AnálisisPS4

Bravo Team – Análisis PS4 VR

Supermassive Games vuelve a la realidad virtual

Coge tu arma, a tu compañero y prepárate, porque si siempre has querido meterte en la piel de tu personaje de Battlefield o Call of Duty, con Bravo Team tendrás la experiencia más cercana a vivir una aventura así.

El lugar equivocado en el momento equivocado

Durante un golpe de estado en un país de Europa del Este, unas personas que trabajan para las fuerzas de la paz internacional tienen que escoltar a la presidenta, pero las cosas se tuercen cuando el enemigo ataca su convoy. En ese momento, tu personaje y un compañero seréis los únicos supervivientes y tendréis que abriros paso en un territorio hostil lleno de enemigos. La historia es tan simple como eso, darnos un motivo que mueva a nuestro personaje a pegar tiros sin parar.

Antes de empezar la partida se nos darán varias opciones a elegir, como si queremos que nuestro personaje sea hombre o mujer (y dentro de cada género podremos elegir entre tres personajes diferentes), el modo de juego (podremos jugar online con un compañero aleatorio, un compañero amigo o la IA de la consola para jugar nosotros solos) y el nivel de dificultad (novato, veterano u operaciones especiales).

Se puede jugar tanto con Dualshock 4, mandos Move y Aim Controller, aunque la opción idónea es esta última.

Después de un prólogo en forma de cinemática, empezará el juego. Este se divide en siete niveles que tendremos que ir completando y que no nos llevará mucho tiempo, unas cuatro horas aproximadamente.

Algo que debo decir a favor del juego es que te da la opción de jugar con cualquiera de los mandos disponibles para PlayStation 4: Dualshock 4, mandos move o Aim Controller. A falta de este último, y de verdad es una pena porque tiene pinta de ser el mando que mejor se adapta a este juego, tanto el Dualshock 4 como los mandos Move funcionan a la perfección. Si es cierto que el segundo Move está un poco de adorno y me gustó mucho más el uso del Dualshock 4, aunque como ya he dicho, lo óptimo para este juego probablemente sea el Aim Controller.

Una campaña muy lineal

Empezaremos el juego con dos armas: un rifle de asalto y una pistola con silenciador, aunque a lo largo de los niveles podremos usar otras armas como escopetas o rifles francotirador.

Los escenarios son muy realistas y te los llegas a creer, como si realmente te encontraras en las calles de Europa luchando por sobrevivir. Sin embargo, lo más logrado del juego es nuestra arma. Probé el juego con varios amigos y todos coincidieron en que las mejores texturas, nivel de detalle y realismo eran las de nuestra arma, y no es de extrañar, pues es la máxima protagonista del juego y la que estará en primer plano en todo momento.

La inclusión de un compañero no solo facilitará las cosas en modo un jugador (nuestro compañero no solo nos ayudará a matar enemigos, sino que en el momento en que estemos a punto de morir, se acercará a nosotros y nos curará de inmediato), sino que hará de las partidas algo muy divertido si elegimos jugar con alguno de nuestros amigos. Gracias al micrófono podremos ir hablando con nuestro compañero como si de verdad estuviera a nuestro lado y ponernos de acuerdo para que cada uno termine con un enemigo distinto o que él vaya por un lado mientras tú te ocupas del otro.

La campaña es muy lineal y no invita a rejugarlo por segunda vez.

El juego puede ser bastante divertido, realista y te mete de lleno en la situación gracias a la realidad virtual, pero como contraparte no solo tiene una duración bastante reducida como he comentado anteriormente, sino que una vez terminado, tampoco invita a rejugarlo una y otra vez. Los trofeos son muy fáciles de conseguir, por lo que con una sola partida te bastaría para conseguirlos todos. Dos si has tenido mala suerte. Por tanto, ni para los coleccionistas cuya máxima ambición en la vida sea hacerse con todos los platinos el juego te pido que lo vuelvas a jugar. Tal vez para echarse una partida de vez en cuando con algún amigo, pero al ser únicamente un modo campaña, sin mapas sueltos como en Call of Duty o Battlefield, las partidas se vuelven aburridas y monótonas después de pasártelas unas cuantas veces y te las terminarás sabiendo de memoria, por lo que perderá toda la gracia.

Si es cierto que cuenta con un modo de juego alternativo: partida individual de puntuación, pero es exactamente lo mismo que el modo historia (mismos enemigos, escenarios, situaciones…) pero con la peculiaridad de que, por cada muerte, disparo a la cabeza y demás se te irán sumando puntos hasta obtener una puntuación final.

Tiros y más tiros

Bravo Team se puede resumir en ser un juego de pegar tiros. No tiene más. La historia es tan simple como la escena inicial y no aporta mucho más allá de eso. Algo que he echado enormemente en falta ha sido una épica banda sonora que acompañara el juego, aunque estar en plena calle, escuchando únicamente tiros en la lejanía y balas volando a escasos centímetros de tu cabeza da un aire de realismo increíble. Recomiendo enormemente utilizar cascos para poder vivir la experiencia al completo.

Algo que creo que te saca completamente del juego y te hace quedar bastante confuso es a la hora de moverte. Habrá diferentes objetos (coches, maderas, paredes…) que tendremos que utilizar como cobertura para protegernos del ataque enemigo, pero a la hora de movernos la cámara pasará a estar en tercera persona y volverá a cambiar una vez estemos en nuestra nueva posición. Es entendible hasta cierto punto, pues esto se hace para evitar mareos, cosa que consigue y creedme, cero mareos de principio a fin, pero también te hace salir totalmente del juego. La primera vez que me pasó quedé completamente descolocada y al volver a la cámara en primera persona primero tuve que ubicarme para saber hacia dónde estaba mirando. Aunque con el tiempo te acostumbras, al principio puede resultar algo molesto. Y no es solo el cambio de cámara, sino que también puedes recibir balas por el camino sin poder hacer nada por evitarlo. Ese aspecto sí que podría mejorarse.

El modo cooperativo para jugar con un amigo será de lo más divertido si a la vez que juegas hablas con él.

Por último, resaltar que no puedes esquivar balas moviéndote como pasa en otros juegos como Superhot, sino que, una vez cubierto, por mucho que tú te muevas en el “mundo real”, dentro del juego tu personaje seguirá en la misma posición, y aunque tú veas venir esa bala que puede rozarte el lado derecho de la cabeza, aunque tú te muevas tu personaje no lo hará. Es realista, sí, pero también te hace estar más expuesto a los ataques enemigos, y aunque el juego no cuenta con una dificultad excesivamente alta, el hecho de recibir balas que podrías evitar siempre duele.

Conclusión

Bravo Team cumple lo que prometía: un juego de tiros en primera persona para realidad virtual, con una campaña entretenida que además puedes jugar tanto solo como con amigos.

La opción de poder usar los tres mandos compatibles con PlayStation 4 dan total libertad al jugador, no teniendo que obligarle a comprar ningún mando adicional y pudiendo utilizar el que más cómodo le parezca.

Con una duración bastante aceptable, una inmersión espectacular y ningún tipo de riesgo de sufrir mareos, Bravo Team tiene sus cosas malas, como el hecho de ser muy lineal, no tener mapas adicionales con los que poder jugar online por equipos o un todos contra todos, o la posibilidad de tener armas arrojadizas como granadas, pero teniendo en cuenta la limitación que ofrecen las VR y todos los puntos buenos, creo que es un juego que a los amantes de los FPS gustará enormemente.

Bravo Team

Puntuación Final - 7.5

7.5

Recomendado

Un FPS para realidad virtual bastante lineal pero que nos ofrecerá una experiencia de lo más inmersiva.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Cristina Navarro

Estudiante de realización que se vicia en sus ratos libres. Amante de las buenas historias por encima de cualquier cosa. Naughty Dog como forma de vida.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X