AnálisisPC

Into the Breach – Análisis PC

Hay dos tipos de géneros que últimamente se ven bastante más en la industria de los videojuegos. El primero son los videojuegos de RPG tácticos, donde el jugador tendrá que mover una serie de unidades o fabricarlas previamente para moverlas después a través de una cuadricula y pasar al siguiente nivel. Ejemplos claro de este tipo de videojuegos tenemos por ejemplo: Fire Emblem, Advance Wars o Final Fantasy Tactics. El segundo tipo de juegos son los famosos roguelike, donde se irán generando mazmorras aleatoriamente que nos pondrán a prueba y tendremos que ir superando hasta morir y volver a empezar. Algunos de los títulos que más representan a este género pueden ser: The Binding of Isaac, FTL o Enter the Gungeon entre otros muchísimos títulos.

El título que os traemos hoy para analizar es Into the Breach, desarrollado por Subset Games y quienes ya han desarrollado FTL, otro título que dejó muy buen sabor de boca. Con Into the Breach quisieron dar un paso más y decidieron mezclar los RPG tácticos con los roguelike, naciendo así un título que a más de uno le enganchará por las posibilidades que ofrece.

¡Es hora de terminar con esos alienígenas!

Into the Breach cuenta con una historia simple y clara: eliminar a unos monstruos que vienen del subsuelo. Por desgracia, esa es toda la historia que tendremos como base para hacernos una idea de lo que quieren contarnos en este título. En la mayoría de RPG tácticos la historia suele estar pulida y con muchas escenas para un mayor entendimiento de la historia, pero en este caso al ser también un roguelike no es así, y eso es algo que a más de uno le puede decepcionar.

Para poder defender los restos de una civilización que ha sido destruida por unos seres que provienen de las profundidades de la tierra, tendremos que manejar un escuadrón de mechas enviados del futuro para cambiar el pasado y tener una prospera paz. Podremos elegir diferentes escuadrones, cada uno con sus propios mechas y habilidades, pero para poder elegirlos antes tendremos que conseguir monedas de oro al completar misiones de cada ronda.

La dificultad al ser un roguelike disminuye con el paso del tiempo. Al principio notaremos que nos cuesta poder avanzar por los niveles propuestos por el juego, pero con el paso de las derrotas y mejorando a nuestros pilotos conseguiremos ir mejorando poco a poco. En este aspecto, y como pasa en la mayoría de roguelikes, es muy satisfactorio la sensación de mejora con cada nivel que hacemos. Tendremos tres tipo de dificultades: fácil, normal y difícil. El primero está pensado para gente que no está acostumbrada a este tipo de títulos y harán que sea algo más fácil el empezar a jugar, pero que disminuirán la cantidad de puntos que consigamos a la mitad. La dificultad normal está pensado para aquellos que están algo acostumbrados y quieren un reto, pero sin demasiada exigencia. Por último, la dificultad difícil presenta un verdadero reto que hará que aumente el número de enemigos en pantalla y por supuesto la recompensa será aún mayor.

Aunque el título este en inglés no necesitaremos grandes conocimientos sobre el idioma para entender el título.

Cuatro islas y una misión: salvar al mundo

A lo largo de cada ronda por así llamarlo, podremos completar diferentes islas que serán nuestro pase hacia un futuro mejor. Cada isla tendrá de forma aleatoria misiones y mapas diferentes. Aunque cada isla no cuenta con una gran cantidad de variedad, entre las cuatro, más un final, podremos tener para bastantes horas de diversión sin llegar a caer en la monotonía.

Explicando un poco más en profundidad las misiones generadas aleatoriamente diremos que en cada isla tendremos misiones de proteger edificios, derrotar a todos los enemigos, recolectar un tipo de mineral que nos proporcionará mejoras en nuestros mechas o incluso ayudar a los trenes a pasar por el mapa sin que sean destruidos. Estas misiones son de gran importancia, ya que nos proporcionarán núcleos para aumentar las habilidades de nuestros mechas, más experiencia o energía para poder continuar con nuestro viaje. Por supuesto, si se nos acaba dicha energía que aparece en la parte superior de la pantalla bajo el nombre de “Power Grid” perderemos y tendremos que empezar de nuevo con un piloto diferente.

Cada mapa es un mundo, con su propio clima que podrán afectar de forma negativa tanto a nuestros mechas, como a los enemigos con los que nos encontremos. También, a parte de estos efectos de entorno, podremos tener efectos climatológicos que harán que se vaya cayendo el mapa poco a poco y teniendo que tener cuidado de no morir en el intento de sacar adelante la misión. En resumen, son bastantes los efectos que tendremos que tener en cuenta a la hora de realizar una misión, y planear una estrategia será nuestro mejor aliado para salir victoriosos en la batalla.

Por otro lado, tendremos una gran variedad de enemigos, cada uno con sus propias habilidades y puntos de vida, aunque estos últimos casi siempre son números bajos para no hacer largos cada mapa. Algunos enemigos podrán volar, otros podrán poner escudos a sus aliados y otros simplemente irán por tierra para atacar. Todo esto dependerá de la isla y la misión en la que nos encontremos.

Tendremos que pasar a lo largo de cuatro islas, cada una con sus propias misiones y objetivos.

Diferentes mechas para cada forma de jugar

Como ya hemos dicho a lo largo del análisis, para enfrentarnos a los enemigos que acechan contra nuestra civilización tendremos que hacer uso de unos mechas, cada uno con sus propias habilidades y formas de jugar.

Para empezar el juego nos darán los “Rift Walkers“, algo así como las unidades terrestres más básicas y con las que pasaremos gran parte de nuestro inicio. Este primer escuadrón cuenta con un mecha de combate cuerpo a cuerpo, un mecha cañón que se dedicará a atacar en cualquiera de los cuatro puntos cardinales y el mecha de artillería, el cual podrá atacar desde lejos para desplazar unidades o atacar a varios a la vez. Al ser el primer escuadrón con el que empezaremos, resulta muy fácil de manejar y nos servirá a modo de tutorial para entender las mecánicas básicas.

Todos los mechas tienen en común su pestaña de estado o habilidades, donde podremos cambiar sus nombres, instalarles reactores para tener más ranuras de habilidad, la vida con la que cuentan, el movimiento que hace referencia al número de casillas que podrán moverse en combate y, por último, las armas con las que irán equipados. Cada arma o habilidad servirá para una cosa, pero depende de cada jugador formar una estrategia que le haga poder aguantar con la mayor energía posible y poder avanzar por todas las islas.

Una vez con nuestros mechas listos, solo nos queda empezar la isla que queramos (siempre que la hayamos desbloqueado), elegir el mapa y empezar a formar nuestra estrategia. Podremos ubicar al inicio del mapa a nuestros mechas en la posición que más nos guste, pero es imprescindible empezar con buen pie, ya que los alienígenas irán apareciendo durante la duración del mapa y en algunas ocasiones no podremos proteger todo. Los mechas pueden empujar a los alienígenas para apartarlos del camino o tirarlos al agua, dependiendo del tipo de monstruo para retenerlo un turno o incluso matarlo al instante.

Podremos elegir diferentes mechas según nuestra forma de jugar.

Apartado artístico que nos recordará a viejos títulos

Algo que en lo personal me ha enamorado de Into the Breach es su apartado artístico. A priori no parece nada del otro mundo, pero para gente que haya jugado a los míticos Advance Wars notarán que los mapas se asemejan en ciertos aspectos, y eso sin duda es de agradecer. Con un nivel de detalles bastante alto con diferentes edificios, climas, detalles en montañas o bosques quemándose, son solo algunas de las cosas que veremos desde un inicio.

Por otro lado, la banda sonora nos pone ante una música con sensación de un mundo destruido, pero que aunque pega con el estilo de juego que es, se echan en falta algunos temas que aumente el ritmo del juego.

El apartado artístico aunque parezca simple, nos recodará mucho a títulos como Advance Wars.

Conclusión

Into the Breach es una mezcla de roguelike con RPG táctico sencillo, donde tendremos que manejar una serie de mechas y mejorarlos para expulsar de la tierra a unos alienígenas que lo único que quieren es destruir a toda la raza humana.

Con diferentes islas y cada una con sus propios mapas y misiones, estaremos ante un continuo reto que pondrá a prueba nuestra capacidad de estrategia como líderes. Con mapas simples para que no se hagan tan lentos como en otras entregas de RPG táctico y con una gran variedad de enemigos que derrotar.

Todo esto mientras disfrutamos de un apartado artístico que nos recordará a más de un título y con una banda sonora que nos pondrá en situación en todo momento.

Into the Breach

Puntuación Final - 7

7

Interesante

Título RPG táctico y roguelike que nos pondrá en la misión de expulsar a unos horribles seres de la tierra, junto a todo tipo de mechas con diferentes mejoras y habilidades.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Alvaro Lopez Rodriguez

Nintendero desde que nací, gracias a mi familia que me enseñaron todo sobre los videojuegos. Fire Emblem y Metroid son sin duda de las mejores sagas que nos ha podido dar la industria de los videojuegos.

Actualidad

Close
X