AnálisisSwitch

Toki Tori 2+ – Análisis Switch

Érase una vez la historia de un pollito que no quería salir del nido. No quería salir… hasta que no le quedó más remedio y tuvo que hacerlo. Bienvenidos a Toki Tori 2+. Es innegable el éxito que el género indie está teniendo en la industria de los videojuegos en los últimos años, tanto es así que hemos podido disfrutar de joyas como Undertale o Little Nightmares, dos estrellas en el firmamento de la generación actual de consolas.

Two Tribes lanzó allá por el 2001 el primer título de Toki Tori, cuyo análisis podréis disfrutar en breves también en Nintendo Switch, demostrando frescura y sobre todo haciendo ver a los jugadores amantes de los puzles que el género no está acabado en la nueva generación. Con esta segunda parte, reconvertida para Switch y añadiendo la coletilla 2+, el título se adapta a la nueva portátil de Nintendo para traernos un puzle plataformero en 2D que tiene lugar en un colorido mundo.

Preparad la mochila porque nos adentraremos en un épico viaje acompañando al más inusual de los héroes en su búsqueda de la salvación para su plumoso pueblo.

Un silbido para controlarlos a todos

Todo comienza cuando un simple pollito pasea tranquilamente por su pueblo de pollitos. Sí, parece un argumento sacado de una peli Disney, pero es lo que hay. El argumento principal en sí no es nada del otro mundo, pero sí que le da un toque de leyenda si los apreciamos desde una perspectiva más lejana. Nuestro personaje principal, un señor pollito que no llega ni a gallina (o gallo), se enfrenta a la extinción. Un humo negro está plagando toda su tierra y acabando con las zonas donde suele alimentarse. En su arrojo y valentía, acompañaremos al orondo héroe en su recorrido por diferentes localizaciones para ayudarle a superar la gran crisis por la que está pasando su pueblo.

El simpático pollito es el héroe de esta aventura tan colorida
El simpático pollito es el héroe de esta aventura tan colorida

Antes de entrar un poco más en materia tengo que decir, y no es broma, que las primeras sensaciones que me produjo el juego son muy similares a las que tuve con Bloodborne. Llamadme loco si queréis, aquí va mi razonamiento. Un protagonista extraño en una tierra en las que se desconoce lo que está pasando y enemigos por todas partes. En la forma de interactuar con los escenarios podemos seguir avanzando o perecer si damos un paso en falso. ¿A qué ahora le veis más sentido?

Otro de los puntos en común por los que me transmitió los mismos sentimientos que el aclamado Bloodborne fueron los controles. En ningún momento se explica al jugador cómo funciona el personaje. Te encuentras en mitad de un escenario en el que tienes que sobrevivir con solo la ayuda de tu imaginación y el mando. Los Joy-Con de Switch cuentan con bastantes botones, así como efectos de vibración con los que puedes tener hasta la sensación de un vaso con tres cubitos de hielo. Más simple no pudo ser, tras estar cacharreando varios minutos con ambos Joy-Con pasé a darme cuenta de que el pollo solo tenía tres acciones, moverse, aplastar y silbar. ¿Ahora cómo salvo yo el mundo a base de culetazos?

Solo puedes silbar, pegar culetazos y moverte. ¿Aceptas el reto?
Solo puedes silbar, pegar culetazos y moverte. ¿Aceptas el reto?

Es increíble la cantidad de sensaciones y la jugabilidad que los chicos de Two Tribes han conseguido con solamente tres botones de acción. No podemos saltar, por lo que un elemento clave en los puzles será buscar terreno escalonado a través del cual poder avanzar. Como he comentado anteriormente, el título es un puzle plataformero en 2D, lo que significa que solo podemos movernos izquierda, derecha, arriba y abajo. En sí misma, esta simpleza no me atrajo mucho al principio, pero adentrado un poco más en el juego el jugador se mete de lleno en el universo Toki Tori y tiene en cuenta los movimientos básicos si quiere sobrevivir.

Pollito ha aprendido Canto

Una de las tres acciones que podemos realizar con el pollo protagonista será silbar, alternando entre dos notas, una corta y otra más larga si dejamos presionado el botón algo más de tiempo. Desde el minuto uno se intuye la importancia que tendrán las melodías a lo largo del juego. Cabe mencionar de forma especial lo mucho que esta mecánica recuerda a la ocarina de The Legend of Zelda Ocarina of Time y Majora’s Mask. Podemos silbar todas las notas musicales a golpe de pollito intercambiando entre los dos tonos (corto y largo) para afectar a los escenarios y animales que lo pueblan de una forma u otra. Es importante mencionar que, sin ningún tipo de explicación previa, solamente si el jugador es observador podrá descubrir el uso de canciones que le harán la vida más fácil durante la odisea. Así es como se descubren acciones tan variadas como una brújula de coleccionables o el uso de una cámara para la que más tardes desvelaremos el uso.

Las melodías son parte fundamental del juego
Las melodías son parte fundamental del juego

Las melodías encajan a la perfección con todos los elementos interactivos que pueblan los escenarios. Con la práctica van resultando un poco más obvios, pero al principio del juego te encuentras de cara a la pared, literalmente, si no somos capaces de dar con la originalidad necesaria para cumplir con el requisito del puzle. Con la práctica llega la perfección, ejemplo claro y necesario de que algunos niveles habrá que repetirlos algunas veces hasta conseguir avanzar.

Entre los elementos con los que podemos interactuar se encuentran todo tipo de flora y fauna. Cangrejos hermitaños que se alejan si pegamos un culetazo a su lado o se acercan si silbamos. Dentro de las limitaciones de movimiento, los animales con los que tenemos la posibilidad de influenciar añaden un gran valor a la jugabilidad y demuestran infinitas maneras para superar el nivel en curso. Escaleras y puntos de guardado son objetos comunes en cada nivel, ya que mejoran la experiencia de juego y deben ser tenidas muy en cuenta para superar el nivel. Los puntos de guardado son automáticos, se activan cada vez que pasamos por delante de uno, mientras que las escaleras sirven para moverse entre los distintos niveles del escenario.

La flora también es parte importante del juego, lo que nos lleva a pensar que el equipo de desarrollo ha pensado en todo. Ciertos bichos recorren el escenario cortando todo lo que se pone en su paso y será tarea nuestra encargarnos de que florezca de nuevo el área si, por ejemplo, nos mojamos en un charco cercano y pasamos por encima. Las zonas de hierba alta funcionan también como escondite perfecto si queremos pasar desapercibidos de animales al acecho.

Ni el mismísimo Solid Snake cuenta con estas habilidades.
Ni el mismísimo Solid Snake cuenta con estas habilidades.

Tras hablar del contenido y los propios escenarios pasemos a comentar los tipos de ambiente y como afectan el recorrido del héroe. El comienzo del juego se da en un tranquilo bosque, donde aprendemos a movernos y el uso de algunos elementos del juego que necesitaremos en el futuro. Siempre que añaden un nuevo elemento a los puzles, el juego se encarga de que el jugador lo vea de forma evidente antes de añadirlo. Por ejemplo, los pájaros se encuentran siempre avizor por su presa y la transportan al nido nada más verla en movimiento. Esto se muestra durante un escenario donde no podemos formar parte de la actividad.

Como en toda buena aventura, pasamos por diversos escenarios que siempre están presente en la jugabilidad de un modo u otro. En todos ellos juega un papel importante la física básica, dejándonos caer aleteando suavemente desde lo alto o ahogándonos si pasamos mucho tiempo bajo el agua. Esto da lugar a una gran variedad de escenarios, desde el bosque inicial hasta volcanes en erupción y cuevas subterráneas.

Demasiado tiempo en el agua y puedes terminar echándote la siesta... boca abajo.
Demasiado tiempo en el agua y puedes terminar echándote la siesta… boca abajo.

Aquí se aprecia el enorme trabajo de desarrollo incluyendo la luz o el agua como factores a tener en cuenta. Sin querer avanzar nada y dejando siempre al jugador primerizo experimentar el juego por su cuenta, la falta de luz servirá, por ejemplo, para que el resto de animales se encuentren dormidos y por lo tanto resulten inútiles para resolver el puzle.

La piel de gallina

El apartado gráfico en sí destaca por su gran colorido y profundidad. Los colores que usa el juego brillan bastante, por lo que en cada momento podemos tener claro dónde nos encontramos e incluso la dificultad del puzle. Con colores más suaves y verdes o azules, el acertijo seguramente sea un paseo y no nos dé muchos quebraderos de cabeza, pero si, por otro lado, el escenario presenta tonos más oscuros con negros o rojos muy fuertes, preparad las palomitas porque seguramente le tengáis que dar vueltas a la cabeza durante un buen rato. Esto nos lleva a hablar del tema de la dificultad, teniendo siempre en cuenta que estamos hablando de un juego de puzles. Toki Tori 2+ es complicadete, para un no asiduo a los puzles como me considero, hubo puzles que me llevaron fácilmente media hora hasta completarlos. También es cierto que, una vez familiarizados con el escenario del puzle en sí y los elementos que lo componen, todo es probar las distintas posibilidades. Los fans del género seguro que se encontrarán como pez en el agua, o gallina en el corral (bada bum tss) recorriendo los distintos niveles.

El toque de aventura lo da la historia, si bien no engancha mucho, encaja a la perfección con la duración estimada del título. Las canciones permiten añadir un toque de exploración al mapa, que por cierto recuerda mucho a lo que vimos en los primeros Super Mario Bros.

El mapa es bastante amplío y los diversos escenarios están bien diferenciados.
El mapa es bastante amplío y los diversos escenarios están bien diferenciados.

La banda sonora encaja de forma correcta, hilando todo el juego con simpáticas canciones que se quedan en la cabeza incluso después de haber apagado la consola. Como mención especial, las distintas melodías sin las que no sería posible descubrir los distintos coleccionables o regresar al punto de guardado. La acción del silbido es algo muy atractivo ya que, al poder realizarla pulsando un solo botón, te descubres silbando en mitad de un escenario rodeado de enemigos a los que no había que despertar.

Los extras añaden rejugabilidad a cualquier juego, y Toki Tori 2+ no quiere quedarse atrás. En todos los niveles, escenarios y puzles podemos ir recogiendo una especie de alitas doradas que hacen las veces de token. Estos se pueden canjear en ciertos lugares del mapa para desbloquear una misteriosa puerta. Lejos de quedarse ahí, una de las melodías funciona como cámara, desde la que podemos inmortalizar los diferentes objetos y animales con los que nos encontremos durante la aventura para añadirlos a nuestro álbum propio. Como curiosidad, para los aguerridos aventureros que se adentren en la aventura del pollito dejaré una pista: explorad bien el bosque y puede que deis con un lugar la mar de interesante.

Por último, tenemos los logros, que iremos desbloqueando al cumplir ciertos requisitos y que, si me permitís la licencia, no pueden ser más divertidos. Con diversos guiños a películas de culto o simplemente chistes malos, de repente te aparece el gracioso título en una esquina de la pantalla.

Conclusiones

Toki Tori 2+ ha sido una grata sorpresa que te mantiene pegado a la pantalla intentando buscar soluciones e intentando infinitas posibilidades. La versión de Switch ofrece el juego más completo hasta la fecha con una auténtica curva de dificultad muy definida según vayamos progresando y además añade la ventaja de poder jugarlo donde queramos. El título añade una gran rejugabilidad gracias a sus encantadores extras, todo hilado alrededor de una banda sonora simpática y pegadiza. Toda una experiencia satisfactoria para los fans del género puzle como para los principiantes que decidan iniciarse. La diversión está asegurada.

Toki Toki 2+

Puntuación Final - 7

7

Interesante

Un gracioso y entretenido plataformas de aventuras en 2D para aquellos que quieran enfrentarse a enigmáticos puzles y usar las neuronas como nunca.

User Rating: 3.68 ( 2 votes)
Etiquetas
Ver más

Jose Donaire

Mi hogar es el reino de los píxeles, en el país de las piruletas. No hay palabras para describir lo que siento por The Legend of Zelda: Majora's Mask. La H es mi letra favorita.

Actualidad

Deja un comentario

Close
X

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar