AnálisisPS4

Final Fantasy XV: Episode Prompto – Análisis PS4

Versión analizada: PS4. También disponible en: Xbox One.

Hace unos días os trajimos el análisis del primer DLC de Final Fantasy XV, que nos ponía en la piel del escudo del rey en su decepcionante Episode Gladiolus, y hoy volvemos con el segundo, esta vez en la piel del mejor amigo del Príncipe Noctis que protagoniza Episode Prompto, ubicado en uno de los tramos más importantes del juego y en plena recta final de la historia.

Os aviso, es imposible no mencionar algunos spoilers de la historia, por lo que os recomiendo leer este análisis solo si habéis completado el juego, se intentará incidir lo menor posible en la trama, pero este DLC une eventos de Final Fantasy XV: Kingsglaive, Brotherhood y del propio título principal.

¡Allévoy!

Solo y abandonado

En las frías tierras de un lugar lejano, un chico se arrastra con sus últimas fuerzas mientras sus pies se hunden en la nieve y su cuerpo se entumece por el frío. Solo, una vez más en su vida, Prompto intenta encontrar un lugar en el que alejarse y olvidar aquel momento en el que Noctis, su mejor amigo, le atacó lanzándole de un tren en marcha.

Cuando no le quedan más fuerzas y cae al suelo sintiendo que la vida se le escapa, alguien aparece, una cara familiar y dueño de todos los problemas que ha rodeado al grupo desde que salieron de Insomnia, Ardyn Izunia, Canciller de Nilfheim y una figura completamente enigmática cuyos fines son completamente desconocidos.

Final Fantasy XV: Episode Prompto es una historia completamente personal, que trae caras conocidas y, por fin, une eventos del juego principal, Kingsglaive y Brotherhood.

En Episode Prompto nos encontraremos en la Base Magitec, lugar de investigaciones de Verstael Besithia, investigador de la tecnología Magitec y gran culpable del avance tecnológico y militar del imperio de Nilfheim, un personaje que en el juego principal fue menospreciado y reducido a un rol sumamente secundario del que, por desgracia, no se explicó demasiado. Aquí toma su papel como principal antagonista, donde descubriremos qué papel juega en los eventos de la película y el juego, además de los lazos que le unen a nuestro protagonista, Prompto.

El gran acierto de Episode Prompto es profundizar en muchas de las incógnitas que se crean durante la aventura principal, sobre todo en el propio Imperio de Nilfheim.

Ese es su gran acierto, apostar por ampliar la trama tanto del juego original, como de la película y el anime de Brotherhood, ahondando tanto en su pasado como en el presente. Precísamente esto lastraba el Episode Gladiolus, su despegue por completo de la historia y un torpe avance del escudo del rey.

En este DLC todo se cuece más a fuego lento, mostrándonos un Prompto más serio, humano y frágil que descubre ciertas verdades incómodas sobre sí mismo a lo largo de la historia. Mostrándonos la otra cara del miembro más risueño del grupo, que en algunos momentos de la aventura principal ya demostró su inseguridad sobre sí mismo, incluso en el anime Brotherhood, donde contemplábamos su niñez, descubríamos que aquella gran sonrisa escondía un duro pasado de soledad y poca aceptación tanto por su cuerpo, como por sus orígenes.

En las tres horas que ronda aproximadamente la historia, viviremos junto a él momentos terriblemente duros, donde se incide en la propia identidad de Prompto, en cómo se ve él y cree que le ven los demás. Como también en el Imperio, descubriendo cómo obtuvo su enorme poder militar y esclarecer algunos momentos de la película como aquel «guiño» al Arma Diamante de Final Fantasy VII.

Por la Base Magitec encontraremos diarios sonoros de Verstael y algunos documentos que explicarán sucesos como el asalto a Insomnia, la tecnología del Imperio o los horribles experimentos del científico.

La aventura se siente como una auténtica subtrama, de hecho, me alegra decir que no solo recuerda a aquellas historias que vivíamos en anteriores Final Fantasy donde el protagonismo recaía en en cierto personaje para descubrir su trama, si no que bajo mi humilde opinión mejora estos momentos, añadiendo mecánicas y un nuevo mapeado. Sí, no os voy a negar que esto debería formar parte del juego y que su inclusión como DLC me moleste, pero al menos, en esta ocasión sí he sentido que ha valido la pena.

En las profundidades del imperio

Al igual que en el anterior episodio, nos encontramos ante un nuevo mapeado, en esta ocasión las Instalaciones Magitec, lugar donde Verstael desarrolla sus crueles experimentos y potencia las fuerzas militares de un gobierno que ha conquistado todo a su paso, incluso Insomnia, hecho que da comienzo al juego. Dicha instalación oculta, como bien dije antes, documentos y archivos de audio con los que obtendremos información sobre eventos pasados, y esclarecer también el origen de Prompto.

Las Instalaciones Magitec es un lugar de intrincados pasillos y salas amplias donde se desarrollarán la mayoría de tiroteos.

Al igual que en Episode Gladiolus, podremos descansar en determinados momentos para guardar partida, haciendo uso de las máquinas de refrescos que encontremos por la instalación.

La estructura, al menos de la primera parte de este DLC, es bastante lineal, aunque da lugar a la exploración para buscar los textos y audios, aunque en cierta parte del juego adquiriremos una moto de nieve con la cual podremos movernos por un terreno abierto donde, además, se nos darán misiones secundarias. La verdad sea dicha, son misiones sin demasiada gracia, excepto una que incluye luchar contra un gran jefe opcional, pero eso hace que haya mayor variedad en el juego.

La moto de nieve protagoniza gran parte del título, permitiéndonos mejorarla, movernos por un amplio mapeado y, además, patronizando el modo «Suma y Sigue», que en esta ocasión será un modo contrarreloj.

Aunque la moto, en lo general, me ha parecido un añadido desaprovechado, sí que es cierto que ayuda a movernos por el mapeado con mayor velocidad. Y digo desaprovechado porque el mapa se siente vacío e invita poco a la exploración, incluso sus misiones secundarias carecen de gracia, aunque siempre puedes echar un rato con el fantástico sistema de combate que os comentaré más adelante en detalle.

También será la protagonista del modo «Suma y Sigue«, que formaba parte del anterior episodio de Final Fantasy XV y que en este será un modo contrarreloj, pudiendo elegir también el modo Duelo, donde combatiremos contra la compañera de parte de la trama. Aranea Highwind, y que requerirá que seamos bastante ducho en el sistema de combate para poder vencerla.

El escenario nevado se diferencia de las praderas de Eos y el colorido del original, más acorde con una aventura más trágica y personal.

Y volviendo al escenario, me congratula decir que en esta ocasión su diseño sí llega a lucir mejor, con sus grandes llanuras nevadas y el diseño tecnológico de sus instalaciones, llenas de luces de neón, hierro y laboratorios. Este episodio recuerda en algunos momentos a lugares como la mítica Shadow Moses de Metal Gear Solid, donde sentíamos una increíble soledad, y sobre todo, que éramos el enemigo público allá por donde cruzásemos.

El diseño de enemigos es heredado en gran parte del juego básico, aunque destacan los jefes que poseen un diseño más original, de las mecánicas tocará hablar ahora.

Donde pongo el ojo, pongo la bala

Si en el anterior análisis de Episode Gladiolus decíamos que este rompía los esquemas para convertirse en un Hack and Slash, Episode Prompto nos mete de lleno en un shooter en tercera persona, aderezado con secciones de sigilo que, por desgracia, no está demasiado bien aprovechadas.

Pero a pesar de ello, el combate funciona increíblemente bien, y resulta divertidísimo con sus tiroteos y golpes furtivos para desarmar a nuestros enemigos. Al contrario de su compañero Gladio, Prompto dispone de más herramientas de combate, como su inseparable revolver y una porra plegable para el cuerpo al cuerpo. Además podremos hacernos con bombas aturdidoras, llamadas Lumens, y con ametralladoras ligeras, rifles franctoriadores y bazookas… Casi nada.

El combate de Final Fantasy XV: Episode Prompto es divertido y completamente diferente al propuesto en el título principal. Hay variedad de armas, sigilo, y habilidades especiales.

Añade nuevas mecánicas, como desarmar a los enemigos acercándonos por su espalda para arrebatarles el arma, o la subyugación, que nos permitirá hacer un daño atronador a un enemigo que esté aturdido. Por no hablar de que con las armas que obtengamos podremos apuntar con una mira en tercera persona, o primera en caso del rifle francotirador, por lo que podremos ensalzarnos en frenéticos tiroteos en los largos pasillos o extensas salas de las Instalaciones Magitec.

Donde funciona peor Episode Prompto es en el sigilo y en el cuerpo a cuerpo, el primero porque no tiene sentido más allá de su tutorial, ya que no es demasiado cómodo y el diseño de nivel no invita demasiado a esconderse, y el segundo porque palidece por su tosquedad frente al combate armado. Sí, resulta un añadido opcional, pero durante la aventura solo usé el combate cuerpo a cuerpo para ver cómo funcionaba, y no porque lo viese interesante.

A pesar de que la mitad de la aventura la pasaremos solo, Aranea Highwind nos hará compañía durante el combate, volviendo todo el jugo del original: Ataques conjuntos, e incluso poder ordenarle realizar su propia habilidad, rellenando previamente la barra, claro.

Cuando Aranea se une al combate es cuando más brilla este, volviendo más ágil y variado, con un set de movimientos conjunto bastante divertido, por el carácter despreocupado y tosco de la mercenaria.

He de decir que este DLC sigue adoleciendo de combates terriblemente sencillos que no requieren ningún tipo de habilidad, destacando solo el combate contra Aranea en el modo Duelo, el resto no conseguirá hacernos sentir tensión alguna, por desgracia, aunque eso no quita que resulte tremendamente divertido y que se atreva a romper con las mecánicas del juego original.

También me alegra decir que Square Enix ha aprendido algo: Un jefazo no debe derrotarse en una escena cinemática. Y es por esto que en sus DLC nos permiten combatir nosotros mismos, brillando en especial el antepenúltimo jefe que será un auténtico espectáculo de balas y explosiones, y a pesar de que el jefe final opte por otra tónica, sigue resultando igual de divertido. Esto es un punto a agradecer y demuestra que se puede ser espectacular sin perder la jugabilidad por el camino.

Discreción musical de la mano de Naoshi Mizuta

La música y Final Fantasy siempre han sido uno, es raro no ver un título de la saga donde la música no destaque, y más después de contar con grandes artistas como la maravillosa Yoko Shimomura y el anterior compositor invitado, Keiichi Okabe. En esta ocasión Naoshi Mizuta toma el testigo, un compositor que desde Final Fantasy XI ha estado enlazado a la saga en sus diferentes entregas.

Naoshi Mizuta es un compositor que conoce bien la saga Final Fantasy, y que en esta ocasión apuesta por sonidos electrónicos, y a mi parecer, más discretos.

En este Episode Promto la música toma un papel más secundario en muchos de los momentos, optando por una discreta Banda Sonora electrónica que acompaña bastante bien la acción en las Instalaciones Magitec, aunque hay lugar para melodías más clásicas a piano y corales, que toman el protagonismo en los momentos dramáticos.

¿La Banda Sonora es mala per se? no, hay un gran trabajo en este DLC, pero sí que he sentido que contaba con temas menos pegadizos o emblemáticos. Aún así nos encontramos con algunas piezas bastante buenas y llamativas, como «Prompto’s Feelings» o la siguiente, «Orbital Insanity«,  que acompaña a la exploración y es un gran ejemplo de cómo Naoshi Mizuta quiere hacernos sentir a través de los corredores del imperio de Nilfheim.

Aunque, como siempre, incidir en la música es un tema complicado y subjetivo. Lo que sí queda claro es que este Final Fantasy XV: Episode Prompto consigue mantener el nivel de una saga que siempre ha estado acompañado por un trabajo musical impecable, y que en esta ocasión aunque bajo mi humilde punto de vista no destaque en exceso, consigue justo lo que busca.

Conclusiones

Después del chasco que supuso el camino de Gladiolus para alcanzar la fuerza necesaria para proteger a su príncipe, el miembro más risueño del juego, Prompto, llega para mostrarnos que detrás de cada sonrisa, hay una historia terrible que contar. Adulto, e incluso oscuro, con un buen sistema de batalla que arrastra algunas decisiones malas, y un mundo «abierto» que no invita demasiado a investigarlo.

Final Fantasy XV: Episode Prompto recuerda a aquellas grandes subtramas que había en el pasado, esas que expandían a sus personajes y daban respuestas, y además, se atreve a crear enlaces entre Kingsglaive y el anime Brotherhood, algo que ni siquiera el juego principal se atrevió. La bala perdida de los Chocobros ha acertado en el blanco, y aunque sigo pensando que este contenido debería formar parte del juego principal, y que un DLC de tres horas, por muy bien que esté, es algo efímero, al menos esta vez tras acabarlo, lo he hecho con una sonrisa de satisfacción.

Final Fantasy XV: Episode Prompto

Puntuación Final - 7.5

7.5

Prompto nos trae un episodio que enlaza con Kingsglaive y Brotherhood, y que además, nos hará conocer el lado más oscuro y trágico del miembro más alegre del grupo.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Enrique Gil

Amante de las buenas historias, de aquellas que te despiertan sentimientos que solo un buen videojuego consigue. Un eterno fan de juegos como Dark Souls, la saga The Witcher y de los juegos de TEAM ICO, en especial, Shadow Of The Colossus.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X