AnálisisPS4

World to the West – Análisis PS4

Rain Games vuelve con una secuela indirecta de Teslagrad

Tras crear el conocido Teslagrad, Rain Games decidió sacar un nuevo juego basado en el mismo mundo. Se trata de World to the West, un título que deja atrás las plataformas de antaño para darnos una aventura con un estilo que recuerda a Zelda. Eso sí, sin olvidar los puzles.

World to the West podría decirse que es una secuela indirecta de Teslagrad, pues la acción transcurre en el mismo mundo, pero sin estar directamente influenciado por este. Al cambiar completamente el estilo de juego y su narrativa, World to the West se deja disfrutar sin necesidad de haber jugado a Teslagrad.

En este título se ha optado por crear una aventura en 3D con un estilo de mapa y cámara que recuerda completamente al utilizado en The Legend of Zelda, alimentado por un tono animado que dota de mucha personalidad al título, pues tanto las animaciones de los personajes principales como las interacciones con enemigos y el entorno le proporcionan un carisma propio.

Y de personajes principales sí que podemos hablar, pues tendremos cuatro personajes principales completamente diferentes entre sí que tendrán que apoyarse para poder avanzar en nuestra aventura.

Héroes destinados a apoyarse mutuamente

En primer lugar, nos encontramos con la teslamante Lumina. Ella acaba teletransportada por error en un lugar desconocido en el que tendrá que buscar reliquias de su raza para poder volver a casa. Nuestra pequeña teslamante va armada con un bastón eléctrico y la habilidad de poder teletransportarse a distancias pequeñas, una habilidad que se verá aumentada más adelante al encontrar una reliquia teslamante, que le permitirá disparar una bola eléctrica y transportarse donde esté para sortear espacios más grandes dándole más jugo a la habilidad.

Luego viene Knaus, un pequeño niño valiente que intenta rescatar a sus amigos de una mentira estafadora. Las capacidades de Knaus vienen limitadas por su estatura y edad, por eso no quita que las aproveche, nuestro pequeño héroe será capaz de meterse por agujeros y alcanzar lugares que los demás no podrían. Además viene armado con una pala que podrá utilizar para aturdir a sus enemigos y cavar agujeros en los que podrá meterse para hacerse camino por el suelo. Y cuando obtengas la dinamita, ningún enemigo podrá hacerte sombra.

Tras el pequeñín encontraremos a la señorita Terry, una chica muy capaz que se ve envuelta en todo tras ser traicionada al terminar un encargo por su contratista. Terry es una aventurera en buena forma, lo que le permite correr sin parar, que también dispone de una bufanda ,que debe ser de las buenas, pues la utiliza para alcanzar postes lejanos. También puede utilizarse para aturdir y controlar enemigos para que nos ayuden a obtener llaves o superar puzles ya que tiene un aparato de control mental. Esta habilidad se verá potenciada al obtener una bolsa donde podremos almacenar enemigos pequeños para así utilizarlos en distintos lugares del mapa.

Y, finalmente, tenemos al gran Lord Clonington, un clon con un ego más grande que el Everest obsesionado con demostrar que es el mejor y más grande en todo, exhibiendo su fuerza en todo momento posible. Lord Clonington, como podéis imaginar, es una máquina de luchar que se lía a puñetazos con todo lo que pilla para demostrar su fuerza, puede atacar en carrera o cargar un golpe más fuerte. Además, Lord Clonington puede escalar por cualquier saliente que encuentres a partir de cierto punto, lo que le permite llegar a lugares altos con rapidez.

Juntos pero cada uno por su lado

La mecánica de juego principal de World to the West reside en la utilización de los cuatro personajes y en su colaboración, pero no lo pone fácil, pues no podremos alternar entre ellos en cualquier momento, sino que solo podremos cambiarlos en unos tótems que iremos encontrando por el mundo, que también sirven como punto de control, y ni siquiera comparten los tótems descubiertos.

Eso significa que cada personaje ha de buscarse las castañas para llegar allá donde sea necesaria su ayuda, y si los necesitamos a todos, tendremos que repetir el camino cuatro veces. Aunque el juego está diseñado para jugarse con esta mecánica en mente, no deja de ser algo molesta y repetitiva a la larga.

Un mundo bonito pero algo vacío

El diseño del mapa de World to the West nos otorga una variedad de planos entre la superficie y las mazmorras subterráneas. La exploración correcta de las dos partes resultará esencial para poder encontrar el camino correcto y progresar en la partida, o encontrar los secretos que se esconden en el mismo.

En base a la parte artística, el mundo del juego se ve muy bonito gracias al estilo animado del que hace gala con todos los elementos muy detallados y mimados. Es por eso que resulta tan extraño que el mapa esté tan vacío. El entorno se encuentra algo falto de gracia y destaca más al estar el resto detallado y cuidado, incluyendo las criaturas que pasean por ahí, que cuentan con animaciones bien ejecutadas; un problema leve pero que resulta bastante visible a la larga. Pero el juego cuenta con una baza que, aunque no le quita los problemas, hace que la experiencia sea más disfrutable, tiene una buena banda sonora.

Muchas melodías agradables le aportan vida al entorno

Rain Games puede estar orgulloso del trabajo realizado en el aspecto musical del juego, pues World to the West cuenta con canciones muy pegadizas que ayudan a meterse más en la acción y a explorar más a gusto. Entre mis favoritos se encontraban los temas, Knaus in the Jungle, Clony Clones y Sassy Grassy, entre otras. Aun sin tener una banda sonora muy grande es más que suficiente para hacer la experiencia jugable mucho más disfrutable.

Conclusiones

World to the West es la apuesta de Rain Games para hacer algo diferente, un giro de tuerca completo que no deja atrás el mundo de Teslagrad. La multitud de secretos y caminos a recorrer con los personajes que nos propone el juego hacen que tengas que planificar constantemente cómo llegar hasta el lugar requerido con cada uno; algo que puede entretener a unos o parecer repetitivo a otros que preferirían poder utilizarlos a todos a la vez, pero es lo que propone el juego.

La aventura que encontramos en World to the West resulta entretenida con algunos toques de humor, aunque no destaca por su duración, pues hasta el último capítulo que nos ofrece libertad para explorar es todo una sucesión de capítulos cortos. En total, el juego puede ser completado en unas 10 horas.

World to the West

Puntuación Final - 8

8

Recomendado

World to the West es una aventura que cambia por completo el estilo que dominaba Rain Games, pero cumple con lo que se propone.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Guillermo Nicolau

Los videojuegos son mi pasión. Desde muy pequeño siempre he estado rodeado del mundillo gracias a mis hermanos mayores que me dieron acceso a todo, desde lo retro a lo moderno. Espero poder diseñar mis propios juegos en el futuro.

Actualidad

Close
X