AnálisisXbox One

ELEX – Análisis Xbox One

Versión analizada: Xbox One. También disponible en: PC y PS4.

Piranha Bytes, los creadores de una gran saga como Gothic, nos trae un nuevo RPG donde tendremos un mundo post-apocalíptico y enorme en el que podremos explorar diferentes caminos. Hablamos de ELEX, un título que a primera vista se antoja como una mezcla de universos como Fallout o Skyrim.

Una cinemática nos pondrá al día de todo el universo de Elex.

Comenzamos nuestra travesía con una ligera introducción de Mágalan, el mundo donde nos encontramos, un mundo que ha sido devastado por un meteorito. Pero no solo todo era destrucción y caos, porque consigo trajo un elemento que será codiciado y odiado por los habitantes de Mágalan: el elex. Este elemento dividirá a los habitantes en tres diferentes facciones, nuestros tres caminos a elegir.

Elige tu camino… o combínalos

En Elex nos encontramos tres grupos: los Berserkers, los Clérigos y los Proscritos. Ambos son bastante diferentes a primera vista, aunque para cualquier jugador reconoceremos las características básicas de cualquier clase de un RPG.

Los Berserkers son los amantes de la naturaleza, aquellos que quieres reconstruir la paz y la vida natural que había en Mágalan antes del meteorito. Es la primera clase que te encontrarás, y con ella puedes aprender a manejar armas más rudimentarias como espadas o arcos. No usan el elex en sí, sino que lo transforman en maná; esa es su “magia” para recuperar el antiguo mundo. Después están los Clérigos, un grupo de religiosos que adoran la tecnología y usan el elex como energía para sus armas, como los sables láser. Y, por último, los Proscritos, un punto algo intermedio al más puro estilo Mad Max donde el elex es prácticamente una droga, pero tienen la ventaja del crafteo.

Podrás aprender muchas cosas de todos ellos pero, como siempre, solo podrás unirte finalmente a una de las facciones, así que elige bien porque en cuyo caso los otros caminos quedarán cerrados.

Desde el principio te dejan claro lo que cualquier RPG te pide: tomar decisiones.

Pero no solo hay tres facciones, hay una cuarta, una que no se puede elegir y a la cual tú, como Jax, el protagonista, comienzas siendo: los Albos. Esta facción perteneció en su día a los Clérigos, pero el elex les consumió los sentimientos y ahora, sin emociones, quieren adueñarse de toda Mágalan.

El comienzo de la aventura

Despojado de todo lo que es tuyo y desintoxicado de elex, tomas el control de Jax, un ex-albo al que han intentado dar caza y ahora dan por muerto. ¿Tu misión? Averiguar qué ha pasado, buscar a los responsables y… hacerles unas preguntas de forma muy pacífica. Jax es un ser malumorado por excelencia, puede que no sientas mucha empatía con él a primera hora, pero conforme vayas avanzando en la aventura y en la historia te darás cuenta de que es bastante humano y tú también querrás respuestas.

El gran problema de la historia principal es que se diluye entre tantas y tantas misiones secundarias o de facción, por lo que podrías estar paseando horas por Mágalan sin importante nada por qué has aterrizado en esas tierras.

A los diez minutos de partida ya tienes un montón de misiones por completar.

Lo bueno que tienen todas estas misiones es que son bastante entretenidas, aunque muchas de ellas (bastantes) serás las conocidas misiones de recadero, aunque con ellas podrás conocer a muchos de los habitantes de Mágalan, curiosos muchos de ellos y, por supuesto, con sus propias misiones. Así que no, en Elex no vas a aburrirte, porque tiene sus más de 70 horas de juego si quieres conocer todos los entresijos.

Un mundo muy abierto

Mágalan es un universo enorme y quizás demasiado. Elex te da para ti un mundo totalmente abierto, sin límites, y ese puede ser quizás un pequeño problema. Desde el minuto uno podrás ir a cualquier lugar que se te apetezca, porque como los creadores mismos dijeron: “Si puedes verlo puedes alcanzarlo”; así que ahí estaba yo inocente intentando llegar a un callejón, desviándome de la ruta principal a los veinte metros desde donde apareces al comiendo del juego y un pollo mutante de un metro me mató tres veces. ¿Por qué? Me preguntaba yo, hasta que descubrí que el susodicho pollo tenía más de diez niveles que yo y un simple palo no iba a detenerle.

En una pequeña parte del mapa podrás encontrar muchas misiones para entretenerte.

Puedes ir a dónde quieras, pero el mundo que te rodea te recordará que aún no puedes cruzar esas puertas. Eso es bueno, puesto que siempre podrás volver atrás en cualquier momento, marcar ese punto del mapa donde te enfrentaste a un enemigo que no pudiste vencer y volver más fuerte y más sabio para acabar con su existencia.

Sistema de habilidades

Elex tiene muchas formas de personalización y una de ellas en su sistema de escalado de habilidades. Puedes contar con dos, por así decirlo. Una de ellas define tu personaje, su fuerza, su resistencia… Según vayas ganando experiencia se convertirán en puntos que puedes gastar como más te convenga, siempre intentando centrarte en saber cómo quieres que sea Jax para ti. Y otras habilidades son las relacionadas con las facciones y diversas cosas que puedes ir aprendiendo.

Cuenta con un sistema de habilidades bastante amplio.

Aunque un sistema difícil de adquirir en un principio, puesto que necesitarás normalmente de varios puntos en tu perfil que solo podrás conseguir en niveles más altos, así que la aventura al principio se antojará lenta, sin poder disfrutar de todo lo que Elex te ofrece hasta que no hayas pasado un tiempo recorriendo sus tierras.

Además, como apunte, podrás personalizar tu equipo, así como la munición que quieras llevar, la ropa con la que te equipas o las pociones que podrás hacer con todo lo que recojas por el mapa. Puesto que cada rincón tiene un secreto y debajo de alguna piedra podrás encontrar una planta venenosa con la que hacer un potente antídoto; nunca se sabe.

Conversar y luchar

En Elex hay dos cosas que estarás haciendo todo el rato. Una de ellas será hablar con cada NPC que te encuentres por el camino, recogiendo información, acumulando misiones, completando otras si puedes, pero sobre todo, tomando decisiones. Puede parecer una tontería, pero cada frase cuenta tanto para el desarrollo de tu personalidad como por cómo te relaciones con el mundo o cómo continuará tu historia. Un punto a favor es que lo que leamos en los diálogos será la frase tal cual la diga nuestro personaje, así que nada de interpretaciones extrañas, si en la opción de diálogo pone “No me toque los cojones”, ten por seguro que nuestro Jax lo dirá sin pretensiones. El punto negativo es que para algunas opciones de diálogo necesitaremos, por ejemplo, algunos puntos en carisma, si no los tenemos no habrá más remedio que tomar el otro camino aunque no queramos.

Cada decisión contará en el desarrollo de la historia, por pequeña que sea.

Lo otro que haremos en Elex será luchar, combatir sobre todo con criaturas sacadas de Jurasic Park mezcladas con algún tipo de mutación extraña, pero aquí el sistema no brilla tanto. Nuestros movimientos serán bastante toscos y, aunque lograremos tener un arsenal bastante amplio y personalizable, a la hora de la verdad cuando nos enfrentemos a un enemigo será un combate bastante rudo. Los movimientos no son muy fluídos y a veces algo lentos, por lo que menos mal que tenemos un jetpack para sacarnos de una situación peliaguda.

Conclusiones

Elex aterrizó queriendo traernos un RPG con un amplio mundo donde poder sentir que cambiamos la historia según queramos. Tiene muchas formas de personalización, tanto por las habilidades, las armas, el equipo, las misiones, las conversaciones… En este sentido lo hace bastante bien y nos han dado un juego donde pasar horas y horas explorando para conocer cada rincón. Aunque falla con un sistema de combate bastante torpe y un comienzo bastante lento para poder obtener todo lo que queramos de Mágalan. Es una propuesta que parece reciclar conceptos que conocemos de otros juegos, por lo que aunque en un principio puede parecer que no tiene mucha personalidad, se hace bastante entretenido y te olvidas por un momento que juegas a una mezcla de Fallout con Skyrim.

ELEX

Puntuación Final - 8

8

Un nuevo RPG que aunque tenga un sistema de combate bastante torpe y lento, su sistema de customización de la historia y nuestra forma de juego lo hacen bastante entretenido.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Cristina J. Lerena

Filóloga a ratos libres y jugadora casi a tiempo completo. Me gustan los juegos de rol, las aventuras gráficas, los mundos abiertos y las alitas fritas.

Actualidad

Close
X