AnálisisPS4

Final Fantasy XV: Episode Gladiolus – Análisis PS4

Versión analizada: PS4. También disponible en: Xbox One.

En primer lugar, sé que este análisis llega tarde, pero con el reciente lanzamiento del Episode Ignis, el cual tendréis en los próximos días junto al de Prompto, hemos querido lanzar todos los análisis de una vez para aquellos rezagados que aún no hayan dado el paso de adentrarse más en el mundo de Final Fantasy XV.

Si por algo se ha caracterizado la saga Final Fantasy era por el trato de su grupo principal, dotándoles siempre de profundidad y ciertas partes en la que podemos ahondar en su historia y conocer sus vidas más allá del grupo, aunque en esta ocasión, y por motivos que desconozco, Square Enix optó por dividir estas subtramas en DLC’s, cada una con un protagonista del grupo. Quizás se deba a su desarrollo tortuoso, quizás a nuevas políticas de empresa, pero aquí lo tenemos, y es hora de conocer más a fondo a Gladiolus Amicitia.

El escudo del rey

La noche resplandece, como otro día de acampada. El fuego chisporrotea mientras el grupo está reunido como cada noche, un día más de acampada en el que Noctis y Prompto juegan a King’s Knight, Ignis prepara alguna receta mientras Gladio mira al grupo con orgullo.

Hay un tema del que no han hablado, e Ignis rompe el silencio ante las nuevas cicatrices de Gladiolus, esas que obtuvo en un largo viaje junto a una espada que porta con orgullo, como recuerdo de un punto de inflexión en su vida. El escudo del rey, entonces, sonrió, miró la espada y comenzó a relatar aquel viaje del que no solo obtuvo sus marcas y arma, si no la determinación para proteger al entronado.

Episode Gladiolus nos desvela, por fin, lo sucedido durante la ausencia de Gladio en una de las partes de la historia principal. Ahondado en los miedos del escudo del rey, y relatando un viaje donde se encontró a sí mismo.

Desde aquel enfrentamiento con Ravus, Gladio supo que necesitaba más poder si quería ser el protector de Noctis, y es por eso que contacta con Cor Leonis, general del ejército de Lucis y un combatiente legendario, conocido con el apodo de «El Inmortal». Una figura algo desaprovechada en el juego básico y que se limitaba a alguna aparición espontánea para explicar algunas de las mecánicas importantes del juego.

Gladio escucha hablar de una leyenda, de un guerrero que aguarda a los más fuertes en una gruta alejada, donde Gilgamesh, el señor de la espada, aguarda a aquellos que osen desafiarle. Muchos han caído bajo su espada, pero Gladio necesita superar esta prueba, porque si no es capaz de hacerlo, no podrá defender a su rey.

Cor será el compañero de Gladio durante la senda, desvelándose algunos detalles de su historia.

Este DLC, por desgracia, no desvela gran cosa sobre el miembro más fuerte del grupo, de hecho, parece centrarse más en desvelar la historia de su compañero, Cor Leonis, que la del protagonista del episodio.

Sí, se muestra su inseguridad, y aunque se habla de ciertos detalles de su pasado, como de la figura de su padre, pero no recibimos ningún tipo de información sobre Gladio que no supiésemos ya, por lo que al final seguimos sintiendo que a pesar de todo, este DLC no añade, en lo argumental, nada interesante.

Además de esto, su corta duración, que ronda la hora y media, no permiten crear ningún tipo de evolución creíble. Gladio comienza la senda para descubrirse a sí mismo, se nos insiste en todo momento que un verdadero escudo del rey no solo debe ser fuerza bruta, si no que debe haber un equilibrio entre su poder y su temple, pero todo lo que obtenemos en el transcurso son mejoras de combate, sin ningún tipo de enseñanza más allá que las herramientas necesarias para luchar contra Gilgamesh cuerpo a cuerpo.

Después de cada jefazo, podremos acampar, lo que iniciará conversaciones con Cor para ahondar en su historia.

Es algo que me fastidia, porque si algo hacía bien Final Fantasy XV era desarrollar a sus personajes principales, crear una evolución creíble de sus protagonistas, y hacernos sentir ese vínculo inquebrantable, pero aquí todo parece ir demasiado deprisa como para poder sentir que Gladio realmente ha obtenido esa fuerza de voluntad que necesita un verdadero protector real.

El efímero camino hacia Gilgamesh

En Final Fantasy XV: Episode Gladolus nos encontramos con un nuevo mapeado que nos llevará a la gruta donde reside Gilgamesh, que espera al final de la senda y que, antes de llega a su enfrentamiento, nos veremos obligados a superar varios desafíos impuestos por los guerreros caídos; de esta forma podremos ganarnos su gracia para poder hacer frente al legendario espadachín.

La estructura del DLC es tremendamente lineal, combatiendo una y otra vez, hasta llegar a las salas de desafío… Donde combatiremos de nuevo.

Su problema es que, una vez nos adentramos en el lugar, descubrimos que podría haber formado parte, sin ningún tipo de problemas, del juego básico.

El mapeado es completamente lineal, sin fomentar ningún tipo de exploración, por lo que deberemos caminar hasta dar con algún combate, donde brilla este DLC, para luego seguir, combatir, y finalmente luchar contra el jefazo que espera en la Sala de Desafío, finalizaremos, y habrá una hoguera donde se iniciará una conversación.

Enseguida nos saltarán las dudas de por qué esto forma parte de un DLC, cuando podría haber formado parte de cualquier mazmorra en el juego, e incluso me entristece decir que muchas de las mazmorras que disfrutaremos en Final Fantasy XV resultan más curiosas que la gruta de Gilgamesh, donde a pesar de poseer un diseño curioso y llamativo, marca de la casa, su aburrido trayecto resulta insulso y enseguida consigue que esperemos el siguiente combate en vez de disfrutar de nuestro entorno.

La senda del guerrero

Final Fantasy XV: Episode Gladiolus rompe con la mecánica Action RPG del juego básico y nos trae una jugabilidad que es prácticamente la de un Hack and Slash, donde Gladio demuestra su destreza en el combate con movimientos ágiles y devastadores, diferenciándose claramente del Príncipe Noctis en un combate cuerpo a cuerpo mucho más pulido que el que ofrece la experiencia principal.

La verdadera magia de este DLC reside en sus combates, que añaden nuevas mecánicas y reconvierten el título en un Hack and Slash, donde el escudo del rey hace gala de sus dotes de combate.

Os seré completamente sincero, estamos ante un contenido terriblemente fácil, Gladio arrasa con todo con total facilidad, y solo el combate final resulta algo peligroso, pero aún así resultan divertidas los nuevos añadidos de este DLC. Él no es un Lucis, por lo que ese movimiento instantáneo con el Lux de Noctis desaparece, a cambio podemos realizar  diferentes habilidades con el botón triángulo, que variarán dependiendo de cuánto llenemos la barra de habilidad.

A eso hay que sumar que cuantos más combos hagamos de forma ininterrumpida, más daño causará, multiplicando hasta por cuatro la vitalidad que segaremos por golpe. Otro añadido que a nivel visual funciona muy bien es la animación de los contraataques, los cuales desencadenarán golpes especiales, como hacer girar a nuestro enemigo y golpear a todos los de su alrededor, o derribarlos con un golpe con las manos desnudas, demostrando la fuerza del grandullón del grupo.

Sí, eso que Gladio lleva en las manos en una columna de piedra. Y sí, puedes usarla para golpear a los enemigos.

También podremos usar columnas de nuestro entorno para derribar a los enemigos con blindajes, lo que hará más lentos nuestros movimientos… Pero es una columna, a todos nos gusta poder usar una columna de piedra para vencer a enemigos de fantasía.

Por lo demás, las opciones de combate se limitan a los golpes físicos, evitando cualquier tipo de magia o cualquier otra optativa. Esto resta cierto dinamismo que sí posee Noctis, aunque al menos podremos seguir realizando golpes conjuntos con Cor, que combatirá a nuestro lado en todo momento.

Los combates, en su inmensa mayoría, se resuelven sin demasiada chicha. Gladio es poderoso, demasiado, y Cor es también endiabladamente fuerte, por lo que en ciertos momentos parece que estemos ante un musou, ya que por lo general nos enfrentaremos a grandes grupos de enemigos que, desde un principio, no tienen nada que hacer contra nosotros.

Sí que posee más chicha el combate contra los jefazos, aunque son bastante facilones, pero al menos su diseño y durabilidad hacen que disfrutemos más del combate. Como excepción, y por suerte, tenemos el combate final, que si es algo más «duro», y que se basa completamente en la jugabilidad, evitando así los errores del título principal, que a veces apostaba demasiado por la espectacularidad y poco por la parte jugable.

Una vez acabamos el título, desbloquearemos nuevos modos, como un combate contra Cor, y el modo «Suma y sigue», que nos enfrentará contra hordas de enemigos.

Conseguiremos recompensas después de acabar este DLC, como un arma para Gladiolus en el juego básico y, además, desbloquearemos el Modo Enfrentamiento, en el cual podremos retar a Cor Leonis en un combate que sí posee una dificultad elevada y que requerirá que dominemos a la perfección los contraataques y el tiempo de respuesta, porque El Inmortal golpea bien, y cualquier paso en falso nos hará fracasar.

También cuenta con el modo «Suma y Sigue«, un modo horda en el que nos enfrentaremos contra multitud de enemigos y que tendrá desbloqueables para el juego básico, además de su correspondientes logros. Dicho desbloqueable será un nuevo traje para Gladiolus, o más bien la ausencia de ciertas partes del traje.

Dios salve a Keichii Okabe

Este Final Fantasy XV: Episode Gladiolus nos trae a un nuevo compositor que coge el testigo de Yoko Shimomura y que es, ni más ni menos que Keichii Okabe, cuyo último trabajo, NieR: Automata, ha recibido el premio a la mejor Banda Sonora de 2017, y no es para menos.

¿Veis a este afable señor?, es Keiichi Okabe, y todo lo que compone es oro.

En este Episode Gladiolus se abandona un poco los temas orquestales, aunque los tiene, y se apuesta más por un toque de rock que, sinceramente, le viene muy bien al personaje principal.

Los combates suenan más duros, macarras y frenéticos, con un battle theme que apuesta por lo frenético con guitarras eléctricas y con batallas contra jefes que siguen la misma tónica. Donde sí hay una clara diferencia es tanto en su tema principal, como en una reinvención del mítico tema Battle on the Big Bridge, que muchos fans de la saga reconocerán en cuanto haga aparición Gilgamesh.

Yo me centraré en el tema principal de este DLC, «Shield of the King«, que como siempre, muestra una calidad excepcional, marca de la casa, y que es mucho más orquestal y que representa a la perfección ese viaje de descubrimiento de Gladiolus.

En cuanto al diseño artístico, poco hay que decir que no se haya dicho ya. El diseño de la gruta de Gilgamesh, aunque atractivo, resulta monótono por su recorrido excesivamente lineal, y en cuanto a los nuevos enemigos siguen mostrando un acabado espectacular, brillando por encima de todo Gilgamesh, que resulta increíble.

Una pena que el mapeado se vea lastrado por su exploración, ya que creo que podría dar para mucho más  y que, por algún motivo que no alcanzo a entender, resulta excesivamente plano.

Conclusiones

Final Fantasy XV: Episode Gladiolus es, por desgracia, un DLC que no aporta demasiado. Su argumento, de forma equivocada, decide desvelar más detalles de su compañero Cor Leonis que profundizar en la vida del escudo del rey. Y su duración, que ronda la hora y media, no es el problema en sí, si no que la evolución de Gladio parece forzada y apresurada, ya que a pesar de su empeño por inculcarnos que la fuerza no solo reside en el cuerpo, si no en la mente, todas y cada una de las pruebas son superadas con fuerza bruta.

A pesar de esto, hay luces entre tantas sombras, casi todas en su combate, que es más ágil y tiene un toque Hack and Slash que resulta atractivo, y aunque todos los combates son terriblemente sencillos, el de Gilgamesh consigue brillar con luz propia; además de los modos que añade y los contenidos que desbloquea para el juego principal.

El viaje de Gladiolus no es ese DLC que rememorará aquellas subtramas de la antigua Final Fantasy, pero aún quedan dos episodios por delante que analizaremos en los próximos días, y esperamos volver a ver esa magia en sus historias secundarias.

Final Fantasy XV: Episode Gladiolus

Puntuación Final - 5.5

5.5

Lamentablemente, este DLC no aporta absolutamente nada, más allá de una buena jugabilidad que recuerda a los hack and slash.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Enrique Gil

Amante de las buenas historias, de aquellas que te despiertan sentimientos que solo un buen videojuego consigue. Un eterno fan de juegos como Dark Souls, la saga The Witcher y de los juegos de TEAM ICO, en especial, Shadow Of The Colossus.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X