AnálisisSwitch

Sling Ming – Análisis Switch

Ayuda a la princesa con su reino

Sling Ming es una propuesta de Good Night Brave Warrior, donde mezclan la aventura de una princesa preocupada por su reino y unos puzles que nos harán rompernos la cabeza en más de una ocasión.

El comienzo de la aventura

Tomaremos el papel de la princesa Ming, justo cuando una serie de terremotos están asolando nuestro reino. Es ahí donde averiguaremos que hay algo en las profundidades de la tierra, algo unido a la puerta que tendremos que abrir. Cómo no, para ello necesitaremos tres joyas ocultas en los más recóndito de la galaxia. Nuestro fiel consejero Iso será nuestra conexión con el reino mientras nosotros vamos a explorar, además de darle también un puntito cómico a los diálogos.

Nuestro consejero, Iso, nos ayudará durante toda la aventura dándonos sus consejos y también pistas.

Cuando bajemos a las profundidades encontraremos el Oxiriel, una serie de mecanismo ancestral que nos ayudará a comunicarnos por las cuevas y túneles; es decir, por cada una de las pantallas en las que se divide el juego. La premisa es fácil y divertida, y aunque es en sí misma una aventura sencilla, la rejugabilidad y la dificultad con la que se va tornando el juego lo hace un título bastante exigente y todo un rompecabezas.

Niveles y dificultad

Cada vez que comenzamos la partida en Sling Ming podremos escoger si queremos usar el modo táctil o los Joy-con. En mi opinión personal es mucho más práctico el modo táctil, ya que podremos mover simplemente con un dedo los anclajes o tocar el lugar justo al que queramos movernos.

Nuestra pequeña princesa se mueve a través de los rieles que surcan todo el mapa, pero no todo es tan simple como pulsar el siguiente y nada más. En cada pantalla tendremos una serie de retos que cumplir u objetos que conseguir, ya sean las monedas o una especie de pequeños átomos que nos servirán para el final del nivel.

Podemos utilizar los objetos de nuestro entorno para superar los niveles.

Aquellos anclajes que veamos de color verde significa que se pueden mover por toda la pared, lo que nos ayudará a realizar algunos saltos, giros, vueltas, atrapar objetos… Tendremos que hacer el uso de la física y del tempo para poder salir airosos.

Conforme avanzamos por las pantallas además se irán añadiendo nuevas opciones, como lanzar objetos o pulsar botones para abrir compuertas, que todo eso mientras estás suspendida por un fino cable a una escafandra es toda una proeza.

Cada jefe final se completa de un modo distinto y tendremos que averiguar cómo derrotarlo.

Una vez completemos todas las pantallas de cada uno de los planetas lucharemos contra el boss final, cada uno con una serie de debilidades (y habilidades) que tendremos que descubrir para poder vencerlos. No son difíciles en sí mismos, sino que tendremos que ser ingeniosos, rápidos y hábiles para conseguir nuestra recompensa.

Cada pantalla es más difícil que la anterior, cada planeta nos propondrá nuevos retos, y eso hace que la aventura no decaiga.

Marcadores listos

Como son tres joyas las que tenemos que encontrar son tres planetas los que tenemos que explorar, cada uno dividido en una serie de pantallas. Todas ellas son rejugables y cuentan con un marcador en las que podremos ver siempre nuestra puntuación, siempre mejorable, el tiempo o la cantidad de monedas conseguidas.

Pero también tenemos una serie de desafíos que podemos cumplir y que varían de una pantalla a otra, como dar una vuelta completa, saltar X distancia o simplemente no darte ningún golpe… Siempre podremos volver a jugar una y otra vez la pantalla que queramos una vez completa para superar nuestro record o conseguir algún objeto que nos falte.

Nuestra puntuación en cada pantalla siempre es mejorable y podremos jugar de nuevo en cualquier momento.

Los ítomos, por ejemplos, nos servirán para el nivel final antes de enfrentarnos al boss, ya que son necesarios para abrir la compuerta que nos separa de nuestro enemigo; y las monedas son bastante útiles cuando nos atascamos en algún nivel, ya que con ellas podremos “comprar” el pase y continuar con la siguiente pantalla.

Conclusiones

Nos encontramos frente a un juego de puzles donde con una aventura clásica y sencilla, donde podremos pasar horas y horas haciendo volar a nuestra querida princesa para conseguir todos los desafíos. La versión de Switch es un gran acierto, ya que es un juego que fácilmente podremos jugar en cualquier parte en cualquier momento, dedicándonos a pasarnos un par de pantallas o rejugarlas para batir nuestro propio record.

La dificultad cada vez irá en aumento y aunque a veces puede llegar a ser frustrante, una vez le coges el truco todo irá sobre… oxirieles.

Sling Ming está disponible en la eShop de Nintendo a un precio de 11,95 €; aunque si lo adquieres antes del 18 de abril tendrás un 20% de descuento (9,59 €).

Sling Ming

Puntuación Final - 7.5

7.5

Recomendado

Sling Ming es un juego de puzles que nos transportará a una aventura llena de desafíos. Una versión portátil para pasar las horas deslizándonos y salvando cualquier obstáculo.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas
Ver más

Cristina J. Lerena

Filóloga a ratos libres y jugadora casi a tiempo completo. Me gustan los juegos de rol, las aventuras gráficas, los mundos abiertos y las alitas fritas.

Actualidad

Deja un comentario

Close
X

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar