AnálisisNintendo 3DS

Detective Pikachu – Análisis 3DS

Elemental mi querido maestro pokémon

El mundo de los videojuegos está lleno de personajes y figuras icónicas que todo jugador y jugadora reconoce a primera vista, pero si hablamos de colectivos, hay una franquicia que se apodera del trono acompañada de más de 800 criaturas. Pokémon es ya un fenómeno que lleva triunfando más de 20 años en el mercado, con unas cifra de ventas que van en aumento con cada nueva entrega de la saga principal. Algo que ha caracterizado a la franquicia son esos spin off que intentaba expandir el universo de la saga, pero todos estos títulos no han conseguido tener gloria a lo largo del tiempo. Pero la desarrolladora Creatures Inc. quiere intentar acabar con esa etiqueta de juegos secundarios que acabaran desapareciendo con una nueva entrega que utiliza a la imagen más característica de la saga: Pikachu. La propuesta de unir al ratón eléctrico en un mundo de misterios sin resolver es bastante novedosa y tiene cierto atractivo para jugadores de diferentes edades.

El título tuvo un estreno inicial en Japón y, dos años después de ese lanzamiento, Detective Pikachu aterriza en las Nintendo 3DS de occidente. Un juego que llega con cierto aire de despedida a una consola que lleva más de siete años en el mercado, ofreciendo juegos a una base de jugadores que a día de hoy se encuentran entre los más de 70 millones de consolas vendidas. Vamos cual es la historia que tiene este ratón amarillo con sombrero de detective Holmes.

Caprichos del destino

La historia comienza con una breve introducción donde podemos ver pequeños flashback que presentan a un Pikachu bastante peculiar, que vive aventuras detectivescas junto a su compañero/entrenador. Todo tiene un aire de felicidad que repentinamente es cortado por un accidente automovilístico. Entonces damos un salto al presente donde conocemos a Tim Goodman, un joven estudiante que llega a la ciudad de Ryme City en busca de su padre que lleva un tiempo desaparecido. Por el camino se topará con el Pikachu que se nos presentó al principio y Tim se dará cuenta de una curiosidad, puede entender todo lo que dice ese pokémon, un hecho que sorprende bastante a los dos. Nuestros dos protagonistas no tardarán en descubrir que el compañero de Pikachu con el que tuvo el accidente de coche es el padre desaparecido de Tim y deciden unir fuerzas y emprender una aventura de búsqueda que estará repleta de misterios que hay que resolver.

La manera de complementarse los dos protagonistas alza bastante la gracia del título.

A capturar misterios

El título tiene una campaña principal que nos llevará por una sucesión de capítulos, brindándonos una aventura de unas 10 horas de duración aproximadamente, donde la narrativa del juego se cuenta a través de unas escenas de vídeo bastante curradas para una Nintendo 3DS, y mediante unos textos y conversaciones que suelen ser bastantes breves. El pulso que hay entre las cinemáticas y el tiempo de jugabilidad que hay en el título tiene un resultado casi de empate con una ligera ventaja a los momento de control sobre el personaje. El juego pertenece al genero de aventuras gráficas y se desarrolla de manera totalmente lineal, sintiéndonos bastante guiados a los largo de la historia. El ritmo es bastante pausando durante toda la aventura, teniendo que parar cada dos por tres para ir recabando más información. La rejugabilidad de título es casi nula, teniendo como “coleccionables” unas pequeñas escenas de vídeo donde veremos a Pikachu interactuar con el entorno.

¡Pikachu usó deducción!

En Detective Pikachu nos alejaremos bastante del género RPG al que nos tienen tan acostumbrado la saga principal y nos adentramos -como ya hemos dicho antes- al mundo de las aventuras gráficas, donde la narrativa recibe el papel principal de la actuación y la jugabilidad pasa a un papel más “secundario”. Los controles de nuestra Nintendo 3DS responden a la perfección y complementan una jugabilidad que es bastante simple. Manejaremos al joven Tim que en compañía de Pikachu y deberemos explorar los diferentes lugares que nos tocará visitar. Los escenarios son cerrados, normalmente de un tamaño bastante pequeño, y están conectados de manera lineal. El problema de un espacio tan reducido es que se nos limita esas fases de exploración que tiene el juego y facilita la búsqueda de pruebas y objetos importantes para la investigación. Las conversaciones con las diferentes personas y pokémon -gracias a nuestro compañero amarillo- tendrán gran importancia a la hora de querer avanzar en los casos, aunque será bastante común encontrarnos con conversaciones absurdas que no llevan a ningún lado, siendo una verdadera lástima, porque todos esos momentos en blanco que podemos encontrar en tantos títulos de este género podrían ser rellenados por historias, leyendas o curiosidades a una franquicia tan conocida como la de Pokémon -aunque el juego esconde algunos guiños que sacarán más de una sonrisa a los veteranos de la saga-.

Para resolver los casos tendremos que seguir una especie de pautas donde nuestro compañero Pikachu nos preguntará qué necesitamos para avanzar en la investigación, y nosotros tendremos que ir aportando testimonios o pruebas que nos sirvan para ir deduciendo los diferentes problemas que se nos planteen. Una dinámica de juego que se suele solucionar con unos puzles que fallan en sus diseños, llegando a volverse algo repetitivos y con una dificultad bastante baja. La mayor pena de todo esto es que con todas las funciones que tiene Nintendo 3DS, sobre todo táctiles, no hayan potenciado todo el tema de diseños de puzles, y más si miramos a otros títulos que hay en el mismo catalogo, como son Profesor LaytonPhoenix Wright, que encajan a la perfección con la temática de Detective Pikachu.

Los QTE siguen con el bajo nivel de dificultad que arrastra el título

El juego carece de los combates que hay tan presentes en la saga, pero de vez en cuando se nos sorprenderá con una acción de “peligro” que romperá el ritmo pausado del título, y deberemos responder con quick time event para salir ilesos del problema. Aunque se agradece esa dinámica que nos intenta dar un poco de movimiento tras largas sesiones de textos y textos, no está bien implementada, dando como resultado algo que no funciona bien y puede llegar a aburrir debido a los repetitivas que se vuelven al poco tiempo y el excesivo tiempo de reacción que se nos brinda.

Nuestro mundo es diferente

Técnicamente Detective Pikachu muestra un potencial alto en Nintendo 3DS, con una fluidez perfecta para el disfrute del juego. Gráficamente es bastante notable con un modelado excepcional en los diseños de los escenarios, en las expresiones y animaciones de los personajes. Todo esto irá acompañado de un buen estilo artístico que sienta a la perfección al choque de mundos que hay entre nuestra realidad del día a día y el universo Pokémon. Todo estos apartados consiguen su mayor potencial en la varias escenas de vídeo que hay en el título y sirven para que empaticemos más con la historia.

La banda sonora del juego recibe cierta inspiración del jazz y sabe acompañarnos de muy buena manera durante toda nuestra aventura, aportando ese aire de misterio tan importante en una historia de detectives. Lo sorprendente lo encontramos en sus efectos sonoros, que consigue superar la calidad que suelen tener los título principales de saga; debido a la vida que le dan a nuestras acciones y, sobre todo, al ruido que generan los pokémon al “hablar”. Las voces del título están en inglés, pero todo el juego está traducido y subtitulado al castellano.

Por último, hablaremos del centro de todos los focos: Pikachu. Un personaje que lleva décadas siendo usado como imagen para todo tipo de productos. Puede que el simple hecho de que él aparezca en este juego siga con esa sobreexplotación, pero… que bien lo han hecho esta vez. Pikachu muestra en este título un carisma que no ha conseguido nunca, siendo un personaje que habla por los codos, le apasiona el café y es bastante enamoradizo. Un protagonista que sabrá sacarnos una sonrisa cada vez que entra en escena.

No hay caso que se le resista a nuestro compañero amarillo.

Conclusión

Detective Pikachu no es un spin off más de la saga Pokémon. Ha llegado con una propuesta nueva que consigue unificar el mundo de los monstruos de bolsillo y el de los detectives, con un resultado bastante agradable. Un título que tendría que haber arriesgado mucho más en su jugabilidad, sirviéndose de las funciones que brinda Nintendo 3DS, pero aún así el resultado final de producto consigue sacar más de una sonrisa en su disfrute.

Detective Pikachu

Puntuación Final - 8

8

Recomendado

Una nueva aventura donde conoceremos a un Pikachu con aire de Sherlock Holmes pero más gamberrete. El título sabe contar bastante bien su historia y enseña un universo Pokémon más real, aunque falla en su diseño de puzles y en un nivel de dificultad que es bastante bajo.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Kevin Lupión Jerónimo

Amante de la música, adicto al deporte y próximo héroe de Marvel

Actualidad

Close
X