AnálisisPC

Indecision- Análisis PC

Un análisis extraño para un juego aún más extraño

Hay algo que nadie le podrá arrebatar a Indecision, y es la sensación de confusión y sorpresa que provoca en el jugador. En una sociedad de sobreinformación como la que vivimos actualmente muchas veces sabemos tanto de los juegos que esperamos, que es casi como si ya los hubiéramos jugado una vez los tenemos entre las manos. Pocas veces un juego consigue que llegues a él sin conocerlo en absoluto y sin expectativas previas; Indecision se conforma como una experiencia que se sale (mucho) de lo que estamos acostumbrados, lo cual para mí ya le hace merecedor de nuestra atención.

Ojo, no es un título excepcional ni es el Half-Life de esta generación. Es más una muestra de las inquietudes de un desarrollador en su búsqueda de nuevas mecánicas jugables y de medios de expresión de sus ideas. Como The Beginner’s Guide pero de una escala mucho menor y constituyendo una obra completa por sí misma.

De momento no quiero tergiversar las intenciones de su autor Blige Kaan con mis palabras, así que voy a empezar escribiendo la descripción que realiza el mismo del juego: para él Indecision es un plataformas haiku. Recordemos que los haiku son poemas japoneses breves que expresan ideas relacionadas con la naturaleza o las vivencias cotidianas. Blige Kaan desarrolló este juego en sus ratos libres mientras iba a la universidad, como tantos otros pequeños desarrolladores indie; antes había hecho varios juegos de corte más casual para móviles, así que esta vez quería hacer algo distinto. Indecision es un proyecto pequeño, pero ha estado en desarrollo durante dos años. El mismo autor en la descripción del producto de Steam nos da pistas muy importantes acerca de lo que vamos a encontrar: no es un título para todo el mundo, no lleva mucho tiempo completarlo, es corto y vago (impreciso), no sentirás que estés consiguiendo nada y solo tienes que ir a la derecha, a la izquierda y saltar en ocasiones. Visto el resultado, os aseguro que ha sido bastante sincero con respecto a su producto.

Indecision tiene un estilo gráfico pixel art eficaz y suficiente para las intenciones de su autor y dibujados por él mismo. No hay música, solo sonidos. Consta de aproximadamente 30 pequeños niveles que se completan en unos pocos segundos (aunque en algunos podréis estar varios minutos simplemente intentando buscar un sentido a lo que estáis haciendo). Cada nivel empieza con una única palabra (en inglés) en la esquina inferior izquierda de nuestra pantalla que está relacionada de una forma bastante más o menos directa con lo que vamos a jugar a continuación. Uno nunca sabe si ha completado un nivel de Indecision. No hay vidas, ni muertes: simplemente avanzas y da igual que tengas la sensación de haberte pasado el nivel o de haber fallado un salto, avanzarás automáticamente al siguiente nivel. Varias de las fases ni siquiera necesitan que te muevas para desarrollarse. El juego nunca deja claro si hay una sola forma correcta de completar sus segmentos o todas son válidas.

Por supuesto no quiero describiros ni uno solo de los niveles, ya que os estaría rompiendo la experiencia. De hecho, aunque una parte de mí os aconseja ver el breve gameplay que he puesto arriba, otra parte de mí desearía que simplemente os arriesguéis a adquirirlo si os da curiosidad lo expuesto hasta ahora. Mi primera partida a Indecision duró menos de 30 minutos. Una vez lo hube acabado me fui al sofá casi indignado con lo que acababa de jugar. Tenía demasiadas preguntas. Además muchos niveles tienen diferentes formas de resolverse. No tardé mucho rato en volver a mi PC a realizar una segunda vuelta. Esta segunda vuelta la disfruté más, bastante más. Actualmente he completado Indecision cinco veces y probablemente al acabar de escribir este análisis lo haga una vez más.

Indecisión total.

Indecision tiene una gran variedad de registros: va desde niveles con un humor entre negro y absurdo hasta otros francamente inquietantes; muchos de ellos aún carecen de sentido alguno para mí. Gran parte del valor de Indecision como obra es la muestra de diferentes mecánicas jugables, algunas bastante interesantes, que propone en algunas de sus fases. Días después de mi última partida aún sigo dándole vueltas a qué demonios pueden significar muchos de esos pequeños niveles. Me pregunto si no habré sido capaz de encontrar el hilo conductor que una todos los niveles (si lo hay, está muy bien oculto).

Incluso llegué a ponerme en contacto vía e-mail con el autor, el cual me contestó con gran rapidez y de una forma muy agradable. Le pregunté sobre todo qué quería conseguir con este juego y qué quería expresar. Me emplazó a una entrevista que dio al medio Kotaku en la cual encontré algunas respuestas a mis preguntas. Hizo este juego en una época en la que tenía varias inquietudes relaciones con la filosofía, la psicología y la cultura zen. Su principal objetivo era hacer algo que se alejara por completo de la esfera mainstream del medio, tanto a nivel de diseño como de marketing. Siente que los juegos actuales siguen patrones muy definidos y eso le hace sentir que son productos sin trascendencia que no se quedan contigo una vez los acabas. Por eso con su juego buscaba algo que los jugadores sintieran diferente, algo que no entendieran por completo para que así lo recordaran. Se puede estar de acuerdo con él o no, pero os aseguro que ha cumplido su objetivo.

Así de perdido te sientes a lo largo del juego.

En mi opinión hubiera sido un producto mucho mejor si hubiera tenido una duración mayor, si hubiera un hilo conductor más evidente para todas las historias, pero sobre todo si incluyera alguna clase de extra tipo comentarios del director en la que el autor fuera explicando uno por uno los niveles para saber en qué pensaba al hacerlo. Soy una de esas personas que las cosas abiertas y las libres interpretaciones las lleva regular. Aunque interesante, para mí es un juego que nunca lo sentiré acabado o completado, puesto que nunca llegaré a entenderlo por completo, al igual que no entiendo a su autor. Quizás le esté dando demasiadas vueltas y solo deba hacer aquello para lo que existe este juego: jugarlo una vez más.

Conclusiones

No creo que pueda o deba añadir mucho más. Si tienes interés en los juegos de autor y formas diferentes tanto de jugar como de narrar, Indecision es un producto muy interesante; además, gracias a su bajo precio, dudo que nadie se arrepienta de haberle dado una oportunidad. La nota es solo un número, no os dejéis guiar por ella sino por lo que he podido describir con mis torpes palabras. Si os llama la atención un juego que no podéis entender del todo y que, como pretende su autor, continúes pensando en él al finalizarlo, hazte con Indecision. No pongo en duda el hecho de que habrá gente que lo juegue y le parezca entre un timo y una absurdez. Es algo con lo que su autor contaba seguramente, pero ha decidido correr el riesgo.

Indecision está disponible para PC a través de Steam a un precio de 2,99 €. Si lo adquieres antes del 15 de febrero, el precio es de 2,24 €.

Indecision

Puntuación Final - 6.5

6.5

Interesante

Breve viaje al mundo interno de un autor que busca hacer algo diferente y curioso, aún a riesgo de que ninguno lo entendamos.

User Rating: 4.55 ( 1 votes)
Etiquetas

Alejandro Morillas Tellez

Fisioterapeuta/osteópata de día, hipnoterapeuta cuando es necesario y apasionado jugador de videojuegos por la noche. Los primeros juegos que relaciono como favoritos son Catherine, Vanquish, Overwatch y Kingdom Hearts. Pero siempre estoy disponible para un Tekken, un Vermintide o una maratón de Metal Gear.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X