AnálisisPS4

Apex Construct – Análisis PS4 VR

El primer juego de Fast Travel Games viene pisano fuerte, y es que Apex Construct puede parecer más de lo mismo, y aunque en parte es así, es un juego que por sus mecánicas terminará enganchando a más de uno.

Historia simple

La historia pasa completamente a un segundo plano. Cuando el juego comienza, te explican que eres el último humano en la Tierra y, una vez sales a la superficie, te encuentras con que, efectivamente, todo está completamente desolado, no hay ni una sola persona en el resto del mundo más que tú y alguna que otra máquina. Porque sí, parece ser que el mundo ha sido conquistado por las máquinas y nuestra misión será acabar con ellas.

La aventura se dividirá en misiones que empezaremos desde un piso franco, donde podremos elegir la misión que queremos hacer (pudiendo repetir las realizadas anteriormente) o mejorar nuestra arma.

Y es que esto es lo mejor que tiene el juego: el arco. Será el arma que utilizaremos para destruir a todas las máquinas que se nos pongan por delante, y creedme cuando os digo que será de lo más divertido.

Mandos Move perfectos para la aventura

Al tener que utilizar los mandos Move para poder jugar, el manejo del arco va a ser increíblemente realista. Mientras que con una mano usaremos el arco (podremos elegir cualquiera de las dos a nuestra elección, algo perfecto tanto para personas zurdas como diestras), con la otra colocaremos y lanzaremos la flecha. No hay ningún tipo de guía o punto en la pantalla que nos indique hacia dónde dirigimos nuestro disparo, por lo que esto le dará todavía más realismo al juego, ya que empezaremos prácticamente sin saber cómo disparar y terminaremos sin tener nada que envidiarles a Robin Hood o el mismísimo Légolas.

El arco será nuestra única arma para poder defendernos de las máquinas.

Además, no solo contaremos con flechas normales, sino que habrá distintos tipos y tendremos que ir variando entre estas dependiendo de la situación a la que nos enfrentemos. Y para poner la guinda al pastel, nuestro arco también contará con un escudo que nos permitirá protegernos de los ataques enemigos, algo que será de lo más útil.

En cuanto al movimiento, tendremos dos opciones a elegir: movimiento libre, en el que será como si nosotros mismos andáramos pulsando un solo botón, aunque he de admitir que este tipo de movimiento es el que más marea (o al menos a mí), y el movimiento por teletransporte. Este nos permitirá ir apuntando al lugar al que nos queremos desplazar, girar unos cuantos grados (a elección del jugador) o dar un giro de 180º pulsando un solo botón. Al principio nos costará hacernos al movimiento, pues cuando un enemigo aparezca por uno de nuestros lados tardaremos bastante hasta tenerlo centrado en pantalla, pero una vez vayamos avanzando le cogeremos bastante el truco y nos moveremos con más soltura.

Horas y horas de exploración

Por mucho que a simple vista parezca un juego de lucha, no lo es en absoluto. Tiene fases de lucha contra las máquinas y, como ya he dicho, con el arco se pueden hacer de lo más divertido, pero no es algo que abunde especialmente en el juego. Este se basa en la exploración en gran medida, aunque también tendrá partes en las que tendremos que resolver pequeños puzles, por lo que nuestro objetivo será ir avanzando por los distintos niveles hasta llegar al final, aunque a veces necesitaremos cierto objeto para avanzar o una contraseña que tendremos que introducir en un ordenador para abrir una puerta. Todo esto, claro, mientras nos van atacando enemigos, aunque como ya he dicho, no será algo que pase de forma muy continuada, por lo que podremos explorar e investigar con la mayor tranquilidad posible.

El mundo, a pesar de ser postapocalíptico, será de lo más colorido.

Algo que me gustaría destacar, y que me gustó mucho cuando lo vi, fue la IA de las máquinas. Al principio me esperé algo bastante básico y, para mi sorpresa, no fue para nada así. Las máquinas se mueven con bastante sentido e incluso intentarán esquivar tus flechas con coherencia y no se tirarán de lleno hacia ellas. Algunas se moverán en círculos alrededor tuyo para tratar de confundirte y no saber dónde apuntar, y esto te dificultara más las cosas, pues disparar un arco ya es complicado, pero a un blanco en movimiento ya es otro nivel.

Los escenarios son coloridos e impactantes. Te encuentras con un mundo post apocalíptico, pero no está tan destrozado como pudiera parecer. Los humanos se han marchado, pero tampoco hace tanto de eso, y esto se ve en lo bien cuidados que siguen estando los edificios y lugares que nos iremos encontrando a nuestro paso.

Por último, en cuanto a la duración, esta dependerá de cuánto te apetezca investigar y perderte en el juego. Repartidas por los diferentes escenarios habrá unas notas que te explicarán ciertas cosas sobre la historia. Esto viene de lujo si quieres profundizar en esta pues, como ya he dicho anteriormente, la historia se presenta bastante simple y con muy poca información, por lo que, si quieres averiguar mucho más de lo que se te cuenta, tendrás que perderte durante horas entre los distintos lugares que nos ofrece el juego. A mí completar la historia principal me tomó en torno a seis horas, por lo que para un título de VR y por este precio (29,99 €) creo que merece la pena hacerse con él. Además, como ya he dicho, si quieres completarlo al 100% tendrás que echarle muchas más horas, por lo que posiblemente terminarías el juego en torno a las 10 horas, lo cual sería más que aceptable teniendo en cuenta que otros títulos que hemos analizado en esta web los hemos terminado en, a lo sumo, cinco horas.

El juego tiene una duración de unas seis horas aproximadamente.

Antes de acabar, me gustaría mencionar un pequeño fallo que tiene el juego, y es que este viene completamente en inglés. Por tanto, si no controlas este idioma, te costará bastante entender el juego, algo que me parece un gran error por parte de Fast Travel Games, pues hubiera estado bien que, al menos, hubieran puesto unos subtítulos en español.

Conclusión

Apex Construct es un juego pintoresco, colorido, que nos presenta un mundo postapocalíptico liderado por las máquinas desde un punto de vista diferente, lleno de color.

Los combates vienen en su justa medida y el uso del arco hará de esta la mejor parte del juego, pues gracias a los mandos Move será como si nosotros mismos estuviéramos realmente utilizando un arco.

Con una duración más que aceptable, la opción de elegir la forma de movimiento y la dificultad y un mundo completamente nuevo para explorar en VR, hará que Apex Construct sea uno muy buen juego para PlayStation VR.

Apex Construct

Puntuación Final - 7

7

Interesante

Un juego postapocalípticpo muy colorido en el cual el arco será tu mejor aliado.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Cristina Navarro

Estudiante de realización que se vicia en sus ratos libres. Amante de las buenas historias por encima de cualquier cosa. Naughty Dog como forma de vida.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X