AnálisisPC

Railway Empire – Análisis PC

¡Todos al tren!

Meridiem Games nos ha traído del lejano oeste uno de los mejores juegos de simulación de trenes que conozco. Desarrollado por Gaming Minds Studio, creadores también de una saga tan conocida como Trópico, este juego de gestión y simulación de trenes es mucho más de lo que podríamos pensar en un primer momento. ¡Subíos al tren, la locomotora está en marcha, porque vamos directo a la próxima estación del análisis!

¡Pasajeros al tren!

Railway Empire es un juego de simulación y gestión de trenes, hasta ahí genial, podríamos pensar que lo tenemos que hacer es crear nuestras vías, viajar por las llanuras americanas del siglo XIX y ya. Pero no, Railway Empire es mucho más que eso.

Para comenzar tenemos varias opciones: un modo Campaña, un modo Libre y un modo Experimental. En estos dos últimos tenemos mayor rienda suelta para hacer lo que queramos, explorar los distintos escenarios de lo que está compuesto el mapa y no tener una cuenta atrás, pero es el modo Campaña el más interesante y que nos hará también de pequeño tutorial. En este modo, a lo largo de varios capítulos, iremos recorriendo todo Estados Unidos, desde mediados del siglo XIX hasta ya el siglo XX, conociendo también así la historia del ferrocarril y su vida con hasta 40 trenes que tendremos a nuestra disposición.

En cada capítulo tenemos una serie de tareas para cumplir.

Con el comienzo de cada capítulo tendremos una serie de tareas que se nos pondrán por delante. Algunas de ellas serán opcionales y otras, las más importantes, las que nos harán que podamos pasar de capítulo o no. Tenemos unos años para cumplir estas tareas, y el tiempo corre deprisa, así que si no somos capaces de cumplir nuestros objetivos tendremos que reiniciar el capítulo, o regresar a un punto anterior. En este paso contaremos con un autoguardado cada vez que pase algún acontecimiento importante, así que no perderemos demasiado si queremos regresar atrás en algún momento.

Pero no todo será agobiarnos por todas las tareas que tenemos que cumplir, algunas de ellas bastante sencillas y que se hacen sobre la marcha, sino que Railway Empire nos ofrece un escenario precioso donde incluso podemos subirnos a nuestro tren y observar el paisaje, muy buen cuidado y con unos gráficos bastante espectaculares para un juego de simulación. ¡Incluso podemos tocar el silbato!

Podemos ponernos a los mandos de nuestro tren siempre que queramos para admirar las vistas.

Su billete, por favor

Para cumplir con todas nuestras tareas tenemos que conseguir dinero, puesto que comprar trenes, construir vías, estaciones o universidades cuesta. Para ello tendremos que hacer crecer nuestras ciudades. ¿Cómo lo haremos? Pues bien, lo primero de todo será conectar una ciudad a nuestra vía principal, y una vez hecho observar cuáles son sus necesidades para poder saber qué productos pueden exportar y cuáles importar. Si vemos que una ciudad pide una demanda de algodón porque tiene una fábrica textil, tendremos que asegurarnos de que la conectamos con una plantación de algodón. Puede parecer sencillo a primera vista, pero hacer que todo el mundo esté contento tiene que ser todo un arte.

En esta tabla podemos ver las necesidades de cada ciudad para intentar satisfacerlas.

Me ha pillado una semana de gripe en las que no he podido jugar a un juego como este. Os preguntaréis, ¿qué me importa a mí que haya tenido fiebre esta muchacha? Pues que con poca concentración poco puedes hacer en este juego. Railway no son Los Sims, no tienes que llevar al tren a revisión y ya y conectar dos vías. Es mucho más. Vigilar las necesidades de una ciudad y hacerla crecer puede parecer fácil, pero tienes que estar pendiente a las necesidades no solo de un tren o una ciudad, sino de tu propio imperio ferroviario.

Cada ciudad es importante y es bueno llevarlas a lo más alto.

Un tren llamado deseo

En el modo Campaña poco a poco podemos ir accediendo a nuevas opciones. Al principio solo manejaremos unos cuantas locomotoras, después tendremos que manejar a nuestros empleados. Cada cierto tiempo dispondremos de nuevos maquinistas o revisores, cada uno con sus defectos y virtudes. Incluso tendremos que vigilar que no se peleen entre ellos y que tengan unas condiciones laborables óptimas, así como asignarlos a las mejores rutas de comercio o transporte.

Pero también recibiremos bastantes ayudas y estas vienen de la mano de unos puntos de innovación que iremos consiguiendo según vaya pasando el tiempo. Gracias a estos puntos podemos comprar mejoras, tanto para los trenes en sí como para nuestra compañía, o incluso comprar una mejora para que nos den más puntos (ahorrar para eso es buena idea, chicos).

Podemos ir obteniendo mejoras, tanto para nuestros trenes como para la compañía.

Asalto al tren del dinero

Y una vez estemos cumpliendo nuestras tareas, estemos haciendo crecer nuestras ciudades… ¿qué? Pues muy simple: ser el mejor. Railway Empire nos pide que seamos dueños de la mayor red ferroviaria del país, y es aquí donde tenemos que comenzar nuestro monopolio. Según vayan ampliándose las ciudades desbloquearemos la opción de crear nuestras propias industrias. Si bien es cierto que si no lo haces serán propiedades privadas de otros, si tenemos dinero podemos ser nosotros los jefes e ir haciendo crecer nuestro monedero. Hay multitud de fábricas, así que tenemos que ver cuál es la que más nos conviene. También tendremos a nuestra disposición atracciones o incluso universidades para atraer más gente a las ciudades. Todo para inflar nuestros bolsillos.

Cada ciudad nos da información muy valiosa sobre su crecimiento.

Además, según estemos jugando, podrán aparecer mensajes emergentes, ya sea por alguna puja o una granja perdida de la mano de dios que apenas tiene ingresos y que podrás agenciarte. No siempre tienes que aceptar, por lo que tienes que ver los pros y los contras de tus decisiones. No es recomendable a veces comprar una industria demasiado lejana a tu red principal si tienes que gastarte más en vías para llegar a través de las montañas.

También podemos usar las pujas o incluso comprar bonos de estado para ir ampliando nuestra cartera de valores, pero cuidado, porque una mala inversión podría arruinarte.

De vez en cuando aparecerán mensajes emergentes con nuevas oportunidades.

Conclusiones

Railway Empire puede ofrecerte horas y horas de diversión si eres de los que te gusta la gestión, viajar por las llanuras del Mississippi, construir tu propio monopolio, pujar junto a tus competidores, saber algo de trenes o todo a la vez. Los creadores de Trópico nos traen a la próxima estación un juego con un modo Campaña bastante extenso y, además, modos donde poder dar rienda suelta a la imaginación de los más pioneros.

Railway Empire

Puntuación Final - 9

9

Imprescindible

Railway Empire es un juego de gestión de trenes que nos hará recorrer Estados Unidos en un ambiente increíble y con retos a superar.

User Rating: 4.88 ( 3 votes)
Etiquetas

Cristina J. Lerena

Filóloga a ratos libres y jugadora casi a tiempo completo. Me gustan los juegos de rol, las aventuras gráficas, los mundos abiertos y las alitas fritas.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X