AnálisisPC

Empires of the Undergrowth – Análisis PC

Versión analizada: PC.

¿De pequeño nunca soñaste con tener tu propia granja de hormigas? Si es así, aquí puedes tener tu sueño hecho realidad sin el temor de que aquel aparato frágil se rompiese y esparciese toda tu colonia de hormigas por la alfombra. Y si no, no te pierdas este análisis porque, ¿quién no ha pensado alguna vez en tener su propio ejército de hormigas?

Slug Disco Studios nos trae un nuevo juego de estrategia donde podrás controlar, gestionar y enviar a la lucha tus propias homigas. Emipres of the Undergrowth está aún en acceso anticipado y, pese a que algunos aspectos aún están vetados de la versión definitiva del juego, podremos disfrutar de muchos modos distintos que nos quieren proponer.

Tú eres la reina de este hormiguero

Empezaremos hablando de «El Hormiguero», que como su propio nombre indica será como nuestra propia misión principal, nuestra historia donde podremos seguir avanzando. Le daremos un nombre y elegiremos el color de nuestras hormigas, y entonces apareceremos en nuestro hormiguero. Somos un experimento de unos investigadores, los cuales no veremos pero sí escucharemos, ayudándonos un poco y dándonos pistas de lo que va a suceder. El juego está completamente en inglés, pero es bastante fácil de entender y muy intuitivo.

En este modo principal tendremos que ir avanzando siguiendo una serie de misiones, estas nos proporcionarán todos los recursos que necesitamos para seguir creciendo y que nuestra reina tenga el mayor hormiguero. Estas misiones se suceden a parte del hormiguero principal, por lo que si esa reina muere, no te preocupes, no es la tuya, y podrás rehacer las misiones todas las veces que quieras. Aunque está claro que lo mejor es aprobar esas misiones con nota, puesto que nos darán mayores recursos si ganamos e iremos accediendo a distintos niveles. Puedes elegir la dificultad de estos al comienzo de cada misión, así que si quieres probar una primera vez puedes elegir el modo fácil; hasta llegar a un nivel insano, donde la comida escaseará y los bichos que quieran invadir tu hormiguero serán mucho más fuertes.

Una vez completada la misión volveremos a nuestro hormiguero particular y la historia avanzará un poquito más, proponiéndonos nuevas pruebas, así como la posibilidad de mejorar nuestras hormigas y hacerlas más defensivas o más guerreras, por ejemplo.

Tu ejército, tu control

La forma en la que se gestiona tu hormiguero es bastante sencilla. La idea principal es que reúnas todo el alimento que puedas siempre que lo encuentres (o lo consigas como un bonus de misión) y lo vayas almacenando, utilizando la herramienta para ello -fácilmente visible con un cuchillo y un tenedor-. La comida es lo que nos ayudará a crear a nuestras hormigas, ya que al principio solo contaremos con siete-inamovibles, que permanecerán en la base protegiendo a nuestra reina.

Podemos crear al principio solo dos tipos de hormigas: obreras y soldados. Las obreras, más débiles, se encargarán de seguir creando túneles según les indiques y transportar la comida; las hormigas soldado, mucho más fuertes y resistentes, nos ayudarán a combatir a todas las criaturas que pueblan el subsuelo. Una vez creados los nidos, y siempre que haya comida cerca, una hormiguita nacerá y estas podemos clasificarlas en cinco estamentos distintos (como se puede ver abajo de la imagen). Esto no es más que una buena forma de controlarlas, puesto que si clicamos el botón derecho sobre una superficie mandaremos de expedición el grupo seleccionado, muy bueno cuando tengamos que enfrentarnos contra algún bicho o queramos enviar unas obreras a recoger un nuevo descubrimiento de alimento.

El enemigo a las puertas

Además del modo principal podemos elegir una serie de misiones que solo servirán realmente para subir nuestro ranking y pasárnoslo bien, puesto que una vez terminen no habrá ninguna repercusión en sí en la historia principal. De momento hay cuatro, aunque no sabemos si se ampliarán una vez el juego esté acabado del todo o si esta puntuación servirá para retarnos con otros jugadores online, aunque no lo veo muy probable. Dos de estos modos: Critters y The Nest se basan prácticamente en vencer a todos los enemigos, para ello tendremos que encontrar la comida y gestionar nuestros recursos para hacer crecer a nuestras hormigas antes de enfrentarnos a los otros bichos y poder ganar.

El siguiente modo es el Hold Out, en el que cada ciertos minutos aparecerá una ola de enemigos a los que tendremos que combatir, siendo nuestro reto aquí aguantar todas las olas posibles. Por último está el modo Surrounded, donde aquí sí podremos elegir un poco el nivel de nuestros enemigos, si serán defensivos o agresivos, el nivel de comida… Es en sí un modo también de práctica.

Acceso anticipado

Este juego aún está en early access por lo que dos de sus modos más atrayentes están aún bloqueados, uno de ellos es un modo libre, lo cual estaría bien para no tener que seguir solo misiones, y un modo personalizable, algo así como la misión Surrounded pero sin que acabe a los veinte minutos.

Conclusiones

Empires of the Underwroth es un divertido juego de estrategia que te hará pasarte las horas sin que te des cuenta, y pese a estar completamente en inglés, los controles son muy intuitivos haciendo que el manejo por el hormiguero sea bastante fácil. Aún está como acceso anticipado, pero de seguro será una buena compra en cuando estén los modos principales abiertos. ¡A por tu hormiguero!

Empires of the Underdrowth

Puntuación Final - 8

8

Divertido juego de estrategia, aún en acceso anticipado, en el que tendrás que manejar tu propio hormiguero.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Cristina J. Lerena

Filóloga a ratos libres y jugadora casi a tiempo completo. Me gustan los juegos de rol, las aventuras gráficas, los mundos abiertos y las alitas fritas.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X