En ciertos momentos se volvía muy nostálgica y me ha recordado muchísimo a Jurassic Park. Cuando tenía que transmitir tensión lo hacía y cuando estamos en el tren camino al parque nos ponen esa musiquilla que solo nos hará impacientarnos más por ver cuanto antes a los dinosaurios.

Por último, los controles. Este es el aspecto que menos me ha gustado, y ahora os explico el porqué. Para empezar, el movimiento se hacía por medio de teletransporte, algo que como ya he mencionado en todos mis análisis anteriores, es un medio perfecto para evitar mareos y además es el que uso siempre, por lo que en este aspecto genial.

Será algo complicado hacerse con los controles, que no son como los habituales.

Lo malo llega a la hora de apuntar hacia la dirección en la que queremos desplazarnos. En el 99% de los juegos tendremos que mirar a dónde queremos ir, apuntar con el mando y pulsar el botón indicado para efectuar dicho movimiento. Pues bien, el 1% restante es Ark Park, ya que la forma de apuntar no es con el mando sino con la cabeza. Cuanto más arriba mires más al fondo te desplazarás y a la inversa. Esto puede resultar bastante confuso (que lo es), y no consigo terminar de entender por qué se ha tomado esta decisión.

Otra cosa que me ha chirriado un poco ha sido el movimiento lateral, es decir, ese movimiento que se hace pulsando un botón con el que podemos girar ciertos grados (30 en este caso) para evitar mareos y poder ver hacia nuestros lados sin necesidad de girar sobre nosotros mismos constantemente. En el 99% de los juegos este movimiento se hace hacia la izquierda con el botón cuadrado y hacia la derecha con el botón triángulo (todo esto jugando con los Move). Pues bien, de nuevo, Ark Park es el 1% restante que ha preferido girar a la derecha con la X del Move derecho y a la izquierda con la X del Move izquierdo. Puede que a simple vista suene intuitivo, pero creedme que no lo es para nada acostumbrado a que el control sea igual para todos los juegos salvo para este.

Por último, añadir que al juego se puede jugar tanto con el Dualshock 4 como con los mandos Move, a gusto del consumidor.

Conclusión

Al principio Ark Park apunta a ser un buen juego, nostálgico, con buena banda sonora y que te hará vivir el sueño de estar rodeado de dinosaurios. Pero se queda en eso, en apuntar maneras, marcar expectativas que luego no puede cumplir.

Con unos controles algo toscos, pasado el tutorial el juego no cuenta con historia, es un juego libre, pero sin ser mundo abierto. Tienes la opción de explorar, pero se tornará repetitivo al tener que hacer lo mismo una y otra vez con el único fin de craftear objetos mejores que, a fin de cuentas, tampoco servirán de mucho porque no hay una historia que completar.

Un mundo de posibilidades poco aprovechadas, Ark Park podría haber el juego de dinosarusios definitivo y, sin embargo, solo hemos recibido un juego sin historia, lineal, con escenarios muy pequeños y repetitivos que no dan para mucho más.

Ark Park

Puntuación Final - 6

6

Interesante

Un juego de dinosaurios para realidad virtual que, a pesar de ser muy realista, no cuenta con campaña y los escenarios son muy limitados.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Cristina Navarro

Estudiante de realización que se vicia en sus ratos libres. Amante de las buenas historias por encima de cualquier cosa. Naughty Dog como forma de vida.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X