AnálisisPS4

Gal Gun 2 – Análisis PS4

Anata wa chotto hentai desu ne

Gal Gun 2 es un juego desarrollado por Inti Creates en Japón, por y para japoneses. Esta afirmación tan de perogrullo puede sonar estúpida para gente que, como yo, hemos adoptado el manganime y gran parte de la cultura japonesa en nuestro ocio, pero para personas que simplemente sientan curiosidad por la premisa o la portada del juego es necesario el aviso ante lo que se van a encontrar. El análisis de Gal Gun 2 puede resumirse mucho: si disfrutas o has disfrutado de series anime del género harem o ecchi (como Love Hina, Negima o To Love Ru), juegos como Senran Kagura y estás familiarizado con palabras como pantsu y oppai, da igual todo lo que escriba después, este juego cumplirá vuestras expectativas y os divertirá durante muchas horas sin ninguna clase de duda.

Sin embargo, para los que seáis ajenos a este desconcertante microuniverso, os animo a leer previamente la premisa del título, pues puede plantear conflictos morales a muchas personas que lo jueguen debido a su planteamiento. Pero si la ambientación os atrae, o sois capaz de abstraeros de todas esas cuestiones implícitas en un juego de estas características de origen nipón, encontraréis un producto trabajado, entretenido y con gran duración y rejugabilidad si os encaja su particular esquema jugable.

Ángeles, demonios y feromonas

Las expresiones faciales y los diseños de los personajes están muy conseguidos.

Gal Gun 2 es un shooter sobre raíles en el que deberemos ayudar a un ángel a librar de presencias demoníacas la escuela a la que asistimos; en los ratos que no estemos disparando, el juego se convertirá en una visual novel con tintes de simulador de citas. Iremos avanzando por la historia del juego a través de un sistema de misiones principales y secundarias que avanzan la trama hacia diferentes finales. Los niveles se juegan en primera persona manejando la mirilla de nuestra pistola con el joystick del mando de PS4 (no hay opción de manejarlo con los Move) y nos movemos por los niveles de forma similar a como se hace en los shooters de recreativa tipo Time Crisis; cada fase tiene varias secciones donde nos rodearán enemigos que tendremos que eliminar para pasar a la siguiente. Al final del nivel se nos darán recompensas y puntuación según lo hábiles que hayamos demostrado ser en cuanto a rapidez, puntería y daño recibido.

Deberemos acabar con la presencia demoníaca en el plazo de 20 días o a nuestro ángel se le quitará su licencia de… ángel, supongo. En un día podremos realizar hasta dos misiones y hacer avanzar la historia a través de diálogos con nuestras compañeras de instituto. En los descansos entre clases podremos elegir a qué misión acudimos, si queremos volver a casa para decorar nuestra habitación con las recompensas de nuestro trabajo o si queremos quedar con alguna chica.

Parece un título totalmente normal, sin embargo el motivo real para que este juego exista no se encuentra en sus mecánicas, sino en su argumento y ambientación: tenemos una vida normal de estudiante de instituto hasta que el ángel Rise aparece en nuestra vida. Nos ha elegido como ayudante para eliminar la presencia del demonio Kurona (una chica loli con predisposición a gastar bromas pesadas) del instituto al que asistimos. Para ello nos equipará con unas gafas que nos permitirán ver las mini Kuronas que han poseído a las estudiantes, una pistola de feromonas para eliminarlas y una aspiradora para absorberlas y conseguir más puntos; las recompensas según nuestros puntos serán chucherías y decoración para nuestro cuarto. A pesar de la simpleza del argumento, tiene partes que pueden ser interesantes y divertidas por sus giros y por la simpatía de sus personajes.

Hasta aquí todo normal

El problema es que (aquí es donde empiezan las curvas, aviso) al equiparnos las gafas angelicales, sin que podamos hacer nada para evitarlo, todas las mujeres del instituto se enamorarán perdidamente de nosotros y nos atacarán a base de besos, caracteres japoneses y cartas de declaración (con bofetadas y pisotones en la entrepierna si están poseídas por mini Kuronas). Gracias a nuestra pistola podremos disparar a las chicas para que caigan rendidas de placer (literalmente) por el efecto de las feromonas gracias a tres o cuatro disparos certeros. Cada chica tendrá una zona erógena clave que de ser alcanzada por un disparo se transforma en un disparo de éxtasis, provocando su desvanecimiento instantáneo de un solo golpe. Estas zonas pueden ser cabeza, pecho, pelvis o piernas, y cada una de las más de 30 mujeres (con sus nombres, edad y gustos personales) presentará una diferente cada vez que aparezca. Si somos capaces de encadenar varios disparos de éxtasis nuestra puntuación aumentará.

Las misiones pueden ser de cuatro tipos: las típicas a lo Time Crisis en las que deberemos avanzar en diferentes secciones derrotando a las alumnas que nos salgan al paso, otras en las que deberemos proteger a un personajes de oleadas de mini Kuronas, unas en las que deberemos encontrar ciertos objetos buscando por los escenarios antes de que se acabe el tiempo y, por último, hay dos subtipos de misiones: las misiones en las que entramos en modo Doki Doki para exorcizar a alguna compañera de mini Kuronas (más adelante ampliaré este subtipo) o las de jefe final, que son enfrentamientos muy emocionantes y bien resueltos.

A diferencia de en Time Crisis en cada sección la pantalla no será fija, sino que podrán atacarnos desde cualquier dirección; podremos girarnos con libertad. Las flechas nos indican la presencia de atacantes en nuestros puntos ciegos.

Si obviamos todas las opciones ajenas a las mecánicas de disparos y nos centramos solo en estas fases, el juego es muy simple pero muy divertido. Al principio parece que se hace repetitivo muy rápido, pero después, quizás por la historia o porque empiezas a picarte con el sistema de puntuaciones, se hace cada vez más y más divertido, llegando al final del juego sin sensación de agotamiento. Además la dificultad del juego es perfecta: no es un paseo, pero tampoco puedes jugar relajado, ya que hay misiones muy desafiantes. Un gran acierto en este sentido.

Además, aunque parezca absurdo no incluir control con los Move, es una decisión acertada: las chicas se acercan desde muy lejos o están muy escondidas,y hay que apuntar con una precisión extrema a según qué zonas y a las mini Kuronas; sería inviable que eso fuera satisfactorio con control de movimiento, habría que cambiar por completo la estructura jugable. Para los inquietos en este sentido, el juego permite mover la cámara y el cursor con el control de movimiento del propio Dual Shock 4. Aunque es curioso, pronto se revela como una opción inviable si quieres superar el juego con buena puntuación. En resumen, todo lo relacionado con las partes shooter, aunque para algunos pueda pecar de repetitivo, presentan cierta variedad y se vuelven realmente divertidas conforme avanza el juego.

Mi corazón por un donut de azúcar

Pero el único objetivo de nuestro estudiante en Gal Gun 2 no será ayudar a Rise, sino también encontrar el amor en esta vorágine de hormonas. Podremos emparejarnos con nuestra vecina Chiru (una amante de los juegos retro que ha dejado de ir a clase por miedo al contacto social) o nuestra compañera de clase y mejor amiga Nanako; según con quién acabemos en base a las decisiones que tomemos a lo largo del juego, o más bien las misiones que hagamos, dado que nuestra capacidad de decisión en las conversaciones es bastante limitada, se desbloqueará uno u otro final: el final lo determina nuestra conquista amorosa, no la trama de cazar demonios. La mecánica para desbloquear las misiones de nuestros intereses amorosos será darles chucherías que les gusten, evolucionando así nuestra ya de por sí profunda relación (nótese la ironía, por favor).

Mientras buscamos el amor verdadero, el protagonista se puede permitir quedar con las chicas de las que consiga el número de teléfono, que se obtienen cumpliendo misiones secundarias totalmente opcionales. Las quedadas consistirán en reunirse en el sitio que nos apetezca, con la ropa que elijamos para ella, pedirle diferentes poses, observarlas desde diferentes ángulos, darle chucherías (para poder llevarlas a casa) y exorcizarlas de demonios con el modo Doki Doki. Es una mecánica que se repite varias veces en la línea argumental principal del juego en la que deberemos disparar a la chica, que estará tumbada en posiciones sugerentes, en diversos puntos de su cuerpo para aspirar todas las mini Kuronas que esconde.

En el proceso, si capturamos muchas antes de que se acabe el tiempo, se quedará en ropa interior. Esta mecánica de las quedadas con las compañeras me parece que contiene un exceso de fan service en cuanto a su «erotismo» que, si bien es menor que en la anterior entrega Gal Gun Double Peace (muchas referencias a personajes y eventos de esta entrega), puede resultar incómodo. Por suerte es una actividad puramente opcional y que no impide disfrutar de la vertiente shooter del juego.

A nivel técnico el juego mejora mucho lo visto en anteriores entregas. Gráficamente el juego luce francamente bien presentando unos modelados anime muy correctos en los que destacan la variedad de expresiones faciales de los personajes. A nivel musical presenta las melodías kawaiis que cabrían esperar, sin que resulten irritantes (alguna incluso es pegadiza).

En el lado más negativo, hay que destacar la simpleza de todas las vertientes jugables de Gal Gun 2, independientemente de lo divertidas que sean las partes shooter. Incluso la parte de date simulator, al verse reducida a las mecánicas anteriormente descritas, pasa a ser más una excusa para volcarse en las escenas picantes más que una mecánica por derecho propio. Además los textos llegan en inglés sin traducción al español, impidiendo así que la parte de visual novel pueda ser disfrutada por mucha gente.

Conclusiones

Gal Gun 2 es un juego que a buen seguro puede provocar polémica por sus mecánicas y por su visión del erotismo que nos llega directamente desde Japón. Sin embargo creo que eso cada uno debe juzgarlo según su brújula moral. Es un juego que me ha divertido mucho más de lo que esperaba en sus niveles shooter, con un apartado técnico perfectamente adaptado a su temática y que intenta dar mucha variedad a su propuesta a través de su sistema de misiones, siendo un juego largo y que debe ser rejugado (tiene opción de Nuevo Juego +) para conseguir todos sus finales.

La historia se narra mezclando escenas generadas con el motor del juego y planos estáticos de animación tradicional.

Sin embargo a pesar de sus intentos puede resultar repetitivo, su jugabilidad peca de simpleza en todas sus vertientes, ha perdido mecánicas de anteriores entregas y al mezclar géneros tan dispares como el shooter sobre raíles, la visual novel y el date simulator, si alguno de esos elementos no te llama la atención puede afectar muy negativamente al resto de la propuesta.

Gal Gun 2 se encuentra disponible para PS4 y Nintendo Switch a un precio de 49,95 €.

Gal Gun 2

Puntuación Final - 6.5

6.5

Interesante

Es un título dirigido casi en exclusiva a los amantes de series ecchi como To Love Ru por su elevado fan service. Si no eres uno de ellos, puedes encontrar diversión en la simpleza de sus mecánicas si no te chirría mucho su tratamiento del "erotismo".

User Rating: 4.5 ( 1 votes)
Etiquetas

Alejandro Morillas Tellez

Fisioterapeuta/osteópata de día, hipnoterapeuta cuando es necesario y apasionado jugador de videojuegos por la noche. Los primeros juegos que relaciono como favoritos son Catherine, Vanquish, Overwatch y Kingdom Hearts. Pero siempre estoy disponible para un Tekken, un Vermintide o una maratón de Metal Gear.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X